¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Ok, no va a ser como el cap anterior, no temáis. Para el inicio del cap mi hermanita de 10 años me hizo una ilustración de Little Hangleton que está en mi perfil si gustan pasar a verla. También está un grandioso fanart de HimRam que me hizo para Dark Kiss. Y en el foro tengo una pequeña pregunta por si son tan encantadores de pasar a opinar XD Ok, cap con mucha info de Harry, nuevos personajes y Pollux serio :O!
Martes 13 de Junio de 1939 - Little Hangleton, Inglaterra

17:30

.

Harry por un momento se preguntó si accidentalmente en vez de Aparecerse había dado un viaje en el tiempo. No tenía idea que los pueblos muggle lucieran tan... ¿campestres? Quizá eso era un poco redundante, pero Harry nunca había sido tan bueno con las palabras como lo eran Hermione y Pollux. Estaba seguro que hasta Tom habría hecho una descripción mejor que la suya.

La pequeña villa tenía un montón de casitas de piedra con techos de paja que el ojiverde asociaba con el medioevo. Los negocios eran parte de las propias casas según parecía, algunos tenían graneros y campos y las calles parecían demasiado largas para vagabundear por ahí. Probablemente la gente se movía con mucha paciencia o a caballo.

Toda la villa estaba rodeada de colinas empinadas que formaban un valle, separándola por completo de la ciudad de Hangleton. El camino iniciaba con un bosque frondoso a un lado y las colinas del otro, y a lo lejos la villa terminaba con una gran casona y una iglesia en un terreno elevado. Evidentemente allí vivían los ricos del lugar, no le extrañaría que fuesen una especie de "lores" sin título oficial, después de todo parecía que había viajado a la época feudal.

Había sido una buena idea esperar hasta pasada la hora de la siesta, hacía calor y el sol pegaba fuerte, la idea de tener que hacer una larga caminata hasta la primera casa no era nada, nada atractiva.

Agradecido de haber tomado la precaución de Desilusionarse antes de Aparecerse allí, por lo que desapareció y apareció al lado de la puerta de la casa más próxima a la vista. Se escondió entre unos árboles y canceló el hechizo camaleónico antes de ir a tocar la puerta.

Una joven rubia de ojos color del cielo salió con una sonrisa, limpiando una mancha de tierra de su rostro e intentando arreglar un poco sus ropas al ver al apuesto joven en su puerta. El profesor de Defensa se quedó un momento en blanco, a pesar de lo desarreglada, la joven era realmente bella.

Sonrió tímidamente, nunca había sido bueno para hablar con chicas bonitas- H-hola, disculpa que te moleste, ¿tienes alguna idea de dónde viven los Riddle?

La chica le devolvió la sonrisa de manera mucho más amplia- No es molestia para nada. Sé ve que no eres de por aquí, todo el mundo sabe que los Riddle viven en la gran casa sobre la colina. Tendrás una larga caminata en este día tan caluroso, ¿quieres un poco de agua?

Harry sintió las orejas calentarse y esperaba que no se estuviera sonrojando, por una vez había captado el coqueteo, Pollux estaría orgulloso de su progreso, quizá tenía algo que ver con la manera que la chica se balanceaba y jugaba con sus cabellos rubios.

-No, gracias por el ofrecimiento, pero estoy algo apurado. Y gracias por la información, quizás otro día...

-Puedes pasar cuando quieras -respondió ella con una sonrisa invitante y Harry estaba seguro de que ahora se estaba sonrojando.

Un rato después se encontró tocando la puerta de la ostentosa mansión Riddle. La idea de sobornarlos para que le cedieran a Tom quedaba enterrada, dinero les sobraba. La puerta se abrió y Harry tuvo que tragarse un jadeo al ver una perfecta versión de Tom adulto.

El hombre frente a él tendría que estar rondando los cuarenta años. Tenía el cabello negro peinado prolijamente hacia atrás, con algunas pintas grises empañando el color, los labios eran de un rosa pálido, los pómulos y mandíbula estaban recortados masculinamente. A pesar de que Harry era alto, tenía que mirar hacia arriba para encontrar los ojos azul marino del dueño de la casa.

Frunció el ceño unos segundos al notar que esos no eran los ojos de Tom, pero después de todo algo tendría que tener de la parte materna- Tom Riddle, me imagino. Mi nombre es Harry Potter, ¿sabía usted que tiene un hijo?

Directo al punto siempre era una buena entrada cuando uno no tenía mucha idea de qué decir. El muggle frenó el estrechamiento de manos como si hubiera visto un fantasma, palideciendo antes de fruncir las cejas.

-Si ha venido aquí a encajarme un mocoso... -pero Harry no le dejó terminar la amenaza.

-Todo lo contrario. He venido aquí para que me ceda todos los derechos sobre el niño -respondió con una sonrisa astuta, después de todo acababa de demostrar su rechazo.

Riddle reaccionó sorprendido y antes de que pudiera contestar se escuchó una voz femenina y gastada por los años- Tom, hijo, ¿quién es?

El hombre dudó unos momentos y miró a Harry de arriba a abajo, su rostro no era exactamente algo que exclamaba masculinidad ni peligro, junto con sus jeans negros y camisa borgoña suelta, parecía completamente inofensivo, por lo que decidió hacer un gesto para dejarlo pasar.

-Madre, es un hombre que viene a hablar sobre un supuesto hijo que tengo -una mujer de unos sesenta años, con cabellos canosos y unos viejos pero bellos ojos celestes se tapó la boca sorprendida, en su mano Harry pudo observar un anillo de bodas, que resaltaba especialmente gracias a su largo vestido azul oscuro.

-Tom... esto no tendrá que ver con esa chica Gaunt, ¿verdad?

Harry miró a uno y a otro preguntándose si ese sería el apellido de la madre de Tom, era extraño que la línea de Slytherin hubiera perdido su apellido, pero suponía que en algún momento sólo tuvieron heredera y no les quedó de otra. Ambos se giraron hacia él inquisitivamente.

-Eh... realmente no sé quien es la madre de Tom. Él tiene 12 años.

-¿Tom? ¿Querido, estás seguro que es mi nieto? -la mujer se acercó a él y tragó duro, esto no le gustaba.

-Completamente. Tom Marvolo Riddle es un calco de su hijo, excepto por los ojos.

-Marvolo... ese era el nombre del viejo Gaunt. ¡Ay, mi dios! No puede ser que 13 años después esto aún nos persiga... -la mujer se sentó en un sillón crema, pareciendo que iba a darle un síncope.

-Señora Riddle, si me permite, esto no tiene por qué perseguirlos. Mi nombre es Harry Potter y he venido aquí a pedirle a su hijo que me pase los derechos sobre su hijo, no que se haga cargo de él.

La mujer parecía más horrorizada si aún cabía y Harry maldijo por dentro, nada de esto pintaba bien.

-Sr. Potter -se giró al escuchar la voz masculina del padre de Tom-. ¿Cómo conoce al niño y por qué quiere adoptarlo?

-Soy su profesor, y quiero adoptarlo porque me he encariñado con él, por supuesto.

-Su profesor, ¿eh? Seguro que el niño es algo especial y por eso quieres poner sus garras sobre él.

Harry frunció el ceño- No negaré que Tom sea especial, no merece vivir en un orfanato solamente porque su padre decidió abandonar a su madre, y usted no es más que un desconocido para él.

-¡Esa bruja horrible me puso un embrujo, no voy a permitirle a usted que venga a decirme si hice bien o mal!

El ojiverde bufó- Los muggles siempre acusando a las brujas de haberlos hechizado para enamorarlos, al final es sólo el rechazo a que sean diferentes, poderosas.

Riddle se quedó pasmado, y la madre de este miraba a uno y a otro sin comprender.

-¡Así que sí era una bruja! -saltó finalmente el hombre como si tuviera la confirmación que buscaba hace años.

El profesor alzó una ceja- Tom heredó los poderes de su madre -tiró la bomba sin piedad.

Por un momento la habitación cayó en un silencio sepulcral. Sin poder evitar la maldad preguntó- ¿Necesitan un vaso de agua? -apareciendo uno de la nada y ofreciéndolo hacia ellos con carita inocente mientras los dos saltaban hacia atrás como si les hubiera ofrecido la mano del diablo.

-T-tú... e-eres... u-uno de e-ellos... -dijo el hombre señalándolo temblorosamente.

-Oh, sí. Creí haber mencionado que era profesor de Tom. Verá, nosotros tenemos toda una gran sociedad aparte, quienes tenemos poderes, y nos mantenemos por lo general alejados de ustedes, quienes no tienen poderes.

-¿Qué?

-Sí. Pero volviendo el caso a Tom... me gustaría que me otorgara la tutela completa, es un trámite muy rápido en el Ministerio de Magia y no tendrá que molestarse con niños mágicos ni profesores viniendo nunca más a esta casa.

La mujer parecía irse recuperando lentamente y ver el juego que estaba realizando- Pero Tom no tiene ningún heredero...

-Todavía es joven, puede tener otro. Tom Marvolo Riddle es heredero de una línea muy importante de nuestra sociedad, así que no veo como...

-Seguramente no es nada que no pueda... curarse -intervino Riddle.

Harry entrecerró los ojos, recordando las palabras de su propio tío acerca de ser algo que se curaba con unos buenos golpes- Me temo que no. Es algo que corre por la sangre, y Tom es muy poderoso y talentoso, no hay manera de que simplemente vaya en contra de su propia naturaleza. Si quieren obtener a Tom, será con su magia y ascendencia.

-Tonterías, simplemente tengo que sacarlo de ese colegio de raros y enseñarle el negocio.

-No puede sacarlo de Hogwarts, es su derecho estudiar allí.

-Soy el padre, ¿no? Puedo hacer lo que quiera con él.

-Muy bien, ¿que le parece si lo vemos en el juicio? -soltó desafiante haciendo que el susodicho diera un paso atrás antes de recomponer su rostro.

-Muy bien, llamaré a mi abogado y...

-No. Tiene que conseguirse un abogado mágico, nuestras leyes son distintas, y para obtener la tutela de un niño mágico tiene que hacerlo en nuestro Ministerio, que está en contacto con el vuestro, pero sólo en los altos puestos. Será convocado por el Ministerio y lo ayudarán a llegar, dándole un abogado y todo lo que necesite, sólo pregunte por ello. Le deseo mucha mala suerte en el juicio -soltó antes de de dar media vuelta y salir dando un portazo.


Jueves 15 de Junio de 1939 - Ministerio de Magia, Décimo Piso, Tribunal del Winzengamot

10:10

.

-¿Qué dices? ¿Qué cláusula?

-Demonios, Harry, ¿no lees lo que firmas?

-Claro que leí... pero era muy largo.

-El Ministerio tiene pactos de silencio respecto a los juicios, cuando firmaste para el inicio de juicio estabas firmando ese pacto, el cual te prohíbe comunicarte y ver a Tom de ninguna forma para no influenciarlo por ser menor. Hasta que no termine el juicio no podrás escribirle, por eso no podías ayer.

-Por las pelotas de Modred, ¿no puedes escribirle tú?

-Lo lamento, Har, yo soy parte del Wiz, también tengo mis dedos atados -Pollux le revolvió los cabellos con una mirada de pena-. Ni siquiera podemos pedirles a otros que lo hagan por nosotros. Con un poco de suerte esto no durará más que unos días, ¿quién le daría una custodia a un muggle? Oh, ya es la hora, tengo que ir a mi lugar, suerte.

La Sala de Juicios del Ministerio era circular, con gradas donde se sentaban las cabezas de familia más importantes de la Comunidad Magica. Harry mismo tenía derecho a uno de esos asientos, pero nunca lo había reclamado. Cuando había sido joven había estado allí bajo cargos de uso indebido de la magia y se había sentido increíblemente intimidado por sentarse con todas esas caras y túnicas bordó dirigiéndose hacia él de forma acusatoria.

Hoy siendo mayor descubrió con fascinación que era una copia moderna del Agora de los griegos. La construcción no estaba dirigida a la intimidación sino a que todos pudieran escuchar con la misma claridad. Soltó un suspiro, sintiéndose nervioso.

Para intentar ganar algunos puntos se había vestido con ropas formales de mago, con una capa con el escudo de los Potter bordado bellamente. En su hombro las identificaciones y condecoraciones que había recibido como auror, y en el otro un escudo de Hogwarts.

Traía su cabello peinado con gel hacia atrás, descubriendo por completo su cicatriz en forma de rayo, y en su mano brillaba el anillo de heredero de los Potter.

-El Winzengamot entra en sesión. Harry Potter contra Tom Riddle Sr. por la tutela de Tom Riddle Jr. Las partes pueden proceder a presentarse -la voz provino del Jefe del Tribunal y Harry tuvo que mantener sus ojos bajo control para no girarse a mirar a Dumbledore, sabiendo que estaba allí en algún lugar entre los miembros del Tribunal.

Su abogado, Gin Chang, ex-compañero de Hogwarts se adelantó a hacer su trabajo. A Harry le dolía aún la conversación que había tenido con Hermione en la cual se rehusó a representarlo diciendo que era cruel y racista su actitud, que el padre merecía tener al niño consigo.

-Mi nombre es Gin Chang señoras y señores del Winzengamot y hoy estoy aquí para representar al señor Harry James Potter, único heredero de la Noble y Antigua Casa de los Potter, Auror calificado por el Ministerio que no está en funciones en el Departamento Auror debido a que enseña Defensa Contra las Artes Oscuras en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

Gin llevaba el cabello corto negro, tenía labios finos y ojos atractivamente rasgados. Llevaba una túnica negra bastante sencilla que hacía resaltar más la formalidad de Harry- Si bien mi cliente es joven, ha demostrado una gran maestría para educar niños, cualquiera de sus alumnos puede atestiguarlo. A creado un importante lazo con Tom Riddle Jr., y desea darle la vida que todo mago merece. Vida que no tendrá con su padre, un muggle que siente un fuerte odio hacia la magia.

Gregorius Stump, el abogado de Riddle frunció el ceño y procedió a representar a su parte, alegando que siendo el padre biológico era lo más natural que el niño estuviera con él. Terminadas las presentaciones, el Wizengamot inició las interrogaciones.

-Sr. Riddle, estamos en conocimiento de que su hijo se encuentra viviendo en un orfanato. ¿Cómo explicaría este hecho al Tribunal?

-No estaba en mi conocimiento la existencia de la criatura, su Señoría.

-¿Cómo es eso posible? ¿La madre del niño nunca le dijo?

-Bueno... Merope Gaunt, la madre del niño... ella me hizo algo, alguna clase de embrujo, y de pronto sentí como si fuera de vuelta yo mismo. Ella decía que estaba embarazada, ¿pero qué prueba tenía yo?

Harry podía ver que por varios rostros pasaba el desagrado, no muchos se creerían un cuento así por la cantidad de discriminación que había en ambos lados.

-¿Aún así, usted no comprobó la información?

-No. Y ella nunca regreso a Little Hangleton.

-Muy bien. ¿Por qué quiere la tutela de su hijo después de tantos años?

-Es hijo.

-¿Qué clase de vida pretende darle al niño?

-Los Riddle tenemos suficiente dinero para vivir bien. Estudiará para ser el heredero de las empresas y vivirá conmigo y con mis padres.

-¿Qué hay acerca de su educación mágica?

-Quiero que estudie nuestras costumbres. Si le queda algún tiempo luego de eso, veremos...

Murmullos recorrieron el Tribunal- Muy bien. Sr. Potter, usted no está casado, no se puede atestiguar que sea adecuado para cuidar de un niño, ¿por qué cree que usted será más adecuado para el trabajo que su propio padre?

-Señoras y señores del Tribunal, estoy perfectamente consciente de que ustedes preferirían una pareja con hijos para el cuidado de un niño, pero como profesor yo he tenido la oportunidad de conocer a Tom profundamente. Yo también soy huérfano y fui dejado al cuidado de muggles. Sé lo que es recibir el abuso de tus cuidadores y que nadie te escuche, que a nadie le importe. Quizá yo no tengo una esposa y un hijo, pero tengo dinero, experiencia enseñando niños y dedicación suficiente para que a Tom nunca le falte nada. Y sobre todas las cosas, adoro al niño. Este hombre puede que sea su padre biológico, pero no tiene ni idea de quién es Tom.

-Muy bien, sr. Potter. El Wizwengamot entra en receso. Volverán a ser convocados.


Miércoles 28 de Junio de 1939 - Potter's Cottage, Valle Godric, Inglaterra

08:05

.

Con un grito de frustración acumulada lanzó el vaso vacío contra la chimenea con fuerza, el fuego se extendió con un rugido para luego calmarse. ¿Por qué rayos estaba el fuego encendido? Sacudiendo la cabeza -oh, mala mala idea-, parpadeó unos momentos viendo el cuarto girar.

-Dobby... apaga el fffuego, eshhtamos en verano -las palabras resbalaron por sus labios de manera graciosa.

Escuchó unos golpecitos y se giró para ver a la vieja Bathilda en la ventana. Camino hacia allí y la abrió manualmente- Buennos díash, profffesora Bagssshot. ¿Neceshita algo?

-¡Ay, Harry, querido, mira el estado en el que estás, son las 8 de la mañana! -protestó la mujer de cabellos largos y canosos. La mujer vivía en el mismo vecindario, y aparentemente había sido muy adepta a sus padres y a él antes de que se fuera con los Dursley.

-No he dormido...

La mujer fue hasta la puerta y se adentró en la casa, le tenía mucho cariño a Harry a pesar de que a este no le gustaba tanto la historia como a ella, intentaba contarle historias divertidas cada vez que se daba una vuelta para verlo.

-Harry, Harry... ¿qué pasa? ¿por qué estás así? Necesitas dormir.

-No necesssito dormir, necesssito a Tom. Essstúpidas cláusssulas ministeriales... ¿Un poco de whisky profffesora?

-Preferiría té, y para ti también. Ven, siéntate en el sillón y dime qué te ocurre -fueron hacia el sillón de la sala y el elfo les trajo té y galletas, mirando agradecido a la mujer que venía a calmar a su amo.

-Has leído El Profeta, supongo -la voz de Harry se aclaró un poco, pero seguía arrastrada y sonaba muy decaído-. Todo empezó a fin de año escolar. Le pedí a Albus ayuda para poder adoptar a Tom y de pronto me salta con que tiene un padre. El tipo resulta ser un maldito aprovechador que sólo quiere tener al niño porque alguien más lo quiere. Luego descubro que también tiene un tío, pero es racista, violento.

-Me costó, pero lo convencí que me apoyara, él dice que prefiere a alguien que hable la lengua de Salazar para su sobrino, aunque se niega a hablar en nada que no sea Parsel. Y cuando creo que finalmente el Wiz me va a dar a Tom sale el maldito Flavius Malfoy peleando la tutela sólo porque descubrieron mediante Morfin que Tom es el heredero de Slytherin. Con su maldita perfecta familia van a quitarme a Tom. Abraxas y él se odian, y Tom no es un Sangre Pura, va a sufrir con esa familia, van a cambiarlo, ¡y no quiero!

Bathilda le dio unas palmaditas en el brazo al ver que estaba a punto de romper en lágrimas- Bueno, pero no necesariamente van a obtener ellos la tutela, el juicio aún no termina, cariño.

-Lo sé. Pero Flavius está casado, tiene un hijo, representa el padre perfecto. Yo es cambio soy más joven, y no tengo esposa ni hijo. Está en el Wiz, lo van a apoyar. Y la gente que se suponía que tendría que estar apoyándome en esto, no lo está. No me hablo con Hermione desde que se negó a ser mi abogada, y Albus desde el principio no quería que lo adoptara.

-Ah, Albus... siempre lo has visto con mucha reverencia, y supongo que la barba esa que lleva ahora lo hace ver un poco más viejo de lo que es, pero después de todo sigue siendo un niño, y los niños cometen errores, en especial cuando están asustados -comentó Bathilda en tono condescendiente.

-¿Asustado? ¿De qué crees que está asustado?

-¿Alguna vez te dije que conocía a Albus desde pequeño?

-Sí, dijiste que conocías a toda su familia.

-Bueno, cuando mi sobrino-nieto Gellert, fue expulsado de Durmstrang vino a pasar una temporada conmigo. Un niño brillante, pero lamentablemente no conocía los límites. Yo le presenté a Albus y rápidamente quedaron prendados el uno del otro. Estaban todo el tiempo soñando con alcanzar las mayores maravillas mágicas, encontrar reliquias y esclavizar a los muggles bajo el poder de los magos.

Harry abrió mucho los ojos y se quedó boqueando como pez fuera del agua ante lo último- E-espera, ¿Gellert como Gellert Grindewald? ¿Albus Dumbledore queriendo esclavizar a los muggles? ¿El mismo Albus Dumbledore que me mandaba con los Dursley cada verano diciendo que exageraba y que vivir con muggles no era tan malo?

-Los mismos. Gellert y Albus encontraron en el otro todo lo que habían estado buscando. Ambos eran apuestos, jóvenes, inteligentes y poderosos. Estudiaron juntos y lograron mucho, en algún punto de la relación Albus se enamoró, y cuando Gellert se dio cuenta, decidió que sería beneficioso para ambos actuar utilizando esa atracción que sentía por él. Gellert quería hacerse creer a sí mismo que no sentía nada por Albus que no fuera entendimiento y respeto, que lo estaba usando, pero yo no soy vieja por nada, uno no puede usar y respetar a una persona, y creo que hoy en día Gellert sabe eso mejor que nadie.

-El caso es que terminaron profundizando su relación y en su búsqueda de poder, llegó el momento en que debían moverse. Aberforth tomó mal la noticia puesto que tendría que cuidar a la pequeña Ariadna. Gellert y Aberforth pelearon, Albus terminó metiéndose en la pelea también, y cuando las maldiciones comenzaron Ariadna cometió el error de querer pararlos, y una de las maldiciones la mató.

El ojiverde jadeó sorprendido, completamente despierto y atento, todo efecto del alcohol perdido. Bathilda puso cara de tristeza- Aberforth estaba fúrico, culpaba a Albus por su muerte, Ariadna siempre había sido la luz de sus ojos. Albus en cambio tenía miedo de saber quién había matado a Ariadna, y huyó de Gellert, intentando convertir su personalidad en todo lo contrario.

-Albus odiaba a los muggles porque unos niños muggle atacaron a su hermanita y ella quedó mal de la cabeza, lo que la llevó a matar a su madre en una explosión de magia accidental. La pobre niña probablemente fue violada. Y el viejo Percival fue encarcelado luego de obtener su venganza. ¿Cómo podría Albus amar a los muggles cuando ellos destruyeron por completo su familia? Pero él sentía que todo lo que representaba Gellert era lo que había matado a su hermana. Y Gellert se fue a intentar cumplir sus sueños, ya que Albus ya no le hablaba. Yo creo que mi sobrino-nieto se fue de aquí con el corazón roto.

Harry se quedó mirándola con la boca abierta unos momentos más- Merlín... -soltó de pronto pasándose las manos por la cara-. Esto... es demasiado para mí...

Bathilda tomó sus manos- Lo que quiero que entiendas, cariño. Es que Albus es sólo un niño confundido, asustado de su propio pasado, no deberías depender tanto de alguien que no sabe ni qué hacer consigo mismo. Tú sabes en el fondo de tu corazón quién y por qué es mejor para cuidar a Tom. Junta todo eso en un discurso y muéstrales al Wiz la verdad según la ven tus ojos. Estoy segura de que todo saldrá bien.


Lunes 10 de Julio de 1939 - Ministerio de Magia, Décimo Piso, Tribunal del Winzengamot

09:47

.

-Con el debido respeto que el Tribunal merece, me gustaría expresar mi preocupación respecto a que las intenciones del sr. Potter no sen tan puras como nos quiere hacer creer con su acto pobre huérfano maltratado -sugirió con tono inocente Flavius Malfoy.

Hijo de puta. ¿Cómo se atreve? Harry trabó la mandíbula para no lanzarse encima del Malfoy como una fiera salvaje. ¿Que varitas ni varitas? ¡Pensaba arrancarle la yugular con los dientes! Hijo de puta. Hijo-de-puta.

-Las constantes visitas a las habitaciones de su profesor, las noches que pasaba fuera de su cama no son pruebas más que preocupantes de su comportamiento incorrecto. ¿Quién sabe si siquiera podemos confiar en que el niño no haya ya sido mancillado utilizando su puesto como una figura de autoridad para el menor? El lugar para un niño es una familia completa...

Su abogado le retenía para que no le saltara encima al rubio pero su orgullo era demasiado para quedarse sin hacer nada- ¡¿Cómo te atreves? Tiene sólo 12 años, ¿cómo te atreves a sugerir semejante cosa? ¡Puede que en tu casa tenga una familia completa, pero será una farsa, a ustedes no les interesa Tom, sólo quieren utilizar su poder político como heredero.

-¡Sr. Potter! Hablará cuando le toque su turno o será retirado de la sala -lo reprendió el Jefe del Tribunal.

-Me disculpo. su señoría -respondió entre dientes Harry sentándose.

-Sr. Malfoy, sus acusaciones son muy graves para alguien que trabaja con niños. Por el modo en que usted hablaba, el Tribunal asume que se maneja en puras suposiciones y le recomendamos en abstenerse de hacer acusaciones sin fundamento en el futuro.

-Su señoría, simplemente estaba intentando poner al Tribunal bajo aviso del inusual comportamiento avistado en Hogwarts por los mismos alumnos.

-Ya hemos escuchado testimonios de diversos alumnos, no hay razón para creer que el sr. Potter ha hecho nada fuera de la moral. Sin embargo, sr. Potter, ¿ha usted permitido pasar la noche en sus habitaciones al sr. Riddle?

-Sí, su señoría.

-¿Y cuál ha sido el motivo de eso, sr. Potter?

-Tom sufre de pesadillas. Quizá no debería llamarlas eso, sino la repetición de los peores momentos de su vida al irse a dormir. Lo llevan a un estado de grave desgaste mental y físico por la falta de descanso y el estrés. Cuando dormía, mi presencia impedía las pesadillas. Tom no tiene una buena relación con sus compañeros de habitación por lo cual me temo que no se sentía seguro durante su sueño con nadie más que conmigo.

-¿Hace usted el mismo procedimiento con todos los alumnos que sufren de pesadillas?

-No son simplemente pesadillas. Cuando yo era joven las sufría y comprendo el estado por el que pasaba mi alumno. Sabiendo que podía pararlas con mi mera presencia hubiera sido cruel no permitirlo. Intento ayudar a cualquier alumno mío que tenga un problema y yo pueda ayudarles.

-¿Y sabe usted a ciencia cierta que el niño sufría dichas pesadillas?

-No he leído la mente del niño para comprobar que no actuaba todo, pero puedo decirle que las ojeras en sus ojos eran reales, que el sudor frío en su frente cuando rodaba y gemía durante su sueño eran reales. Los elfos de Hogwarts han sido testigos más de una vez de su padecimiento.

-Muy bien. El Tribunal procederá a convocar a los elfos domésticos de Hogwarts para interrogación.

Harry realmente esperaba que los elfos hubieran sido testigos de las pesadillas de Tom o iba a estar en problemas...


Martes 1° de Agosto de 1939 - Grimmauld Place N°12, Londres, Inglaterra

20:15

.

Miró con una leve sonrisa los cuerpos de un pequeño rubiecito y un bastante crecido moreno acurrucados en la cama como dos bebés indefensos que finalmente habían conseguido algo de consuelo. De Cygnus no le extrañaba, después de todo su principito tenía sólo 9 añitos, pero ver a Harry en ese estado era un espectáculo enternecedor.

Sacó una manta del armario y los cubrió a ambos él mismo. Cygnus había extrañado mucho a su 'tío Harry', y estaba un poco celoso de saber que no los había estado visitando durante el año tanto como antes por culpa de otro niño llamado Tom. El tema de la lucha por la custodia era un poco complicado para el pequeño y según Cygnus el tío Harry se peleaba con el tío abuelo Favius porque Flavius le quería robar el niño que le había robado a su tío Harry. Lo cual según Pollux, era verdad.

La petición de lucha de Flavius había salido a la luz en cuanto se descubrió que Tom era heredero de los Gaunt, y éstos descendían de Slytherin, más obvio no se podía ser, pero Flavius tenía mucha influencia política y una familia tipo, cosa que le iba en contra a su amigo.

No que Harry hubiera sido un fácil oponente para el Malfoy, cualquiera hubiera perdido a esa altura, pero su amigo había peleado con garras y dientes la custodia, usando cada pequeña carta que tenía. Todavía recordaba la expresión de Flavius cuando el ojiverde había soltado la bomba de ser el heredero de Gryffindor. Godric mismo, o mejor dicho su cuadro, se presentó a declarar a su favor.

El problema era que pareciera que Harry simplemente se aferraba a su lugar, no que ganase terreno. Sin importar la cantidad de gente que declarase, parecía tener más peso tener una esposa y un hijo que la adoración, el tiempo y todo lo que tenía para ofrecerle a ese niño. Eso y que las acusaciones de corromper al niño habían cavado hondo.

Lo malo era que no era el único que lo notaba, su amigo tenía constantes ojeras bajo los ojos, que a pesar de que las mantenía con pequeños glamour, Pollux sabía que estaban allí. Estaba también muy flaco y quería encerrarse a beber en su casa como si no existiera nada allá afuera. Había tenido que traerlo a rastras a su casa.

Lo cierto es que no era la primera vez que veía a Harry deprimido. Sabía que saldría de ello y que su mayor desesperación era la falta de contacto con cierto chico de ojos verde-azulados. Cada Halloween su amigo se deprimía, pero era una noche al año. La vez que realmente lo había visto mal era cuando su primer hijo, Alphard Black había nacido muerto.

Harry iba a ser el padrino de Alphard, y por alguna estúpida razón su amigo estaba convencido de que era su culpa que su primogénito hubiera muerto. Su cuñada, para intentar apañar un poco el dolor de su esposa le había puesto Alphard a su hijo, pero Harry no era cercano a los Lestrange y no veía a su ahijado en el niño.

Cuando nació Cygnus, Pollux quiso hacerlo el padrino, pero Harry se negó en rotundo, argumentando alguna tontería sobre estar maldito y que sus familiares morían. Así que para Cygnus era 'tío Harry', a pesar de que en realidad, la abuela de Harry era una Black y serían primos segundos.

Walburga y Harry se llevaban bien cuando su hija era pequeña, pero Harry no sabía como actuar con las mujeres, así que ahora hablaba con ella tanto como con su mujer. Era un misterio para Pollux por qué Harry creía tan firmemente que le gustaban las chicas.

Se dirigió a su oficina personal, donde yacía sobre el escritorio la última carta que le había mandado Hermione. Ambos habían estado discutiendo vía lechuza la actitud de la chica para con Harry. Ambos eran amigos de Harry, pero no tan unidos entre sí y ahora que estaban peleados, estaba teniendo la oportunidad de su vida para decirle unas cuantas verdades a la Ravenclaw. Lo cual había terminado en una pelea de trapitos al sol por ambos lados.

Con una sonrisa cruel mojó una pluma dorada en un tintero. Era tiempo de tener su dosis de diversión con la rata de biblioteca. Nadie insultaba las intensiones para con sus amigos sin sufrir las consecuencias, en especial cuando ese alguien estaba haciendo sufrir a esos mismos amigos. Iba a hacer a esa bruja tragar sus palabras hasta que le pidiera disculpas a Harry arrepentida como que se llamaba Pollux Cygnus Black.


Jueves 24 de Agosto de 1939 - Ministerio de Magia, Décimo Piso, Tribunal del Winzengamot

11:20

.

Apenas podía creer que había llegado a ese punto. El punto donde vería la sonrisa de victoria de Flavius Malfoy saboreando que Harry no tenía nada más con qué pelear por la custodia, que había utilizado cada pedazo de influencia que tenía y aún así estaba perdiendo.

Sintió como Gin, su abogado, le ponía una mano en el hombro a modo de apoyo, y a pesar de que la sentencia no estaba dada por el Tribunal, sabía que la mayoría no se inclinaba a su favor. Se sentía tan desesperadamente desdichado que podría largarse a llorar si no fuera porque eso pisotearía su dignidad completamente.

Nada parecía contar para ese grupo de malditos pomposos magos. Iba a perder a Tom sólo por que no estaba casado. No importaba que fuera un Auror, que fuera un profesor adorado por todo el colegio, que entendiera lo que era ser un huérfano, hablase los dos idiomas que sabía el niño y lo amara con locura. Todo lo que les importaba era que la familia Malfoy era más adecuada desde el punto de vista normal.

Le habían hecho cortar toda comunicación con su pequeño príncipe durante todo ese tiempo para quitárselo tan cruelmente y dárselo a un tipo que no conocía a su pequeño y le importaba un bledo quién era, con tal de que fuer el heredero de Slytherin.

-Levanten las manos quienes están a favor de que la custodia sea entregada al sr. Flavius Malfoy... -indicó el Jefe del Tribunal.

Oh, Merlín, iba a perder a Tom...

Notas finales:
Primero que nada quiero agradecerles por la aceptación que tuvo el cap pasado. Yo estaba feliz de la vida haciendo sufrir a Tom y me encanta saber que la mayoría lloraron con él (suena horriblemente sádico eso), para mí es importante saber que están compenetrados con Tom y con la historia y que uno de los caps más dramáticos de toda la historia ha surtido efecto. No pienso haceros sufrir tanto de nuevo, pero sí prometo más drama y acción (hemos arrancado el plot de Grindelwald ^^ lo notaron?)

Segundo, Harry tenía una razón, y como dije antes no me he sacado esto de la galera estuvo planeado desde el principio. El Ministerio siempre ha tenido esas malditas costumbres de hacer leyes ridículas sin pensar en quienes se ven afectados por ellas. Harry no previó lo que iba a ocurrir y pues ha acabado muy mal todo. Como veis, no he asesinado a nadie XD

Los Malfoy tienen nombres griegos antiguos, Flavius es uno que encontré en la wiki, no se sabe el nombre del padre de Abraxas. Respecto a lo de Grindelwald y Dumbledore, me baso en el libro y la opinión de Bathilda sobre el tema, es la mía. Finalmente lo de Alphard... eso ha surgido por una metida de pata mía, de que Alphard Black estaba tachado en el tapiz y yo ni enterada de su existencia y bueno... ha que ha quedado un lindo remache? Lol. Para los mareados, el padre de Pollux se llama Cygnus y el hijo de Pollux se llama Cygnus... XD

En fin, os aburrió? Tenía tanto para poner que no sabía con qué quedarme. Quería poner más escenas con los Black, contar más cosas de la vida de Harry, meter más escenas con Dumbles, con Morfin, con Hermione y con el juicio. Para colmo de males la escena con Bathilda no la tenía planeada. Les quedaron dudas? Qué les gustó y que no? Qué les hubiera gustado ver? (si responden puede que tengan lo que pidieron).

Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios