¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Pronto seria media noche y aunque todo estaba bellamente decorado el ambiente no es que encajara mucho. En una mesa larga estaban sentados todos los invitados a la velada navideña, Remus y Sirius hablaban con William y los gemelos; Perci, Charlie y Ron igualmente hablaban entre ellos; Arthur regañaba en tono bajo a Molly y Ginny; y Harry susurraba con Hermione… Los únicos que se veían bastante a gusto entre ellos eran Rose y Teddy. Al llegar por fin la media noche brindaron y comieron, tal vez fue efecto de la festividad o algo así ya que después del brindis estaban todos hablando entre sí, riendo y bromeando. Pasadas las dos o tres de la madrugada ya cada uno empezó a irse, Remus se ofreció a hospedar a Willy, pues sabía que Molly no le dejaría quedarse y junto a Sirius y Teddy partieron a la mansión Black; los gemelos se fueron a su departamento y así poco a poco la madriguera se fue vaciando, dejando solo a Molly y Arthur junto a Ron y Hermione, pues Rose se había dormido y no querían despertarla.

La castaña cuidaba del sueño de su pequeña acariciando sus cabellos suavemente, una dulce sonrisa se formó en sus labios al verla tan inocente y tierna, amaba a su hija, sí, pero sabía que su matrimonio no daba más, además, guardaba un secreto que nadie de sus conocidos podía saber; cuando Ron entro a la habitación decidió finalmente encararlo y dejar algunas cosas claras.

¿Hablar de que, Mione? –preguntó con suavidad sentándose frente a ella-

Quiero el divorcio… -habló con firmeza, le miraba fijamente, no había sentimiento de dolor en su rostro-

¿El… divorcio?... ¿por qué?... –el pelirrojo no cabía en su asombro, apenas llevaban seis años juntos, de los cuales hacia cuatro había nacido su hija- Hermi… Mi amor… ¿Que sucede? Podemos remediarlo…

No… simplemente no hay más que decir Ron… -suspiro pesado y miro a su hija- amé cada momento a tu lado y lo atesorare siempre, pero siento que este matrimonio no da más, yo no puedo seguir diciéndote “te amo” cuando no lo siento… no puedo con esta farsa… Amo a Rose, no te imaginas cuanto amo a nuestra hija, pero no puedo más con esto y menos con la presión que tu madre me impone de darte un hijo varón…

¿Farsa? ¿Desde cuándo? –paso saliva apretando los puños, más ella tenía razón, como siempre- ¿y de que presión hablas?...

Desde hace un año… -murmuro- hace un año que ya no quiero más nada, simplemente irme un tiempo y calmar todo en mí. Sabes bien de que presión te hablo, de la misma que le imponen a Ginny, pero yo a comparación de ella no temo en divorciarme, no temo estar sola o ser madre soltera, porque una posición no define quien soy.

Suspiro profundo y se levantó de su silla cruzando los brazos- simplemente no puedo negarte nada, lo sabes… -camino hacia una ventana, tenía razón, pero como siempre jamás lo admitiría frente a ella- ¿Qué pasara con Rose?

Vendrá conmigo… -le miró fijamente, sabía que insistiría en que se quedase ahí en casa de los Weasley, que él la cuidaría, pero no se alejaría de su hija- y no lo vas a impedir…

Desde su posición le miró fijamente- ¿por qué? También es mi hija, merece criarse en la casa en la que creció su padre…

No me vegas con esas cosas Ronald, pues lo primero que acordamos al casarnos fue NO vivir aquí. –su tono de voz cambio a uno más rudo y fuerte, pero no tanto para despertar a la pequeña-
Sí, pero no contaba con esto, Hermione… -igualó el tono de voz- Rose se queda conmigo y no se discute más… -le dio la espalda caminando hacia la puerta más un repentino jalón le hizo girar de golpe y abofetear a la castaña, era un auror y sus reacciones eran bastante fuertes. Abrió los ojos cuanto pudo, igualmente la castaña la cual pronto se vio con la mejilla enrojecida y algo hinchada, irá pronto empezó a emanar de los castaños ojos de la chica- Hermi… yo no…

¡Si me vuelves a tocar… juro que te mato… -siseó- lárgate! –le grito y como pudo a empujones le sacó de la habitación y se encerró con su hija, ahora más que nunca se iría lejos. Se mantuvo despierta hasta que casi amaneció, no iba a permitir que él se acercara a ella o su hija, y poco le importaba estar en la madriguera. A eso de las cinco de la mañana escribió una carta y la envió con su lechuza, esta vivía ahí desde que se casó con Ronald y dos horas después recibió respuesta con una lechuza diferente. Leyó atentamente y una suave sonrisa se formó en sus labios, aprovechando que aun dormían en casa, cargo a su hija y salió de la habitación dejando una nota.

Cuando Ronald despertó fue directo a la habitación donde suponía estarían Hermione y Rose, mas su sorpresa fue tal al ver solo el anillo de matrimonio de la castaña junto a una nota que grito desesperadamente despertando al instante a sus padres. De inmediato empezaron la búsqueda de la pequeña Rose para devolverla a su “hogar” pues con su madre no estaría a salvo. Molly uso todos los medios posibles para encontrar a la pequeña, Arthur habló en el ministerio y Ron entre aurores de confianza, más lo que no sabían era que la castaña y su hija se encontraban demasiado lejos del mundo mágico Ingles.


BULGARIA MAGICO…
Varios días después…

¡Hermione! –llamo el famoso jugador a la castaña la cual esperaba con su hija en brazos. Hacia un par de horas habían llegado después de un par de días en tren y algunas chimeneas-

Viktor… -sonrió suavemente al verle. Cuando se acercó este dejo un pequeño beso cerca a los labios de la chica provocándole un suave sonrojo- También… te extrañe…

Déjame ayudarte con Rose… -tomo a la pequeña en brazos. Ahh ese acento búlgaro le encantaba- Han de estar cansadas…

Ha sido un largo viaje… -asintió tomando su maleta y empezó a caminar junto al jugador-

Cuando estemos en mi casa podrán descansar tranquilas… -asintió sin dejar de sonreírle. Después del torneo habían seguido en contacto y con el paso de los años ambos empezaron a gustarse mutuamente como algunos años atrás-
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios