¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:

Espero q esta vez resuelte...

E intentado subir este cap hace una semana... pero la pagina no m dejaba...

Bueno si resulta este cap. esta dedicado a Kikimaru por su apoyo!

**Oculto en tu mirada**

By: M. M. Malfoy

Capitulo 3

* Oculto en tu Actitud*

Tres hombres caminaban sombríos entre la devastación que veían. El de roja cabellera extendió el brazo.

- Esto es todo lo que ha quedado de esta parte del Londres muggle.-Dijo con pesar.- Es urgente hacer algo por ellos, realmente urgente.

- Sí, es muy necesario- corroboro el pelirrojo más viejo de los tres, sacudiéndose el agua que se le escurría por el sombrero.- Es muy urgente, pero hace falta tanto dinero.

- No podemos quejarnos- afirmo el pelirrojo más joven- Tenemos ya una gran parte. Con veinte millones de galeones más

…- Casi nada!

- Para el joven Draco Malfoy, veinte millones de galeones es poco- exclamó el joven pelirrojo.

- Qué opinas tu, Harry? Harry no le escuchaba. Con las manos en los bolsillos del impermeable y el sombrero calado para protegerse de la lluvia, contemplaba la desolación.- No nos dará ni un knut- Vaticinó, echando a andar hacia un grupo de edificios a punto de derrumbarse. Los otros lo siguieron.

- No te desanimes, Harry.- Rogó el joven pelirrojo- Si tú lograras que el joven Malfoy se interesara por nuestra causa, sería la salvación de esta pobre gente.

- Lo volveré a intentar, Ron- Prometió- Uno de estos días pasará por mi oficina.

- Si lo trajeras aquí para que vea esto, tal vez se le ablande el corazón.

Atravesaron hacia el otro lado, donde se veían dos autos estacionados. Al cruzar entre la gente que trataba de reconstruir techos de latas o carpas para protegerse de la fría noche que tendrían que soportar. Recogiendo los miserables restos de los que un día fueron sus muebles y enseres.

- No deberían quedarse aquí- dijo el mayor.

Las personas les miraban pasar con indiferencia. Eran seres a los que parecían habérseles borrado todas las esperanzas.

- Tratan de rescatar lo poco que les quedo.- Comentó Harry. Bruscamente se detuvo mirando extrañado a un joven, mientras sus dos acompañantes seguían caminado. El mayor se dio cuenta de que Harry se retrasaba, y se paró.

- No vienes, Harry?

- Sigan, por favor. Los veré más tarde, señor Weasley.- Contestó Harry.

Retrocedió, acercándose a un  precario tejado de latas sostenidas por palos, bajo el cual dos jóvenes conversaban y unos niños trataban de resguardar algunas cosas amontonadas afuera.

-Vete ya, Tom. Se te está haciendo tarde.- urgió la mujer.- Y muchas gracias por las ropas y los alimentos que nos trajiste. Anda, no te retrases más. Ya conoces el genio que tiene tu señor.Tom llevaba la capucha del impermeable caída a la espalda mientras ayudaba a la mujer.

- Sí, tendré que irme, Tracey, no sabes cuanto siento no poder ofrecerte una casa para que pasen la noche. Me desespera pensar que tu y los niños van a estar aquí a la intemperie. Es una locura quedarse aquí!

- Si no nos quedamos, no podremos recoger nuestras cosas, anda.- Insistió Tracey empujándolo.- No te entretengas, y no te preocupes por nosotros. Una se acostumbra. Anda. No seas tonto y vete ya.

La abrazó y la besó en la mejilla.

- En momentos como éste, quisiera ser rico.- sonrió. Se inclinó a besar a los niños, y levantándose se despidió- No sé cuándo podré volver, pero si necesitan algo que yo tenga, ya sabes, vas a buscarme entrando por la puerta de la cocina.

- Descuida. Adiós, Tom.- Adiós.

Tom se alejó caminando del barrial. Antes de perderse entre la gente volvió para decir adiós con la mano.

Un auto se alejaba en la misma dirección que Tom; el joven tuvo la impresión de que alguien lo miraba intensamente.Molesto, aceleró el paso. Pero la sensación se hizo más fuerte. Volvió la cabeza sin dejar de caminar, y entonces descubrió a un hombre que se acercaba.Tom iba a acelerar el paso aún más, pero de repente se detuvo.

- Se le ofrece algo?- Preguntó

Harry se acercó a el mirándole con extrañeza.

- Perdone que lo haya seguido- Se disculpó- En realidad no se por qué lo he hecho. Sólo que tuve la sensación de que Ud. y yo… Le parecerá absurdo, pero tengo la impresión de que yo lo conozco, incluso que ha hablado conmigo anteriormente.

- Claro que ha hablado conmigo, señor Potter. Yo soy el lacayo del joven Malfoy. Usted estuvo en la casa hace tres días, durante la tormenta.

- Sí, es cierto. Y Ud. es…? Sí ya recuerdo. Me parece que se enfadó con el joven Malfoy aquella noche, no?

- Lo siento, no debí dar ese espectáculo delante suyo, pero es que… yo estaba muy alterado.

Harry seguía mirándolo atentamente. Sus cejas se fruncían, y una expresión de intriga había surgido en su atractivo rostro.

- Pero no es de eso de lo que yo lo conozco. Nos hemos visto en alguna otra ocasión. Antes… quizás hace mucho tiempo.

- No, señor Potter. Estoy seguro.

- Va Ud. Hacia el centro? Suba y lo llevaré- Ofreció, abriendo la puerta del auto. Tom titubeó.

- No se moleste- Dijo.

- Vamos, suba. Llueve demasiado para seguir aquí parados. Lo tomó del codo y lo hizo subir. Dio la vuelta y se sentó al volante. Encendió el  motor  y partió. 

Tom se dio cuenta de que Harry seguía mirándolo intensamente.

- No.- Dijo Harry.- No consigo recordar dónde lo he visto antes. Es un recuerdo muy confuso, y sin embargo, muy fuerte.

- Debe confundirme con otra persona, señor Potter.

- A qué ha venido a este barrio?- Conozco a una familia que vive aquí, y he venido a traerles algunas ropas.

- Se ha constituido una Fundación para ayudarles, pero son muchos y hay poco dinero. Han enviado algunos camiones con ropas y víveres. De dónde lo conozco yo a usted?

- Le aseguro que de ninguna parte.

- Si consiguen  reunir el dinero necesario, se reconstruirán más casas.

- Será una obra magnifica.

Harry guardó silencio un momento. En vano seguía tratando de recordar.

- Si Ud. No está a gusto en casa del joven Malfoy, por qué no busca otro empleo? – Preguntó.

- Soy menor de edad, y la señora Lestrange es mi tutora.

- No tiene usted padres?

Tom sintió que las mejillas le ardían al mentir.

- Murieron siendo yo un niño, y me dejaron a cargo de la señora Bellatrix. Ella era viuda y tenía entonces un hijo de mi edad, que murió al poco tiempo. Desde entonces me tiene a su lado.

- Sí, ahora recuerdo que la señora Lestrange dijo algo al respecto… No parece usted agradecer mucho lo que la señora Lestrange ha hecho por usted.

Tom se irguió en su asiento con molestia.

- Usted no tiene derecho a juzgar mis actos!- Le dijo bruscamente.

- Vaya, usted es orgulloso.- Dijo Harry con gesto ligeramente divertido.- Perdóneme que me haya atrevido a opinar sobre su actitud hacia la señora Lestrange.

Los faroles alumbraban las calles desiertas. Harry encendió la luz interior del auto y observó la actitud de Tom.

- No hablaba en serio.- Se disculpó.- No era mi intención juzgar sus actos y menos incomodarle. Perdóneme.

El pareció no oírle.

- Pero seguramente existen motivos que yo desconozco que justifican su actitud, Verdad?

- Tiene usted ganas de burlarse, no es cierto?

Harry sonrió al comprobar que el había notado el levísimo tono de ironía en sus palabras.

- Dice usted que no es mayor de edad, pero no debe faltarle mucho para cumplir los 17 años.- Sugirió.

La armoniosa voz del chico respondió con una nota de ansiedad.

- En junio.

- Sólo le faltan dos meses.

- Dos siglos!

- Pero pasarán enseguida, llevándose los problemas que hoy le parecen tan importantes. No me burlaba antes. Consideraba lo exagerada que es la juventud para juzgar sus problemas, y lo fácilmente que se desanima y se compadece de sí misma.

- Habla usted de la juventud como si fuera algo que ya dejó atrás.- Contestó.- No es usted viejo.

- Claro que no.- Aseguró Harry.- Pero cumpliré pronto los 27 años, los suficientes para darle un consejo. Es sólo éste: sonría.

Tom lo miró a los ojos.

Las cejas se fruncieron en la frente de Harry.

- Yo he visto esos ojos antes… Dónde ha sido?

- A veces es muy difícil sonreír.- Aseguró Tom, sin escuchar su pregunta.- Mire usted a las personas de aquel barrio muggle. Pídales que sonrían. No sería demasiada exigencia pedirles que sonrían?

Pero Harry no lo oía, ocupado sólo de mirarlo.

- Se compadece usted demasiado de sí mismo.- Respondió con brusquedad.- No hay ningún problema importante. Todo tiene solución.

- Hable por usted.- La decepción se reflejaba en sus ojos.

Harry encendió un cigarro y se lo ofreció.

- Tome.

- No fumo. Cuando se es pobre no se pueden tener vicios.

- Termine de apiadarse de si mismo!.- Rugió Harry sacudiéndolo por un brazo.- Qué le pasa? Es que usted sólo sabe llorar?

Recuperándose de su momentánea debilidad, Tom se desprendió de la mano que le apretaba la muñeca.

- Nadie está libre de un momento idiota.- Dijo.- Quiere dejarme en la próxima esquina? Aún tengo tiempo para recoger las tareas en la escuela.

Harry asintió con un movimiento de cabeza. Condujo un poco más y acercó el auto a la acera al llegar a la esquina.

- Lo esperaré.- Dijo.

- No, gracias. Voy a tardarme.

Abrió la puerta, bajó, volviéndose:

- Gracias por traerme, señor Potter.

Y cruzó corriendo hasta un pasaje. 

Continuará…

Notas finales:

Bien espero q les guste... y q dejen algun comentario... critica... lo q sea!!

Nany muchas gracias por avisarme!!!

Acepto todo!!!

M M Malfoy

Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios