¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Draco aún no sufre de los sintomas del embarazo, sin embargo ya esta teniendo ciertas molestias, eso despues de pasar una divertida noche con Harry.
***********************

Durante los siguientes días seguían las platicas acerca de técnicas de conquista, aunque el moreno trataba de plantearse bien las estrategias para utilizarlas con el doctor Snape normalmente estos pensamientos eran interrumpidos por Blaise quien muchas veces arribaba con algún regalo para el pelinegro, este por cortesía los aceptaba pero inmediatamente después les pedía a alguno de sus ayudantes, dispuestos por el mismo director para apoyarle en su investigación, a deshacerse de estos regalos, en varios ocasiones lo hacia en el momento en que Draco salía del lugar para almorzar o a visitar a Severus, sin embargo esa tarde que regresaba al laboratorio se cruzó con Blaise, quien con una sonrisa al verle solo había hecho un gesto de levantar las cejas como si le confirmara de algún ligue y continuaba su camino, este gesto le causo una molestia al rubio, solo se preguntaba mentalmente a quién de los o las ayudantes estaba en proceso de caer en sus redes; ignorando lo anterior ingresó al laboratorio para encontrar al ojiverde explicándole a sus ayudantes que debía proceder en su investigación, entonces tuvo una idea, antes de llegar a su puesto de trabajo miró a su colega y dijo:

-Doctor, tengo una idea acerca de nuestras clases, le apetecería continuar con el tutorial llevándolo a la práctica hoy en la noche, ¿qué le parece?.- sonrió algo expectante en espera de la respuesta del otro, mientras que el moreno se ilusionó e incluso planeo que podría confesarse un poco con el rubio para ser mas asertivo con su objetivo real, Severus Snape , agregó algo nervioso

-Sí claro, haré tiempo para dejar la tarde y la noche libres doctor Malfoy.- sonrió ante la respuesta del otro, sin embargo logró que algunas de las ayudantes le hicieran burla por lo bajo al moreno, ignorando dichas acciones solo les pidió que continuaran labores.

Definitivamente debía usar esa oportunidad, después del trabajo le enseñaría más técnicas de ligue, no es que le interesara la vida amorosa del otro, el rubio sólo deseaba salir de esa rutina de la casa de Severus, trabajo y de nuevo a la casa, el conocer al moreno le daba el pretexto perfecto de salir, mintiéndole un poco a su padrino le dijo que había quedado de charlar con el doctor Potter pues le estaba pidiendo ayuda para cambiar de look, un poco escéptico advirtiéndole que alejara sus garras de alguien tan inocente como su compañero en la red de orgías en la que siempre se mezclaba, el rubio le prometió que sería puramente amistoso sin algún motivo detrás, después de todo su ahijado ya era un adulto y lo dejo ser.

Al terminar la jornada laboral sacó al joven casi a rastras, en mas de una ocasión ponía resistencia, parecían un chiste de amo tratando de bañar a su gato, gesto que causó muchas risas entre los trabajadores e internos, sin embargo esto fue ignorado por el rubio, sentando finalmente al otro en una silla de ruedas emprendiendo camino sin alguna otra resistencia, aparecieron juntos en la mansión del rubio quien le dijo que le tenía ropa que le podía sentar perfecto, mientras tanto el moreno estaba sorprendido de lo ostentoso que era el lugar, cinco sirvientas, un mayordomo era demasiado lujo a comparación de lo que estaba acostumbrado, el lugar estaba cerca de un acantilado en la playa, se podía ver Londres a lo lejos desde el balcón, parecía niño chiquito en juguetería, corría por el lugar bastante emocionado, el mayordomo le ofreció algo de beber este pidió infantilmente una malteada de chocolate, el mayordomo con una reverencia se retiro para instantes posteriores aparecer con la solicitud del pelinegro a quien nuevamente le brillaron los ojos maravillado; Draco estaba observando divertido el espectáculo de Harry, se acercó al otro y le dijo:

-Vaya a tomarse un baño, la ropa que le prepare estará lista cuando finalice.- Se giro a hablarle a su mayordomo .- Lleva al doctor a alguna habitación de huéspedes, después te indico que ropa le dejes en la misma.- volteó a ver al otro quien estaba avergonzado agregando .- yo me retiro a mi habitación a menos...- caminó hacia este y le dijo al oído .- a menos que quieras acompañarme .- siseo de manera sugestiva, luego se separó de este guiñándole, el otro solo negó efusivamente, por lo que solo agregó – no se ponga así solo era broma.- caminó a su habitación, el agraviado por otra parte estaba con el corazón palpitando demasiado de los nervios, solo siguió al mayordomo que le indicaba el camino a la recámara indicada.

Minutos después ambos estaban lo mejor arreglados posible, solo faltaban unos toque finales, el cabello de su huésped estaba hecho un desastre como siempre se acercó a este para darse cuenta que tenía una particular cicatriz en su frente, negando para sí sin esperar respuesta del otro lo llevó a su habitación, le aplicó un poco de magia para ocultarla, de igual forma le puso otro hechizo para deshacerse de las gafas, le retocó el cabello, la imagen final perfecto, si no creyera que sus hormonas por el embarazo le estuvieran traicionando se habría comido al chico que lucia exquisito, pantalones de mezclilla pegados, polera blanca sencilla y una camisa con las mangas dobladas color verde militar de tela parecida al satén, un reloj de pulso, zapatos mocasín; por otro lado Draco de por sí por la mezcla de hormonas femeninas ya lucía deslumbrante, le parecía de ensueño al otro chico, pantalón de vestir arriba de los tobillos, camisa negra toda abotonada, saco gris claro y mocasines negros, sinceramente ambos estaban tirando a matar, por esta razón al momento en que el otro lo llevó su habitación para dar los últimos detalles se dejó hacer embelesado por su belleza, se sentia que estaba siendo hechizado por una Veela, en este caso por un Veela macho, solo salió del trance cuando el otro le dijo:

-Listo, estas para comerte.- el mismo Harry no se reconocía, siempre detrás de sus anteojos, ocultando su cicatriz con su cabello rebelde, ropas conservadoras, poco le preocupaba su apariencia, ahora realmente parecía otro, cruzó miradas con el rubio quien le lanzó una mirada seductora por el espejo, ahora Draco y él estaban listos para iniciar su viaje por el sinuoso camino de las conquistas, el rubio corto la conexión visual encaminándose a la puerta.- Podemos irnos, espero que no te moleste que te hable de Tú Harry, ya que estamos siendo más amigables, por favor dime Draco, te espero abajo.- no entendía que le pasaba con su colega pero seguro que ya era demasiado que con el siempre se sintiera atraído como si tuviese un imán que lo dejaba más atolondrado de lo normal, por el otro lado el director quien pedía su atención solo lograba hacerle sentir comprometido, suspiro a lo mejor el doctor Zabini estaba sincero cuando le pedía salir, entonces le pasó la idea por la cabeza de darle una oportunidad olvidando que trabajaba para él, en fin decidió no pensar más en el asunto, caminó escaleras abajo para encontrarse con su “tutor de ligue”.

Mientras esperaba al conductor de esa noche el rubio, se debatía por dentro si esas ganas de querer estar cerca del pelinegro eran por las hormonas que lo traían loco o porque de verdad le atrajese porque el hombre era suculento a la vista bien arreglado y demasiado divertido, se deshizo de esas ideas, había prometido que no tocaría al joven, quien ya se encontraba a su lado, le indicó que lo siguiera al auto que ya los esperaba tomó su celular como siempre por si debía guardar algún contacto para después del experimento, si el chico no conocía el divertido mundo muggle LGBT sin duda Draco le ayudaría, puso un poco de Kendji Girac para entrar en ambiente mientras cruzaban el camino hacia Soho, el pelinegro se sorprendió, la verdad su cuerpo comenzaba a moverse un poco al ritmo de la música, normalmente escuchaba un poco de pop en inglés pero rara vez en otros idiomas, el ritmo le recordaba mucho la música urbana de moda, al verlo tan emocionado Draco abrió el quema-cocos para que el otro se divirtiera más, pero aun estaba un poco tenso, puso los ojos en blanco y lo guió a asomarse, gesto que provocó que el chico bailara torpemente mientras gritaba con su torso fuera del auto, Draco le observaba divertido, tal vez solo por hoy dejara esa fachada de perfecto seductor para divertirse de otra forma, bailaban mientras gritaban a todo pulmón, hacía tanto que no lo hacía así como adolescente, adentrándose a la ciudad seguían su diversión, el rubio indicó:

-Pronto llegaremos a la zona nocturna, así que vamos a dentro para dejar estos rostros perfectos, listos para el ataque.- el pelinegro asintió divertido, nuevamente acomodó el cabello del chico, que estaba nervioso, para relajarlo sonrió e indicó al conductor que los dejara en ese lugar para caminar un poco, la orden fue obedecida, tomo al chico de la mano mientras decía.- la noche no ha empezado así que vamos, caminemos un poco.- la sonrisa era sincera y amplia salieron del auto, caminando a través de varios lugares, el supuesto guía terminó siendo arrastrado por el otro quien divertido lo llevo por tiendas de ropa, heladerías, puestos callejeros de comida, después de un rato ya había llegado a la zona de antros, el ojiverde estaba muy emocionado, el rubio le indicó que ingresaran a Rupert Street sin necesidad de formarse después de hacer uso de libras ingresaron a un área reservada, volteó a ver al pelinegro:

-Qué te gustaría de beber- menciono cuando el mesero se acercaba a ellos, Harry levantó los hombros y dijo dubitativo

-No se de bebidas mejor tu recomienda, eres el experto.- con eso último el ego del rubio se disparó, devolvió la carta al mesero agregando

-Un Martini de manzana para el caballero y un Shirley Temple para mi.- haciendo ademán al mesero para que se retirara, la música estaba muy bien pero estaba seguro que su acompañante necesitaba un par de tragos para que se animara a bailar, llamó a uno de los chicos que ofrece Shots y pagó uno para el moreno, para sorpresa de este quien fue tomado del cuello, robando sus labios y vertieron el trago directo a su boca, el chico se incorporaba y sentía caliente su garganta y se preguntaba ++¿qué demonios acabo de tomar además de la saliva del chico?++, el rubio divertido por la reacción respondió a la pregunta muda del ojiverde- Eso mi amigo fue un mouth shot de mupet, solo un poco de tequila y refresco de tequila, delicioso ¿no lo crees?, Harry levantó la mano para pedir otro podría ser que le hubiese gustado más de lo que pensaba, y otro chico con Shots de soju con cerveza coreana de cereza se acercaba y le robaba los labios:

-WUJUHHHHHH!!! ESTO ES DELICIOSO.- las bebidas llegaban a la mesa Harry emocionado bebió todo su cocktail de un trago .- UNA RONDA MAS.- miró a su acompañante quien entre divertido y sorprendido solo había tomado un pequeño trago.- VAMOS DRACO NO SEAS ABURRIDO ACABATE ESE TRAGO Y PIDE OTRA QUE HOY ES DÍA DE DIVERSIÓN!!- diciendo esto se mezcló entre la multitud arrastrándolo el rubio asintió al mesero para traer una ronda más de las bebidas, para seguir al moreno.- DRACO… ¿COMO DECÍAS QUE LLAMARÍA LA ATENCIÓN DE ALGUIEN?- dijo mientras torpemente bailaba como Dios le daba a entender las canciones del DJ

-¿QUIERES LLAMAR MÁS LA ATENCIÓN?.- mencionó gritando el rubio para recibir un movimiento de cabeza como afirmación del otro.- creo que primero debo de enseñarte a seguir el ritmo de la música.- entre la multitud el rubio se movió cerca del otro y le dijo de cerca.- imagina que le bailas a esa persona que te gusta en específico solo con el ritmo de la música.- acto seguido el rubio se movía seductoramente entre la multitud que les rodeaba, llamando la atención de un hombre de oficina bastante atractivo alto, piel blanca, cabellos negros y ojos azul cielo, quien se pegó a su cuerpo atrapando por completo la atención de Draco.

El chico se sintió un poco abandonado, pero para su suerte una voz conocida lo hizo girarse:

-No imaginaba que visitara estos lugares doctor Potter.- era Blaise Zabini, quien al ver lo bien que lucia el chico no dudo en bailar pegándose al chico.

El ojiverde ya estaba algo pasado en copas, el otro se dejó guiar, mientras poco a poco su cuerpos se rozaban más y el ojinegro le robaba unos besos bastantes sensuales, para seguir bailando, Blaise inmediatamente pidió unos Shots más de perlas negras, y vertía el liquido en la boca del chico a quien completamente apropósito dejaba deslizar la bebida por las comisuras de sus labios, para conveniente mente con sensuales movimientos de su lengua le quitaran el alcohol derramado hasta llegar a su cuello, de pronto el ritmo cambió y Draco quien había estado muy ocupado con su ligue, centraba nuevamente su vista en el pelinegro, se sentia en parte orgulloso, pero al percatarse que el atrapado había sido su aprendiz pero en las garras de alguien como Zabini dejó al atractivo hombre para meterse entre ambos hombres tomando a Harry por la muñeca:

-Gracias Blaise pero creo que el doctor es mejor estando en su sano juicio, por ahora nos retiramos.- al haber hecho eso el otro se molesto, bloqueando un poco el paso sacó más su pecho para indicarle

-Creo que el doctor Potter es lo bastante grandecito para discernir entre su estado de consciencia o no, ¿No lo cree así doctor?- dijo en tono retador el ojinegro sin embargo el aludido se colgaba del cuello de Draco, respuesta que divertido el rubio mostró en tono orgulloso señalando con su mentón a este.

-Parece que ya tomó una decisión, si me permites Zabini- terminó de decir pagó la cuenta, pidió que llamaran a su transporte mientras trataba de poner más sobrio al chico, lo arrastró al baño, aunque fue una mala idea ya que en un de los cubículos se escuchaba a una pareja muy apasionada, Harry trataba de besar a Draco pero el solo pensar compartir saliva con Zabini solo empujó al otro lo menos agresivo posible añadiendo – Harry, no estas en todos tus sentidos creo que fue mala idea el alcohol- Los gemidos en el cubículo al parecer calentaban al chico alcoholizado, Draco sacó su varita dejando sin voz a los jóvenes en el baño, al menos mientras estuvieran en el baño no quería más incomodidad, tomó papel toalla mojando el rostro del ojiverde, quien ya estaba un poco más tranquilo y decía arrastrando las palabras:

-Por favor Draco no seas aburrido, la noche es joven.- mencionó mientras se movía al ritmo de la música que se escuchaba en el bar, torpemente y casi cayendo sobre el rubio, minutos después recibía mensaje del conductor indicando que ya estaba afuera esperándolos, lo tomó del rostro y lo vio a los ojos:
-Tienes razón Harry la noche es joven pero para seguir disfrutándola necesito ponerte sobrio de alguna manera, ¿Ok?.- como respuesta el pelinegro se colgó del cuello del rubio de nueva cuenta.

Con unos trucos visuales simuló cargarlo para llevarlo dentro del auto que les esperaba mientras lo levitaba, Blaise se encontraba mirándolo molesto pero no se iba a rendir con el pelinegro, no después de ver su potencial atractivo si era bien explotado; fuera del bar el rubio indicó al conductor que los llevara de vuelta a la mansión, e ingresó a auto, cerró la ventanilla para tener privacidad con el pelinegro le puso algunos hechizos limpiando el “asqueroso” olor a Blaise, le sirvió un poco de agua mineral y le pidió que diera unos sorbos, el otro obediente hizo lo dicho, sin embargo se quedo dormido en el camino, el rubio aun le observaba, en parte se sentía como niñero con el pelinegro porque no le soltaba del cuello, tomó su celular vio la hora, en realidad eran las 4 AM no supo en qué momento se había pasado la noche, la verdad se la había pasado bien sin necesidad de sexo, no podía creer que pudiese pensar así ¿él, Draco Malfoy?, el gay más asediado entre los clubes por sus aventuras de una noche, suspiró con un movimiento de varita abrió las puertas de la entrada para dejarlos en la mansión la cual se abrió para dejar paso al mayordomo quien tomó al pelinegro.- Déjalo en mi habitación, yo cuidaré de él.- esto sorprendió a su mayordomo quien solo asintió , le dejó propina al conductor y se adentró a su casa, llego a su habitación llamo a un elfo para que le llevara una tetera con agua caliente y miel, momentos después el rubio se encontraba despertando a Harry no quería que tuviera resaca durante todo el fin de semana, porque no tenía idea de cuantos tragos de boca, otros cortesía de la casa que habían rondado, los martinis entre otros había tomado, no podía dejar al chico solo.

Harry sintió un poco de nausea cuando el ojiplateado le despertaba, le extendía un líquido caliente, sin embargo para sorpresa del rubio el moreno vació el contenido de su estómago sobre ambos, logrando que el rubio casi hiciera lo propio pero se contuvo, le retiró la ropa, aún estaba ebrio, se dejo hacer por el rubio quien lo llevo a la ducha, llamó al mayordomo para que le ayudara mientras él ingresaba a la tina de baño, el ojiverde sentía que todo le daba vueltas, fue llevado a la cama que ya estaba limpia, se acostó sin nada puesto, perdiendo nuevamente la conciencia, por su parte después del baño el rubio se puso su pantalón de pijama, de igual forma se recostó en la cama al lado contrario tomado por el moreno, debía disfrutar estar en su cama, pero un aroma que le trajo una sensación de seguridad y protección le hizo pegar su cuerpo al moreno.

Su alarma para la primer dosis de Selecto Gestina sonaba cuando abrió los ojos, estaba acurrucado de cierta forma con el moreno quien también estaba abriendo sus orbes verdes, se quedaba de piedra al percatarse la cercanía del otro y sobre todo que de acuerdo a la sensación no llevaba ropa alguna encima, lo último que recordaba era que había ingresado al baño y que había intentado besarle mientras se colgaba de su cuello de manera provocativa, dio un saltó, en el movimiento le propinando por accidente un cabezazo directo a la nariz del ojiplateado, ambos se giraban al otro lado del dolor quejándose del dolor, el pelinegro agregó mientras se sobaba la cabeza:

-Te aprovechaste de mi estado de ebriedad.- el rubio poniendo cara sorprendida y de molestia agregó tratando de detener la sangre de su nariz:

-No, solo te bañe porque estabas sucio de tu vomito, eso es todo lo prometo, si me permites tengo que ir al baño, y por si no recuerdas no estabas en un estado adecuado para hacer lo aquello que se te vino a la mente.- el moreno no cabía de la vergüenza, no solo lo había cuidado y llevado a divertirse ahora aparte de romper su nariz le había acusado de propasarse, no etendia porque había reaccionado tan… -dramático- se dijo dentro del baño tomo su dosis de la poción para la mañana, ese un enojo inexplicable le recorría el cuerpo, se dio un ducha rápida, se arregló la nariz con un hechizo, instantes después el rubio salia del baño con una bata, más repuesto dijo con un tono un poco frío.- ¿Ya mejor, Doctor Potter?, si me permite voy a tomar mi ropa, lo dejaré para que haga lo propio, ahí le han dejado su ropa limpia.- después de esto salió molesto, las hormonas le volvían loco, en realidad en ese instante huía más por la vergüenza del desplante pues la ducha le había ayudado a calmarse, que por otra razón.

Harry, salió de la cama, se vistió, debía calmarse y disculparse por el malentendido, bajo las escaleras, en el comedor había suficiente comida para al menos cinco personas, un poco de waffles, algo parecido a sopa de pollo con tomate, fruta, huevos revueltos con jamón, pan tostado, mermelada, café y fruta, se sentía en un hotel de lujo, nuevamente maravillado tomo asiento en la mesa, pidió que le sirvieran un poco de huevo pero antes de que se lo sirvieran Draco arribaba al salón y decía en tono firme:

-Aunque no lo creas lo mejor para la resaca sería el caldo de pollo o los waffles con mucha mermelada.- terminó de decir sentándose a lado del moreno, quien hizo muecas de asco al pensar en la última opción, no le apetecía del todo aunque tuviese un gusto particular por las cosas dulces, ante la reacción del ojiverde rió un poco el rubio.- de cualquier forma también ese vaso frente a ti hay una poción para el tratamiento de la resaca, y come lo que gustes.- terminó de decir mientras por su parte se servia un enorme plato de fruta con yogurt natural, a pesar de la cantidad importante en comparación de lo acostumbrado, comió con mucho gusto con toda la etiqueta del mundo.

Por su parte el ojiverde tomó la poción que le supo demasiado mal y para pasarse ese mal sabor dio un trago grande a un vaso de zumo de naranja, ya más tranquilo de los malestares físicos se sirvió el caldo como le aconsejo el rubio, mismo que le supo demasiado bueno para ser una simple sopa de pollo y tomate, mientras se servia su segundo plato, Draco volvió a hablar:

-Espero te hayas divertido anoche.-al decir esto el ojiverde soltó el tazón dentro de donde estaba el caldillo, cosa que dio por resultado que el liquido quedara regado por toda la mesa ensuciando a ambos, agregando su cara que ya tenia nuevamente sus anteojos ahora sucios como el resto de su ropa, murmuró un tímido “Perdón”, pero el rubio se soltó a reír ahora si que estaba más relajado, se limpiaba con un hechizo simple- No te preocupes, pero no lo decía por tu poca resistencia al alcohol, me refería a toda la noches desde que salimos de la casa...- dijo entre risas, sintiéndose más torpe de lo normal, también rio por lo bajo de su tonta reacción, tomo la servilleta para limpiar sus gafas y se sentó:

-La verdad que sí, pero no pude observar demasiado de las técnicas, aunque conociendo mi objetivo, dudo que vaya a funcionar, pero de verdad te agradezco, mis pocos amigos fueron solo en mis años escolares, ya los estudios de medimagia no conviví con muchos como para aprovechar mi mayoría de edad la mayoría hace, no te imaginas cuánto me divertí.- terminó con una amplia sonrisa que para sorpresa del rubio le sonrojó, para simular esto Draco se puso en pié para decir:

-Es un placer ayudarte a que te diviertas, creo que nuevamente nos debemos dar un baño, para poder ir a trabajar, puedes pasar a la misma habitación de ayer te pondrán algo de ropa casual te estaré esperando a que termines en la terraza.- el moreno parpadeó incrédulo, le había parecido bien o la resaca lo traicionaba, pues le habia parecido ver que su nuevo amigo se había sonrojado, tratando no pensar mucho en eso se levanto de la mesa para darse un baño e ir a trabajar.

Instantes después ya habían aparecido afuera del Sanatorio, sin embargo cuando emprendían su camino al laboratorio cuando fueron interceptados por un Blaise que sostenía un enorme ramo de rosas y dulces y se lo entregaba a Harry con una enorme sonrisa añadiendo:

-Doctor Potter el día de hoy está radiante si me permite decirlo, bueno los dejo debo continuar con mi trabajo, con su permiso- se acercó al oído del ojiverde añadiendo- Espero me permitas en algún momento continuar lo que quedo inconcluso anoche- finalizó con un guiño que dejo a Harry rojo como tomate, por el otro lado Draco se sintió algo asqueado por el intento cursi y aburrido de su antiguo amigo de conquistar al ojiesmeralda, no entendiendo mucho el porque de su molestia chasqueó los dedos:

-Harry, ingresamos al laboratorio o esperas a otro pretendiente.- sin esperar la respuesta den mencionado el rubio ingresaba crispado de los nervios...


***************** Continuará...
Notas finales:
+++++++

Una disculpa por la demora, en unrato mas continúo con el siguiente capitulo, espero les siga gustando
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios