¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Vinculum Unitatis

—Me he estado preparando para esto durante mucho tiempo. —dijo Andreas, dirigiéndole a Bill una mirada anhelante.


Bill miró a Andreas a través del tenue resplandor de la luz de las velas. Había algo diferente acerca de Andreas esta noche; podía verlo en sus ojos. La forma en que Andreas le estaba observando era calculadora, lenta, y los latidos del corazón de Bill se sacudían bajo cada mirada.


—¿Qué es para lo que te has estado preparando? —preguntó Bill, lleno de curiosidad. Aunque parte de él ya lo sabía.


~~~


Cópula.


Bill se suponía que no había oído la palabra. La única razón por la que la había aprendido en un principio era porque había estado escuchando a escondidas. Había estado enfermo y cansado de las reuniones secretas que Andreas estaba teniendo con el consejo mientras que él, a su a vez, se vio obligado a descansar o rezar o acicalarse.


Por aburrimiento y curiosidad, había decidido escuchar cuando el Consejo abordó a Andreas. La naturaleza de la reunión parecía estar centrada en la cópula, lo que sea que fuera, y Bill lo habría aprendido también si no hubiese sido descubierto y escoltado de regreso a su alcoba con un resoplido y haciendo un puchero.


Según lo que Bill había meditado, la razón por la que Andreas fue traído al templo para ser su amigo tenía algo que ver con la cópula que iba a tener lugar. Bill no era tonto - sólo demasiado joven para comprender la connotación que presentaba la palabra.


La idea de la cópula parecía tan misteriosa, tan inexplorada. Fuera lo que fuera, Bill sospechaba que debía ser algo muy emocionante, porque todo lo que hacía con Andreas lo era. Siempre que Andreas estaba cerca de él, su estómago era como si tuviera mariposas, un montón de alas amarillas y rosadas agitándose nerviosamente en algún dentro suyo. Las mariposas se quedaban en su estómago, haciéndole sentirse mareado, ligero y ruborizado con una extraña e inigualable sensación cada vez que Andreas le tocaba. Bill disfrutaba de las sensaciones. Ellas le hacían sentirse feliz por dentro.


Fue difícil para Bill, quien era naturalmente curioso, olvidar la palabra. Pensaba en ello constantemente, y cada vez que Andreas era convocado sin él - sabía que los sacerdotes tenían que estar discutiendo la cópula con él. No podía dejar de sentirse excluido - todos en el consejo, los sirvientes, los monaguillos, los portadores de ofrendas, sus amigos, todos ellos parecían saber lo que era, y siempre que la cópula se mencionaba en cualquier lugar cerca de Bill, las voces hablando se callaban.

~~~


—¿El consejo te ha dicho algo sobre la cópula? —Andreas le preguntó a Bill con un intenso brillo en sus ojos.


Los oídos de Bill reaccionaron. —He escuchado el término antes, pero no sé nada más aparte del nombre.


—Bueno, la cópula es un acto, Bill —, Andreas inspiró. —y se llevará a cabo por primera vez esta noche.


—¡Estoy tan emocionado! —Bill exclamó alegremente. —¿Es algo que me va a gustar?


—Sí, yo definitivamente eso espero. —sonrió Andreas. —Hay una razón por la que nos hemos vuelto tan cercanos en los últimos meses, Bill.


—Lo sé, Andi. Es porque me encanta estar contigo, tú me entiendes más que nadie y me haces sentir especial, y...


—¿Y, sabes qué es esto?


Andreas se inclinó más cerca de Bill como si estuviera a punto de susurrarle su más íntimo secreto. Bill no pudo evitarlo, sus narices prácticamente se tocaban y se vio obligado a actuar por alguna fuerza desconocida - él le lamió tiernamente los labios y conectó su boca con la de Andreas.


Las manos de Bill temblaron, no podía dejarlas a su lado mientras duraba el beso. Extendió una mano hacia Andreas, deslizándola por la pierna del chico, sintiendo el calor de su piel y su constante necesidad de tocar algo.


Bill se aferró a Andreas como un cervatillo a la leche de su madre, y cuando Andreas rompió el beso momentos más tarde, los labios de Bill seguían extendidos, pidiendo más de Andreas.


—Has sido bendecido por los dioses y por el consejo. —Dijo Andreas cariñosamente. —Yo voy a ser tu guía y te ayudaré a cumplir con los deseos del consejo sacerdotal.


—Ellos desean mis profecías... —Bill dijo bajito y su rostro decayó ligeramente. —No me gustan Andreas. No tengo ningún control cuando profetizo, y me asusta... No me gusta cuando ellos me provocan para conseguirlas...


—Es por eso que estoy aquí... —susurró Andreas. —Para provocarlas por ti mientras ellos hacen sus tontos apuntes sobre el fututo. Me aseguraré de que nada malo te suceda. Voy a amarte y mantenerte a salvo de todos sus rituales, lo prometo.


—Andi... —Los dedos de Bill apretaron el muslo del chico más mayor. —mi primera visión... No quiero que nadie me toque así de nuevo. Tengo miedo.


—No tienes nada que temer cuando estoy aquí.


—No estoy seguro de qué hacer. —Bill dijo dudoso.


—No tienes que hacer nada, Bill. Sólo relájate y yo cuidaré de ti.


~~~


Los dedos de Andreas trazaron la superficie del pecho de Bill. La pequeña túnica blanca del chico estaba puesta en el borde de un plano pedestal de oro, y Andreas estaba igualmente desnudo. Bill no se sentía tan expuesto como lo había hecho las otras veces.


Bill se excitó en el momento en que Andreas se puso encima de él, y no deseaba otra cosa más que vincularse con el otro chico. Andreas besó a lo largo de la mandíbula de Bill, y éste estiró el cuello, intentando darle a Andreas tanta piel para degustar como le sea posible.


Algo acerca de sus pieles desnudas tocándose, ardiendo la una con la otra con un nuevo tipo calor hacía imposible para Bill mantenerse quieto. Se arqueó, apretándose contra Andreas y sus entrepiernas colisionaron en un descarga de caliente deseo. Bill nunca había sentido nada como esto en su vida, y cuando las manos de Andreas delinearon su cuerpo, una intensa y casi dolorosa emoción empezó a crecer en su interior. Sus ojos parpadeaban, y para cuando Andreas presionó sus dedos dentro de Bill, éste ya se había venido, llegando a partir de los toques del otro chico y explorando a través de los reinos de lo desconocido.


Bill sólo deseaba haber podido compartir la experiencia completa con su mejor amigo antes de desvanecerse. Estaba tan absorto en su profecía, que ni siquiera estuvo presente en el íntimo acto. De cierto modo sintió la pérdida, esta experiencia sería una que nunca podría disfrutar plenamente. Y aunque Bill amaba a Andreas con todo su corazón, él nunca llegaría a estar totalmente presente en cualquier otro acto. El único propósito de su excitación era profetizar.


Esta era su maldición.



~~~


En las horas siguientes después de la quema, Bill hizo poco más que ver los innumerables recuerdos que inundaban su cerebro. Tenía los ojos vidriosos, rojos de tanto llorar, porque estaba bien dejar salir las lágrimas. Se veía sumamente destruido, y en verdad lo estaba.


Bill estaba completamente entumecido, por dentro y por fuera. Hacía rato había perdido la sensibilidad en sus manos y pies, las cuerdas se habían encargado de eso, y empezaba a paralizarse sentimentalmente. Cada vez que respiraba era otro sin Andreas, y cada segundo que pasaba, otro que estaba solo. Cuando trataba de moverse en el suelo, todo su cuerpo se estremecía como si alfileres y agujas punzaran y pincharan en él sin cesar.


Un guerrero con el pelo largo de color marrón se acercó y le ofreció una pequeña ración de pan, que Bill rechazó sacudiendo su cabeza. No sabía cuántas horas habían pasado y honestamente no le importaba.


Con un débil suspiro, los ojos de Bill se cerraron y se durmió.


Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios