¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Holas! Muchas gracias a As Black, Aner, Mary, Mavitomo, Ekishi, Kary, Jopito, Azalea, Marta, Ali, Alejandra y Clau de Snape por sus reviews… que aun no he contestado. Lo haré en cuanto pueda ^_^

Este capítulo va dedicado a Jopito y a todos esos cientos de lectores que les da flojera mandar un mísero review al autor que se esfuerza tanto en entretenerlos…ToT… ¡Los entiendo! Yo hago lo mismo ^_^…. Un gran beso a todos mis anónimos lectores, que me siguen fielmente capitulo a capitulo.



Pociones y Sentimientos


Resumen: Luna prepara una poción de atracción para Harry, pero esta le cae accidentalmente a cierto profesor de pociones. Cap 8: ¡Harry desapareció!... ¿Será otro malvado plan de Severus?

Autor: Paula Moonlight

Clasificación: PG-13

Pareja(s): Severus Snape/ Harry Potter Ron Weasley/ Hermione Granger

Disclaimer: Sólo la trama de esta historia me pertenece, no sus personajes… si no me creen pregúntenle a J. K. Rowling


-diálogos-
“pensamientos”



Capitulo 8: ¡No está en ninguna parte!


Una sombra se deslizó hacia el cuarto de los varones de 7 año de Gryffindor. Encogió un baúl que estaba frente a una de las camas y lo echó en su bolsillo y abrió el cortinaje de esta. Allí dormido placidamente estaba su objetivo, lo tomó delicadamente en los brazos, tocó el traslador y desapareció con su presa.


Aparecieron en medio de una habitación en penumbras. Bajó la luz de la luna creciente se lograba distinguir el verde de la cubrecama y el blanco de las sábanas de una cama, cuando estas fueron retiradas para acostar al dormido Gryffindor que aún permanecía en sus brazos “si es tan difícil de despertar no es extraño que siempre llegue tarde a clases”

El durmiente se acomodó entre sueños dejando al descubierto la parte baja de su espalda. Severus acercó temerosamente sus dedos a la piel de porcelana, como si el suave tacto de su caricia lograra lo que el traslador no logró: despertarlo. En realidad casi ansiaba ver abrirse ese par de esmeraldas que lo derretían, para poder perderse en ellas y luego abalanzarse a besarlo. Pero debía controlarse…debería controlarse las próximas dos semanas. “Ahora es mejor dejarlo dormir e intentar irme a dormir… ya habrá tiempo de besarlo mañana”

*******************

-¡No está en ninguna parte!- Le informaba un desesperado Ron a Hermione, después de revisar el Mapa del Merodeador 3 veces –No creo que se fuera a Hosmeade sin invitarnos o avisarnos- y de pronto su rostro pasó de la desesperación al terror -¡Quien-Tu-sabes puede haberlo raptado!

-Calma Ron, no creo que él logre traspasar las barreras sin que el director Dumbledore lo supiera- Repuso Hermione calmando un poco a su novio, aunque ella también se encontraba nerviosa – quizás está en algún lugar que el mapa no muestra como la sala de los Menesteres o la Cámara Sec…

-¿Hermi? ¿Por qué te quedaste callada? ¿Amor?

-Tienes razón… si raptó a Harry… no creí que el efecto fuera tan fuerte.

Pero después de la palabra *rapto* Ron no escucho nada más, en su mente pasaban innumerables imágenes de su amigo siendo torturado por mortífagos o por el mismo Lord… imágenes de su amigo muerto.

-¡Harry!- gimió Ron - ¡Harry podría estar muerto en este momento!

-Tranquilo Ron no lo va a matar.

-¡QUE NO LO VA A MATAR! ¡Si es lo que más desea Quien-Tu-Sabes… ver muerto a Harry!

-No estoy hablando de Voldemort Ron- el aludido dio un pequeño salto ante la mención del nombre- más bien, creo que el rapto a sido causado por alguien más cercano.

-¿Cercano?

-Vamos, tenemos que avisarle al Director.

*******************

Un rayo de sol dio de lleno en el rostro de Harry Potter, aún dormido este alzó las manos tratando de encontrar las cortinas de su cama para correrlas, era sábado y el maldito sol no le impediría dormir hasta más tarde. Pero no encontró las cortinas de su cama, ni siquiera encontró el borde de su cama.

Sus sentidos ahora más despiertos captó otra cosa inusual para estar en alguna habitación de Gryffindor, inusual incluso para ser una habitación de Hogwarts: ruido de mar.

Abrió los ojos y el verde lo recibió en ves del familiar rojo oscuro. Se encontraba en una cama al menos dos veces más ancha que la que usaba en Hogwarts, de allí que no pudiera alcanzar su borde por más que estirara el brazo. Se sentó en esta y admiró una amplia habitación con un gran ventanal con cortinajes, ahora abiertos, que daba a un balcón. Por este entraba la luz del sol reflejándose en las blancas paredes y un suave aire salino revolvía su ya alborotado cabello.

Sin saber aún si esto era otra de sus visiones o la realidad, salió de la cama y se dirigió al balcón. Se encontraba en un segundo piso de lo que parecía ser una pequeña mansión, estaba rodeado de un hermoso jardín, pero lo que más le llamó la atención fue una franja azul en el horizonte.

-¿Dormiste bien?

Harry dio un salto. Severus Snape estaba tras él y el darse vuelta quedó atrapado entre la baranda del balcón y los insondables ojos negros.

Un escalofrió recorrió su cuerpo.

Y al segundo siguiente sintió los labios de Severus sobre los suyos, sólo los poso con firmeza y pasión sobre los suyos, sin exigir, sin profundizar. Sólo unos segundos y se separó, dejando a Harry sin aliento.



No había podido resistir, desde anoche los deseaba. Había dormido intranquilamente y esa mañana desde que había salido el sol, cada 10 minutos entraba a la habitación para ver si había despertado, aguantando las ganas de despertarlo con un beso.

Severus se extrañó “ya lo he besado, supuestamente el deseo debería disminuir y en vez de eso tengo ganas de seguir besándolo… debo revisar ese libro nuevamente”

-¿Do… donde estoy… donde estamos señor?- Harry, sonrojándose, decidió pasar por alto ese beso y concentrarse en cosas más importantes como el hecho de no estar en Hogwarts.

-En una de las tantas propiedades de los Snape, es una de las más pequeñas, pero era la favorita de mi madre. No te diré la ubicación exacta, por si te dan ganas de escribir una carta, pero puedo decirte que nos encontramos en algún lugar a orillas del Mar Mediterráneo… ¿Te agrada?

-Bueno, lo poco que he llegado a ver me agrada bastante- dijo Harry mirando el balcón -¿Señor, es ese el mar?

-Así es… ¿No conoces el mar?

-No mis tíos nunca me llevaron…- dijo Harry con un tono de tristeza- he… profesor… que… podría decirme… que hago yo... aquí… con usted.

-No es obvio- Dijo Snape adorando los balbuceos de su alumno –decidí que necesitábamos unas vacaciones- bajó el tono de voz hasta convertirlo en un susurro –más en privado.

A Harry le recorrió un escalofrió por todo su cuerpo.

-¿Te apetece desayunar?

*******************

Dumbledore casi se atora con el caramelo de limón que saboreaba, cuando escuchó a decir a la prefecta de Gryffindor El profesor Snape secuestro a Harry, Director y la impresión hizo que escuchara todos los detalles de cómo lo buscaron en el mapa, a la hora en que se dieron cuenta que no estaba y los razonamientos de Hermione (de que era imposible que lo secuestrara Voldemot y mucho más probable que fuese el profesor Snape), en una niebla de asombro. Pero el largo discurso de la Gryffindor le dio tiempo para recuperar la calma.

-Muchas gracias por informarnos señorita Hermione y no se preocupe, buscaremos enseguida el paradero de Harry.

-Hay que hacerlo pronto señor, el profesor Snape podría volver a abusar de él- comunicó Ron con una mirada llena de odio a su profesor de pociones y de preocupación por su amigo.

-No tiene de que preocuparse señor Ronald, a estas alturas la poción ya ha perdido la mitad de su efecto, dudo que el profesor Snape llegué a esos extremos.

-Si claro…- murmuró Ron.

-¡Ron!- Hermione le dio un codazo- Espero que lo encuentren pronto, señor.

-Yo también lo espero. Que ambos tengan un buen día. “…cuando se entere de esto Minerva…”- pensó el Director preparándose mentalmente para el reto de la subdirectora.

*******************

Luego del desayuno Severus le propuso a Harry a conocer el mar, cosa que Harry aún muy nervioso y alerta (si era capaz de raptarlo, de Severus Snape se esperaba cualquier cosa) aceptó.

No podía dejar de mirarlo. De la ropa que le había trasformado para que usara (pues en su baúl no había mucha ropa que se adecuara a ese clima), Harry había elegido unos Shorts y una ajustada polera para ir a la playa. Severus miraba embelezado las bien formadas piernas de Harry, mientras este arrancaba de las olas y la polera no ayudaba mucho a olvidar lo bien que se sentía acariciar la ancha espalda y el plano abdomen.

Se acercó despacio a donde se encontraba Harry.

-¿Por qué no entras al agua?

-He ah! Estoy bien así, gracias.

-No fue eso lo que te pregunté- Harry desvió la mirada hacia unas cuantas personas que nadaban cerca de allí.

-Parece que la playa es profunda.

-Lo es, pero es apta para bañarse, las olas no suelen ser muy grandes- Severus miró la expresión de Harry… creía conocer esa mirada, en sus años de mortífago y luego como espía la había visto varias veces- ¿Tienes miedo de meterte al agua?- La pregunta apenó a Harry y se sonrojó levemente “se ve delicioso cuando se sonroja… ¡EN QUE ESTOY PENSANDO!”

-Es que no sé nadar profesor.

-Pero ¿La segunda prueba?

-Nade por instinto y me sentí seguro de no ahogarme al usar branquialgas.

-Branquialgas que robaste de mi despacho- afirmó Severus tranquilamente.

-¡Yo no robé nada!

-Entonces…- Severus lo interrogó con la mirada, no le gustaba nada que otros se metieran a su despacho, fuese Potter o no.

Harry calló, no quería meter a Dobby en problemas. Severus viendo que no hablaría a menos que le dieran veritaserum… “creo que tengo un poco en casa”… decidió cambiar de tema.

-¿Te gustaría aprender nadar?- Harry se sintió algo desorientado por el cambio de tema y sobre todo por la pregunta.

-¿A nadar?

-Eso fue lo que dije… yo podría enseñarte.

-¿Lo haría? Me encantaría aprender, señor- Harry rogó por que sus métodos de enseñanza fueran diferentes a los de sus clases de pociones.

*******************

-Te lo dije Albus… Severus es muy peligroso, esa poción lo ha descontrolado completamente... ¡Raptar a Potter!... lo que debe estar pasando ese pobre niño.

Albus suspiró. Ya se esperaba algo así... o peor teniendo en cuenta el carácter de su subdirectora.

-Tuviste razón Minerva, y siempre supe que en parte la tenías y por eso le pedí a Severus que se fuera de Hogwarts hasta que los efectos de la poción pasaran… nunca pensé que se lo llevará con él.

-Confías demasiado en ese hombre Albus.

-Y seguiré confiando en él. Ten en cuenta que con la poción no es el mismo de siempre.

-Ja! Como si el verdadero Severus no fuera capaz de raptar al señor Potter y de encerrarme en una jaula!

“Aquí vamos otra vez” pensó el director y desenvolviendo otro caramelo se preparó para los reclamos de Minerva.

*******************

Minutos después Severus sorprendía a Harry mostrándole una piscina de 10 x 4 metros que se encontraba en el jardín de atrás. Severus le prestó un taje de baño (bañador) verde y él, para variar, usó uno negro. Comenzó por enseñarle a flotar y luego y luego a patalear, para seguir con los movimientos básicos de los brazos y estuvieron en eso hasta que el sol se escondió, sólo parando para almorzar.

Ya en la noche, Severus sonreía interiormente, mientras ambos leían junto al fuego de la chimenea. Había tenido la oportunidad de ver al Gryffindor con muy poca ropa y Harry le había permitido tocarlo, acariciarlo y darle aquel beso en la mañana sin ninguna protesta… daba gracias a Merlín porque el chico comprendiera su situación y no huyera.

Además había logrado sorprenderlo, no sólo cuando le ofreció enseñarle a nadar, si no también cuando escogió una novela histórica muggle en vez de de un libro de pociones o artes oscuras… se le quedaría grabado para siempre la cara que puso en aquel momento.

Desvió su mirada del libro y vio a su lado a un muy cansado Harry Potter comenzaba a dormirse, su propio libro ya en el suelo. Severus, desde los días en que se infiltraba a la Torre de Gryffindor, se había tomado la costumbre de mirar embelesadamente, la expresión serena del rostro de Harry al dormir, parecía ajeno al mundo, ajeno al destino que los demás le imponían por poner su fe y esperanza en una absurda profecía.

No pudo resistirlo y mientras dormía… le robó el segundo beso del día.



Continuará… el miércoles como prometí.

^_^ SU REVIEW ES MI SUELDO ^_^
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios