¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
A la mañana siguiente del concierto, Harry Riddle, hijo de Thomas y James Riddle, se despertó con un fuerte dolor de trasero.

"¿Como he llegado a esta situación?" gimió de dolor y luego se acordó al notar que el brazo posesivo de Draco Malfoy rodeaba su cintura.

Puso una almohada como cambio y vio a Draco estrujarlo.

- Es hermoso.- susurro Harry a la vez que buscaba rápidamente sus pantalones para dejarlos a salvo de su chico.

Tampoco quería problemas con Ginny.

Con una movimiento de varita su ropa desapareció hasta el baúl de su habitación en la torre Gryffindor.

Le echo una última mirada y se metió en la ducha.

Media hora después Harry salia del baño con una toalla alrededor de la cintura.

Lo raro de todo es que Draco...no estaba.

- ¡Cariño! ¡Draco!- chillo.- Quizás haya ido a por el desayuno.

Se apresuro a sacar del armario del Slytherin una camisa que le llegaba por debajo del muslo, y seco su cabello antes de sentarse en la cama a la espera de Draco.

Y de pronto la puerta fue arrollada montando un gran estruendo en la habitación.

Los ojos grises de Draco Malfoy fulminaron a un desconcertado Harry.

- ¿¡Se puede saber donde demonios estabas!?- soltó enfurecido.- ¡Te he buscado por todas partes!

- En la ducha.- fue la sencilla respuesta.

La furia de Draco se apaciguo sin mas.

- Eh..lo siento.- Draco bajo la cabeza avergonzado.- Llevo tanto tiempo sabiendo tus movimientos que al no encontrarte me desespero.

Harry sonrió y paso una mano por la mejilla de Draco.

- Estoy aquí contigo, no pienso irme por nada del mundo.- Abrazo a Draco.- Confia en mi, porfavor.

- Confio en ti.- determino.- Llevo demasiado tiempo sin ti que lo único que quiero es estar contigo.

- Yo tambien.- asintio emocionado.- Ademas solo iba a darme un baño. Esperaba que te despertaras para acompañarme.

Draco sonrió con picardía.

- ¿Donde esta el Gryffindor tímido que anoche gemía bajo mis caricias?

El sonrojo inundo la cara de Harry.

- Cállate, Malfoy.- y extendió su cuerpo sobre el colchón.

- Te queda muy bien mi camisa.- se acerco lentamente hasta ponerse a la altura del moreno.

- Lo se.- rio.- No tenia mas ropa.

- Y esa vestimenta de ayer.- arrugo el ceño.- ¿Dónde está?

- Desapareció con mi vergüenza de anoche.- sonrió con inocencia.

- A que si, eh.- le beso.

- Sintiéndolo mucho el desayuno va a empezar y me muero del hambre.

- Esta bien, pero mas tarde no te libras.- Y se metió a la ducha.

Harry solo pudo reír de nuevo.

Bajaron treinta minutos después. Draco mataba con la mirada a cualquiera que le echara el ojo a Harry cosa que al moreno divertía.

- Debes dejarlo, querido.- susurro.- Todos están huyendo con las miradas que les echas.

- Se lo merecen.- dijo fríamente.

Empujaron la puerta del gran comedor sabiendo que cada alumno estaría atento a las puertas, y en cuanto vieron a Harry salieron corriendo a su encuentro.

Los gritos casi dejan sordo al moreno mientras que Malfoy los amenazaba con la varita.

- ¡Por favor, señores!- grito Minerva.- Dejad al Señor Potter o empiezo a bajar puntos.

Todos volvieron a sus sitios silenciosamente mirando a Harry de vez en cuando.

- Luego dices por que exagero.- Harry rodó los ojos.

La puerta se volvió a abrir dejando ver a los integrantes faltantes de Gryffindor y Slytherin.

Blaize Zabinni tenia fuertemente agarrado a Ron por la cintura.

Neville estaba sonrojado y un brazo de Theodore Nott rodeaba sus hombros.

Pansy Parkinson besaba a una Hermione, quien parecía importarle poco la gente.

La ausencia de Luna con Daphne Greengrass no paso desapercibida para Harry.

- ¡Hey Drakin!- saludo Zabinni.

- No me llames asi idiota.- siseo Draco.- Pansy deja de comerte a Granger.

Hermione se separo sonrojada.

- ¡Sueltame Zabinni!- Ron intento soltarse.- Tenemos que ir a nuestra mesa.

- Lo siento, bebe. Tu no te me escapas.- Y tiró del pelirrojo hasta la mesa.

- Hasta luego Ron.- rió Harry.- Vamonos Nev, Mione.

Una mano fría agarro la suya justo cuando se giraba.

- Desde ahora comerás conmigo, Harry.

Mione y Nev intentaron escaparse, pero fallaron miserablemente.

- ¿Qué tal vuestra noche?- preguntó Blaize poniendo una uva en la boca a Ron.

- Eso no te importa.

- Pues yo te contaré la mía.- replicó divertido.

Ron intentó taparle la boca.

- Dejalo Zabinni.

Ron recordaba perfectamente la noche anterior.

POV. Ron y Blaize.

- ¡Te ordeno que me sueltes!- grito un temeroso Ron Weasley.

- ¡Callá león sexy!- gruño una voz ronca.

- ¡Suéltame pervertido!- volvió a chillar intentando ver a su atacante.- ¿Quien demonios...?

- Hoy va a ser tu última noche de soltero, bebe.- le corto.

El hombre cogió su brazo con fuerza.

- ¡Déjame!

- No.- le levanto en brazos fácilmente.- Llevas mucho tiempo suelto.

- ¿Acaso soy un perro?

El humo continuaba esparcido por todo el pasillo, y Ron rezaba para que se dispersara un poco y alguien conocido le encontrase y salvase.

- ¿Adonde me llevas?- pregunto temeroso.

Y por fin supo quien era su secuestrador al notar el brillo divertido en los inolvidables ojos ambarinos de...Blaize Zabinni.

Ron jadeo.

- Al país de las fantasías.

El Weasley suspiro de alivio pero luego le vinieron las ganas de coger su varita y cruciar varias veces a Blaize por secuestrarlo como un troglodita. Para la buena suerte de Zabinni, esta estaba bien resguardada en la torre Gryffindor.

En pocos minutos llegaron al pasillo del séptimo piso frente a la sala de menesteres donde Blaize paso tres veces, y al entrar el pelirrojo vio con asombro la decoración de la habitación. Era perfecto para una noche romántica; había cortinas rojas y verdes que envolvían la sala dandole un aspecto místico, el suelo abría paso a un camino de rosas hasta llegar a una cama con dosel de encaje. La cómoda cama tenía sábanas de seda blanca y encima un corazón de más rosas.

Blaize sonrió malvadamente.

Y Ron aprovecho el momentáneo triunfo del Slytherin para bajarse de los brazos de Zabinni.

- ¿Porque haces esto Zabinni?- Ron se sentía un poco inseguro.

Tenía alguna esperanza de que el Slytherin hubiera tomado un mínimo de interés hacia su persona mas allá de lo sexual.

Zabinni se encogió de hombros y con un giro de muñeca encendió la chimenea.

- Creí que de camino aquí lo habrías descubierto. No suelo tomarme tantas molestias para estar con mis amantes.- Ron maldijo mentalmente.- Contigo es diferente. Maldito pelirrojo sexy.

Blaize, sin cuidado alguno, empujo a Ron contra la pared para aplastarlo con su cuerpo.

Un jadeo escapó de la boca del pelirrojo al notar la prominente erección del moreno contra su estomago.

- Zabinni...- apretó los labios.

- Eres muy distraído, león.- le acusó.- Nunca te dabas cuenta de cómo te miraba o cuando peleabamos siempre alejaba a Draco para que no recibieras ningún golpe.

- No soy tan débil, Zabinni.

- Se que no lo eres.- gruñó.- Precisamente hoy me has recordado lo valiente e independiente que eres subiendo a ese endemoniado escenario y moviendote de esa forma tan...insinuante.

Atrapo la mano pálida del pelirrojo y la puso sobre su entrepierna.

- Esta fue la reacción que tuve...lo notas, ¿verdad?- Un bonito sonrojo golpeó a Ron en las mejillas.

"Esta duro" pensó.

Él asintio lentamente.

- Bien.- asintio Blaize satisfecho.- Me gusta que lo notes, asi sabes lo que me provocas...y lo que provocas en los demás pero eso ya lo arreglare.- Apretó la cintura estrecha del gryffindor.- Que sea la última vez que te vea vestido de esa forma si no estoy yo delante. Ese maquillaje resalta tus bellos ojos y tus labios carnosos...No te durara mucho.

Ron hizo un esfuerzo para no volver a sonrojarse.

- Tu no puedes mandarme nada, Zabinni.- le fulmino con la mirada.

Queria a Blaize pero tenia que darse a respetar.

- Tienes agallas, Weasley.- sonrió picaramente.- Hoy te rendiras a mi.

- ¿Como...- no le dio tiempo a pensar. Zabinni había atrapado sus labios con aquella boca fresca y cálida que le daba la bienvenida.

Blaize volvió a estamparlo en la pared mientras Ron gemía su nombre.

Eso terminó de encandilarlo.

- He querido hacerlo desde sexto año.- Blaize se alejó un poco de él.- Por cierto, la chica Brown estará alejada a 10 metros de ti.

- Lavender es una...amiga.- gimió al notar la boca de Zabinni en su cuello.

- No creo que lleguemos a la cama...El suelo parece muy cómodo.- Llevó el cuerpo jadeante de Ron cerca del fuego.- Estas radiante, león.

Ron acarició la cara y boca del moreno mientras acercaba sus labios nuevamente para volver a sentir su tacto caliente.

- Tu pecho es accesible a cualquiera. No creas que olvidaré este detalle.- gruño, cogiendo un pezón rosado en su boca.- Mañana te doleran tanto que después de que los muerda y chupe tendrás que esconderlos de los ojos del mundo, excepto de mi.

- Zabinni...- jadeo.

- Uhmm.- el moreno de un tirón logro sacar las botas y los pantalones de cuero que según para el solo eran un estorbo.- No llevas calzoncillos, Ron.- Blaize tenía un brillo peligroso en su mirada, y el cuerpo de Ron subió la temperatura.- Has enseñado tus atributos a esos acosadores y piensas que no recibiras un pequeño castigo.

Ron soltó un grito cuando Zabinni se metió en la boca su pene despierto.

- Eres hermoso y deseable.

- ¡Mierda, Blaize! ¡Quítate esa ropa!- chillo al punto del delirio.

Ron no tardó en cambiar las posiciones para montarse a horcajadas en el regazo de un excitado Blaize. Literalmente le arranco la ropa desabrochando su camisa y pantalones con desesperación mientras Zabinni le miraba divertido, al parecer su león tenia mas de una sorpresa guardada.

Volvieron a besarse enredando su lengua en una lucha encarnizada.

Una vez desnudos, el pelirrojo empezó a moverse rozando sus erecciones arduamente.

- Ah..ah..Zabinni.- gimió.

Blaize lo agarro fuertemente de las caderas.

De nuevo le dio la vuelta y empezó a morder su cuello blanco, chupo sus pezones y beso cada parte del cuerpo del león bajando hasta su desatendido miembro, y luego lamió con ansias la parte interna de sus muslos.

El cuerpo del gryffindor estaba sonrojado y jadeante.

Zabinni volvió a ocuparse de su pene hasta que el pelirrojo no pudo más.

- Blaize...No aguanto mas.

Ron tenia la vista nublada por el placer recibido.

- Date la vuelta.- Zabinni no estaba mejor que él. Ron hizo lo que le pidió.- Abre tus piernas.

La temperatura de la habitación subió considerablemente.

El moreno comenzó a lamer la entrada de su pelirrojo que gemía sin ninguna vergüenza, casi llevando al limite al Slytherin.

- Mhmm Blaize...sigue.- arqueo su espalda.

El primer dedo entro en la cavidad del pelirrojo e hizo una mueca de molestia y gruño un poco del dolor. Al poco rato en la Blaize se había ocupado de esa parte con deseo y cuidado, Ron se acostumbro. Zabinni metió un dedo mas hasta que el pelirrojo gimió como respuesta.

- No me tortures...ah..¡Más!- le rogó Ron.- ¡Hazlo ya!

Blaize no dejo que se lo repitiera dos veces.

- La primera vez que te corras, será conmigo dentro de ti.- le susurró con el aliento caliente.

Entró de un empujón en la cavidad del Gryffindor, quien reprimió un grito. A Ron le salieron lágrimas por la rudeza.

- ¡Zabinni, idiota!- musitó.- Más despacio.

- ¿Eres...virgen?- afirmó apretando los dientes.- ¿Porque no me lo dijiste?

- Se me olvido.- murmuró.- No te muevas.

- Si no lo hago te dolera mas...ah.- gimió.

Empezó a moverse poco a poco hasta que Ron se acostumbro y le exigió más a Blaize. Dejo las inhibiciones y se movió frenéticamente mientras besaba la espalda pecosa del pelirrojo, al rato cogió el pene de Weasley y comenzó a masturbarlo.

- ¡Por merlín!...¡Más rápido!- grito Ron al límite.- ¡Más!...¡Ah!

Los deseos del león fueron concedidos y Zabinni entraba y salia rapidamente hasta que encontró ese punto que volvió loco al pelirrojo, y su entrada se contrajo anticipando el ansiado orgasmo.

- Uhmmm Ron...

Jadeos, gritos y gemidos eran el único ruido en la habitación.

- Blaize, voy...a correrme.

- Correte conmigo, león.- dio dos empujes más y Ron explotó gritando su nombre. El cuerpo de Zabinni se tenso echando todo su esperma en la entrada del león de sus sueños.

El pelirrojo se corrió en su mano, y los dos cayeron exhaustos y sudados.

- Estuviste maravilloso.- Ron besó tiernamente a Blaize.

La felicidad le salia por los poros de su piel.

- Tú también. Recuerda que no será la última, esta es la primera de muchas.- Blaize beso su nariz, ojos y boca alternadamente.

- Blaize, ¿Tú y yo somos..?- dejo la frase a medias.

- Novios, amantes, futuros esposos, etc. Utiliza el término que quieras, igualmente no te voy a dejar escapar para que no deba cumplirse. Te amo Ron y haré cualquiera cosa para que me correspondas.

- Oh, por merlín. Eres tonto, Zabinni.- rio Ron. Blaize lo miró horrorizado.- Estoy detrás de ti desde hace mucho tiempo, siempre me evitabas y empezaba a tener mis dudas.

- Estaba montando un plan de conquista con mis amigos.- se justificó.

- Lo que tu digas, cariño.-sonrió dulcemente.- Te amo, Blaize.

Aquellas palabras y su sonrisa hicieron el dia de Blaize.

Desde ese momento se prometió hacerlo sonreír todos los días.

- Uhmm...Me apetece más, Zabinni.- el tono ronco de Ron excito a Zabinni.

Ron bajo lascivamente hasta la parte más sensible del Slytherin.

- ¡Por salazar, Ron!- gruñó jadeante Zabinni.

Fin del POV.

- Y eso es lo que pasó.- dijo un orgulloso Blaize.

Ron estaba que se lo comía la tierra.

Todo el comedor los miraban sonrojados y con la boca abierta.

- ¡Metanse en sus asuntos chismosos!- grito Ron.

Draco, Theo y Pansy se reían mientras sus respectivas parejas intentaban esconder su sonrojo.

- ¿Querido Theo como te fue con Nev?- le preguntó Zabinni.

- Eso a ti no te importa.- le aclaró Nott.

Neville volvió a sus pensamientos de esa noche...
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios