¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas de la historia:
Dedicado a mi amiga Rosmi, como regalo atrasado por su cumpleaños.
Cuando abrió los ojos esa mañana, pensó seria como cualquier otra.
Las almohadas eran tan suaves que lo incitaban a seguir durmiendo; pero algunos rayos de sol ya asomaban entre los pliegues de la cortina y sabia que Sebastian no tardaría en aparecer tras la puerta, como era costumbre cada mañana con su desayuno y lista de pendientes. Suspiro frustrado y se recostó boca abajo, ocultando la cara entre las almohadas, pero una extraña sensación en su entrepierna le hizo gemir de dolor levemente, se sentó rápido en la cama y pudo distinguir un bulto sobre las sabanas que surgía desde el interior de sus pantalones. Con su dedo tentó el pequeño bulto y gimió otra vez por la sensación que le provocó aquel rose.
La cerradura de la puerta se movió y Ciel rápidamente cubrió su entre pierna con una de las almohadas, ahogando el gemido que amenazaba con abandonar sus labios. Sebastian entro a la habitación con una estoica sonrisa, pero en sus manos no había más que sus guantes blancos.
–Joven amo, me alegra verlo despierto- Decía mientras abría las cortinas
–Su itinerario esta apretado el día de hoy, está bien si toma el desayuno en el despacho?- Se acercó sin borrar su sonrisa a su amo este asintió ligeramente evitando su mirada, lo que alertó a Sebastian que comenzó a escudriñarlo con la mirada.
–Le sucede algo?- Ciel levanto la mirada y le resto importancia moviendo la mano
–Si bueno, es extraño, creo que estoy enfermo.
–Enfermo- Cuestionó Sebastian colocando inmediatamente la palma de su mano en la frente del joven.
–Aja…- Ciel un poco nervioso por la ubicación de su problema, retiró la almohada de su entrepierna mostrando a su mayordomo el bulto creciente en sus pantalones. Sebastian sonrió al contemplarlo y retiró la mano de la frente de su amo.
–Este pequeño problema es algo normal que pasa a su edad y puede quitarse fácilmente joven amo.- Ciel suspiró aliviado y vio a Sebastian con firmeza.
–Si no tiene problema, deshazte de él - El mayordomo sonrió travieso y lo vio directo a los ojos mientras se sacaba sus blancos guantes.
–Está seguro que quiere que yo me ocupe de esto?- Ciel asintió seguro sin dejar de verlo
–Solo a ti te confiaría algo así Sebastian.
La sonrisa del demonio no se borro y sus ojos tomaron un color rojo más brillante. –Debe serrar los ojos- murmuró y Ciel obedeció sin dudarlo.
Sebastian bajo el pantalón del pijama, hasta sus muslos rozando la erección del joven quien solo se estremeció pero no emitió queja alguna. –Creo que será mejor que cubra sus ojos- El demonio colocó seda alrededor de la cabeza de su amo, cubriendo por completo sus ojos.
Ciel mordió suave su labio inferior al sentir el frio tacto de los dedos de Sebastian que envolvieron su miembro. –Ahh…haces?- Gimió un poco asustado. –Liberándolo de esta molestia- Sebastian afirmó su agarre alrededor de su pene comenzando a masturbar lentamente, deslizando su mano de arriba abajo.
–Ah…Ah…-Sonidos de placer inundaron la habitación y la sonrisa de Sebastian se hizo más grande. La cara de su amo hacía gestos de placer que provocaban que su mano se moviera cada vez más rápido.
Ciel se estremecía y contenía el aliento, sucumbiendo al placer que le recorría con cada rose de la mano de su mayordomo. Sebastian jadeó al notar el pre semen en la punta y la frotó con su pulgar en forma de pequeños círculos. Ciel gimió con desesperación y se aferró al brazo de Sebastian quien no dejaba de acariciar su erección. –Joder…para- Gimió Ciel al sentir una oleada de placer que hizo latir su entrepierna; pero Sebastian obedeció y presionó un poco más su mano alrededor de su miembro y aceleró el movimiento de su mano arriba y abajo. –Ahh! Ahh!- Ciel gimió alto a causa del placer que lo estremeció por completo al llegar el orgasmo manchando un poco su abdomen y la mano de su mayordomo. Ciel se dejo caer en la cama agitado, aun sin saber la magnitud de lo que había pasado realmente mientras Sebastian limpiaba borrando todo rastro de su semilla.
El peli azul suspiró y saco la seda de sus ojos justo después que Sebastian terminara. –El problema se ha ido- dijo sonriendo. –Es hora de vestirlo apropiadamente- Ciel se dejo hacer y suspiró.
–Por qué no paraste cuando te lo dije?-
–Una vez que se empieza no se debe detener hasta el final- Sebastian sonrió terminando de abrochar su camisa y deposito un suave beso en sus labios que le hizo sonrojar.
FIN
Notas finales:
Gracias por leer
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios