¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Muchas gracias a Lady Chibineko, mcristina, calipso, Draconnis Snape Potter, Ekishi, Marta, Hestia, Safrie y Ali... Gracias a ustedes llegué a los 100 reviews!... cuando empecé a escribir esto nunca imagine pasar de los 50.

El capitulo es algo cortito , pero va con mucho cariño para ustedes...



Pociones y Sentimientos


Resumen: Luna prepara una poción de atracción para Harry, pero esta le cae accidentalmente a cierto profesor de pociones. Cap 9: Harry descubre cosas de Sev que no se imaginaba...

Autor: Paula Moonlight

Clasificación: PG-13

Pareja(s): Severus Snape/ Harry Potter Ron Weasley/ Hermione Granger

Disclaimer: Sólo la trama de esta historia me pertenece, no sus personajes… si no me creen pregúntenle a J. K. Rowling


-diálogos-
“pensamientos”



Capitulo 9: Poesía o no poesía, seguía siendo Snape.



Despertó en su cuarto, no recordaba haberse acostado, seguramente Snape lo había llevado, se sentó en la cama y vio que tenía puesto el pijama “¿Acaso había sido tan descarado como para desvestirlo?... mejor no pienso en eso”

Se vistió y trato de recordar el camino hacia el comedor. Ayer habían almorzado al lado de la piscina y cenado en el living frente a la chimenea, por eso recordar como llegar al comedor, en el cual sólo había visitado en el desayuno, era una tarea muy difícil “Quizas debí esperar a que Snape me buscara… Snape… ese hombre esconde muchas sorpresas”

Bajó hacía el primer piso al final de está estaba el recibidor, del cual partían 2 pasillos. Decidió ir por la derecha, recordaba vagamente que era una de las puertas de al fondo, pero siempre había sido muy curioso.

Abrió la primera puerta de la izquierda, eran grandes puertas dobles que le recordaban a las del gran comedor de Hogwarts, dentro se encontró con una espaciosa y luminosa habitación de tonos arena y blanco, pero lo que le llamó la atención de ese cuarto era…

-¿Un piano? ¿Severus Snape tiene un piano?- En ese momento su estómago dio un gruñido y decidió dejar esa habitación para otra ocasión.

La siguiente puerta a la izquierda era una simple, sin adorno alguno, al abrirla Harry entendió por que: un armario. Otro queja por parte de su estomago, lo hizo dirigirse a la puerta del fondo, esperando encontrar el comedor. Era una gran habitación, mucho más grande que la del piano, decorado con azules, verdes agua y blancos. “Tanta claridad… estoy dudando de que sea realmente la casa de Snape” El piso era idéntico a un tablero de ajedrez, pero en vez de negro eran cuadros azules, y tenía grandes ventanales decorados con cortinas de terciopelo azul cobalto. Pero no había ninguna mesa allí sólo grandes sillones o sillas cercanas a la pared. Harry no supo para que la usarían, pero definitivamente supo que no desayunaría allí.

Iba camino hacia al otro pasillo esperando que al fondo de este sí se encontrara el comedor, pero no pudo resistir abrir las otras grandes puertas que se encontraban justo enfrente al salón del piano. En esta habitación si habían mesas, es más habían 2 de ellas, pero viendo lo que adornaban las paredes, descartó la idea de que las usaran para comer.

Libros. Del suelo al techo toda la pared, exceptuado las ventanas, estaban cubiertos de libros. Estaban los típicos libros que Harry pensó que encontraría allí, sobre Artes Oscuras, hechizos y pociones, incluso algunos de medimagia básica. Pero hubo algo que lo hizo creer que se encontraba en una especie de dimensión desconocida. Novelas, era cierto que ayer había visto a Snape leer una de ellas… una novela muggle… pero nunca pensó que pudiera tener tantas, y también había otra clase de libros que definitivamente no tenían nada que ver con Snape, era tan extraño e incoherente relacionar esa clase de libros con Snape que pensó incluso en la posibilidad de que Dumbledore guardara algunos de sus libros aquí. Poesía.

-¿Poesía? Uno puede imaginarse a Snape leyendo una novela, pero definitivamente no recitando.

De pronto una profunda y conocida voz llegó a sus oídos

Yo respiro tu olor suave y penetrante.
El sonido de tus frases en mis oídos.
Esas manos que acarician mis cabellos,
Esos ojos con mensajes indefinidos

Yo respiro cuando dices que me amas
Me sofocas cuando hablas sin sentido.
Y los celos me torturan en la noche
Como un llanto que se ahoga en un grito

Yo respiro cuando beso tu piel suave
Y el latir de esos instantes permitidos
Y la sangre, grita, suda, se revela.
Tanto fuego nos sorprende adormecidos

Yo respiro si tú estas siempre a mi lado
Yo que soy tu fiel amante, tu camino.
Si la vida se construye sobre otros
Este amor es una burla, un castigo.

Yo respiro y me apasiono con tu nombre
Al redimir esos momentos tan prohibidos
Tantas veces me adoraste en silencio
Y yo te hablaba de amores ya perdidos.


Harry se había quedado de piedra. “Bueno ya no he tenido que imaginarlo, acabo de oír a Snape recitar”

-Este…mmm …recita muy bien, señor.

-Gracias. Te estaba buscando para desayunar.

-Y yo estaba buscando el comedor.

-Pues te equivocaste de pasillo. Con esa orientación no me extraña que llegues tarde a mis clases, de seguro aún te pierdes en el castillo.

Harry lo miró con odio. Poesía o no poesía, seguía siendo Snape.

*******************

-Bien, fui a la mansión principal de Snape y como supuse, no estaban allí.

-Si ya te imaginabas que no estaban allí, entonces para que fuiste- pregunto Minerva.

-A buscar un listado de las propiedades de la familia Snape, a pesar de que soy la persona en quien más confía Severus, el no me invita muy a menudo a sus propiedades.

-Por que no me extraña…- murmuro Minerva.- siempre ha sido un antisocial.

Ignorando el comentario de su amiga y colega, Albus continuó.

-Pero, a pesar de mis poco frecuentes visitas, Severus a registrado mi aura mágica para que las barreras de las propiedades me consideren un “amigo” de la familia y poder pasar sin problemas en un caso de emergencia.

-Eso quiere decir que sólo tú puedes entrar a sus propiedades

-Así es.

-¡Pero Albus! Te demoraras años en revisar todas las propiedades de Severus.

-Bueno, con un poco de suerte los encontraré en las primeras 10 que visite.

*******************

Mientras desayunaba, Harry quiso sacarse un par de dudas de su cabeza.

-Es un hermoso piano el que tiene ¿Usted sabe tocar?

-Sí desde pequeño me enseñaron, incluso conozco algunas melodías muggles.- Harry lo miró como diciendo *¿En serio?*- Pensé que viendo la cantidad de libros y poesía muggle que tengo, te había demostrado mi variedad de gustos.

-Lo siento profesor, no dudo de su palabra… esto… he… es sólo que la idea de un piano, Snape y melodía muggle suena extraña- viendo que el comentario no le había agradado mucho a Snape decidió cambiar de tema- Em … y … ¿Para que sirve la habitación que hay en el fondo del otro pasillo?

-¿Qué habitación?

-Una que está casi vacía, con sólo unos cuantos sillones pegados a la pared y es casi todo azul.

-¡Ha! te refieres al Salón de Baile.

-¿Un salón de baile?...- preguntó Harry extrañado- no le imagino haciendo fiestas y la mayoría de los colores de las habitaciones no combinan con usted, profesor.

-Y estás en lo correcto. No debes pensar en está casa sólo como mía, ha pertenecido a mis antepasados por generaciones. A mi madre le encantaba bailar y realizar fiestas, su color favorito era el azul, cuando murió decidí dejar la habitación tal cual en su memoria. A mí no me gustan las fiestas y mucho menos bailar.

-Pero usted ya bailó una vez conmigo (1).- Severus hizo un asomo de sonrisa y lo miró con ojos divertidos.

-Pero aquella vez lo que menos pretendía era bailar con usted… sólo fue el camino para lograr otra cosa- Harry se ruborizó al comprenderlo.

Severus miró serio a Harry de repente.

-Dime Potter. ¿Por qué respondiste de esa forma a mí beso?

-¿De.. de esa forma? ¿A que se refiere?

-No te hagas el tonto Potter, en esa ocasión no sólo aceptaste mi beso, me respondiste y de una forma muy apasionada, todo lo contrario a como esperaba que respondieras…

Harry no sabía que hacer, no podía llegarle y decirle a su profesor, que había respondido porque él le atraía… no definitivamente, si decía eso lo enviaban directamente a San Mungo.

-He pues usted me dijo que necesitaba acariciarme.

-Una caricia puede ser acariciarte la mano, la cabeza o darte un abrazo, en ningún momento dije que necesariamente fuera un beso… apasionado en la boca.

Y en un chispazo Slytherin Harry le preguntó.

-¿Y entonces porque tuvo y aún tiene que besarme en vez de *acariciarme*?

-Maldita poción- masculló Snape.



Prefiriendo cambiar el tema de la conversación, Severus invitó de nuevo a Harry otra vez a la playa.

Harry ahora con algo más de confianza por las clases de ayer, quiso poner en práctica lo aprendido en la piscina. Resumiendo, lo único que logró Harry esa mañana fue tragar mucha agua y salir de una forma muy deshonrosa del mar. Frustrando de paso a Severus por no tener una real oportunidad de practicar el boca a boca.

-Creo que más tarde te enseñaré a respirar mientras nadas- le dijo Severus una vez que se hubo recuperado de su último casi ahogo. – vamos a almorzar.

Después del almuerzo Severus se retiró a la biblioteca para corregir unos ensayos que había traído consigo de Hogwarts.

-Puedes hacer lo que se te dé la gana menos nadar, ya sea en la playa o en la piscina- dijo Severus con la tan familiar mirada dura y seria, que a Harry le pareció aún más odiosa cuando una sonrisa burlona apareció en su rostro – Si te vas a ahogar quiero estar cerca para salvarte- La sonrisa se pronunció aún más al ver la cara de enfado de Harry.

-¡Esa ola me pillo desprevenido!¡Yo sé nadar! – Snape bufó.

-Igual de ególatra que tu padre… un día y medio nadando y ya se cree todo un profesional.

-No se meta con mi pa…

-NO NADO- la sonrisa desapareció y momentos después, Severus también desaparecía tras la puerta de la biblioteca.

“Bueno un par de horas sin nadar…. Que hacer… no puedo entrar y leer un libro haciéndole compañía a Snape, el me dejó claro que mientras corregía los ensayos me quería fuera de su vista… la poción lo distrae” Harry sonrió tristemente “quisiera que no fuera culpa de la poción que se distrajera”.

Continuará... el Domingo.


//////////////////////////////////


La poesía fue sacada de www.elrincondeaposesia.com Se titula “Yo respiro” y pertenece a Euridice

(1) ver capitulo 7


^_^SU REVIEW ES MI SUELDO^_^
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios