¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:

aqui otro cap. la historia ya esta terminada, asi q pretendo ir subiendo de dos cap hasta el final... los prroximos seran en unos dias...

gracias por leer

**Oculto en tu Mirada*** 

 

By: M. M. Malfoy 

 

Capitulo 7 

 

*Oculto en la Desesperación* 

 

Harry encendió otro cigarrillo. A través del parabrisas miraba los jóvenes que salían de la academia. 

 

El sitio quedo de nuevo vacío. Harry aspiró una gran bocanada su cigarrillo y la luz de la braza miro su reloj. Decidió seguir esperando. Iba a llevarse de nuevo el cigarrillo a los labios cuando lo vio salir. 

 

Llevaba puesto un grueso y entallado suéter blanco que modelaba su esbelto torso, y unos pantalones ajustados que se apretaban aún más al ritmo de su cadencioso y elástico paso. 

 

Harry se adelantó decididamente hacia él. 

 

- Tom - Llamó. 

 

El se detuvo instantáneamente. 

 

- No debía haber venido.- dijo. 

 

Harry lo cogió del brazo con firmeza y lo llevó al auto. 

 

- Sube.- dijo con voz que no admite negativas. 

 

Dio la vuelta para ponerse al volante y partieron. 

 

- A dónde me lleva? – preguntó Tom. 

 

- A cualquier parte. 

 

- Acostumbra a raptar así a los jóvenes, señor Potter? 

 

No lograba impedir que en su voz se reflejara una nota de emoción que traicionaba sus verdaderos sentimientos. 

 

- No tengo ninguna costumbre especial para tratar a los jóvenes.- Contestó Harry.- Y no sigas llamándome “señor Potter”. Me llamo Harry. 

 

- Pero yo debo tratarle con el debido respeto. 

 

Tom no pudo evitar que un matiz de travesura juvenil aflorase en sus palabras. 

 

Harry se dio cuenta y sonrió. 

 

- Me alegra que hoy estés más animado. 

 

- Le hablo en serio. 

 

Su alegría se esfumó, y añadió: 

 

- Realmente, señor Potter, no tiene sentido que venga a esperarme. Resulta absurdo. 

 

- Te he dicho que me llames Harry. Qué has hecho toda esta semana? Por qué no has venido a clases? Estaba dispuesto a ir a buscarte a casa de Draco si hoy no te encontraba. 

 

- Por favor, termine con este juego.- pidió Tom. 

 

- No es un juego, Tom.- dijo despacio.- Desde el día que nos encontramos en aquel barrio muggle no he dejado de pensar en ti. Si tú desaparecieras ahora, mi vida quedaría vacía. 

 

- Eso es ilusorio. Acabamos de conocernos. 

 

- Yo tengo la impresión de conocerte desde siempre.- respondió Harry con seriedad.- Lo que he hecho ahora ha sido volver a encontrarte. 

 

Avanzaban por la carretera. Harry paró el auto, volviéndose hacia Tom; Tom presintió lo que iba a ocurrir. Y sintió temor y deseo de que sucediera. 

 

Harry se inclinó hacia el, rodeó su espalda con los brazos y lo atrajo hacia sí, besando los finos y delicados labios con una sed insaciable. 

 

- Qué importa el tiempo!- dijo besándolo.- Estoy loco por ti!, Es como si me hubieras hechizado…  

 

Tom sintió que las fuerzas le abandonaban y se entregaba a aquel abrazo. 

 

- No, Harry…- gimió.- Es imposible… 

 

Pero él lo estrecho con más fuerza sin interrumpir el interminable beso. 

 

- Desde el momento que te vi, supe que tenía que suceder esto.- dijo en un susurro.- Hay algo que unió nuestras vidas desde antes de conocernos, Tom. No podemos luchar contra esto. 

 

Quedaron en silencio. Tom sintió que su cuerpo sin fuerzas se desasía, y dejó que la nuca quedara sobre el respaldo. 

 

- No puede ser…- gimió.- No puede ser. 

 - Contéstame! Me quieres? 

 

- Por Merlín, acabamos de conocernos, como puedes… 

 

- El tiempo no importa, yo se que te amo. Y tú?- Lo interrumpió Harry. 

 

- Por favor, no me tortures.- Suplicó Tom, desesperado.- Dame tiempo. 

 

Se sentía indefenso, como flotando entre los brazos que le sujetaban. En su desesperación sólo deseo eludir el momento, no tener que mentir o entregarse diciendo la verdad. 

 

Harry lo contempló en silencio, tan frágil y hermoso entre sus manos, y luego sólo pudo estrecharle contra su pecho. 

 

- Amor mío…- susurró besando sus rubios cabellos.- Qué te pasa? 

 

Tom cerró los ojos. No quería pensar en nada. Solo quería, necesitaba, vivir aquellos momentos, sentir a ese hombre y nada más. 

 

Su corazón se fue apaciguando, calmando sus latidos. 

 

- Llévame a casa.- pidió.- No puedo retrasarme. La señora Lestrange está muy grave todavía, y Milli tiene demasiado trabajo. Anda, volvamos, Harry. 

 

Enlazando a Tom por los hombros, lo hizo reclinarse contra sí. 

 

- No sabía que estuviera enferma. Es por eso que faltaste toda la semana a clases? 

 

- Sí. Tuvo un infarto y cayó por la escalera. Está muy grave. Puede morirse en cualquier momento. 

 

- Te entristece? Pensé que te desagradaba. 

 

- Y lo hace, pero tampoco puedo odiarla. 

 

- Eras pequeño cuando murieron tus padres? 

 

Tom sintió un nudo en la garganta. Teniendo que esperar para pode responder. 

 

- Sólo tenía unos seis o siete meses. 

 

- En cuanto seas mayor de edad, nos casaremos y se acaba esa situación. 

 

- Qué!.- Estaba asombrado de lo que había oído. 

 

- Como te dije, te amo y nos casaremos, si es que tu lo quieres. 

 

Tom cerró los ojos sin responder. 

 

- Y quién cuida a la señora Lestrange?.- preguntó Harry, cambiando el tema, no deseaba presionarle más. 

 

- La primera noche me quedé yo, pero desde entonces se queda Draco permanentemente con ella. No deja ni siquiera que alguien entre a ver a la enferma. Incluso el mismo se encarga del tratamiento. 

 

Harry detuvo el coche junto a la acera. Atrajo a Tom hacia sí, y lo besó largamente. 

 

- Hasta mañana – susurró. 

 

- No vengas, Harry.- Pidió. 

 

Harry volvió a besarlo. 

 

Entró a la cocina sintiéndose feliz y asustado. 

 

- Buenas noches, Milli.- Saludó. 

 

-  Ah, ya llegas. Oye, el joven Draco lleva casi una hora hablando con el cochero. Ha dicho que fueras en cuanto llegases. 

 

- Y qué tengo que ver yo?... 

 

- No lo sé. Te está esperando en la biblioteca. 

 

Sin detenerse a vestir el uniforme, Tom salió hacia el hall. 

 

- Qué desea usted? – Preguntó Tom entrando. 

 

Draco estaba sentado elegantemente en el centro de un precioso sofá de raso. Cerca de el, un muchacho musculoso, de rostro poco inteligente, se sentaba en el borde de un sillón. 

 

Su rostro se iluminó con una sonrisa de adoración al contemplar a Tom. 

 

- Cierra la puerta y pasa.- ordenó Draco.- Siéntate. 

 

- Puedo escucharlo de pie. 

 

- Siéntate, Tom, ya ves que el señor te da permiso.- imploró el chofer.- Hemos estado hablando amigablemente. 

 

- Y tengo yo algo que ver en esa conversación. Vincent? – Preguntó Tom, despacio. 

 

- Pues… 

 

- Sí, tienes algo que ver.- Contestó Draco.- Será mejor que hablemos con serenidad. Lo que quiero ofrecerte es esto: el primo de Vincent le pide un millón de galeones para asociarlo en su negocio. Es un buen porvenir, tener un negocio. Yo estoy dispuesto a dar tres millones como dote si te casas en seguida con Vincent. Sólo pongo una condición, que se marchen a Birmingham.  - Guárdese su dinero… Si alguna vez pido limosna, no será a usted. 

 

- Estás loco? Son tres millones los que te ofrezco!  - Tom, yo te haré feliz. Como hombre, yo creo que…  El chofer completó su frase apretando los puños y cuadrando sus hombros. 

 

- Te haré feliz, Tom. Yo… siempre te he querido. Y esta es nuestra oportunidad. Tendremos nuestro propio negocio. Qué más podemos desear? Y todo gracias al señor Draco!. Ya vez, te trata como a un hermano. 

 

Tom sintió pena de él. 

 

- Te agradezco de verdad tus palabras, Vincent.- le contestó con una sonrisa amistosa.- Pero no puedo aceptar. Te aprecio. Sé que eres un hombre digno de que te quieran, pero yo… Yo no estoy enamorado de ti. Debes buscarte a otra persona. 

 

- Te daré cinco millones si te casas con él y se van!.- chilló Draco de improviso. 

 

Tom volvió los ojos hacia el, y le estudió con extrañeza. No sólo estaba sorprendido de la magnificencia inexplicable de Draco, sino, más aún, de la angustiosa necesidad que parecía atormentarlo. 

 

- Tom.- Suplicó el chofer.- Tom, yo te haré feliz. 

 

El no le oyó siquiera. Seguía mirando fijamente a Draco, como si intentara comprender sus intenciones. 

 

- No.- dijo al fin.- Lo siento. Buenas noches. 

 

Se alejó hacía la puerta. Levantándose, ágilmente del sofá Draco gritó: 

 

- Diez millones! Te daré diez millones sólo por tener la seguridad de que nunca volveré a saber de ti! Diez millones de galeones! 

 

Tom salió de la biblioteca cerrando la puerta suavemente. De pie delante del sofá, con el cuerpo crispado. Draco gritó aún: 

 

- Diez millones de galeones!  

 

Continuará… 
Notas finales:
Porfis comenten!!! ^o~!
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios