¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Solo una sábana cubría la parte baja de sus cuerpos desnudos. Habían pasado lo que quedaba de la noche haciendo el amor, después de todo, era la mejor forma para una reconciliación.

 

El sol ya estaba en el punto más alto del cielo, lo que significaba que era bastante tarde, pero a ninguno de los dos le importaba mucho. JC abrazaba desde atrás a Beliar por la cintura dormitando todavía, mientras que su compañero llevaba un poco más de media hora despierto... estaba algo pensativo. Pasaron unos pocos minutos más antes de que el moreno diera signos de querer despertarse. Beliar simplemente sonrió al sentir a JC moverse atrás suyo.

 

- Buenos días... - le susurro en el oído a Beliar para luego empezar a darle besos por el cuello y seguir hacia su hombro.

 

- Buenos tardes dirás - sonriendo -. Ya son más de las doce -.

 

- No me importa - sonriendo y mordiéndole sensualmente la oreja provocándole algunas cosquillas -. Deberíamos pelear más seguido... - Beliar rió levemente ante el comentario -. Me excitan más las reconciliaciones.

 

- Si que dices estupideces - sonriendo y volteándose a ver a JC -. Pero quizás no sea mala idea - le sonrió muy seductoramente antes de besarlo -. A propósito... tu aparatito no me dejo dormir muy bien - el moreno puso cara de no entender lo que su demonio decía, aunque tenía una leve idea de lo que era y se sonrojó un poco por ello. Beliar al ver el sonrojo de su amante se sonrojó también al haber adivinado lo que el moreno estaba pensando -. ¡Hablo de tu teléfono! - dijo algo molesto provocando una risa nerviosa por parte del moreno -. ¿Cómo es que no lo sentiste? Si que tienes el sueño pesado - el moreno rió ante el comentario.

 

- A ver... - tomando el móvil en sus manos percatándose que tenía dieciséis llamadas perdidas y todas de la misma persona -. ¡Rayos! Se me olvidó llamar a Kiara nuevamente... ¡Que estúpido! - se levantó y se puso solo la ropa interior antes de llamar a la chica, paseándose por el dormitorio, mientras que Beliar lo observaba divertido y negando con la cabeza.

 

- Eres un caso perdido JC... - rió. El moreno solo lo observó y le hizo un gesto con la mano dándole a entender a Beliar que estaba conversando con la chica, lo que provocó otra risa en el demonio. Luego volteó a mirar hacia la ventana y se limitó a solo observar el cielo. Al cabo de unos minutos, JC cortó la llamada.

 

- Asunto arreglado... o más bien a medias - rascándose la nuca.

 

- Por tu expresión puedo decir que ella se molestó ¿no? - lo dijo mirando al moreno y sonriéndole.

 

- Algo... - dijo desviando la mirada mientras que Beliar reía -. Por lo menos te sigo divirtiendo - se miraron mutuamente por un corto tiempo -. Creo que me iré a duchar - Beliar solo hizo un gesto para darle a entender a JC que lo hiciera.

 

El moreno se dirigió al baño para ducharse mientras que Beliar seguía recostado en la cama observando la puerta del dormitorio por donde había salido su amante. Posteriormente, se reincorporó en la cama sentándose en esta y apoyando su espalda en la pared para luego soltar un suspiro. Cerró sus ojos por un momento... alguien más estaba junto a él.

 

- Sabía que vendrías pronto... Manakel - abrió sus ojos y dirigió su mirada hacia la ventana, en donde se encontraba el ángel.

 

- No has cambiado en nada, Beliar - dijo este acercándose un poco al demonio -. Creo que tenemos algunos asuntos que discutir -.

 

- Probablemente... - miró fijamente hacia los ojos de Manakel.

 

- Deberíamos comenzar ya... Solo es cuestión de tiempo para que se descubra todo y nos detengan - dijo serio.

 

- Tranquilo.... - le sonrió con malicia -. Solo esperaremos un par de días más. Luego comenzará el espectáculo - rió.

 

- ¡No podemos esperar más, Beliar! - acercándose más al susodicho y arrodillándose un poco para estar a su altura.

 

- ¡Quieres bajar la voz, idiota! - enfadado ya por los arranques de Manakel -. Esperaremos solo dos días más y al fin obtendremos lo que queremos... Lo único que te pido es que seas discreto y tengas algo de paciencia - miró hacia al frente un punto fijo -. Pronto todo será nuestro... - sonrió ante esa idea.

 

- De acuerdo, Beliar. Será como tu digas - se alejó un poco de éste -. Solo espero que todo salga bien.

 

- Todo saldrá bien - molesto por el comentario del ángel -. Ya lo verás... - ambos miraron en dirección a la puerta del dormitorio al escuchar abrirse la puerta del baño. Manakel desapareció rápidamente, mientras que Beliar esperaba a que apareciera JC. El moreno entró en el dormitorio secándose el cabello, se quedó observando a medio camino a Beliar ya que este le miraba fijamente.

 

- ¿Pasa algo? -.

 

- Nada fuera de lo normal - volteándose en otra dirección y fingiendo estar molesto.

 

- ¿Y eso? - algo extrañado por la respuesta. Seguía sonriendo y secándose el cabello.

 

Beliar volvió a dirigirle una mirada y se levantó de la cama. Caminó muy sensualmente hacia el moreno completamente desnudo. JC había dejado la toalla que estaba usando para secar su cabello de lado y solo observaba a Beliar, hasta que este quedó frente de él.

 

- Tengo pensado aprovechar la ducha de otra forma... - en su mirada había lujuria. Comenzó a pasar sensualmente sus dedos por el torso desnudo de JC, atrapando algunas de gotas de agua y descendiendo a través de este hacia su abdomen -. Pero hay algo que me está molestando aquí... - siguió su recorrido con sus manos en el cuerpo del moreno hasta llegar a la toalla que cubría su hombría. Lentamente tiró de esta hasta dejar a JC completamente desnudo. Ambos se seguían sosteniendo la mirada en todo momento. Posteriormente, Beliar tomó del brazo a JC y lo jaló hasta el baño, dio vueltas a la llave de la ducha e hizo que el moreno se metiera con él. El agua caliente comenzó a recorrer el cuerpo de ambos.

 

- Si que te gusta provocarme - acercándose a Beliar y arrinconándolo contra el cerámico de la pared.

 

- Como si no te gustara que lo hiciera - sonrió con picardía.

 

Inmediatamente JC besó a Beliar con necesidad... un beso demandante. Cada uno jugaba con la lengua del otro y apegaban sus cuerpos lo más que podían. Al cabo de un rato tuvieron que separarse por la falta de aire. Se miraron a los ojos intentando regular sus respiraciones, pero el moreno no era de esos que le gusta esperar, así que tomo la iniciativa y comenzó a besar y morder el cuello de Beliar, descendiendo hasta las clavículas, por el torso y luego el abdomen hasta un poco más abajo del ombligo. Beliar simplemente daba pequeños gemidos ante la placentera sensación que le provocaba el moreno, echando su cabeza hacia atrás y cerrando los ojos, mientras JC seguía con su trabajo. Al cabo de unos minutos el moreno se detuvo provocando molestia en el demonio, quien lo miró algo desconcertado. JC esbozó una sonrisa y se levantó para besar a Beliar, mientras lo levantaba e intentaba poner las piernas de este alrededor de su cintura, siendo el mensaje captado por Beliar que lo hizo inmediatamente.

 

El agua caliente seguía mojando sus cuerpos, haciendo que la actividad fuera más placentera. El vapor solo hacía que el aire se tornada algo pesado y que el calor se encerrara en aquella habitación... un calor que solo aumentaba el erotismo en ambos.

 

Beliar decidió permitirle a JC desatar su cabello por primera vez. Este último deslizó sus dedos por el cabello negro del demonio, lo agarró no muy fuerte y hecho su cabeza hacia atrás para poder morderle el cuello. Lentamente JC comenzó a introducirse en el cuerpo del demonio, al cabo de finalizar dicha tarea comenzó a embestir suavemente para después ir aumentando la velocidad. Beliar mantenía ambas piernas alrededor de la cintura del moreno, esto era para facilitarle el trabajo. El sentir el frío del cerámico con el agua caliente recorrer su cuerpo y, además, el exquisito roce de su sexo contra el abdomen del moreno, lo llenaba de placer, haciendo que empezara a gemir cada vez más fuerte. Ambos estaban por llegar al momento cúlmine. JC terminó dentro del cuerpo de Beliar, mientras que este manchaba los abdómenes de los dos. Ambos se deslizaron por la pared de cerámico hasta quedar arrodillados, Beliar encima de JC, en el piso de la ducha, intentando calmar sus respiraciones, viéndose a los ojos para luego darse un tierno beso.

 

Beliar se estaba secando el cabello, ya estaba vestido, y miraba de reojo a JC que se estaba colocando una polera color burdeo. El moreno se percato de que estaba siendo observado y se dio media vuelta para observar al demonio y darle una sonrisa de satisfacción.

 

- Tengo que salir ahora... - le dijo el moreno acercándose a Beliar y mirándole a los ojos - Quedé de juntarme con Kiara... le debo la explicación - dijo sonriendo y rascándose la nuca.

 

- ¿Tú y ella son buenos amigos? - se seguía secando el cabello.

 

- Bastante... siempre puedo contar con ella - desvió la mirada y sonrió - Aunque ahora está molesta porque no le contesté ninguna llamada. Supongo que tendré que compensarle aquello - rió nerviosamente mientras Beliar negaba con la cabeza - ¿Tú que harás? -.

 

- Saldré un momento también... me cansé de estar en el departamento - dejaba la toalla arriba de la cama. JC había cambiado su expresión a uno de molestia.

 

- ¿Te juntarás con alguien? - lo miraba a los ojos seriamente.

 

- No... - lo miró a los ojos también cambiando su expresión - ¿Seguirás con tus celos? -.

 

- ... - observó hacia otro lugar al ver la mirada acusadora del demonio. Esperó un momento antes de decir algo - Está bien... No diré más... Suficiente tuve con mis celos la última vez y la verdad es que no quiero que se repita -.

 

- Creí que habías dicho que querías que peleáramos más seguido - sonrió al ver la expresión de falsa molestia de JC.

 

- Detesto cuando ponen lo que he dicho en mi contra - saliendo del dormitorio fingiendo estar molesto. Beliar simplemente se rio ante aquella acción.

 

Al irse el moreno, Beliar se miró un mechón de cabello... quizás no era prudente salir así. Fue directo al baño y se miró en el espejo, se arregló un poco el cabello atándolo en una coleta e hizo unos ligeros cambios.

 

JC se quedó estático al ver a Beliar así. El demonio había tomado la apariencia casi idéntica de Hunter, lo único que no cambió fue su expresión. Beliar se arregló el cabello rubio y miró con sus orbes celeste agua a los ojos negros de JC.

 

- ¿Vamos? - esperó una respuesta por parte del moreno que se quedó embobado observándolo. Al cabo de un rato, JC logró reaccionar y siguió a Beliar hacia las afueras del departamento, cerrando tras de sí la puerta para posteriormente tomar el ascensor.

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

Llevaba bastante tiempo escuchando las reprimendas de Haaiah, pero no podía hacer absolutamente nada ya que sabía que éste tenía la razón. Seguía escuchando cada palabra dicha por el ángel con la cabeza gacha y apretando con fuerza sus puños... estaba furioso, pero no por estar en esa situación, si no por el causante de aquello. Al cabo de un tiempo, y de que Haaiah terminara de dejar las cosas en claro, decidieron calmarse para analizar la situación.

 

- Lo que me preocupa ahora es cuando comenzará todo... - Haaiah miraba un punto fijo del suelo del templo.

 

- Tendremos que prepararnos para la batalla - decía Lauviah.

 

- Deberíamos estar buscando a Beliar, ahora que podemos sentir su presencia -.

 

- Puede que tengas razón, Uriel - dijo Haaiah y observó al susodicho - Pero... ¿quién nos garantiza que está en el mismo lugar? Beliar no es estúpido... - hizo una pequeña pausa para procesar todo - Si todavía no abre las puertas del Infierno es porque está esperando algo.

 

- ¿Pero qué? - preguntó Gabriel.

 

- Ese es el problema... - tomó un largo respiro antes de continuar - Miguel... - el susodicho levantó la vista al oír su nombre - Tú eres el que liderará el ejército celestial contra las tropas del demonio.

 

- También me encargaré de Beliar - se apresuró a decir.

 

- ¡No! - su voz se escuchó resonó por todo el lugar - Ya fue suficiente con lo que paso. No estás listo para enfrentarlo -.

 

- Haaiah... soy el único que puede vencerlo y lo sabes perfectamente bien - ambos se miraron directamente a los ojos.

 

- No podemos arriesgarnos, Miguel - dijo en tono firme.

 

- No voy a fallar esta vez - en sus ojos se podía ver lo decidido que estaba ante ello. Haaiah cerró sus ojos un momento meditando la situación antes de responderle.

 

- De acuerdo... Confío en que lo harás - esperó unos momentos antes de proseguir - En cuanto a los demás... nos prepararemos para lo que sea. Beliar tiene intenciones de abrir la puerta y desatar el Apocalipsis. Si esto sucede... nosotros tenemos que estar ahí para evitarlo - todos los demás asintieron ante las palabras de Haaiah.

 

Cada uno salió del enorme templo en direcciones opuestas. Mientras Haaiah avisaría de la situación a sus superiores, Miguel iva caminando por los Campos del Edén en compañía de los otros tres arcángeles.

 

- Miguel... ¿estás seguro de lo que quieres hacer? - preguntó Uriel no muy convencido de lo dicho hace un poco tiempo por el arcángel.

 

- Si... No caeré nuevamente ante Beliar y no permitiré que lleve a cabo lo que sea que tenga planeado.... - seguridad en cada una de sus palabras - Si es necesario... lo mataré - cada gesto y expresión le daban firmeza a sus palabras. Los otros tres arcángeles solo lo miraban. Uriel era el único que no estaba muy convencido de ello.

 

- Podríamos ir a la Tierra en busca de Beliar... antes de que esto suceda - dijo Rafael.

 

- ¿Acaso no escuchaste las palabras de Haaiah? - dijo Miguel mirando un punto fijo del horizonte. En todo momento no miró a ninguno de sus compañeros - Sería una pérdida de tiempo - Rafael suspiró - Solo nos queda alistarnos... - solo en esta instancia, Miguel volteó a ver a sus compañeros... quería darles seguridad. Luego de observarse por un tiempo, siguieron su camino por el Paraíso.

Notas finales:
Listoque xD Nuevo cap ;)
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 54 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 144 Comentarios