¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas de la historia:

Esta novela es completamente ficticia por lo cual cualquier parecido con la realidad no es más que coincidencia, los actos que aquí se presentan ocurren realmente en la actualidad y están penados por la ley. Que esta los contenga no indica que el autor este a favor de esto, es una crítica a la sociedad mezclada con la imaginación del escritor y la reproducción parcial o completa del mismo representa  un plagio  y una ofensa para el esfuerzo así como la dedicación del este.

Puede contener lenguaje obsceno y/o fuerte, me disculpo de antemano si daña la sensibilidad de alguien recomendando que lean las advertencias que contiene.

Notas del capítulo:

Espero que  sea de su agrado asi como tambien sus comentarios estos seran bien recibidos mientras que se realizen con respeto hacia el autor.

*Los recuerdos…

 


La noche caía las cortinas se cierran, la nostalgia crecía y la flama de su amor aumentaba…

Un joven rubio, su rostro bajo mantenía sus lagrimas caían y sus sollozos resonaban por las paredes que lo rodeaban manteniéndolo preso de un gran laberinto de recuerdos…

Recuerdos que torturaban su mente desde hace ya más de un año…
Fue hace un año cuando lo conoció y no se lamentaba de haberlo hecho, no lamentaba lo que vivió ese año…lo único que lamentaba fue la forma en que se termino…la forma en que simplemente el sentimiento no basto…

Lo que aprendió, recuerdos que su mente perderá, pero el cuerpo es más sabio que la conciencia, recuerda mas maldición que bendición, recuerda el dolor, solo recuerda el tacto, mas el recuerdo del sentir del saber cómo reaccionar, cuando herir cuando gozar, cuando huir.

Es solo cuestión de lo que muchos creen inservible lo que muchos solo creen que sirve solo para una cosa, para vivir , lo que muchos maldicen cuando solo desean morir…el corazón..

Aprendió lo que es el amor y el sexo… una sensación sencilla, fría, sin sentimiento es el mismo acto más el realizar el amor con la persona que amas no es el solo hecho de realizar la actividad física no es solo algo carnal no es algo que puedes realizar con quien sea es una muestra de amor es algo simbólico algo que pensó que ambos compartían…

 




…Son plumas de aves.*

 


Un azabache miraba entristecido a quien a su lado se encontraba,  año y medio vivió junto a él, año y medio donde cada beso que recibió no fue más que una fría mentira, año y medio donde todo el tiempo el mundo se lo advirtió mas él sus ojos solo cerro quería mantener el mundo fuera quería mentirse a sí mismo que lo que todos le decían era no más que una gran mentira. Se creía mantener un ave en libertad, un ave que lo amaba, un ave que siempre sus plumas en dirección a él volaban...
Ciego, sordo, ignorante de la realidad…

Un año y medio tardo las vendas de sus ojos caer y ver que su ave que él creía mantener segura y solo para el se encontraba en su propio cuarto aquel cuarto que presencio miles actos de amor hoy presenciaba un acto de infidelidad cubriendo completamente el amor que algún día yacía hay…

Los ojos son ventanas que se opacan transparentes tras un día soleado y se cierran en la obscuridad. Ciegan la vista a tu alrededor manteniéndote encerrado en la ilusión de que todo se mantiene tal cual era ayer…

Recibes señales de la tempestad que ocurre fuera de tu corazón, toca la ventana pide que le abras, que la veas que la enfrentes, mas solo te obsesionas con el vago recuerdo de lo que algún día fue…


Al fin de todo te das cuenta de la verdad de lo terrible que es, fuera todos se resguardan y tu como tonto obstinado sigues firme en tu ilusión, no lo quieres afrontar, afrontar el hecho de lo que tu recuerdo se destruyo…


Abres la jaula del ave traicionera crees nunca recuperarte, te mantienes firme en nunca amar un ave...tonto obstinado...El ave te daño mas no es la razón para no volver a abrir las ventanas.


Te cegaste en la tormenta tus ventanas esta rompió y tu techo daño. Mas el sol no tarda en salir, tus ventanas no dudes en reabrir, forja tu techo de forma que no la vuelvan a destruir y vuele a vivir. Observa a las aves cantar, no culpes a todas y cada una de ellas de lo que una sola te hizo. No construyas otra jaula para la ave nunca más deja que esta se quede por voluntad y cuando otra tormenta azote la ave se resguardara junto a ti, al igual que las demás aves se resguardaron con quienes deseaban cuando tu solo observabas con cerrazón..

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 La gran habitación estaba bañada en la oscuridad, mas no obstante, al fondo sobre una pequeña repisa se encontraba una lámpara que iluminaba suavemente la cama junto a ella, permitiendo ver a un pequeño niño que mantenía sus ojos cerrados solo escuchando la voz de su hermano, el cual tenía en sus manos un libro color carmín del cual este leía. Era verdad que el pequeño no entendía del todo lo que escuchaba, mas eso no era ningún problema, lo que el de verdad deseaba era percibir la dulce voz de su querido hermano mayor.

-venga ya a dormir Jace ya es tarde-

Pronuncio con voz pasiva el mayor de los niños, con ya 8 años, al notar cómo el contrario ya se encontraba somnoliento, dejando de lado el libro mientras que se baja de la cama para dirigirse a su propia recamara y dejar descansar cómodamente al castaño. Retirándose y cerrando suavemente la puerta tras él, esa noche haría frio y no quería que sufriese su hermanito...

-etto...puedo dormil contigo…eh tenido una pesadilla-

Se encontraba el menor de apenas 3 años en el umbral de la puerta del otro estaba sonrojado, sus pequeños deditos índice y pulgar jugaban chocando con los de su manita contraria, su cabello parecido a un tono miel  caía sobre su dulce  rostro cubriendo gentilmente sus ojos cafés obscuros, mientras mantenía su mirada levemente baja y una pequeña lagrima caía de estos.

Por su parte Christ al ver  al pequeño infante  Jace, en la puerta de su cuarto sin frazada alguna que le cubriera del frio le era preocupante al mismo peli negro, sus ojos del mismo tono que Jace se abrieron en una reacción a causa de esto. Mas el hecho de verlo tan frágil, tan inocente...leerá imposible enfadarse con el...

-hace frio, vamos metete antes de que te resfríes-

Le sonreía al pequeño. Mientras que levantaba sus cobijas para que este se arropara junto a él, Jace simplemente salto junto a su hermano, junto a Christ, el cual al tenerlo junto a él, le abrazo desde atrás sintiéndolo cerca y tan suyo.

-que descanses-

Fue lo último que dijo el mayor mientras que Jace simplemente respondió arropándose más a Christ, así ambos cayeron dentro de la trampa de Morfeo…

 

Un pequeño gemido resonó en la modesta habitación, la luz de la calle penetraba tras las cortinas que se encontraban ya muy demacradas logrando así observarse a un  joven que rodeaba los 19 años que se despertaba agitado y sentado sobre la misma cama, su cuerpo estaba completamente empapado a causa del sudor a lo que algunos mechones de su pelo obscuro se pegaban a su piel y sus ojos cafés se  notaban absortos de toda la realidad.

-esa fue la última noche que estuve junto a él-

Su rostro bajo lentamente mientras escasas y pequeñas perlas que nacían de sus ojos caían una a una desapareciendo en algún lugar de entre las sabanas sus manos se dirigieron veloz a su cara cubriéndose como si alguien más se encontrara junto a él lo cual no era verdad…

Eran apenas la 1 de la mañana el clima se encontraba fresco pero no importaba,  para Christ le era imposible volver a dormir después de aquello, por lo que prefirió levantarse e ir a tomar algo para despabilarse del refrigerador, uno de los pocos electrodomésticos que se encontraban en su “casa” si así le podía llamar, luego de que le corrieran a los 18 del orfanatorio estuvo varios días en la calle buscando donde vivir y sufriendo en las noches de frio mas aparte del constante temor a ser asesinado o peor… luego de días así logro conseguir un empleo de mesero no le pagaban mucho pero al menos pudo conseguir que comer y a su paso un pequeño departamento de una sola habitación pequeña, insegura, sucia pero ya se encontraba fuera de las calles ya tenía donde volver al fin del día.

La noche paso lentamente y el único testigo de esta era Christ, un alma atormentada por el pasado que lo acosa aun varios años luego de  la matanza que aconteció manteniéndolo vetado del sueño una noche más.

-oye Christ ¿te encuentras bien pareciera que estuvieras enfermo? –

Cuestionaba preocupada una joven rubia de tez clara que al notarlo ido dirigió su mano a la frente aprovechando que se encontraba sentado en la banca dentro del restaurant del cual trabajaban y así checando que no hubiera caído enfermo recibiendo un mínimo golpe en esta para que la retirara.

-me encuentro bien no estoy enfermo-

Sin levantar la vista contesto y mucho menos inmutarse por el golpe que le dio a su compañera, realmente el  sueño que había tenido esa noche lo había afectado más que cualquier otro, no solo por que se tratase de su hermano que murió vario tiempo atrás, sino mas bien por el hecho de que ya había olvidado esa noche con él, nunca pensó en que volvería a ver el rostro de su hermano, ya que después del accidente nada quedo de la etapa de su niñez, nada solo el…

Eso era lo que más le afectaba ¿por qué había sobrevivido él?, no entendía por qué es que sus padres habían hecho eso, bueno la verdad no le sorprendía desde el principio supo que sus padres les harían algo, pero no entendía el porqué de la matanza que había presenciado de pequeño, no entendía por qué si ya habían terminado con lo que habían ido a hacer todavía habían ido con su hermano, no entendía porque lo habían…

- hey seguro que te encuentra bien llevo tiempo hablándote y no me contestas-

Nuevamente la joven lo había sacado de sus pensamientos, interrumpiendo así aquel recuerdo de la fatídica noche.

-…-

Christ no contesto solamente se levanto del banquillo y se alejo de ella, realmente lo que ahorita necesitaba era salir, era respirar, era dejar de sentirse asfixiado, era despejar su mente… no le importaba en este momento que aun no terminara su turno solo se fue sin más…

La ciudad se podía ver desde la azotea del edificio en el cual rentaba  aunque solo se distinguía un tono gris que la cubría, Christ permanecía sentando en una horilla del mismo mientras seguía sumergido en si continuando en un círculo vicioso de bocanada tras bocanada que inhalaba de aquel cigarrillo recordaba cómo fue que ocurrió y al momento del exhalar liberaba su alma que llamaba agritos dejarse escuchar ya cansada de soportar el dolor de los últimos años…

Esa mañana había empezado como todas…como todas en las que apreciaba el estar con mi pequeño y querido hermano…

 

La luz se filtraba por entre las cortinas rojas y el canto de las aves no se hacía esperar, desde lejos se podía apreciar la silueta de un niño de apenas 8 años descansar mientras que el pequeño Jace lo miraba parado sobre una sillita localizada justo frente de la cama, sus ojos tenían un cierto brillo inusual mientras mantenía una sonrisita con un toque de picardía.

-uno, dos y tresss…-

 Conto el menor a la vez que se lanzaba  hacia la cama nuevamente desde la silla y cayendo sobre su hermano mayor. El cual a sentir a Jace sobre el soltó un pequeño gemido enforna de queja por la ya usual forma de despertarlo.

-¿porque siempre que duermes conmigo me despiertas a golpes?-

Se quejaba Christ mientras unas pequeñas lagrimitas salían de sus ojos a causa del dolor obtenido gracias Jace, aunque debía admitirlo eso le alegraba, el hecho de ver que su pequeño hermano jugara así con el después de vivir lo que ellos vivían día a día no cualquiera lo hace, saber que aun pese a eso el mantenía su sonrisa le daba fe en el mañana.

-¡je je! Porque siempre que trato de llamarte nunca te despiertas tonto, ya es de mañana ¡¡¡levántate!!!–

Contesto sacándole la lengüita al igual que cada vez que este le hacia alguna travesura, como si nada en esos momentos importarse más que ellos, tras esa puerta todo quedaba atrás y solo eran ellos 2 , nada los dañaba hay.

-¡¡aaaaa ya es tan tarde no voy a llegar a la escuela!!-

Gritaba mientras observaba el reloj de pared que se encontraba a la izquierda de su cuarto, dirigiéndose rápidamente a su armario para apresurarse a sacar lo que era su uniforme escolar, el cual constaba de, un pantaloncillo color azul marino, una camiseta blanca y un chalequito del mismo tono que el pantalón.

-…-

Jace solo observaba a su hermano irse desde la cama de este volviéndose a acostar cubriéndose de pies a cabeza con las sabanas celestes de la misma, nuevamente se quedaría solo.

Sus padres eran pertenecientes de una familia destacada y sumamente rica por lo cual rara vez se encontraban con sus hijos. Los pequeños habían crecido cuidándose mutuamente dado que eran golpeados cada vez que no cumplían con lo que les ordenaran y en más de un caso su padre los había dañado no solo con  golpes …

 

Notas finales:
agradesco a quienes se hallan tomado el tiempo de leer este primer capitulo y les aseguro que lo continuare recalcando que de favor dejen sus comentarios para conocer su opinion.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios