¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Hola como estas, aqui les traigo un capitulo nuevo de esta historia, mas que nada por el cumpleaños de mi amiga Bego, amiga disfruta tu dia de nuevo y espero sea de tu agrado el capitulo FELICIDADES, muchos besos bye.

En Hogsmeade de pronto surgieron un grupo de Mortífagos que  empezaron a lanzar hechizos a diestra y siniestra. La gente que a esa hora se encontraba en el pueblo salió despavorida mientras los Mortífagos  destrozaban todo el pueblo.

 

En el colegio.

 

Por la chimenea Arthur llamaba al director para decirle lo que acontecía.

 

-¡¡Albus!!

 

El director de inmediato se acercó a la chimenea, donde había aparecido la cabeza del jefe de la familia Weasley.

                   

– Dime Arthur que pasa… 

 

-  Me acaban de avisar que están atacando Hogsmeade…  hay Mortífagos en el pueblo…

 

-Esta bien Arthur llamaré a la Orden para que apoyen a los Aurors- contestó el director.

 

-Esta bien Albus nos vemos allá- dijo Arthur desapareciendo de la chimenea.

 

Albus de inmediato llamó a los miembros de la Orden y a sus profesores.

 

-Por favor se solicita la presencia en el despacho del director de los profesores Sirius Black, Remus Lupin, Severus Snape y Minerva McGonagall.

 

En menos de dos minutos todos los mencionados estaban en el despacho del Director, con caras de preocupación.

 

-Bien… me llamó Arthur y parece que los Mortífagos están atacando Hogsmeade- dijo el director sin más.

 

-¿Entonces que esperamos? podemos sacarle a alguno información de donde se encuentran los chicos.

 

-Creo que Black  tiene razón esta vez debemos conseguir esta información-dijo Snape.

 

-Nos organizaremos de esta forma,  Minerva tú y Severus se quedarán a cargo del colegio, Sirius, Remus y yo iremos hasta allá- dijo el director con voz firme.

 

Severus estaba a punto de protestar porque le dejaba  en el colegio.

 

-No Severus, si vas quedarás al descubierto,  Tom no te llamó y todavía te necesitamos como espía.

 

-Esta bien director.

 

-Esta todo dicho… entonces  nos vamos- dijo el director caminando hacia la salida.

 

Los tres  salieron del despacho para dirigirse al pueblo,  esperaban  saber donde encontrar a los chicos y a Hagrid.

 

Mientras en el pueblo los Mortífagos seguían atacando y dando problemas a los Aurores y algunos de la Orden del Fénix que habían llegado antes.

 

Ministerio de magia.

 

-Bien mis Mortífagos entraremos al ministerio- dijo el Lord.

 

Al ministerio no se toparon con nadie,  ya que todo el mundo se encontraba en el pueblo. Caminaron por varios pasillos hasta llegar frente a una puerta que  era como de  madera antigua. Voldemort apuntó su varita y lanzó un hechizo.

 

-Bombarda –gritó y la puerta estallo en mil pedazos.

 

Voldemort entró, en medio de la sala había  un pedestal y sobre el había un pequeño reloj, lo tomó y lo observó.

 

-Esto es lo que estaba buscando, bien vámonos ya no hay nada que hacer…  por favor Lucius has los honores – dijo el Lord a su súbdito.

 

Lucius sacó su varita para formar la marca tenebrosa.

 

-Morsmordre – gritó y una calavera con serpiente apareció encima del Ministerio.

 

Voldemort y los demás Mortífagos salieron del mismo y se dirigieron a la fortaleza.

 

Mientras en el pueblo seguían luchando los Aurores con los Mortífagos y los miembros de la Orden del Fénix, Sirius vio a un mortífago que esta alejado del grupo y lo siguió.

 

-Expeliarmus – le lanzó el hechizo y el Mortífago salió volando, aterrizando en el suelo.

 

-Maldito pagaras por esto -grito el mortífago y alzó su varita.

 

Pero Sirius fue más rápido y le lanzó un hechizo, dejando al Mortífago desarmado, Sirius se acercó y le puso su propia varita en el cuello.

 

-Dime donde esta mi ahijado DIMELO-exigió.

 

-¿Y crees que te diré donde esta?, jamás.

 

Por primera vez Sirius utilizó una maldición  Imperdonable.

 

-CRUCIO – y veía como el mortífago se retorcía de dolor.

 

El mortífago jadea por un poco de aire.

 

-Aunque me tortures no lo sabrás,  no delataré a la pareja de mi señor.

 

Sirius al oír esto se puso pálido y un evidente  dolor se reflejó en su rostro.  

 

-ESTAS MINTIENDO HARRY NUNCA SE ENTREGARIA A ESE MALNACIDO- gritó el Animago.

 

Al ver esto el Mortífago se animó a seguir hablando.

 

-¿No me crees? Los días que lleva  ahí el mocoso, no sabes como  goza cuando el amo lo toma,  como gime bajo los brazos de mi señor, todos en la fortaleza saben que ahora el mocoso le pertenece a mi señor- decía el hombre con ponzoña.

 

Sirius no podía creer lo que oía, como era posible que el muchacho  que amaba se hubiese  entregado a ese ser que había matado a sus padres, a sus mejores amigos.

 

-MIENTES ESTAS DICIENDO PURAS MENTIRAS.

 

Sirius no podía dar  crédito a las palabras del Mortífago.

 

El mortífago vio que estaba distraído y tomó su varita, se preparaba a lanzarle un hechizo a Sirius,  pero de pronto  le calló  un Avada.  Mientras Sirius estaba  de rodillas con las manos en el rostro  negando una y otra vez lo que el maldito le había dicho de Harry.

 

Los Mortífagos que quedaban recibieron gracias a la marca la orden retirada, pues  su señor había conseguido lo que había ido a buscar en el ministerio de magia, sin más desaparecieron.

 

Dumbledore y los Aurores se retiraron,  ya no había más que hacer. Aunque les pareció extraño que lo Mortífagos salieran huyendo sin dar más pelea. Cuando Dumbledore llegó a su despacho ahí se encontraba Minerva y Severus.

 

-¿Que pasó Albus?, supiste algo de Harry –preguntó Minerva.

 

-No Minerva los Mortífagos que atrapamos tienen como un hechizo que les prohíbe hablar y no se los podemos retirar –contestó el director.

 

-¿Entonces para que ataron el pueblo? – preguntó Severus.

 

En la chimenea las llamas verdes crepitaron con fuerza y apareció el Ministro de magia, interrumpiendo la pregunta del profesor de Pociones.

 

-Albus necesitamos hablar ahora-dijo el ministro.

 

-Esta bien Cornelius ¿Qué sucede?-dijo el director.

 

El ministro se acercó a Albus.

 

-Albus hay algo tengo que decirte –tomando asiento frente al viejo director.

 

-Puedes  hablar Fudge ellos son de confianza-señalando a los dos profesores que estaban ahí. 

 

-Parece ser que el ataque al pueblo fue una charada, atacaron el Ministerio de magia y el mismísimo Innombrable, se llevo un Giratiempo especial-dijo el ministro.

 

-¿Estas seguro Fudge? –preguntó el director.

 

-Me temo que sí, esta la marca tenebrosa encima del ministerio de magia.

 

-Pero para que querrá Tom, un Giratiempo, debe ser para algo muy importante… como  para planear todo esto-dijo el director.

 

Todos los que estaban ahí no decían nada ya que estaban impactados.

 

Remus llevó a Sirius a su habitación pues el Animago todavía estaba muy afectado  y el castaño se preguntaba que le había dicho ese Mortífago para que su amigo quedara así como ido, lo dejó acostado en la cama y salió para ver a Severus en las mazmorras.

 

Todos habían salido del despacho del director con demasiadas  preguntas. La principal,  para qué el Innombrable había atacado el ministerio de magia. Severus ya estaba en las mazmorras preguntándose por qué todavía su señor no lo había llamado,  acaso ya había descubierto su trabajo de espía para la Orden del Fénix. Se sentó en un sillón en la pequeña sala de su habitación, esperaba ansioso la  llegaba Remus.

 

Finalmente llegó Remus  se dirigió hacía  Severus, pero de pronto le vino un mareo y debió sostenerse  de una silla,  Severus enseguida fue a ayudarlo.

 

-¿Remus te encuentras bien?-preguntó el profesor de Pociones.

 

-Creo que sí sólo fue un mareo -dijo mientras mantenía la  mano en su cabeza.

 

Quiso caminar, pero volvió tambalearse  y se desmayó, afortunadamente Severus los sostuvo en sus brazos para evitar que cayese al suelo.

 

-Remus, Remus… estas bien por favor respóndeme –preguntaba  Severus mientras le daba unos golpecitos en su cara.

 

Pero no había contestación por parte del castaño.  Lo levantó en brazos y lo condujo  a la alcoba que compartían lo acostó en la cama y se acercó a la chimenea para llamar a Poppy.

 

-POOPY – gritó en la chimenea.

 

Apareció la cara de la enfermera por la misma.

 

-¿Que pasa Severus? te sientes mal-preguntó la mujer.

 

-No Poppy, no soy yo… es Remus de pronto se mareó, está desmayado,  por favor ven a examinarlo,  a lo mejor fue  herido y no nos dimos cuenta.

 

-Esta bien, apartarte  ahora salgo- dijo la mujer.   

 

La enfermera salió de la chimenea y se dirigió a la cama donde estaba Remus.

 

-Por favor Severus, sal para poder revisar a Remus y luego te llamo.

 

El profesor dudó, pero salió del cuarto para no estorbar en la revisión.

 

-Esta bien Poppy.

 

La enfermera se dispuso a revisar, le lanzó hechizos, pero una luz como dorada se posó en el vientre de Remus, la enfermera ahogo un gritito por la sorpresa. Se concentró en su vientre, lo revisó y palpó con cuidado, ya sabía porque del l desmayo de Remus.

 

Cuando Poppy acabó de revisar a Remus, estaba totalmente segura  de lo que sucedía,  llamó a Severus.

 

-Severus ya puedes pasar –dijo al profesor que espera nervioso.

 

Severus entró y enseguida  se acercó a la cama donde Remus estaba acostado y le tomó la mano.

 

-¿Dime Poppy qué es lo que tiene Remus? –preguntó  yendo al  grano.

 

-No tienes de que preocuparte Severus, Remus está bien es normal en su estado, pero hace años que no veía un caso como el de él.

 

-Me quieres decir de que se trata Poppy ¿qué es lo que tiene?- preguntó de nuevo Severus.

 

-Lo que pasa Severus es que desde hace muchos años que no sabía de un caso como el de Remus, no creía que  todavía existieran magos fértiles,  eso es todo –contestó la enfermera.

 

El profesor Snape puso su mente a trabajar y sus ojos se abrieron como platos.

 

-Me estas diciendo Poppy que Remus es…es…esta en estado –dijo el profesor tartamudeando por primera vez.

 

-Sí Severus,  ya lo confirmé dos veces, no me equivoco…  Remus está embarazado…  felicidades.

 

Pero Severus seguía como en shock, asimilando lo que Poppy había dicho.  

 

-¿Severus estas bien? te veo algo pálido –dijo la enfermera haciendo aparecer apareció una silla para sentar a Severus.

 

Como el profesor no reaccionaba le habló otra vez.

 

-Severus –llamó de nuevo.

 

Severus reacciono finalmente  parpadeando poco a poco.

 

-Sí Poppy,  estoy bien nada más me tomó por sorpresa y ya había oído de esos magos, pero nunca pensé que Remus fuera uno de ellos.

 

-¿Entonces que vas hacer Severus apoyaras a Remus?

 

La enfermera  no pudo acabar con la frase ya que Severus se levantó como un resorte de la silla para encararla.

 

-Pero claro que apoyare a Remus además estás hablando de mi hijo y los haré muy felices a los dos –dijo Severus con segura, pero emocionada a la vez.

 

-Te creo Severus,  sé que estarás con ellos. Bueno ya no tengo nada que hacer aquí… dile a Remus que me visite pronto para hablar sobre el embarazo, hay cosas que deberá saber al respecto.

 

-Esta bien Poppy, yo le diré, ¿pero cuando despertará?

 

-Despertará mañana, le di un calmante para que descanse el resto del día, mañana despertará  descansando.

 

-Esta bien Poppy los cuidaré.

 

La enfermera salió de la habitación, dejando a los futuros padres solos.  Severus se dirigió a la cama y recargó una mano en el vientre plano de Remus y susurro un…

 

-Gracias Remus por este regalo – se acostó junto a él para dormir  junto al hombre que amaba y pronto lo haría padre.

 

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 

Mientras en la fortaleza llegaba Voldemort más que contento pues había conseguido lo que había ido a buscar.

 

-Bien mis queridos Mortífagos logré mi propósito,  iré a buscar a mis invitados ustedes diez vendrán conmigo- dijo señalando a varios hombres.

 

El lord seguido por sus Mortífagos caminaron por los pasillos para ir a la habitación donde estaban encerrados los prisioneros.

 

En la habitación estaban los chicos con Hagrid platicando cosas sobre el bebé que se gestaba en el vientre de Harry.

 

-Entonces Harry seremos el tío y la tía para este bebé – dijo Hermione mientras ponía una mano en el vientre de Harry.

 

-Yo también seré como un tío para él – dijo Hagrid.

 

-Siempre Hermi y tú también Hagrid me ayudaran a malcriar a este pequeño – mientras colocaba una mano encima de la de su amiga con una sonrisa.

 

-Eso es cierto amigo, yo le enseñaré a volar en escoba para que juegue al Quidditch – dijo  Ron muy emocionado.

 

-Yo le enseñaré muchos animales para que juegue – dijo Hagrid con voz soñadora.

 

-Muchas gracias amigos no sé que hubiera hecho sin ustedes en esta situación.

 

-No te preocupes Harry siempre estaremos contigo pase lo que pase – dijo Hermione abrazando  a su amigo.

 

Ron y Hagrid imitaron a la chica con el abrazo y estaban tan sumergidos en ese momento feliz que no se dieron cuenta de que Voldemort entró con los diez Mortífagos y cando estuvo dentro empezó a aplaudir.

 

-Que bonita muestra de amor –dijo mientras seguía aplaudiendo.

 

Los chicos se separaron y Hagrid se colocó frente de ellos mientras que Harry se ocultaba tras Ron y Hermione.

 

-Vine a ver al padre de mi bebé y a traerle un regalo- le dijo viendo los patéticos intentos de querer proteger el moreno.

 

-PUES YO NO QUIERO NADA DE TI – gritó Harry  desde detrás de sus amigos.

 

-Pues que pena,  pero te lo daré de todas formas.

 

De pronto Voldemort miró a  sus Mortífagos y les señalo a los prisioneros para después gritar.

 

-AGARREN A LOS PRISIONESROS.

 

Los Mortífagos se apresuraron, agarraron al semigigante y a los chicos para separarlos de Harry.

 

-CUIDADO CON POTTER POR QUE SI SALE LASTIMADO LES JURO QUE MORIRAN – advirtió el lord.

 

Cuatro Mortífagos sujetaron a Hagrid, dos a Hermione y otros dos a Ron, los arrastraron a la mitad de la habitación. Los tres gritaban para que los soltaran.

 

-SUELTENOS QUE PIENSA HACERLE A HARRY- gritaba Hermione.

 

-Nada,  sólo darle el regalo que le prometí-dijo Voldemort.

 

Los dos últimos que restaban sujetaron a Harry y lo hicieron que se arrodillara ante su señor, pero el moreno se revolvía para soltarse del agarre.

 

-Suéltenme no me toquen – decía Harry tratando de desentenderse de los dos hombres.

 

Voldemort se paró frente a Harry y le levantó la barbilla para que lo viera a sus ojos.

 

-Calma Harry sabes que alterarte no te hace bien a tu salud ni al bebé –dijo Voldemort con sarcasmo

 

Mientras sus amigos veían todo sin poder hacer nada. Sacó un objeto del bolsillo de su túnica y lo colocó frente a la cara de Harry mostrándoselo.

 

-Para qué es ese giratiempo – preguntó Harry desconcertado por el famoso regalo de Voldemort.

 

-Este  es mi regalo,  he pensado que no quiero que tarde tanto mi hijo en nacer, nueve meses me es mucho tiempo.

 

-¿Que es lo que tratas de decir? – Harry preguntó con voz temblorosa.

 

-Lo que trato de decir Harry es que con este giratiempo haré que el bebé nazca en nueve días – mientras posaba una mano en el vientre de Harry.

 

-PERO ESTAS LOCO QUE TAL SI DAÑAS AL BEBE AL HACER QUE NAZCA EN POCO TIEMPO- gritó

 

-Eso es fácil para esto es el giratiempo querido Harry, esto hace que los días pasen sean meses y cuando te lo coloque esto hará el trabajo- dijo riendo.

 

Entonces Hermione gritó.

 

-ESTA LOCO NO PIENSA EN LO QUE LE PODRIA PASAR A HARRY O AL BEBE CON ESE CRECIMIENTO RAPIDO, NO SABEMOS LOS DAÑOS FISICOS.

 

-Pues temo que eso lo averiguaremos – se acercó a Harry y le colocó el giratiempo en el cuello, para después besarlo con rudeza.

 

-Se te ve de maravilla el regalito- dijo comenzando a reír como loco de nuevo.

 

Los  amigos trataban de zafarse en vano,  ya era tarde pues el lord le había colocado el giratiempo.

 

-No intentes quitártelo, no podrás tiene un hechizo especial que impide que lo toquen – se dio media vuelta, se acerco a la puerta e hizo señas a sus Mortífagos para que los soltaran y caminaron hacia la salida, pero de pronto el lord se detuvo en la puerta.

 

-Luego vendré a verlos a ti y a mi hijo… quiero ver  como va creciendo, también para darte  un poco de magia, para que no pierdas al crío, además te sentirás un poco cansado – le dijo riendo de nuevo, para luego salir de la habitación.

 

Los chicos se acercaron a Harry que  se había quedado en el sitio donde lo habían tenido sujeto, Hermione fue la primera en acercarse a él.

 

-¿Harry te encuentras bien? ¿Te hicieron daño?-decía Hermione.

 

-No Mione estoy bien, pero tengo miedo de lo que va a pasar ahora – y se llevó una mano al vientre -. No quiero perder a mi bebé.

 

Comenzó  a llorar, Hermione  lo abrazó mientras Hagrid y Ron lo miraban desde una distancia prudente.

 

-No lo sé Harry,  pero estaremos contigo y con el bebé, no los dejaremos solos… te lo prometo.

 

-Gracias Mione no se que haría sin ustedes.

 

Harry bostezó comenzaba a sentirse cansando.

 

-Mira mejor tranquilízate,  ven a acostarte, se ve que tienes sueño y veremos después como podemos quitarte este maldito giratiempo esta bien- le dijo ayudándolo a ponerse de pie.

 

-Esta bien Mione y es que la verdad me empiezo a sentir cansado.

 

Hermione y Ron llevaron a Harry a la cama, lo arroparon.  Se quedó dormido y lo dejaron descansar mientras ellos se sentaron en las sillas.

 

-¿Mione en verdad pueden Harry y el bebé morir? –preguntó Ron con voz temblorosa.

 

-La verdad no lo sé Ron, pero el cansancio es un síntoma de que el giratiempo esta actuando y aunque Harry sea un mago fértil, hacer al bebé crecer tan rápido…  no sabemos como podría reaccionar su cuerpo.

 

-¿Qué es lo que quieres decir Mione?-preguntó Ron de nuevo.

 

-Lo que quiero decir Ron es que, Harry es muy joven,  apenas tiene quince años, un embarazo masculino es delicado por el peso del bebé.  La magia que le quitará y otras cosas además podría llegar a abortarlo, pues su cuerpo es demasiado joven,  por eso Harry empezara a sentir cansancio, por la magia que el bebé le quite, para que el bebé siga...- pero de detuvo un momento aquí, no sabia como reaccionarían ante lo que les iba a decir.

 

-Vamos Mione acaba el bebé necesita que…

 

-Esta bien el bebé necesita magia del otro padre, así que el maldito de Voldemort seguirá manteniendo relaciones con Harry para mantener al bebé.

 

Ron se levantó más que furioso y sorprendido ante lo que decía Hermione.

 

-NO  PUEDE SER ESE MALDITO SEGUIRA ABUSANDO DE EL –gritó con todas sus fuerzas.

 

Hasta Hagrid que se había mantenido callado durante  la explicación que dio Hermione, había cerrado los ojos al oír a chica decir eso.

 

-Temo que sí Ron, si queremos que Harry y el bebé sobrevivan hasta el día del parto.

 

Los tres se quedaron en silencio rogando que ya los sacaran de ahí para poder evitarles todo este sufrimiento a Harry  y al bebé. Después de unos minutos los tres se fueron a descansar a seguir pensando como escapar de ahí.

 

Continuará…

 

Notas finales:
Espero haya sido de su agrado mas para ti amiga, espero sus comentarios a ver si les sigue gustando la trama cuidense mucho y gracias a Zandeesol por betear este capitulo cuidense besos bye.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios