¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
De Inimico Non loquaris Sed Cogites

El silencio en la habitación era ensordecedor. Andreas miraba fijamente a Tom, su mandíbula abierta por la sorpresa. Andreas quería arrancar las rastas de la cabeza de Tom, matarlo una y mil veces, verterle cera caliente por todo su piel, echarlo a los leones por lo que había hecho con Bill. Quería correr hacia Bill, besarlo mientras él lloraba, huir con él y no volver nunca más. Pero Andreas se dio cuenta de que estaba demasiado conmocionado incluso para moverse.


—Tom, tú no... —Georg dijo en voz baja, sorprendido. Aunque estaba casi susurrando, había un claro indicio de furia y repulsión en su tono.


—¡Cómo si no hubieras pensado hacerlo tuyo! ¿O has olvidado tus manos por todo su cuerpo, memorizando su piel, tomándolo como si ya fuese tuyo?


—Hay reglas en la guerra, Tom. —Georg dijo gruñendo mientras daba un paso más cerca hacia el joven líder. —Incluyen dignidad, respeto, niveles básicos de humanidad... ¡Ares te enseñó el camino hacia la guerra, y tú escupiste en su cara! ¡Tú aceptaste su juego y jugaste sucio, destruyendo todas las posibilidades de ganar por entregar al chico a los guerreros para que lo destrocen!


—¡No te atrevas a hacerte el sentimental conmigo! —Tom le advirtió. —¡Tú, quien casi me hace perder la mayor oportunidad que tengo de pasar a la historia, sólo porque sus brillantes ojos marrones se dirigieron lujuriosamente en tu dirección!


~~~


Para el momento en que los hombres terminaron, Bill estaba apenas reconocible. Su cabello sedoso y brillante estaba ahora enredado y descuidado, pegajoso en algunos sitios dónde el semen de los hombres había conseguido llegar. Sus labios estaban rojos, no por el deseo, sino porque los hombres los habían desgarrado y apretado ferozmente, abriéndose paso entre sus labios con sus lenguas y sus hombrías. Había marcas de dientes en los lóbulos de sus orejas, en su cuello, hombros, brazos, manos y piernas, en todas las partes donde los hombres pudieron llegar, dolorosas y violentas mordeduras. Tenía considerables magulladuras en sus muñecas, que coincidían con los dolorosos moretones negros y azules que empezaban a formarse en sus caderas, pero ni de cerca comparado con el daño que le habían hecho a su trasero.


Él estaba físicamente roto por la mitad por los guerreros, dejándolo incapaz de incluso ponerse en pie después de que el último hombre hubiera terminado con él. Los hombres se habían empujado dentro de él como si no fuera más que contenedor para la basura, no como el ser humano que era. Sus entrañas se sentían hinchadas, pero a la vez llenas de la semilla de los hombres.


Bill gimoteó cuando uno de los guerreros recogió su cuerpo malherido y lo llevó de vuelta a la habitación sacerdotal que había estado compartiendo con Tom. Sus músculos le dolían por el dolor y el agotamiento, hasta el aire parecía lastimarlo en su frágil estado. El hombre dejó caer a Bill en el suelo, pasando por encima del chico cuando su cuerpo chocó contra el suelo con un ruido sordo. Bill se mordió el labio cuando él golpeó el mármol; el único sonido que tuvo la suficiente energía para realizar fue un bajo y desesperado quejido.


~~~


Bill no tuvo la necesidad de mirar hacia el sonido de los pasos. Sabía quién sería. Era Tom, obviamente quería restregar su victoria al chico y ejercer su poder y control sobre él. Joder, tal vez trataría encontrar una manera de herirlo aún más. Bill quiso reír ante la idea – no había forma de que él pudiera estar incluso más herido o más humillado de lo que ya había estado.


~~~


—¡No puedo creer que hicieras algo tan estúpido! Puedes haberlo arruinado todo. —exclamó Georg. Estaba francamente furioso. —¡¿Profanar a un bendecido en el templo de su propio dios?! Nos has hecho el blanco de la furia de Eros, o la ira de Ares.


—Quizás las consecuencias no sean tan malas. —Gustav suspiró desesperadamente mientras se frotaba las sienes. Toda la situación estaba por encima de él.


—¿No tan malas? ¡Que me condenen si un rayo no quiebra el suelo donde estamos parados y los buitres no vienen a picotear nuestra carne quemada! —dijo Georg enojado.


—¿Qué habrías hecho tú en mi lugar? —Tom cuestionó acaloradamente, con el rostro rojo de la ira por cómo su llamados amigos le regañaban. —¡Él me estaba desobedeciendo abiertamente, mintiéndome, haciéndome quedar como un completo tonto! ¡Necesitaba aprender que yo tengo la posición de poder aquí, y que él no puede hacer nada al respecto!


—Bastardo... —era la primera vez que Andreas conseguía hablar. —No tienes ni idea de lo que has hecho.


Tom pegó al chico rubio con dureza en la mejilla. —¿Perdoné tu vida y te atreves a hablarme así?


Andreas fulminó a Tom con la mirada. —Dime, Tom, ¿sabes algo acerca de Bill? ¿Sabes lo que ha sufrido y atravesado para llegar hasta donde está hoy?


—¿Crees que me atemorizaras con los mitos sobre Bill, advirtiéndome de su poder y de cómo muy pronto voy a sentir su ira? —Tom se burló desafiante. —Malgastas tu aliento.


—Bill es un humano, Tom. —espetó Andreas. —No sabes nada acerca de su pasado, de sus debilidades. Es posible que hayas destruido tu posibilidad de tener la gloria con tus propias manos.


—Cierra la boca, tú... —Tom se detuvo a media frase cuando un sudoroso hombre de piel oscura con el pelo revuelto entró en la habitación. —¿Si?


—El chico está de regreso en su habitación para que usted decida qué hacer con él. —el hombre informó. —Él no nos dio ninguna profecía tampoco, sin embargo, hicimos todo los posible para extraerla de él.


—Gracias por informarme. —dijo Tom, y el guerrero se fue. Si Tom sintió alguna decepción por la noticia, no lo demostró. Su rostro era una pizarra en blanco. —Ustedes dos esperaran aquí con Andreas. No me sigan. Si lo hacéis, no duraré en deteneros yo mismo.



~~~


Cuando una caliente mano se posó en el hombro de Bill, él al instante se sacudió. Las invisibles manos lo agarraron y lo sujetaron. Intentó gritar pero algo grande y molesto había sido metido en su boca.


—Por favor... para. —Bill clamó débilmente. Las palabras que había tratado de formular al sentir los primeros toques finalmente surgieron; por desgracia, llegaron demasiado tarde.


En el momento en que Tom entró en la habitación y se dio cuenta del estado de Bill, su aire de engreída confianza desapareció en un segundo. En ninguna parte de sus órdenes él mandó a los hombres a hacer tal daño físico al profeta.


Tom no retiró su mano, aun cuando Bill empezó a temblar en una súplica silenciosa. En cambio, levantó a Bill en sus brazos. El chico de pelo oscuro luchó tan frenéticamente como pudo contra el agarre de Tom, que no fue mucho debido al hecho de que estaba apenas coherente y que sus músculos punzaban del dolor. Bill superficialmente empujó a Tom por el pecho con su mano libre y con cardenales, su único posible intento de auto-protección.


—Por favor... no más... —el susurro de Bill estaba lleno de miedo. Su voz era ronca, su garganta estaba adolorida por el repetitivo asalto.


—Deja tus gemidos lastimeros. Después de todo, esto es totalmente tu culpa.



Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios