¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:

3.

Lo odio, y deseo que algo ocurra para borrarlo del planeta.

*

 

Give me some HATE 

*

Autor Original: Umikito.

Clasificación: G.

Género: Romance, General.

Pareja/as: Frank Iero & Gerard Way.

Disclaimer: Los integrantes de My Chemical Romance se pertenecen a sí mismos, no busco ningún bneficio económico con esta historia, la cual es sólo eso, una historia. No es difamación, es amor.

Especificaciones:
- Diálogo. 
«x» Pensamientos.
Narrativa distinta en cada capítulo.
Parte de la serie: H A T E.

Estatus: Completa. 3 capítulos. 3,935 Palabras.


 

 

 

 

 

 

 

Please, III

 

 

—Y tú, ¿qué me recomiendas? ¿Frío o muy caliente?

La chica se muerde los labios al terminar la pregunta intentando ser suficientemente sexy para que ese camarero le haga una propuesta indecorosa que incluya alguna visita al baño de hombres.

—Frío —responde él finalmente —Muy frío.

Con una mueca se aleja de ella, quien con voz burlona da una justificación a sus sonrientes amigas.

—Seguro que es gay.

 

 

Soportar los comentarios de doble sentido de las clientas no resulta lo más difícil de este trabajo. Ni siquiera lo más interesante.

Lo difícil empezó apenas unas semanas atrás con un nuevo empleado.

En esta cafetería pasa nada, y nada es relevante, así que notar de pronto un par de ojos verdes es fácil y más cuando los conozco a la perfección. Al principio de mi vida me parecían ojos color verde vómito, luego fueron verde pasto y con el paso se solidificaron, volviéndose joyas, como quien espera frente al mar por un marinero que jamás regresará.

La primera semana fue terrible. Mis ojos me traicionaban lanzándole miradas furtivas mientras entregaba las malteadas. Aunque no quisiera admitir, compartir esas dos horas en los turnos eran el incentivo para llegar siempre puntual. Aunque no lo pudiera demostrar, volverlo a ver removió mi corazón llenándolo de esperanza, pero la fortuna me sonrió acompañada de conciencia y los recuerdos regresaron, cayendo como piezas de rompecabezas en el lugar correcto.

Yo no puedo tener esperanzas.

Él me olvidó, y así debí de haber hecho yo.

Cinco años no pasan rápido, menos sin tenerlo junto a mí, pero cinco años sí ayudan reflexionar, que al principio el odio nos unió, y tal vez, el odio es lo único que podemos mantener.

Una tarde sus palabras me lo confirmaron.

Ódiame susurró junto a mi oído. Tan suave y tan cálido como lo recordaba, logrando que mi cuerpo experimentara el recorrido de un profano escalofrío. Ódiame, sin medida... sin clemencia.

>> Tu odio, Frank; prefiero mil veces tu odio a tu indiferencia. Ódiame, por haberme ido, por no regresar, por no ser valiente y dejar que me separaran de ti. Ódiame, porque tu rencor es misericordia frente a tu olvido.

 

 

Y he cumplido.

Por eso su cuerpo recibe mis capuccinos, mis golpes, mi indiferencia y mi mal humor. Me gusta pensar que sufre una mínima parte de lo que yo sufrí. Me gusta creer que cuando regresa a casa a atender las manchas de café me recuerda y remuevo algo en su interior como él hace conmigo todas las noches.

Lo odio.

Sé que esto es odiar, porque, ¿de qué otra forma se llamaría a ese sentimiento que asciende por mi garganta que me impulsa a gritarle hasta dejarlo sordo? ¿Cómo más puedo llamar a estas ganas de apretarlo tan fuerte que lo deje sin aire?

¿Cómo más se llama el deseo de estampar su rostro contra el piso hasta borrar esos ojos, esa nariz perfecta y esos labios tentadores?

Lo odio, y deseo que algo ocurra para borrarlo del planeta.

Quisiera que el brillo se perdiera, que su sonrisa se extinguiera y me dejara volver a vivir en paz.

Quisiera que llorara por mí como yo lloro ahora por él.

 

 

Un nuevo día de trabajo y la novedad de perder a Richard por un resfriado.

Eso representaría para mí llegar más temprano, y como soy un maldito buen amigo he obedecido. (No, no tiene absolutamente nada que ver con el hecho de ver a Gerard).

«Cállate conciencia».

El lugar está ligeramente vacío, mis ojos algo rojos por el desvelo y en mi mente todavía muy reciente el sonido de mis sollozos. Cuando llego él me recibe con una sonrisa que yo intento ignorar girando el rostro. «Tantos años en los que ni siquiera pude ser inmune a su sonrisa».

Me duele reconocer que como un idiota le he esperado, almacenando falsas esperanzas.

Ahora sólo puedo odiarlo.

Ahora sólo debo odiarlo.

Lo merece.

Lo necesito.

Pero...

Su cuerpo pasa junto al mío que parece congelado. A lo lejos escucho que el jarabe de cereza se ha terminado y no hace falta más para saber que ha ido a buscarlo.

Es un error y lo sé, me arrepentiré, también lo sé; pero volver a verlo, definitivamente tiene que significar algo y no poder olvidarlo, algo mucho más grande.

Remontando la escena de nuestra adolescencia, hago que su frente se impacte contra la pared.

—Te odio —digo a su oído. Le veo sonreír.

—Era lo menos que me esperaba.

Sus palabras como siempre me doblegan y su astucia se asoma cuando alcanza a girar para enfrentarme. Su frente se nota enrojecida, y aunque quisiera acariciarle, obligo a mi mano a permanecer quieta en su lugar.

—Pero ten presente que de acuerdo a la experiencia, tan sólo se odia lo querido.

Me sonríe y no hay más.

Lo odio tanto que esto debe ser amor. Tanto que me fundo en él, en su cuerpo y en sus labios que se abren para mí. Tan mágico y correcto por la primera vez.

-Por favor —susurra—, por favor, perdóname.

—Lo intenté, Gerard, intenté odiarte y terminar con esto, pero no puedo. Cinco años sin saber de ti y aún te...

Mi voz se esfuma y nuestros labios se encuentran otra vez. Me aferro a su cabello y él a mi espalda; y ambos a la necesidad de una distancia temporal tan extensa.

—Ya soy libre, Frank. No más regaños, no más insultos; sólo tú. Perdóname por no haberme atrevido antes a ir a buscarte.

 

Poco importan ya las explicaciones.

Poco importa cuando mi boca quiere recordar cada recoveco de la suya.

Hoy poco importan la indiferencia, el rencor o el odio; porque al final, sólo se odia lo que se quiere y por todo lo que poseo, yo amo a Gerard Way.

 

No más esperanza. Hoy sólo realidad. De amarlo hasta odiarlo, y odiarlo por amarlo tanto. Parecen funcionar.

 

 

 

 

 

 

E N D

Ódiame por piedad yo te lo pido.
Ódiame sin medida ni clemencia.
Odio quiero más que indiferencia, porque
el rencor hiere menos que el olvido.

Si tú me odias quedaré yo convencido
de que me amaste mi bien con insistencia.
Pero ten presente de acuerdo a la experiencia
que tan sólo se odia lo querido.

Ódiame - Julio Jaramillo.

 

Notas finales:

Y hemos llegado al final. Entiendo que pudo haber dado más la historia, pero no quería dejarla pendiente, quería tener algo terminado y corto para dar inicio a la serie de HATE que todavía no determino si consistirá en 3 ó 4 historias más largas que esto. Así que ojala les haya gustado y sigan teniéndome paciencia.

Gracias lectores anónimos y muchos abrazos a quienes me comentaron: sweet angel, krazy_girls_x & Morisqueta. Nos leemos pronto (espero. Inspiración ven a mí!).

Umikito;

Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios