¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +

 


Sábado 3 de Septiembre de 1938 - Gran Salón, Hogwarts

10:06

.

Tom era un ser madrugador, pero después de irte a dormir a las 2 de la mañana, para cuando se despertó el dormitorio estaba vacío. Se dio una ducha disfrutando del agua caliente y bajó a desayunar. Instantáneamente al entrar en el Gran Salón, deseó no haberlo hecho. Todos sus compañeros de primero y algunos de segundo año lo miraban sospechosamente. Lentamente Tom se acercó y se sentó en su lugar, consciente de las miradas que recibía.

Era sábado, y no había clases, sólo los Clubs y los equipos de Quidditch estaban activos los sábados y por lo general era en la tarde. Pero los Slytherin eran madrugadores porque les gustaba el silencio que obtenían en el gran salón al estar temprano.

-¿Tuvimos una buena noche, Riddle? -preguntó Eridamus Nott con una sonrisita pícara.

Tom frunció el ceño -¿Qué intentas implicar?

Walbunga Black soltó una risita -Alphard se levantó a la una para ir al baño y todavía no habías vuelto al dormitorio. Once años y tan precoz... -varios Slytherin soltaron risas ahogadas.

-¿Quién es la chica? -preguntó Minkar Mulciber.

-No hay ninguna chica -respondió Tom con sequedad sirviéndose tostadas y comenzando a untarlas.

-Un chico entonces -saltó Alphard Lestrange.

-No hay ningún chico -devolvió con voz monótona.

-Oh, vamos, no puedes haber estado solo tantas horas -Tom sólo hizo un ruido que no se podía identificar como afirmación ni negación realmente.

Poco rato después el profesor Potter ingresó al Gran Salón con aire adormilado, pasándose una mano por el cabello y fue directo a su silla mientras Slughorn le pasaba una taza de café que éste agradeció. Abraxas alzó una ceja mirando a Tom pero éste lo ignoró por completo, Malfoy era un problema si seguía así de sospechoso, tenía que hacer algo.

El profesor Slughorn se inclinó hacia Harry y le susurró al oído -Harry, este chico nuevo, hn... Riddle. Escuché a los chicos de primero y segundo hablando sobre que no volvió hasta tarde en la noche de ayer. Ya el segundo día de clases andar vagando por los pasillos de noche...

Eso espabiló un poco a Harry -Oh, no. Lo siento, Horace, estaba conmigo. Vino antes del toque de queda y nos quedamos hablando. Perdí la noción del tiempo, pero yo mismo lo acompañé hasta la habitación.

La cara del pocionista se iluminó. -Oh... entonces no hay problema, todo resuelto -aplaudió contento de no tener un estudiante problema entre manos-. Te llevas muy bien con ese chico por lo que veo. -le dijo interesado.

Harry sonrió, Slughorn siempre estaba a la caza de posibles conocidos con influencia -Es huérfano, como yo.

-Oh, Circe... pobre criatura. Siempre has sido un chico muy agradable, y ahora intentas dar un poco al sr. Riddle de lo que tú no tuviste, eso es muy noble de ti.

-Eso no es tan así, yo tenía al profesor Dumbledore -Harry frunció el ceño apuñalando un pedazo de comida con el tenedor mientras se preguntaba si él estaba haciendo lo que Slughorn sugería. Se sentía identificado con Tom, sí, pero no le tenía pena. Tom le agradaba, sí, pero había algo... era como si algo en Tom le susurrara al oído, algo que lo atraía a abrazarlo, acariciarlo, sonreírle. Eso sonaba como... magia. Harry negó con la cabeza con una sonrisita y terminó de tomar su café, mucho más despierto.


Sábado 3 de Septiembre de 1938 - Sala Común de Slytherin, Hogwarts

14:45

.

Después de comer, los Slytherin se separaron. Eileen Prince estaba en el club de Gobstones y Walbunga Black en el de Encantamientos. El Club de Duelo todavía no arrancaba, pero ya estaban los anuncios en el Tabloide para quienes se quisieran anotar, los de primer año no podían pero Nott, Rosier y Avery, de los que Tom conocía que fueran de segundo, fueron a poner sus nombres. Lucretia le había ofrecido a Enid mostrarle los terrenos, Minkar vaya a saber uno donde se había ido y Alphard estaba tomando un baño. Lo que dejaba a Abraxas y Tom solos en la habitación.

-Así que... estabas con el profesor Potter, ¿verdad Riddle?

-Tal vez, pero después de todo no es tu asunto, ¿verdad Malfoy? -Tom tenía un don para recordarles a los sangre pura sus modales y siendo tan pequeños con respuestas así se quedaban desconcertados, lo malo de ser un sangre pura es que no podían tirar la dignidad al diablo y putear de arriba a abajo a Tom.

-No. Pero está contra las reglas estar fuera después del toque de queda.

-Ve a decirle al profesor Slughorn si te complace -dijo encogiéndose de hombros. Pero de hecho ellos ya se habían encargado de hacérselo saber a Slughorn y éste no había hecho nada, simplemente habló con Potter y luego de eso pareció muy feliz. Por lo cual Abraxas había deducido que efectivamente estaba con Potter.

-¿Te acuestas con el profesor?

-¿QUE? ¿Malfoy, estás demente? ¡Tengo once años! - "Ni siquiera he besado a nadie!" agregó Tom en su mente, pero nunca lo diría en voz alta.

-Por eso pregunto, no está bien, es muy grande para ti, y si hacían algo así tenía que estar obligándote.

Tom lo miró como si le hubieran salido dos cabezas más, definitivamente si había un profesor en Hogwarts que no necesitaba obligar a sus alumnos a su cama era Harry, la mayoría se abrían de piernas con sólo una sonrisita de él -No tenemos esa clase de relación, se comporta más bien como... un hermano mayor -ni loco diría que se comportaba como un padre-. Además no creo que el profesor Potter sea esa clase de persona. He visto varios alumnos y profesoras coquetear y él no parece darse cuenta.

-Um... no sé qué le ves de interesante, es sólo un mestizo.

"Celoso, Malfoy?" pensó con ironía Tom. -Es una persona muy interesante, con mucho conocimiento y poder. Los squib son sangre pura Malfoy, que los borren de sus tapetes familiares no los quitan de la línea genética. El estatus de sangre no es más importante que la inteligencia o el poder, mejor será que lo entiendas antes de que te cruces con la persona equivocada. Mira a tu Jefe de Casa, ¿puede haber alguien más Slytherin? Y sin embargo al Slug Club no invita sólo a Sangre puras, invita también a quienes demuestran ser inteligentes, hábiles, influyentes, ricos o poderosos. Se rodea de todas las formas de poder, sin desdeñar ninguna. Deberías aprender de él.

Abraxas lo miraba incrédulo, de estar recibiendo un sermón de un niño de su edad que ni siquiera era un sangre pura- Realmente, Malfoy. Los Potter están relacionados con varias de las familias de sangre pura, la tuya incluida, los Black y los Longbottom se dieron cuenta que él valía la pena, pero supongo que los Malfoy y los Lestrange no son tan listos. Después de todo si para los sangre pura la familia no significa nada, que desheredan a quienes desean y los desconocen como hijos, al menos les debería importar el poder. Esperemos que nunca te enamores de la persona equivocada y caigas en desgracia, Abraxas -las últimas palabras fueron dichas de manera tan fría que parecían ser una predicción, y un escalofrío involuntario recorrió la columna del rubio mientras Tom salía irritado. Iría a terminar su tarea en los terrenos.


Lunes 4 de Septiembre de 1938 - Aula de Defensa Contra las Artes Oscuras, Hogwarts

13:06

.

Tom había tenido Pociones en la primera hora y luego Herbología con el profesor Herbert Beery, clase que compartían con Ravenclaw. La clase no había estado mal, le había tocado hacer pareja con Albert Jorkins para podar algunas plantas que rehuían las tijeras, a decir verdad, Tom había encontrado un placer sádico en cortar algo que quería huir del filo. Y ahora estaba en el aula de Defensa, clase que compartían con los Gryffindor, esperando al profesor.

Cuando Harry entró todos estaban impacientes, era una de las clases más esperadas porque todos los chicos de otros años les hablaron maravillas de esta clase y del Club de Duelo. Aunque Tom no tenía dudas de que Harry era un excelente profesor, quería ver la clase por sí mismo porque no llegaba a imaginarla.

-Buenos días a todos. Mi nombre es Harry Potter y soy su profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras. ¿Alguien me puede decir la definición de Artes Oscuras? -Malfoy levantó la mano vacilante-. Sí, ¿sr. Malfoy?

-Magia negra, profesor.

-Magia negra... ¿Alguien conoce algún hechizo o maldición clasificado como magia negra?

Esta vez todos levantaron la mano- Muy bien, entonces díganme, ¿cuál es la diferencia básica entre un hechizo de magia negra y uno de magia blanca? -las manos vacilaron y la mayoría las bajaron, excepto Tom- ¿Sr. Riddle?

-No estoy del todo seguro profesor, pero voy a hacer el intento -Harry asintió con aprobación-. Según lo que leí, los hechizos que están clasificados como Artes Oscuras requieren una mayor cantidad de poder y control, ya que los componentes mágicos que se entremezclan en el hechizo, encanto o maldición provienen de una fuente distinta, una fuente extra además de nuestro propio poder, está mezclada con la energía de la naturaleza.

-Correcto, sr. Riddle -esbozó una sonrisa- ¿Y sabe usted por qué eso es peligroso para los magos?

-Porque la sensación de éxtasis que se produce en nuestro cuerpo cuando se utiliza un hechizo oscuro de alto poder es tan fuerte que actúa como una droga, es adictivo y el usuario busca ejecutarlo más, hasta que se pierde a sí mismo en el vicio.

-Muy bien, sr. Riddle -Harry parecía complacido y Tom sintió algo cálido extenderse por su cuerpo-. Diez puntos para Slytherin. Ahora bien, ¿quién sabe que son los Imperdonables? -toda la clase volvió a levantar la mano- ¿srta. Weasley?

-Son tres maldiciones penadas por la ley, quien las utilice será enviado a Azkaban.

"Si lo atrapan." pensó Tom- Muy bien srta. Weasley, ¿conoce usted las tres Imperdonables?

-Si profesor, el Imperius, que obliga a la víctima a hacer lo que el que la echó desea; el Cruciatus, la maldición de tortura y la maldición asesina.

Parecía que la chica estaba temerosa de decir el nombre, así que Harry lo dijo- El Avada Kedravra. Srta. Weasley, ¿sabe usted de donde proviene esta palabra y lo que significa? -la chica negó con la cabeza, más asustada. El profesor miró alrededor- ¿Alguien sabe? -nadie levantó la mano- ¿Nadie? Es la palabra Abracadabra en Arameo, quizá la mayoría de ustedes no lo sepa, pero todos los muggles asocian esa palabra con la magia, siempre en sus cuentos es la palabra que los magos usan al agitar la varita, lo que me hace pensar en a que jugaban los magos con los muggles que quedó eso como leyenda. Ahora bien, ¿pueden adivinar que significa? -nadie se movió-. Significa: Desaparece como esta palabra -el tono frío que utilizó para decirlo hizo a varios tragar saliva asustados. El significado era aplastante.

El profesor los miró impasible- ¿Alguien sabe por qué los Imperdonables son boleto directo a Azkaban y no todas las Artes Oscuras? -todos parecían temer que iba a seguir después de eso. Tom levantó la mano, fue el único- Sr. Riddle...

-Porque a diferencia de otras maldiciones de magia negra, las Imperdonables tienen un sólo uso. Hacer daño. Uno puede matar con un simple Diffindo dirigido al cuello, pero eso no quiere decir que el hechizo tenga por finalidad decapitar personas, es para cortar, yo elijo si corto una cuerda o un cuello. En cambio los Imperdonables tienen como única finalidad el dañar y someter a la víctima a su voluntad.

-Otros diez puntos para Slytherin, sr. Riddle. Oh, y cinco puntos para Gryffindor por el desempeño de la srta. Weasley. Los imperdonables no tienen contrahechizo, uno no puede traer a alguien de la muerte, la tortura sólo se acaba si el que está ejecutando la maldición deja de hacerlo o pierde la concentración, o la víctima muere de desgarro de los músculos. El Imperius es contra el único que pueden tener una oportunidad, necesitan fuerza de voluntad y una fuerte personalidad para no dejarse vencer por nadie.

-Y eso me trae a lo que quería llegar. En esta clase no me importa quienes son y mucho menos quienes fueron sus padres. Probablemente habrán escuchado muchas cosas de mí, pero quiero advertirles que desde que son mis alumnos, son mis alumnos aquí, en los pasillos, en el Gran Salón, y por el resto de su vida -advirtió totalmente serio.

-Y van a aplicar mis reglas de clase aquí y en los pasillos y en cualquier lugar donde estén si no quieren sufrir las consecuencias. La sangre para mí es sólo valiosa si fue derramada en un campo de batalla, aparte de eso, la de todos es roja y líquida. Si alguien tiene sangre azul, puede ir cortándose el brazo y dejándome ver. Sino, es igual de especial que todos los demás. Son inteligentes, los voy a apreciar y premiar; son poderosos, lo mismo se aplica; son rápidos en reaccionar; son hábiles, también. Pero donde sean desdeñosos por algo tan estúpido y que no tienen control como quienes son sus padres o que hacen, se van a arrepentir de haberme cruzado. Si quieren ser reconocidos hagan algo de SUS vidas. Si pudiéramos escoger padres sería nuestro mérito, pero ustedes no lo hicieron. ¿Nos entendemos? -alzó una ceja al ver que nadie respondía- ¿Nos entendemos? -insistió con un tono de voz que prometía dolor y toda la clase coreó "sí, profesor"

-Perfecto. Ahora, lo primero que vamos a aprender es el Encantamiento Escudo. No es un hechizo fácil, no es un hechizo que se da a niños de primer año normalmente. Pero yo estoy aquí para enseñarles a defenderse, a sobrevivir. Si quieren sobrevivir no necesitan saber súper geniales hechizos, necesitan saber esquivar y levantar escudos. En el furor de la batalla un simple encanto de levitación puede hacer que el duelo se incline hacia ti. No les voy a decir que saber buenos hechizos no sirve, pero también aprenderán otras cosas. No se preocupen, no pretendo que lo aprendan ahora, ni para la clase que viene, ni la siguiente. Primero deberán lograr que el hechizo aparezca, luego mantenerlo por sí solos, y por último lograr que sea tan fuerte como para resistir una maldición. Tomará mucha práctica, y no nos dedicaremos todas las clases a ello, pero cada tanto volveremos sobre el tema y veré sus progresos. Necesito que practiquen por su cuenta, ¿lo van a hacer?

Los alumnos asintieron con los ojos muy abiertos, todos habían dicho que era muy buen profesor, pero nadie les había dicho que era tan exigente- Creo que los asusté un poco, ¿verdad? Déjenme decirles algo, hace dos años que enseño en Hogwarts, y el grupo que egresó el año pasado, para sus N.E.W.T.s tomé a todos los que habían conseguido de un Aceptable para arriba, los tuve en 6to y 7mo. Todos, y cuando digo todos, digo todos, aprobaron con más de una E, y más de tres cuartos de ellos pasaron con una O. El esfuerzo lo vale, y si llegando a mitad de año todavía tienen problemas con los hechizos o dudas de teoría, estoy dispuesto a dar clases extra.

-Ahora bien, el Encantamiento Escudo tiene tres fases. La primera fase es la que vamos a practicar nosotros que es un simple "Protego", crea un escudo frente a ustedes que sirve para defenderse de hechizos y maldiciones, no parará todas y definitivamente no para objetos, siempre deben estar atentos para esquivar. La segunda fase es "Protego Totalum" es un hechizo más grande y potente, puede resistir más poder del de la primera fase, pero también exige más poder y habilidad del usuario. La última fase es "Protego Horribilis", es el nivel de un maestro de encantamientos, es realmente difícil de conjurar, pero sumamente poderoso y puede abarcar grandes extensiones.

-Pronto se van a dar cuenta de que Defensa Contra las Artes Oscuras está íntimamente relacionada con Encantamientos, de ahí que su profesora de Encantamientos era quien antes enseñaba esta materia. Muy bien, ahora todos agarren un lápiz de aquí... -mostró una pila de lápices muggle, todos idénticos, encima del escritorio- Van a practicar primero el movimiento con él -Harry hizo un ademán con la mano- ¡Protego! -un firme encantamiento escudo brilló en el lugar, al bajar la varita desapareció- Ahora quiero ver esos lápices en movimiento, pasaré para corregirles uno por uno.

Y tuvo que corregirlos uno por uno. Para el final de la clase les hizo probar intentar el encantamiento pero sólo Abraxas, Tom y Alastor lograron aparecer algo por un segundo y caerse abajo. El profesor les dedicó una sonrisa radiante y les dio chocolate a los tres para que no se desmayaran por el camino. Alegremente anunció que no les daría un trabajo escrito pero que debían leer el primer capítulo del libro para el jueves, y seguir practicando el encantamiento escudo.

Los Gryffindor y Slytherin de primer año estaban completamente drenados y agradecían a los dioses que no tenían más clases ese día. Las opiniones sobre Harry eran dispares.

-¡Es un tirano! -exclamó Bilius Weasley una vez que estaban algo lejos del aula.

-El tipo es un genio -reclamó Alastor Moody con una carcajada-. Es un Auror de alto nivel, sabes. Ya has escuchado a todos los otros años.

-Pero enseñarnos un hechizo así... recién el primer día... ni siquiera es un hechizo de primero, es como de cuarto o quinto año -comentó Tessi Weasley.

-Pues yo escuché que prácticamente todos los de primero el año pasado lograron hacer el encantamiento escudo y que detuviera una maldición leve. Si no quieren practicarlo, no lo hagan, pero yo sé que si hago lo que dice voy a poder hacer hechizos de alto nivel defensivo en un año, y cuando lo logre y ustedes no, me reiré en su cara, gatitos -les dijo Eileen Prince a los Gryffindor con una sonrisa burlona, y Tom no pudo menos que estar de acuerdo, y por la sonrisa satisfecha de Alastor y Minkar, no era el único que pensaba igual que ella.


Martes 5 de Septiembre de 1938 - Aula de Transfiguración, Hogwarts

13:06

.

El día anterior, Tom se había ido a la cama después de comer, se había planteado la posibilidad de pasar por las habitaciones de Harry, pero lo cierto es que estaba agotado. Eso hizo que estuviera arriba muy temprano. Desayunó de muy buen humor por lo bien que le había ido el día anterior. La única clase que tenía hoy que tuviera tarea era Cuidado de las Criaturas Mágicas, y había terminado su tarea el domingo. Por lo cual tenía algo de tiempo libre que lo dedicó a practicar el encantamiento escudo, quería poder lograrlo lo antes posible, Malfoy y Moody también habían logrado convocar el escudo, aunque no habían logrado mantenerlo, tenía que practicar lo suficiente para lograr mantenerlo antes que ellos, no iban a ganarle en Defensa, ni soñarlo.

Tenía que averiguar como lo hacían los de Hufflepuff y Ravenclaw, bueno, podía sacarle fácilmente esa información a Harry preguntándole como les había ido al otro grupo, estaba seguro de que no se negaría, después de todo, si se daba cuenta que era por competición, tanto Gryffindor como Slytherin eran competitivos.

La profesora de encantamientos esta vez les había pedido treinta centímetros de los usos y aplicaciones del encantamiento de levitación, ahora que todos habían logrado hacerlo con éxito al primer intento.

Historia fue simplemente horrible, el fantasma, que según escuchó Tom murió mientras echaba una siesta en el aula de profesores, hablaba con una voz monótona que funcionaba mejor que polvos de sueño, casi inmediatamente la clase se quedó dormida, alguno que otro leía o hacía otra cosa. Tom ya había leído todo el libro y definitivamente no le daban ganas de tomar notas, por lo cual sacó un pergamino y la pluma y comenzó a dibujar. Dibujar era algo que rara vez podía hacer en el orfanato por el simple hecho de que no tenía materiales, lo poco que había se utilizaba en los niños que iban a la escuela muggle.

Parpadeó al notar lo que estaba dibujando, se había perdido en sus pensamientos mientras escuchaba a Binns hablando sobre la primera rebelión Goblin, Tom no tenía ni idea de porqué empezó con ese tema el profesor, y sospechaba que el profesor no tenía ni idea de a que año le estaba dando clase y probablemente no le importaba; era Harry, tirado en su cama, Tom reconoció la pose como el momento en que él entró, cuando el ojiverde leía el libro de necromancia.

Suprimiendo una sonrisa se había mordido levemente el labio y comenzó a poner esmero en cada detalle, línea y forma. Cuando el timbre sonó, sopló un poco la tinta para que no se desparramara y enrolló el pergamino para seguir con el dibujo en otro momento que necesitara algo que hacer. Tuvo que despertar a Minkar que se había quedado dormido profundamente, y lo arrastró al Gran Salón, logrando espabilarlo con el olor a comida.

Y ahora estaba en Transfiguración, esperando que su profesor ''favorito'' apareciera para dar clase. Transfiguraciones era compartida con los Ravenclaw. Albert Jorkins, Irma Pince, Bartemius Crouch, Anne Troy y Damocles Belby si Tom no recordaba mal. Abraxas miró con desdén un sillón estampado de color púrpura con la parte superior de la cabecera amarilla e hizo un comentario sobre como ese sillón combinaba ''deliciosamente'' con los ''refinados'' gustos de vestir del profesor Dumbledore.

Tom podría haber soltado una carcajada cuando el sillón se retorció y movió para convertirse en Dumbledore, quien curiosamente llevaba una túnica morada y un sombrero de ala amarillo. Bueno, después de todo tenía razón en que combinaba. Tom se limitó a contraer los labios con diversión para luego darse cuenta que no había sentido la presencia del vicedirector como lo había hecho la primera vez que lo vio. Conclusión: el bastardo podía disimular su presencia. Otra cosa más para tener mucho cuidado con ese viejo.

-Transfiguraciones es una de las peligrosas y complejas ramas de la magia que se enseñan en Hogwarts. Aprenderán a hacer cosas increíbles, desde transformar una piedra en un gato hasta transformarse ustedes mismos, pero como todo lo complejo y peligroso requiere una dedicación y paciencia extrema. Están aquí para aprender, así que espero de ustedes que no jueguen o peleen en mi clase, a pesar de que no les guste mi forma de vestir... -Malfoy parecía estar poniéndose verde-espero que sean capaces de ver la importancia de esta materia.

Comenzó a dar una serie de explicaciones de la forma correcta para prepararse para hacer una transfiguración y todo lo que había que tener en cuenta. Tom que ya había leído el libro, en vez de anotar como loco, cosa que los demás hacían, se dedicó a prestar mucha atención a Dumbledore para ver que cosas decía que no estaban en el libro. Lamentablemente eso provocaba que fuera el único que estaba mirando al frente fijamente y Dumbledore le miraba. Siempre tenía esa molesta sensación cuando le miraba directo a los ojos que le hacía apartarlos.

Tom miró una pequeña telaraña en una esquina del salón de clases como si fuera lo más interesante del mundo mientras escuchaba al profesor. Finalmente llegó la hora de probar y les entregó un fósforo a cada uno, Tom se preguntó cual era la manía de usar cosas muggle para las prácticas, primero Harry y luego Dumbledore... "¿es una sugerencia para usar muggles cuando necesite experimentar en algo vivo?" pensó Tom con una mental sonrisa irónica. Al menos la profesora Merrythought les hizo practicar con plumas.

El chico de ojos azul verdoso frunció el ceño, se suponía que debían transfigurar el fósforo en un alfiler, pero lo único que había logrado fue volverlo gris. Después de un par de intentos logró que se volviera puntiagudo también. Ya estaba con la frente transpirada para cuando logró que tomara la consistencia y el brillo del metal. Para el final de la clase era el único que había logrado transformarlo en un alfiler. Anne Troy había logrado que su fósforo pareciera de metal y Damocles Belby que pareciera un poco pinchudo. Por una extraña razón el fósforo de Enid Longbottom se había vuelto violeta, y Dumbledore preguntó si se lo podía quedar que estaba muy bonito. De más está decir que todos los Slytherin lo miraron como si le hubieran salido tres cabezas.

La última clase del día fue Cuidado de las Criaturas Mágicas. El profesor recogió las tareas de todos y cuando vio el dibujo que Tom había hecho la clase anterior, el cuál había adjuntado al informe se mostró muy impresionado y le dijo que iba a tener puntuación extra por tan maravilloso trabajo. Ese día vieron los Horklump, si se puede tan aburridos como los Gusamocos, estos tampoco sabías donde estaba la cara, de hecho, parecía una seta carnosa y rosada, con algunos pelos ásperos y negros.

El profesor les contó que tenía una capacidad de reproducción asombrosa y clavando unos tentáculos en la tierra se alimentaban de lombrices. Su tarea era averiguar como podía uno evitar la plaga en el jardín y como deshacerse de ellos si los tenías. Tom sabía la respuesta a lo segundo, sueltas un gnomo en tu jardín, éste se comería al Horklump, es su comida favorita. Dibujó un pequeño Horklump en el extremo superior de la hoja y pensó que sería divertido dibujar un gnomo a punto de comerlo, pero como no había visto uno personalmente, tendría que copiarlo del libro más tarde.


Miércoles 6 de Septiembre de 1938 - Los Jardines, Hogwarts

09:13

.

Tom estaba en su primera clase de vuelo. Estaba emocionado, quería saber que se sentiría volar, Harry ponía esa sonrisa salvaje cuando hablaba de ello que no podía más que esperarlo ansiosamente. Era un día soleado, pero al ser de mañana corría una brisa fresca, estaba perfecto para volar. Rolanda Hooch había tomado a todos los de primero en el comedor después del desayuno y los había guiado hacia los jardines, cosa que tenía sentido, no podías aprender mucho de vuelo en un aula.

En el camino tuvo que soportar la molesta cháchara de Malfoy sobre las escobas viejas que tenía el colegio que por qué no sacaban nuevos modelos. Él no le veía sentido a eso, para aprender a volar era mejor algo no tan rápido, después si tenían talento o les gustaba cada alumno pedía a sus padres su propia escoba si entraban en un equipo, y si no las podían pagar, la escuela normalmente las proporcionaba. Los Jefes de Casa eran muy competitivos respecto a las Copas y la de Quidditch no era menos.

Hooch era una profesora bajita, pero estilizada, con cabellos grises parados hacia todos los lados y extraños ojos dorados. Tom se estremeció, esa mujer le recordaba vívidamente a Ollivander... los apellidos no le cuadraban, pero esos extraños ojos... ¿tendrían ella y Ollivander sangre de criatura?

-¿Bueno, a qué esperan? -ladró- Cada uno al lado de una escoba, rápido.

Tom miró su respectiva escoba, era vieja, las varillas estaban dobladas en ángulos extraños, realmente irónico para Tom, parecía justo una de esas escobas con las que las brujas volaban en los cuentos muggles. Realmente... los magos evidentemente no se cuidaban tan bien como creían. Tenían suerte que los muggles eran sumamente estúpidos y se negaban a creer.

-Y aquí mis alumnos, uno de los especimenes más temidos que podemos estudiar, alumnos de primero con escobas a punto de salirse de control -una voz muy familiar llegó a los oídos de Tom, seguido de unas carcajadas. Se giró a mirar y vio a Harry a unos cuantos metros con una gran sonrisa de las suyas, seguido de un pelotón de chicos y chicas con túnicas de Slytherin y Gryffindor. Pudo reconocer a Barnabas Cuffe y Minerva Mcgonagall, respectivos prefectos y supo que eran del grupo de 6to año.

-¡Potter! -ladró Rolanda Hooch- ¿Qué hace invadiendo mis terrenos?

Harry levantó las manos como si hubiera sido atacado- Evidentemente cometer un error -más risitas le siguieron, muchos de los compañeros de Tom estaban muy sorprendidos, era evidente que por la primera clase que tuvieron con él, pensaban que el profesor Potter era gruñón, los demás sabían mejor-. Wow -dijo Harry cuando la profesora gritó "¡Avis!" y varios pajaritos salieron de la varita revoloteando un momento antes de que con un "¡Opugno!" los mandara hacia Harry como dardos al ataque- ¿Ayuda? -preguntó con tranquilidad a pesar de que los pajarillos estaban ya muy cerca y de pronto explotaron en un lío de plumas al dar contra un escudo- Cinco puntos para Gryffindor, maravillosa ejecución Minerva- alabó a la chica que se sonrojó un poco y murmuró un agradecimiento.

-Como decía... evidentemente cometí un error al olvidar que los miércoles tenías reservado este lado de los terrenos. Mis chicos tienen simulacro de batalla hoy, pero no te preocupes, nos vamos del otro lado -dijo señalando a lo lejos-. Grupo, ¿Cómo están de estado físico? ¿Han hecho ejercicio en el verano como les dije? ¿Sí? Ya lo veremos. Cuando Madam Hooch suene el silbato, carrera hasta la cabaña de Ogg. Si yo llego primero, 40 centímetros de pergamino sobre la importancia de un buen estado físico en batalla, todos. Si llegan uno de ustedes primero, diez puntos para el de la Casa que llegó primero, y el último tiene que hacer los 40 centímetros solo, a menos claro que llegue yo último.

Los chicos lo miraron incrédulos y ante la sonrisa salvaje de su profesor sabían que no estaba bromeando, pero 40 centímetros era una amenaza horrible, todos iban a correr como si se les fuera la vida. Y lo peor era que sabían que su profesor también. Harry miró a Madam Hooch pidiéndole un silbatazo y cuando lo hizo Harry fue el primero en reaccionar y salió corriendo como alma que lleva el diablo. Sus alumnos incrédulos gruñeron y pusieron toda la potencia en sus piernas. Todo sea por no tener que hacer esa tarea.

Varios de los alumnos de primero miraban con la boca abierta el grupo de chicos correr sin parar mientras se alejaban. Tom no se había dado cuenta que tenía una sonrisa divertida en el rostro, que se apresuró a borrar y vio que la profesora de vuelo sacudía la cabeza con diversión. Realmente, Harry no era amado en Hogwarts por nada.

La profesora carraspeó llamando la atención del grupo mientras se escuchaban a lo lejos los chillidos del grupo de Harry, la mayoría preguntándose quien había ganado- Extiendan la mano derecha sobre la escoba y digan "Arriba."

Una serie de murmullos y gritos de la misma palabra llenó el lugar- ¡Arriba! -ante la voz de mando de Tom la escoba saltó a su mano. Miró a su alrededor y notó que no todos lo habían logrado Lestrange, Malfoy, Bilius Weasley, Bagman, Mullet, Crouch y Belby lo habían logrado. De los demás había visto la escoba de Eileen rodar alejándose y las de muchos ni mosquear. Después de unos cuantos intentos, la mayoría había podido llamar la escoba. Algunos tuvieron que recogerla del piso.

Tras ello siguió una sesión de como sentarse sin deslizarse y como agarrar correctamente la escoba. Nadie se salvaba de las correcciones, ni siquiera los sangre pura- Ahora cuando suene el silbato darán una patada fuerte, elévense unos cuantos centímetros y bajen lentamente. Tres... dos... uno... -sopló el silbato y... el caos. Crouch y Bagman no se habían elevado derecho por lo que chocaron las cabezas y se fueron contra los demás, Tom se elevó un poco más de lo que había hecho para evitar la reacción en cadena. Eileen ni siquiera había logrado que su escoba se elevara, y William Morag había caído hacia atrás al elevarse. Anne Troy se deslizó hacia adelante en la escoba por haberse sentado mal y si Moody no la hubiera agarrado probablemente habría comido pasto al darse la cara en el piso.

Hooch sonó el silbato de nuevo y les indicó que bajaran al suelo. Tom descendió y se bajó de la escoba con gracia. El resto de la clase Tom no hizo nada más, siguieron practicando los que no lo habían logrado. Después de ver el desempeño de los demás, Tom sabía que al menos sería decente con la escoba, por lo cual no estaba de mal humor por tener que esperar al próximo miércoles para la siguiente clase de vuelo.

Notas finales:

Notas del autor:

Ains, mi estar super feliz con sus reviews *¬* (amo especialmente los largos y llenos de preguntas! Me encanta ver que siguen las intrigas de la historia!) Recuerden que tienen la guia si se marean con algo. Bueno, en este cap quise mostrarles otro lado de Harry y Dumbledore. Ellos como profesores. Además por supuesto una pequeña demostración de quienes tienen talento aquí. Como verán Tom sobresale pero no tanto ya que hay otros que son talentosos también. Sin embargo con el tiempo eso puede cambiar. Aunque quizá lo que más sobresale de él, es la dificultad de encontrar algo en lo que sea "malo". Pero ya os he advertido, no va a ser todo rosa y va a haber unas cuantas metidas de pata.

Punto aparte: ¿cómo es esto que nadie está intrigado sobre a quién pertenece el cuadro vacío? u.u

Recuerden que todo lo respectivo a Tom y Harry en cosas importantes ya está planeado y no se puede cambiar, pero respecto a otros personajes no. Esas cosas estoy dispuesta a recibir pedidos. No sé, como que alguien quiera ver beso entre Alphard y Abraxas o que Tom termine jugando un partido de Quidditch.

Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios