¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Tras haber sido literalmente echado a patadas de la casa de su mejor amigo, Ronald decidió calmarse por su propia cuenta, admitía que se había pasado de la raya y más con la que ahora era su ex esposa. Caminó con las manos en los bolsillos durante casi tres horas, no tenía rumbo fijo, solo quería despejar su mente; cuando el hambre se hizo presente decidió buscar un restaurante, pero en lugar de ello dio con un bar que también ofrecían un menú de comidas rápidas, se encogió de hombros y entró buscando una mesa libre, por suerte encontró una rápido y tomo asiento y sin demora un mesero se acercó a entregarle el menú completo.

¿Desea tomar su orden ya? –preguntó con suavidad. Esa voz, el pelirrojo conocía esa voz a la perfección, tanto que se giró con rápidamente para encarar al mesero y en efecto, se encontró de lleno con el rostro de nadie más que de Blaise Zabini, uno de los tantos Slytherin que tanto aborrecía- Ya me imaginaba que la zanahoria que había entrado era un Weasley… -dijo con arrogancia, simplemente no iba a dejar de ser el mismo, aunque ya no tuviese casi que nada.

Ron torció los labios mirándole fijamente, pero después esbozo una sonrisa pícara- al menos no soy yo el que está ahí de pie… Ganándome un salario de mierda e intentando sobrevivir con miserias de propinas; quien lo diría, ¿no? Un Slytherin viviendo de las propinas cunado antes se regodeaban de estar llenos de oro y diamantes, ahora no eres nada Zabini y es a mí a quien le debes respeto ahora…. –escupió orgulloso sonriendo aún más al ver el ceño fruncido del Sly- tráeme un cappuccino y una hamburguesa, con queso americano, la carne en término medio y sin cebolla ni pepinillos… Y no tardes. -ordenó bufando. Blaise se retiró a zancadas mascullando entre dientes, entregó las ordenes y esperó-

Ya su día era bastante malo como para encontrarse con la serpiente esa, pero a diferencia de con Harry, a Zabini si podía molestarlo y más en su “trabajo” … Así que, tras unos minutos de espera, ya tenía planeado algo para vengarse por los años de burlas que recibió cuando estudiaban. Zabini llegó con una bandeja, la orden y el recibo, con cuidado dejó todo en la mesa y justo cuando iba a retirarse, el pelirrojo le detuvo.

¿Disculpe, que es esto? –dijo con cara de asco- pedí la carne a término medio, esto está tan duro que podría matar a alguien… Y tiene queso amarillo, ¡yo pedí americano! El cappuccino está frío… -miró al mesero, este parecía que estaba a punto de matar al pelirrojo con la mirada, pero obviamente al auror no le importó- ¿Es así como atiendes a un auror, Zabini?... –y sin darle tiempo tiró la comida al suelo- tráeme algo decente…

El gerente al ver lo sucedido a un auror y delante de tantas personas ordeno a Blaise ir a la cocina y otro mesero se encargó de la orden del auror, Ron entonces no volvió a ver al Sly. Al terminar dejo una propina para el mesero que le atendió “como se debía” y salió de aquel lugar. Mientras volvía a su caminata el cielo empezaba a oscurecerse así que fue hasta el Caldero Chorreante para pasar la noche ahí, siendo un reconocido auror, el encargado lo dejó pasar la noche de forma gratuita, le dio la habitación más decente que tenían, e incluso le ofreció una rica cena junto a los demás magos que ahí se hospedaban, sin dudar Ron aceptó y fue a su habitación a descansar, pero mientras subía por las escaleras escucho abrirse la puerta, le restó importancia hasta que escuchó otra vez aquella tediosa voz.

Lárgate Zabini, no queremos mortífagos aquí… -dijo el encargado; el más joven pedía casi suplicando que le dejasen pasar la noche ahí, en verdad estaba muy cansado.

Al menos esta noche, señor… -suspiro y tras un par de suplicas más logró convencer al encargado de quedarse ahí. Desde su posición Ronald empezaba a planear otro problemilla para molestar a Zabini, si, había demasiado rencor en él para con el Sly.

Rápidamente el pelirrojo subió a su habitación asignada, sería una noche bastante interesante. Zabini por su parte desconocía que el tedioso de Weasley estuviese ahí, así que se concentró en llegar a su habitación y tirarse en la cama, desde la caída de Voldemort, él y muchos de sus compañeros fueron despojados de todas sus herencias, y muchos padres fueron directo a Azkaban… ahh... recordar eso le daba nostalgia… Al menos algunos habían recuperado sus cosas, como Draco, que era ayudado por el mismísimo Potter; Theo se había casado con Longbottom y tras meses de lucha con el ministerio había logrado recuperar toda la herencia Nott; Pansy también había podido recuperar lo heredado por su familia… excepto él, siendo hijo único y con su madre, loca y en prisión, había empezado a vivir de hotel en hotel… y como Weasley había dicho, vivir de las propinas… cerró los ojos un momento y sin darse cuenta cayó dormido, trabajar tanto le pagaba fuertes facturas en su cuerpo, olvidando por completo que no había cerrado con seguro la puerta de su habitación…

Tal era su cansancio que no sintió ni escucho nada hasta que despertó a la mañana siguiente- uhm… -se removió un poco y despertó ya de golpe al sentir que no podía mover sus brazos, alzo la mirada y se aterró al verlos amarrados- ¿Qué mierda?... –jadeo empezando a preocuparse, podía mover una de sus piernas pero la otra tambien la tenía atada a la esquina de la cama- ¿Qué mierda pasa aquí? ¡Ahhhg! –grito molesto forcejando las ataduras.

¿Podrías callarte? Despertaras a todo el lugar… -Ron entro bostezando un poco y con una taaz de café en su mano- Buen dia Zabini… ¿Dormiste?

Púdrete Weasley… ¿Qué mierda me haces?... –gruñó-

Veras… es una pequeña venganza por tus acciones en el colegio… -dijo burlón. Seguido a él entraron dos tipos que, aunque tenían un buen físico aparentemente, miraban a Zabini con morbo- adelante… es todo suyo… -se encogió de hombros y tomo asiento en una banca para observar el “espectáculo”.

Ya verás cuando Draco se entere… -siseo mirando al pelirrojo, pero atento a los otros dos.

Veremos después eso… a ver que tanto queda de ti… -dijo despreocupado. Aquellos tipos se acercaron al Sly, primeramente, hechizaron la habitación para que ningún ruido saliera y no levantar sospechas…

Huéspedes iban y venían por el pasillo frente a la habitación donde Zabini se hospedaba desconociendo por completo lo que sucedía dentro. Ron salió un momento para bajar a comer algo y pasar un rato agradable con los que se hospedaban en aquel lugar. Algunas horas después, pasado el mediodía el primero en salir de aquella habitación, y pasando desapercibido como buen auror, fue Ron, ya después salieron los otros dos hombres. Dentro quedó el moreno, o mejor dicho, lo que quedaba de él…



Del otro lado de Londres mágico, Harry terminaba algo de trabajo en las oficinas de los aurores, se encontraba bastante animado, todo había salido perfecto desde la mañana, el café aún no se caía de la mesa como de costumbre por sus afanes, todos los documentos salían y se entregaban a tiempo… hasta que… le fue anunciado la visita de “su esposa” … Tomo aire, masajeo sus sienes un poco, ahh comenzaba a estresarse… y accedió a verla, pues si no lo hacía, capaz y armaba una escena en medio del pasillo y no tenía ánimos de hechizarla… Sin demora una furiosa Ginny entró a la oficina, pero no venía sola, su querida suegra también. La pelirroja joven dio un fuerte manotazo al escritorio del azabache provocando que su delicioso café cayera en algunos documentos…

Me dices YA donde esta Ron y la arpía sangre sucia de Hermione GREANGER –dijo llena de ira- ¡¿Cómo es posible que no lo hayas ayudado?! Es tu mejor amigo, ¿no? ¿Con amigos así, para que existe Malfoy?...

Ginny, hija, maneja tu compostura… -reprendió Molly con un poco de severidad, pero solo un poco-

Mira, Ginebra… -era bien sabido que cuando Harry la llamaba así era porque le faltaba poco para explotar en ira- primero, a mi oficina no entras así y menos con esos aires… Y no me vengas con eso de que eres mi esposa porque bien sabes que con solo hablar en el ministerio ese matrimonio se acaba… -hablo firme y le interrumpió cuando vio que ella iba a protestar- segundo, la ubicación de Hermione NO la poseo, y aunque la tuviese, no te la daría, así que no tienes por qué exigirme nada y tienes PROHIBIDO –enfatizó la palabra- llamarla por ese adjetivo… te recuerdo que antes de casarnos… -miró también a su suegra- ambas vivían en la mismísima miseria Y que estas casada con un MESTIZO… -alzó un poco la voz, pero aún mantenía la cordura- tercero, tampoco sé dónde está Ron y ni me interesa, pero si lo ves dile que será destituido de su cargo y pasará a ser un simple maestro en la escuela o mi secretario si no se aparece en las próximas 24 horas… y por último, ¿Qué tiene que ver Draco en esto? El ya no es nuestro enemigo… de echo nunca lo fue…

¿Desde cuándo lo tuteas? –enarco una ceja más molesta- el caso es… que tengo todo eso claro, pero Ron hace ya un día no aparece y no hemos podido encontrarlo… La última vez que lo vieron fue cuando felizmente Dobby lo sacó de nuestra casa… ese día ni siquiera me habías dicho nada de su visita, te la pasaste hablando con el idiota de Longbottom y Nott acerca de… iug…. Me da asco con tan solo recordar…

¡¡Ginny!! –gritó sorprendida Molly-
Atrévete a decir eso otra vez… -no se aguantó y de una bofetada tuvo que callarla- la vida de Nev y Theo es cosa de ellos, solo fueron a compartir su feliz noticia… Y con respecto a Draco, si tanto lo odias es tu problema… no mío, además el sentimiento es mutuo, él te detesta…

Mira me tiene sin cuidado lo que el hurón ese piense de mi… mi hermano Harry, ¿Dónde está?... –le miraba fijamente, mas esa mirada pasó a otro auror que entraba de repente a la oficina-

Lamento entrar así Harry, pero es importante… -dijo acercándose con unos documentos al azabache, este los leyó rápidamente y maldijo-

Hablamos en casa Ginny… -dijo finalmente y a grandes zancadas salió del lugar dejando atrás una histérica mujer-
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios