¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Gracias a As Black, Kary, Ali, k Kinomoto, Azalea,Netsu, Miss Andreina Snape, Draconiss Snape Potter, Carly McKinnon, Safrie, Snape White, lady Chibineko, Calipso, Anita Piña y Amparito Snape por sus reviews.



Pociones y Sentimientos



Resumen: Luna prepara una poción de atracción para Harry, pero esta le cae accidentalmente a cierto profesor de pociones. Cap 25: Harry y Hermione intentan de nuevo con el plan del Veritaserum y Harry decide enfrentarse de una vez por todas con Severus.

Autor: Paula Moonlight

Clasificación: PG-13

Pareja(s): ¿Severus Snape/ Harry Potter? - ¿Severus Snape/ Remus Lupin? - Ron Weasley/ Hermione Granger

Disclaimer: Sólo la trama de esta historia me pertenece, no sus personajes… si no me creen pregúntenle a J. K. Rowling


-diálogos-
“pensamientos”



Capitulo 25: ¿Me amas o no?



Era Jueves en la noche y aún el calor de los labios de su profesor de pociones perduraba en los suyos. Snape apenas había reaccionado a su beso y con un Que duerma bien, señor Potter se había marchado de la enfermería sin ninguna palabra. Esa era la gota que había colmado el vaso. Estaba decidido a conocer los verdaderos sentimientos de su profesor: o estaba tan enamorado de Remus que un beso suyo no le significaba nada; o sí sentía algo por él y era la razón por la que había ido a la enfermería para nada más que verlo dormir y evaluar con sus propios ojos como estaba.

Por eso antes del toque de queda Harry caminaba decidido hacia el despacho de Remus Lupin, detrás de él, bajo la capa invisible, lo seguía Hermione con el veritaserum (a Ron lo habían dejado en la sala común por ser muy ruidoso). Harry le pediría a Remus perdón por haberse enojado con él y tratarlo todos estos meses tan distante (cosa que realmente quería hacer) y Hermione, con la ayuda de la capa de su padre aprovecharía para poner el veritaserum en cualquier cosa líquida que se presentará en la mesa.

Llegaron al despacho y Harry susurró.

-¿Lista?

-Más que nunca- susurro una voz a su izquierda- me eche un hechizo anti-olor para que Remus no me huela.

-Bien pensado- Y tocó a la puerta. Al abrirse el licántropo le otorgó una breve sonrisa.

-Hola Harry. No esperaba que fueses tú.

-¿Puedo hablar un momento contigo, Remus?

-Claro!… pasa- abriéndose la puerta Harry y Hermione entraron.


Remus le pidió que tomara asiento y convocó unas tazas de té. Harry nunca había estado tan feliz de que le ofrecieran té antes.

-¿De que quieres hablar?

-Bien, quería pedirte perdón por haber estado enojado contigo todo este tiempo. Se que no es tu culpa que Snape no me quiera. Y a pesar de eso, tú me protegiste de Bellatrix y Voldemort.

Una mano femenina apareció de repente en el aire, sin que ningún cuerpo que la sostuviera. En sus dedos un gotero con un líquido incoloro se acercaba a la taza de té del profesor Lupin. La mano despareció en un segundo antes de lograr su cometido, cuando Remus acercó sus manos a la taza y tomó un sorbo de ella.

-Minerva es quién se merece más el crédito.

-Pero yo no estaba enfadado con ella, en cambió sí lo estaba contigo y aún así los enfrentaste- La mano había vuelto a parecer en el aire –Yo… yo vine a darte las gracias y a pedirte perdón- La mano logró poner tres gotas de veritaserum en la humeante taza de té.

-Aceptó tu agradecimiento, pero no hay nada de que pedir perdón… simplemente, hay veces en que los sentimientos nos hacen hacer cosas que nunca pensaríamos hacer.

Remus alzó la taza de té y se la llevó a la boca, su cuerpo en unos segundos se puso flojo y la taza casi cayó al suelo. La dorada mirada se encontraba perdida.

-¿Funcionó?- preguntó Harry a la nada. Hermione se quitó la capa.

-Espero que sí, porque ya nos hemos metido en varios problemas para que funcionara…

-No te quejes que fue tú idea.

-Eres una muy mala influencia Harry Potter.

*******************

Luna extrañaba los antiguos tiempos… cuando le escondían sus libros y pergaminos por ser extraña y media loca, no por ser la causante de una gran perdida de puntos a su casa.

No sólo se trataba de los puntos que le quitó el director esa misma noche del *accidente*, si no de los que en esos dos meses y medio el profesor Snape le había quitado clase tras clase, por culpa de explosiones que estaba segura no las causaba ella y otras miles de excusas tontas que el profesor le daba para desquitarse de ella como:

Cinco puntos por mirarme fijamente en vez de hacer su poción, Lovegood

Dos puntos menos por atreverse a llevar esos ridículos rábanos como aros

¡Diez puntos menos por soplarle a un compañero!
… cuando lo único que había hecho era pedir a toda voz una pluma prestada en un examen sorpresa que hubo… por supuesto cuando reclamó… ¡Veinte puntos por discutirle a un profesor!

“¡Yo no tengo la culpa de que a él le guste meter las narices donde no le importa!”

Pero ella no tenía ningún giratiempo que le ayudara a arreglar sus problemas y ahora no tenía más remedio que enfrentarse a sus compañeros. Los prefectos de Revenclaw, los premios anuales y todos los alumnos de sexto y séptimo de su casa se encontraban de pie rodeando la silla, en medio de la sala común, en la que la tenían sentada. Faltaba sólo que la amarrasen con cadenas y un par de dementores para que pareciera un juicio del ministerio.

-Espero que estés conciente de los que has hecho Lovegood- habló un premio anual.- ¡Vamos últimos en puntaje! ¡Hufflepuff nos gana por 200 puntos! ¡200¡ ¡A nosotros que somos Ravenclaw!... nunca habíamos estado tan lejos de perder la Copa de Casas!... ¡Y ES POR TU CULPA!

-¡Yo no tengo la culpa de que la poción le cayese a la persona equivocada… fue un simple accidente!- se defendió Luna.

-¡Pues ni siquiera debiste haber hecho esa poción en primer lugar!- respondió una prefecta –Esa clase de tretas las realizan los Slytherin… los Ravenclaw utilizamos nuestra inteligencia… ¡No artimañas!

Luna prefirió quedarse callada. “Si supieran que estuve a punto de ser sorteada en Slytherin”

-Nosotros hemos estado hablando y consideramos que hay una sola solución para este problema- Luna se preparó a oír su sentencia- …queremos que renuncies a la clase de pociones.

-¡Pero necesito pociones para la carrera que quiero seguir!- Luna deseaba hacer investigaciones para el Ministerio igual que su madre.

-Luna… aterriza- le dijo Helen, una compañera de su curso- De todas formas el profesor Snape te hará repetir de curso.

“¡Maldito el día en que me enamoré de Harry!… hubiese sido menos peligroso intentar quitarle el novio a Hermione…” pensaba Luna, conciente de todos los hechizos que se sabía la hija de muggles.

*******************

-¿Remus, me escuchas?- Interrogó Hermione. Harry estaba demasiado nervioso como para hacerlo.

-Sí- dijo este con voz calmada

-¿Estas de novio con el profesor Snape?

-No- Harry lanzó un gritito de felicidad.

-Shhh!- le reprendió Hermione- Aún es pronto para cantar victoria. ¿Por qué entonces Harry los ha visto besándose varias veces?

-Porque Sev quiere desilusionar a Harry y que este no siga intentando conquistarlo. Ambos planeamos esos encuentros para que Harry nos viera... con ayuda del mapa merodeador.- Harry ya no se encontraba tan alegre.

-¿Por qué el profesor Snape desea alejar a Harry?- Hermione continuo con el interrogatorio.

-Porque Harry lo está poniendo en peligro a él y a sí mismo. Si Voldemort se entera que Harry está enamorado de Sev, lo obligará a tenderle una trampa a Harry y si se niega descubrirá que es un espía y le pondrá precio a su cabeza.

Está vez fue Hermione y Harry dieron un grito ahogado al mismo tiempo.

-No había pensado en eso… - dijo Harry –Pero... podríamos mantener nuestra relación secreto.

-Harry hay posibilidad de que el profesor no desee una relación contigo.- Harry entonces se dio cuenta que no habían hecho la pregunta decisiva y esta vez fue él quien preguntó.

-Remus… ¿Sabes si Severus Snape me ama?

-Nunca me lo ha dicho en palabras exactas, pero sí te ama.

-¿Qué harás Harry?- preguntó Hermione

-Tengo que hablar con él Hermi… no puedo rendirme- Dijo el Gryffindor -…Y sé la fecha perfecta para hacerlo- Harry se puso de pie y se dirigió a la puerta – Me voy Hermí, tengo que preparar ciertas cosas para San Valentín. Dale el antídoto a Remus y discúlpame con él… como él sabe hay veces en que los sentimientos nos hacen hacer cosas que nunca pensaríamos hacer.

Y se fue.

Antes de darle el antídoto, la curiosidad de Hermione la obligó a hacer una última pregunta.

-¿Amas a Severus Snape?

-Sí.

Con lágrimas en los ojos, Hermione le dio a beber el antídoto.

*******************

El sábado por la tarde Severus entró a su habitación y olió algo extraño… Azahar… su pieza nunca olía a Azahar (1). Y no sólo eso era extraño. En el suelo se encontraba un camino de rojos…

-¿Pétalos de Rosa?- Bien los pétalos de rosa no podían ser ninguna estrategia de mortífagos para descubrir que era espía, así que decidió seguir el camino de pétalos hasta su habitación… “¿Acaso Remus había decidido no fingir más que eran novios y hacerlo más real?... eso sería interesante.”

El camino de pétalos lo guió hacia su habitación. Esta se encontraba en penumbras iluminada por varias velas que desprendían el olor a azahar, que inundaba sus fosas nasales, los pétalos trazaban un camino hasta su cama y encima de esta, sobre otro montón de pétalos, se encontraba un cofre con forma de corazón, decorado con pequeños rubíes. Y entonces recordó que hoy era San Valentín… ¿Cómo pudo olvidarlo cuando el Director había llenado de corazones todo el castillo? No lo sabía y en ese momento no le importaba.

“¿Remus me compró un Regalo?”… sabía que toda esta actuación abriría viejos sentimientos… o muy nuevos en el caso de Remus, pero esto era mucho.

Al abrir el cofre se dio cuenta que no era un regalo de Remus

Una imagen, como si saliera de un pensadero, se desplegó en el aire. Era de él mismo… de él y Harry.

Escuchó la música, como si la escuchara en vivo y en directo. Nocturne había empezado a sonar poco después del principio de la melodía… se vio a sí mismo tocarla y vio a Harry entrar en la imagen y mirarlo embelesado, apoyando sus brazos en el piano y cerrando los ojos. La canción se detuvo bruscamente… como la había hecho ese día de vacaciones y miró como la imagen de él besaba a Harry tiernamente, a Harry pasando sus brazos por el cuello y gimiendo quedamente… los vio separarse y mirar los ojos negros y verdes llenos de una pasión que ahora sabía no era producto de una poción. (2)

El Severus del recuerdo soltó a Harry y empezó a tocar Claro de Luna.

-La compré en una tienda de antigüedades el día del ataque, por suerte logré encontrarla tirada en la Casa de los Gritos- escucho la voz de Harry a su espalda -Es como un pensive, pero que se usa como caja musical pues amplía el sonido, le pedí al dueño que cambiara el recuerdo que contenía por uno mío.

-¿Por qué me das esto Harry?

-Es San Valentín

-Ya te dije que yo...

-Recuerdo muy bien ese beso… fue uno muy tierno y tranquilo… nada parecido a los que me habías dado en un principio ¿Dime Severus, que tanto de la poción y que tanto de tus propios sentimientos había en ese beso?

-Es muy difícil distinguir cuales son efectos de la poción y cuales verdaderos.

-Seguramente… sobretodo si ambos son tan parecidos.

-¿Qué? Potter yo no…

-¡No me mientas!... no más mentiras por favor… Remus me lo dijo todo.

-¿Sobre nuestro noviazgo?

-Sobre su falso noviazgo y los sentimientos que sientes por mí… Mírame a la cara Severus.

Severus había permanecido todo este tiempo dándole la espalda a Harry. Mirando fijamente el recuerdo del día en que toco el piano a Harry. Volteó a verlo.

-¿Me amas o no?

-Sí, te amo.- El corazón de Harry dio un vuelco, mientras miraba la sinceridad en los ojos negros.

-Entonces… ¿Por qué?... ¿Por qué todo esto?

-Acaso Remus no te dio las razones.

-Voldemort y tu espionaje no son para mí razones suficientes… ¡Podemos vernos en secreto!- Severus se rió tristemente.

-¿Secreto?... ¿Realmente crees poder guardar esto en secreto? Lograrás no sonrojarte cada vez que me miras, como has estado haciendo últimamente… podrás volverme a ver con odio en vez de con lujuria. Yo puedo ser buen actor, pero tú definitivamente no… nuestro secreto se sabría entes de que Albus tenga la posibilidad de ofrecer un caramelo de limón a alguien.

-¿No le darás a lo nuestro ni siquiera una oportunidad?

-¡NO PUEDO DARNOS UNA OPORTUNIDAD!... ¿No entiendes?... esto no es cosa de ocultar nuestro amor a el profesorado, a alumnos curiosos y futuros mortífagos!... ¡YO TENGO QUE ESCONDER ESTE SENTIMIENTO DEL MISMÍSIMO LORD VOLDEMORT!... sabes muy bien que él es un Legilimencista poderoso… Yo apenas puedo ocultarle que mis ideales cambiaron de bando. Ocultar este sentimiento es mucho más difícil… y sería imposible si estas conmigo cada día, llenando mi cabeza de recuerdos sobre nosotros.

-Pero… yo te amo.

-Pero eso no es suficiente Potter. Arriesgaríamos mucho con esta relación y tenemos muy pocas probabilidades de mantenerlo en secreto. Sé muy bien que tan difícil sería para mí ocultarle este sentimiento al Señor Tenebroso y si por sí esto no fuera poco resulta que tú tienes una conexión con el Lord que ante cualquier descuido le permitiría saber lo nuestro.

-Pero yo he mejorado en Occlumency…- la voz de Harry era un susurro, un ruego. Severus no aguantaba la tristeza de esa voz.

-¡MI ESPIONAJE, ESTANDO JUNTOS NO TRABAJARÁ! ¡LO NUESTRO NO SE PUEDE!- Severus sabía que él era duro e insensible, tal vez demasiado, pero era necesario. No sólo por los motivos ya mencionados, sino porque aunque Severus no quisiera admitirlo, estaba asustado. Asustado de lo que le pasaría a Harry, una de las pocas personas de las cuales se había enamorado. Él amaba a Harry lo bastante para dejarle ir… lo bastante para no ponerlo en peligro.

Severus se dio vuelta, cerrando la caja de música se dio vuelta y la puso en las manos de Harry.

-…entiende que es mejor dejar las cosas así- le dijo mientras le devolvía la caja musical.

-Nunca podrá haber nada entre nosotros.

-No antes de que el Lord muera… después… sólo Merlín sabe.

-Entiendo- Harry se quedó en silencio mirando la cajita – Me alejaré de ti con una condición.

-¿Condición? ¿Cuál?

-Quiero que me hagas el amor…- Severus abrió completamente los ojos-…estando ambos en nuestros cinco sentidos, sabiendo con certeza lo que estamos haciendo… quiero disfrutar de ti sólo una vez más.


Continuará... el miercoles... supongo que no necesito decir que el proximo cap es NC-17.


(1) Azahar es la flor del naranjo y del limonero… ¡Snif!... exquisito.
(2) Ver capitulo 11





Y ya no queda nada!


Miercoles 15 de Junio.... Capítulo Final

Viernes 17 de Junio… primer capítulo de Pacto de Hermanos

Sábado 18 de Junio.... Epílogo.



^^ SU REVIEW ES MI SUELDO ^^
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios