¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Cuanto tiempo sin encontrarme en este lugar xD he estado estresada y cansada as que disculpen el que no haya actualizado antes, en esta ocasión creo que mi forma de escribir quizás cambio o quizás no, realmente no se a veces me desconcentro y mas en estas fechas en las que pasan tantas cosas, bueno no les distraigo mas y espero les guste mi historia, como diciendo UN CAPITULO MAS
Pov´s Moevios

El escritorio que estaba delante de nosotros era de madera gruesa, olia a fresno o quizás la pulian y por eso el agradable aroma, la silla estaba tapizada en el asiento con tela de color verde, había una lámpara de vela, de gotico diseño muy hermosa en realidad, el tapiz de la pared era de un tono oscuro, mientras que un poco del espacio era abarcado por un mueble de madera de varias repisas repletas de matraces, viales, agitadores y demás objetos que fueran necesarios para la fabricación de pociones, a un lado había otro mueble mas pero este con puertas cerradas de cristal que permitían ver pociones ya preparadas y listas solo para ser ingeridas, habían libros, y muchos pergaminos, era un divino paraíso para cualquier maestro de pociones que apreciara su propio espacio.

-¿Profesor Snape a que se debe nuestra citación?

El oscuro hombre nos miraba, analizando nuestras reacciones, yo estaba relajado, no había causado algún desastre al contrario había ayudado a prevenirlo, si quería usar eso en mi contra tenia suficientes argumentos como para hacer decaer su palabra, aunque si no era eso, entonces no tenia mucho menos nada que temer, draco al contrario lucia nervioso, no asustado, pero si nervioso, era extraño, es como si conociera el limite del profesor, quizás lo conociera de antes, amigo de su padre, o ¿familiar?

-He notado señor Erwine que tiene cierta afinidad y gusto por las pociones

-Así es profesor, es una materia que gusto mucho, así como la magia las pociones pueden tener varios usos desde medicinales hasta para causar la muerte, el investigar y crear nuevas soluciones, crear brebajes que sean capaces de detener la muerte, controlar el cuerpo, o incluso de salvar de enfermedades que se piensan incurables.

Pude notarlo durante mi discurso, el breve brillo de su mirada, la ladina y oculta sonrisa, al parecer mi apreciación por la materia era algo aceptable para el y creo que eso me permitía matar dos pájaros de un tiro, tener vigilado al profesor para descubrir que era ese enlace mágico que tenia y por otro lado mejorar y practicar mi habilidad para las pociones.

-Entiendo el que llame a Erwine pero ¿Yo que tengo que ver profesor Snape?

-Denoto el mismo talento en usted joven Malfoy por lo que seria un desperdicio mantenerlos dentro de la clase con el resto de primer año, no solo les atrasaría si no que seguro les afectaría estar rodeado del resto de alcornoques que continuaran echando a perder ingredientes y derritiendo sus calderos.

-¿Entonces profesor sugiere algún meto o clases particulares fuera del horario?

-Va por buen camino joven Erwine, sugiero que durante el horario de sus compañeros ustedes avancen usando mi laboratorio, aseguro que al contrario que otros no terminaran causando alguna explosión.

Mire a draco y este me veía asombrado con un brillo de felicidad que hizo sentir algo en mi interior, al final de la discusión aceptamos, era una única oportunidad la que se nos estaba dando y no deseaba desaprovecharla.



Una hora mas tarde, cuando subíamos por la escalera para salir de las mazmorras, mi mente era un océano de pensamientos y mi ánimo estaba de lo mejor, al final nuestro jefe de casa no era completamente desagradable, aunque esa magia que parecía atarlo a algo si que fastidiaba.

El almuerzo fue tranquilo, o lo mas cercano a eso, los gryffindor seguían siendo ruidosos, y parecía que no conocían el respeto ajeno, tome un poco de pan negro, curiosidad o simpleza de mi mente por probar un poco de esas comidas extravagantes que a veces aparecían en la mesa. El jugo de calabaza había terminado por ser un poco desagradable, demasiado dulce y de textura pastosa contra mi lengua que me fue imposible volver a probarlo, por lo que en esta ocasión decidi susurrar como pedido si era posible cambiarlo por otra bebida, no tardo en que el liquido cambiara, a un olor menos fragante pero igual de dulce y un color oscuro, era ahora jugo de uva, mas soportable a mi parecer.

Draco hablaba ocasionalmente, platicando sobre algunas cosas que le gustaron o no de las clases y no evitando presumir sobre nuestro avance preferencial en la clase de Snape. El correo llego a quienes se encontraban suscritos a algún periódico mágico o publicación de revistas, ejemplo de ello éramos varios que teníamos ya el "profeta", o pansy y las chicas que tenían la revista de "moda de brujas, como encantar a los magos"

Terminando de comer tome el periódico y lo abri con total calma, el reporte politico y demás no podia ser menos, las autoridades seguían centrándose en el ministerio y en sus diferentes departamentos, pero quien tenia todo el poder era únicamente el ministro y solo cuando era referente a algún caso de suma importancia mágica se hacia una junta del Wizards.

La única noticia que llamo algo mi atención era aquel robo, como sospechaba realmente no existía lugar que fuera impenetrable, lo raro era que se dijera que la cámara no había nada, si su contenido ya no estaba y tampoco había sido robado eso significaba que había sido cambiado.

RECIENTE ASALTO EN GRINGOTTS

Continúan las investigaciones del asalto que tuvo lugar en Gringotts el 31 de julio. Se cree que se debe al trabajo de oscuros magos y brujas desconocidos.
Los gnomos de Gringotts insisten en que no se han llevado nada. La cámara que se registró había sido vaciada aquel mismo día.
-Pero no vamos a decirles qué había allí, así que mantengan las narices fuera de esto, si saben lo que les conviene-, declaró esta tarde un gnomo portavoz de Gringotts.

Demasiada coincidencia tomando en cuenta que ahora el colegio contaba con un piso que era peligroso para muchos, mismo piso que seguramente y estúpidamente custodiaba algo, tonto y mas tonto era albus Dumbledore, estaba poco a poco creando una carpeta llena de errores que seguro lo destituirían del puesto de director.

Sonreí y solo negué un poco guardando el periódico ya comenzaría a colocar el expediente, era divertido ver caer a alguien del cual todos se jactaban era supremo e intachable.

-Perfecto. Justo lo que estaba esperando.

Deseaba aprender a volar no era el sueño de mi vida, era era algo que carcomía un poco en mi interior, volar era algo que hacían alguna criaturas, e incluso la aves, nu había tenido antes la oportunidad y ahora planeaba aprovecharla.

La verdad es que Draco hablaba mucho sobre volar. Se quejaba en voz alta porque los de primer año nunca estaban en los equipos de quidditch y contaba largas y jactanciosas historias, que siempre acababan con él escapando de helicópteros pilotados por muggles. Todos los que procedían de familias de magos hablaban constantemente de quidditch. Era algo que me divertía, no al punto de burlarme, había leído sobre ello pero no por eso llegaba a sentir una exuberante pasión por el deporte, recordé entonces aquello la pelotita brillante que era llamada snitch o algo por el estilo, tenia aun el paquete nuevo y guardado no me había dado el tiempo de usar los compartimentos mágicos de mi baúl o siquiera dejarlos a mi gusto, pues ya tenia una idea en como usaría el espacio.


Pov´s Draco

Moeb no había recibido una sola carta desde el ultimo... desacuerdo con sus padres,era algo que ya había notado, por supuesto. Me preguntaba porque el actuaba de aquella forma, realmente parecía no aprecial a quienes le cuidaban fueran sus padres verdaderos o no, creía que realmente estos se preocupaban por Moebios pero parecía no importarle a el, no es como si me afectara, madre y padre parecían satisfechos con la noticia sobre estar avanzados en pociones, y sentían tanto curiosidad por mi nuevo... amigo... que querían que para las vacaciones le invitara a la mansion, solo esperaba que aceptara y que sus padres se lo permitieran, pues ellos serian quizás el único impedimento.

Aquella tarde, a las tres y media, Moebios, yo, y los otros Slytherin bajamos caminando los escalones delanteros, hacia el parque, para asistir a nuestra primera clase de vuelo. Era un día claro y ventoso. La hierba se agitaba bajo los pies mientras marchabamos por el terreno inclinado en dirección a un prado que estaba al otro lado del bosque prohibido, cuyos árboles se agitaban tenebrosamente en la distancia. He notado que moebios siempre se queda mirando el bosque a la distancia con añoranza como si esperara algo o recordara, era curioso y al mismo tiempo misterioso aquello. No le pregunto, yo espero que el tenga la confianza de decírmelo, es único, el y su magia... por eso lo tengo a mi lado, es como otra pertenencia mia, un ser al que estoy apreciando demasiado y al que no quiero que nadie me quite su atención.

Los Slytherins ya estabamos allí, y también las veinte escobas, cuidadosamente alineadas en el suelo, cuando los desorganizados leones llegaron corriendo tarde como siempre.

Entonces llegó la profesora, la señora Hooch. Era baja, de pelo canoso y ojos amarillos como los de un halcón.

-Bueno ¿qué estáis esperando? Cada uno al lado de una escoba. Vamos, rápido.

-Extended la mano derecha sobre la escoba y decid "arriba"

-¡ARRIBA!

Tanto mi escoba como muchos de mis compañeros llego a nuestras manos algunas mas lentas que otras, pero la escoba de Moebios, fue extraño como si el supiera domar cualquier criatura, su escoba había subido rápido, pero no de forma brusca, tanto que parecía se había acomodado en su mano, cual jinete.

Luego, la señora Hooch nos enseñó cómo montarse en la escoba, sin deslizarse hasta la punta, y recorrió la fila, corrigiendo la forma de sujetarla. Sonreí socarrón al ver a la sangre sucia no ser la sabelotodo en esta ocasión, al igual que ver que ese traidor a la sangre era corregido, al contrario de Moeb y de mi que tuvimos perfectas posturas, el me dijo que era y seria su primera vez, sin embargo no lo notaba nervioso, me sorprendí ante el pensamiento de que quizás fuera un natural, en ese caso debía ser todo un prodigio, porque ser excelente en cada rama de la magia debía ser o imposible o de manera infantil... injusto.

-Ahora, cuando haga sonar mi silbato, dais una fuerte patada. Mantened las escobas firmes, elevaos un metro o dos y luego bajad inclinándoos suavemente. Preparados... tres... dos...

Note que Longbottom estaba, nervioso y temeroso de quedarse en tierra, dio la patada antes de que sonara el silbato.

—¡Vuelve, muchacho!

Subía en línea recta, como el corcho de una botella... Cuatro metros... seis metros... le vimos la cara pálida y asustada, mirando hacia el terreno que se alejaba, jadeando; deslizándose hacia un lado de la escoba y..
BUM...

Un ruido horrible y quedó tirado en la hierba. Su escoba seguía subiendo, cada vez más alto, hasta que comenzó a torcer hacia el bosque prohibido y desapareció de la vista.

La señora Hooch se inclinó sobre el, con el rostro tan blanco como el del chico.

-La muñeca fracturada. Vamos, muchacho... Está bien... A levantarse.

Se volvió hacia nosotros quienes estábamos espectantes.

-No debéis moveros mientras llevo a este chico a la enfermería. Dejad las escobas donde están o estaréis fuera de Hogwarts más rápido de lo que tardéis en decir quidditch. Vamos, hijo.

Solo le vimos desaparecer con ese tonto con la cara surcada de lágrimas y agarrándose la muñeca, cojeaba al lado de la señora Hooch, que lo sostenía.

Bufe, ahora la clase estaba arruinada y seguramente no podríamos practicar hoy, tan deseoso que estaba de demostrarle a los leones que eramos superiores, además de ver si realmente Moebios era un natural. Solo Lerdobottom era capaz de fastidiar las cosas con su torpeza.

Queria fastidiar un poco sacar la frustración de mi cuerpo, pero una mano en mi muñeca me lo impidió, su mirada me pedia en silencio tranquilizarme y no hacer una escena, era verdad, yo no era un león, no me jugaría el pellejo provocándoles para que terminaran por reprenderme a mi o llevarme entre las patas a mis compañeros de casa.

Cuando la profesora llego tuvimos quizás algo de suerte, aun quedaban 40 minutos suficiente para una practica, y no pude evitar quedar mas que satisfecho, ver la cara roja y molesta de weasley, por que la profesora me haya elogiado, al igual que moebios, simplemente saber que el me elogia me hace sentir mucho mejor que si mi propio padre lo hiciera, por otro lado descubri que si era un natual, hasta un jugador profesional se sentiría envidiado de lo capaz que es moebios de manejar una escoba tan vieja como si fuera una de ultimo modelo.

Los elogios y el descubrimiento de su habilidad llegarían hasta mi padrino... estaba seguro, y en vez de sentir celos, me sentía feliz y agradado de que fuera el y no otro.

Pov´s Normal

-TENIAS LA OPORTUNIDAD

Moebios enarco una ceja tranquilo y al mismo tiempo divertido, divertido de ver como el albino dragon le reprendía junto a unos cuantos mas de su casa, al parecer la noticia si que había llegado hasta snape que le pregunto si quería tener la oportunidad de unirse al equipo, misma oportunidad que había rechazado por que no llamaba suficiente su atención.

-Si culebrita

Le dijo pansy de cariño aunque igual algo fastidiada, ella tampoco comprendía porque rechazar la oportunidad de restregarle a las demás casas que los Sly eran superiores.

-Entiendo que se molesten, después de todo hubiera sido el primer jugador de primer año en un siglo, pero no estoy preparado aun, si queremos alzar el nombre de nuestra casa es necesario ganarnos a las personas que tengan poder mágico, o politico, personas que puedan manipular las reglas a nuestro antojo o que nos lo faciliten.

-¿Y entonces que tienes planeado?

-Primero sabemos que el profesor snape esta siempre de nuestro lado, sin embargo no sabemos hasta que limite, sabemos que el viejo director da preferencia a sus leones, si hubiera aceptado aquello, entonces le daríamos una razón mas de ser mas benevolente con sus gatos, no sabemos que tan justa es la profesora de transformaciones, y no sabemos cuanto agrado nos tienen el resto de maestros, ellos son los principales que tienen el poder en esta escuela para detenernos, después sigue el resto de alumnos iniciando desde los grados superiores.

-Interesante, lo que quieres es que los maestros sean parciales y neutros o en todo caso leales a nuestra casa para que el uso del reglamento deje de aplicarse a nosotros.

-De alguna forma...

-¿Por que iniciar desde los alumnos superiores?

-Son los que están por salir, si convencemos que la mejor casa es la slytherin y eliminamos lentamente los prejuicios externos al salir nosotros sera fácil que se acepten nuestros ideales.

-Realmente eres una serpiente Moebios

El nombrado sonrió y el resto de serpientes se removía con anticipada ambición, y diversión, la idea era jugosa, como presentar una gran presa a una serpiente hambrienta.




Moebios se mostraba aquella noche tranquilo sobre su cama, ya había terminado las tareas del dia, la discusión con sus compañeros de primero había sido productiva y al parecer curiosamente o no tanto, la mayoría había hablado de su persona con sus padres de manera discreta, y eso no le molestaba, hacia que creciera la intriga en personas de poder politico, personas con renombre dentro del mundo mágico, pensaba en las posibilidades, el pos pro y los contra de cada decisión, ganar la simpatía de todos a su alrededor era un proceso lento, pero que esperaba lograr, al menos no en todos pero si en personas que a futuro tuvieran oportunidad de puestos importantes sea dentro del ministerio británico o incluso en el extranjero, la facilidad de las relaciones era algo que quizás no apreciaran muchos, incluso tener buena relación con elfos domésticos era necesario si no querías ser traicionado por estos, pero era algo que los magos ignoraban.

Se recostó, por esa noche no pensaría en nada mas, se acomodo y estaba a punto de cerrar los ojos cuando una mirada afilada se presento frente a el.

-Custos que paso, pensé que ya había sido asesinada

-Ssss ya quisieras pequeña serpiente, simplemente la presa fue suficientemente grande como para tener que estar en reposo

-¿Que tan grande?

-Como un unicornio

-No habras comido un unicornio verdad... es como si tu mismo tragaras tu veneno

-Sabes que no soy tonto, no desmembraría o comería un unicornio, en realidad eran simples ratas de fuego que no lograron darme suficiente juego... aunque durante mi visita al bosque encontré algo curioso

-Curioso...¿Qué cosa?

-En realidad si encontré un unicornio muerto... pero era un ente sin forma o sin cuerpo que esta buscando sobrevivir con su sangre.

-¿Que?...

Moebios fruncio el ceño ¿Quién seria capas de usar la sangre de un unicornio y en el intento quedarse maldecido por esta?... seguro alguien que consideraba que no perdia nada.

-Entiendo, buscare hacer algo para descubrir lo que sea que sea esa cosa, nadie puede poner en riesgo a las criaturas

Moebios se mostro serio y casi molesto el odiaba que atentaran contra los seres mágicos mas por las criaturas que por los magos mismos. Investigaria y aprovecharía en visitar el bosque prohibido ver que criaturas había y respirar algo de aire.

Sus ojos se fueron cerrando lentamente mientras permitia que custos le relatara un cuento, que no era mas que una historia de como había asfixiado y desgarrado a sus presas quitándole primero la cabeza y deleitándose con su sangre, rio cuando le comento que el animal había chillado.

-Que desagradable eres custo

Susurro antes de quedar dormido
Notas finales:
Buenos días-tardes-noches xD lo que sea o la hora en que lo estén leyendo agradesco que lean esta historia y sus escambrosos momentos.

También me disculpo por lo corta que esta o si parece que a veces desvarió
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios