¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas de la historia:

En esta historia aquí Sirius no murió y el quinto libro no existió. Esto es la primera historia que escribo ya que es un regalo para mi amiga begopotter ya que le encanta esta pareja y ademas es por su cumpleaños hoy 5 de junio que te la pases incleible amiga y que llegue a tus espectivas

Notas del capítulo:

Este un regalo para una amiga por su cumple espero que te guste nos vemos y a leer

P.D. a partir de aqui estan mejor estan beteados 

Notas del autor:

 

 

¡¡¡Este es un  regalo para una amiga por su cumple,  espero que te guste nos vemos y ahora a leer!!!

 

 

 

Capítulo 1.

 

 

Harry Potter es  un joven de 15 años cuya vida ha sido muy dura, sus padres fueron asesinados por “El Que No Debe Ser Nombrado”, dicen que él, Harry,  a la edad de un año lo derrotó, pero eso le costó la pérdida de sus padres. Alguien decidió  que un lugar seguro para él entonces sería  con la única familia que le quedaba, los parientes muggles por parte de su madre, Petunia, casada con Vernon Dursley, con quien tenía un hijo Dudley Dursley.

 

Pero la llegada a esta familia en vez de traerle felicidad sólo  fue un  tormento, pues la familia de la hermana de su madre lo veía como un monstruo y una abominación. Desde que Harry Potter tuvo uso de  razón siempre fue maltratado por su dizque familia, siempre que sucedía algo malo estaban seguros que él lo había provocado, la consecuencia de ello era que  lo dejaban  encerrado en la alacena sin comida durante una semana o lo obligaban a hacer los quehaceres domésticos. Pero cuando  Harry  cumplió la edad de once años,  conoció a Hagrid, guardián de las llaves  de Hogwarts, Escuela de Magia y Hechicería, fue él quien  le llevó la carta que lo acreditaba como alumno de Hogwarts, recién en ese momento  se enteró que su nombre era conocido en todo el mundo mágico  por haber derrotado al Que No Debe Ser Nombrado.

 

Lily y James, sus padres también habían sido magos  y  fueron  asesinados,  sus tíos le habían dicho que ellos  habían muerto en un accidente de auto. Durante  su primer año en Hogwarts, El Que No Debe Ser Nombrado,  regresó,  pero no tenía cuerpo, por tal motivo  necesitaba una piedra especial que tenía el poder de dar vida eterna a quien la poseyera, pretendía con ella  recuperar su cuerpo. En la escuela Harry conoció a los que se convertirían en  sus mejores amigos, un pelirrojo llamado Ronald Weasley y Hermione Granger, ellos serian conocidos como el “trío de oro”, también pudo conocer  a los hermanos de Ron,  ellos son Percy Weasley y los gemelos George y Fred Weasley, pero también conocería a su más acérrimo enemigo,  Draco Malfoy.

 

Además de los anteriores  conoció al director del colegio, Albus Dumbledore, Minerva Mcgonagall  profesora de Transformaciones y Jefa de la casa Gryffindor y,  al Profesor Severus Snape, quien desde el primer instante lo  aborreció por el odio que en el pasado el tuvo a su padre con quien inevitablemente lo comparaba. En ese primer año de escuela  logró que Voldemort no tomara la piedra filosofal, evitando de este modo que el mago regresara. En segundo año también lo impidió, en esa ocasión entró  a  La Cámara de los Secretos y además conoció al padre de su  enemigo Lucius Malfoy, también a los padres de su amigo Ron,  Molly  y  Arthur Weasley,  y a Ginny  la más pequeña  de los Weasley, a ésta última Voldemort la utilizó para controlar al basilisco, Voldemort había dejado  un diario con su recuerdo y utilizó a Ginny, pero Harry con la ayuda de  sus amigos logró vencerlo para impedir que volviera.

 

En su tercer año Harry volvió a estar en peligro ya que se decía que detrás de él, estaba Sirius Black, él fue quien se decía había traicionado  a sus padres por que él los entregándolos al Que No Debe Ser Nombrado, también en este curso Hagrid se convirtió en maestro de Cuidados de Criaturas Mágicas, también en este curso  conoció al profesor Remus Lupin quien había sido amigo de su padre, Remus Lupin  tenía a una maldición, es un licántropo, motivo por el cual debe tomar la famosa “poción matalobos” que le ayuda a ser menos peligroso  aunque esté  convertido en  lobo. Cuando se encontró con Sirius Black se enteró de su propia boca que no traicionó a sus padres, sino que fue un tal Peter Pettigrew, a él le habían hecho depositario del encantamiento  Fidelio, pero el muy malvado  fingió su muerte, hizo creer a todos que había sido asesinado, por su causa Sirius  pasó doce años en Azkaban. Harry y sus amigos lograron capturar a Peter, aquí Harry supo  que Sirius era su padrino, pero por desgracia nada salió bien y Peter  huyó y Sirius no logró  demostrar  su inocencia,  pero si consiguió escapar de la gente del Ministerio para  no ser llevado de nuevo a Azkaban.

 

Para su cuarto año en el colegio empezaría su pesadilla Harry conoció al Profesor “Ojoloco Moody” ex Auror, Harry fue obligado a participar  en el  “Torneo de los Tres Magos”, con alumnos de colegios extranjeros,  Beauxbatons y Durmstrang los  campeones de estos colegios fueron  Fleur Delacourt y Víctor Krum, y los campeones de Hogwarts fueron Harry Potter y Cedric Diggory, pasaron por muchas pruebas, en unas de ellas permitieron  que las familias de los campeones los visitaran, Harry pensó en aquella oportunidad que nadie lo visitaría ya que él no tenia familia en ese mundo, sólo los Dursley,  pero ellos no contaban. Harry jamás  esperó  que los visitaran los Weasley, aquí conoció a los otros dos integrantes  del clan Weasley, Bill y  Charlie Weasley. Fue visitado por la madre su amigo, Molly asistió para alentarlo,  se preocupaba por él,  ya lo consideraba otro de sus hijos. La ultima prueba del Torneo que consistió entrar a un laberinto, solamente la pasaron  Harry y Cedric, pero  cuando tomaron la copa fueron llevados  a un cementerio, la copa era un traslador,  en ese lugar  Peter asesinó  a Cedric.  Harry fue atado  a una lapida, Peter inició un ritual para que  su señor recuperara su cuerpo, utilizo  el hueso del padre,  la carne de un vasallo entregada por voluntad y la sangre de su enemigo, así  Lord Voldemort renació recuperando su cuerpo.  Harry pensó que era su fin,  pero muy a tiempo  llegó Dumbledore con el ministro y unos cuantos profesores, además de Remus y Sirius.  

 

Dumbledore se dio cuenta de que  el profesor  Moody era un impostor,  le hicieron tomar veritaserum para saber que había tramado el impostor de esta forma llegaron al cementerio.  Comenzó una batalla entre Dumbledore y los seguidores del Que No Debe Ser Nombrado, Sirius soltó a Harry, se lanzaban hechizos, maldiciones, a lo lejos Harry diviso a Peter y logró lanzarle un “desmaius” para que no escapara, al ver Voldemort que todavía no estaba en condiciones para enfrentarse contra Dumbledore dio la orden de retirada, ese día Sirius logró su libertad pues  habían capturado a Peter una vez llevado el verdadero traidor a Azkaban, a Sirius le dieron dado una indemnización por los años y sufrimientos  que pasó en Azkaban, después  esto Harry ya podía abandonar a los Dursley.  Lo más triste de todo eso fue la muerte de Cedric Diggory. El Ministerio dio a conocer que El Que No Debe Ser Nombrado había vuelto, al terminar el curso Harry fue a la  mansión que Sirius había comprado e invitaron a Remus a vivir con ellos. Harry se despidió de sus amigos quienes  le prometieron visitarlo en su nueva casa,  tomaron el tren que los llevaría a  la estación King’s Cross,  para después cada uno  irse para su casa. De está manera llegamos a la época en que Harry  está por cumplir  15 años y vive   con su padrino y Remus.  Se acercaba su cumpleaños,  sus amigos estaban planeado una fiesta sorpresa, ya que nunca Harry había celebrado un cumpleaños o había tenido una fiesta, cuando Harry  le contó a su padrino todo lo que le habían hecho sus parientes,  Sirius juró que ellos recibirían  una pequeña visita de su parte de para hacerles  una pequeña travesura al estilo de los Merodeadores.

 

************

Durante  las vacaciones antes de que entrara al colegio para iniciar el quinto curso, Harry se había divertido, le  habían comprado ropa nueva, había visitado muchos lugares.  Harry fue más feliz que nunca cuando  lo llevaron  al callejón Diagon para comprar sus  materiales  del colegio los  que necesitaría para ese curso,  después de muchas  compras regresaron a la casa.

************ 

Ese día 31 de Julio Sirius y Remus sacaron a Harry desde temprano de la casa para que los chicos y la señora Weasley pudieran preparar la fiesta sorpresa para,  habían invitado a Dumbledore, Mcgonagall,  Hagrid y por último a Severus,  éste había sido invitado por el Director, además Dumbledore  tenía  que decirle algo importante a Remus y a Sirius. A eso de las cuatro de la tarde Sirius, Remus y Harry volvían de las compras, cuando Harry entró a la casa estaba oscura y de pronto se oyó que gritaron ¡¡SORPRESA!!  Harry quedó sorprendido al ver que  sus amigos le habían organizado una fiesta de cumpleaños, recibió muchos regalo, el director quiso pronunciar a unas palabras.

─Si me permiten quisiera  hacer un brindis por Harry…  por su cumpleaños número  quince… ¡¡¡Salud!!! ─brindaba el director levantando su copa e invitando a  que lo siguieran

─¡¡¡Salud!!! ─gritaron todos al unísono

─También hay algo que desearía decir Remus…  ¿quisiera saber si vuelves a aceptar el puesto de maestro del DCAO? ─le preguntó el director

─Pero… que dice el Ministerio ya sabes que todos conocen que soy un Licántropo.

─No te preocupes por eso Remus… el Ministerio no se opuso –dijo el director regalándole una sonrisa

─Si no hay problemas, pues acepto ─dijo Remus devolviéndole la sonrisa

─Bueno… hay otro puesto...  ¿Sirius quieres aceptar el puesto de maestro de duelo?... es una nueva materia que voy a introducir para que los alumnos estén preparados para lo que se avecina…  que te parece Sirius,  ¿aceptas? ─dijo Albus dirigiéndose a Sirius  

─Claro así estaré más tiempo con mi ahijado –dijo guiñándole un ojo a Harry cual si fuera un niño chiquito

─Entonces no hay más que hablar… felicidades por los nuevos maestros y por el cumpleaños de Harry ─volvió a decir Dumbledore al tiempo que alzaba su copa

Pero  que el único no contento en esa celebración era Severus por  tener cerca al perro pulgoso de Black y a Lupin, cuando  ya estaban dando las doce  de la noche Sirius les dijo que se quedaran a alojar, pues  habían  muchas habitaciones disponibles,  los únicos que se retiraron finalmente fueron Hagrid, el director, Mcgonagall y Severus Snape.  Tenían asuntos que atender en el colegio por lo que declinaron la invitación, los demás se retiraron a las habitaciones que les habían designado, ahí pasarían lo que quedaba de vacaciones.

************

Mientras en otro lado muy lejos de ahí  estaba Lord Voldemort sentado en un sillón,   uno de sus mortífagos le traía información sobre “el niño que vivió”.

 ─Me traes lo que te pedí ─le preguntó a su sirviente

─Claro mi Lord vengo a confirmarle aquella  información que me solicitó, usted tiene razón,”el niño que vivió” es un mago fértil, así que mi Lord puede tener  a su heredero, engendrado en  un mago bastante poderoso ─dijo el hombre arrodillado frente a su amo

─Tienes razón, ahora dame tu brazo ─dijo Voldemort 

El Mortífago le extendió le brazo para que lo tocará  con la varita, el Lord llamó a sus demás Mortífagos, al llegar se arrodillaron formando  un  semicírculo frente a su amo.  

─Mis queridos Mortífagos los llamé para dar  nuevas ordenes, queda estrictamente prohibido que maten a Potter, quiero que lo capturen cuando tengan oportunidad, lo quiero aquí en la fortaleza…  entendieron…  pobre de aquel que lo mate o tan sólo le haga daño,  por que en verdad desearan estar muertos si eso sucede…  pueden retirarse…   excepto Severus y  Macnair.

Todos los Mortífagos se fueron,  excepto los últimos  mencionados.  

─Severus quiero que me  avises cuando se produzcan  las salidas hacia  Hogsmeade y en  lo posible todo lo  que haga Potter… ¿entendiste? –dijo Voldemort

─Si mi Lord ─le contestó el hombre que aún estaba de rodillas 

─Puedes retirarte ahora ─le dijo con voz dura

Severus se levantó, inclinó la cabeza con respeto y se retiró del salón.

─Macnair… tienes estrictamente prohibido, decir algo  acerca de esto,  si llego a saber  que alguien se entero sobre este asunto,  desearas estar muerto, porque  te torturaré  hasta que me canse… ¿has comprendido?  ─le dijo el mago tenebroso en tono de advertencia

 ─Sí mi Lord,  no se preocupe tiene mi palabra de mago ─dijo el hombre al tiempo que se levantaba listo para retirarse

Después de encontrarse sólo Voldemort habló para sí.

 ─Pronto Potter estarás en mis manos… y tendré a mi heredero ─rió el mago de forma  macabra mientras su risa  resonaba  por todo el lugar.

************

Harry despertó sobre saltado, había visto a Voldemort reír como loco, diciendo que lo tendría en sus manos.

Mientras a esa misma hora, Severus llegaba al colegio a informarle al director sobre lo que había oído esa noche respecto de  los planes que tenia el Señor Tenebroso con Potter.

Alguien tocó a la puerta del  despacho en el que se encontraban el director y Minerva.

─Pase  ─dijo  el director a quien fuera que viniera  a esas horas.

Se abrió la puerta,  entraba Severus, todavía con la capa negra y la mascara blanca.

─ ¡Ah Severus!    Eres tú…  Qué noticias traes –dijo el director  mientras veía al profesor despojarse de su mascara con un semblante bastante serio,  eso a Albus no le gusto nada

─Pues la verdad no se si sean buenas noticias director - le dijo  el hombre muy serio

─Por qué lo dices Severus, algo grave planea Tom.

─El Señor Tenebroso a dado ordenes para que le diga cuando son las salidas a Hogsmeade,  parece ser que quiere que capturemos a Potter vivo y lo llevemos a su presencia tal vez desea  matarlo en la fortaleza –dijo Severus  a los dos maestros presentes

─Albus tendremos que impedir que Potter salga de Hogwarts –dijo la profesora  preocupada

─Pero no podemos Minerva, Harry querrá una explicación sobre el motivo de que no le dejemos salir a visitar el pueblo,  sabemos como es, si se lo prohibimos saldrá hurtadillas y eso sería  peor.  

─En eso tiene razón el director… podríamos poner habilitar una  guardia, cuando vaya  a los paseos pondríamos a Lupin y Black, serán profesores y sospecharía menos –dijo Severus intentando aportar una solución  

─En eso tienes razón Severus… sería bueno poner en practica eso, además creo que será necesario  que reunamos a  la orden del Fénix para esta guerra que se aproxima, será mejor llamar a Sirius y Remus ahora mismo  para comunicarles lo que averiguaste –dijo el viejo mago mientras se masajeaba  la barba

Dumbledore llamó a través de la chimenea a Remus quien se presentó enseguida.

─Disculpen… buenas noches hay alguien ahí ─preguntaba el director

─Claro Albus que deseas… pasó algo acercándose ─dijo Remus acercándose  a la chimenea

─Necesito que tú y Sirius vengan ahora a mi despacho, tengo algo importante que decirles… estarán  de  regresó temprano,  antes de que los demás se den cuenta.

─Claro, deja que despierte a Sirius y en un momento estaremos  ─dijo al director

─Los esperamos aquí en el despacho ─dijo Dumbledore desapareciendo de la chimenea

Poco tiempo después Remus tocaba la puerta de la recamara de Sirius, pero sabía que el animago no le contestaría, lo mas seguro es que estuviera dormido y era de sueño pesado, abrió la puerta, se acercó  a la cama y lo  zarandeo del hombro para ver si  despertaba.

─Padfoot, despierta debemos  ir al colegio, nos acaba de llamar Albus parece ser importante ─dijo mientras seguía moviéndolo

─ ¿Que pasa Moony?... por que me despiertas ─dijo tallándose los ojos para despertar bien

─Albus nos llamó debemos  ir al colegio, deber ser muy importante como para que nos  llame  a estas horas….  anda muévete ya  ─dijo mientras se dirigía a la salida

─Esta bien Moony, deja me visto y nos vamos ─dijo mientras se levantaba y para dirigirse al baño, salió vestido después de unos minutos

Unos  minutos más tarde  Remus y Sirius ya estaban vestidos, listos para  entrar a la chimenea. Sirius lanzó un puñado de polvos flu a la chimenea y gritó.

─¡¡Hogwarts!!...  despacho de Albus Dumbledore ─despareciendo por la chimenea,  después fue el turno de Remus e hizo lo mismo que Padfoot

─¡¡Hogwarts!! Despacho de Albus Dumbledore.

En el despacho del director se encontraban los que alguna vez pertenecieron a la Orden del Fénix,  y uno que otro nuevo,  entre ellos se encontraba el ex Auror  “Ojoloco Moody, Nynphadora Tonks,  prima de Sirius Black, otro  Auror llamado Kingsley Shacklebolt, Severus Snape que era un doble espía, fingía trabajar con el señor oscuro,  pero le era fiel a Albus Dumbledore, ya que le debía mucho, lo respetaba, veía en él mago a un mentor, pero en especial un amigo. También estaba Minerva Mcgonagall, el señor Weasley y su esposa  Molly,  y por último Sirius Black y Remus Lupin estos pertenecieron a la primera orden del Fénix junto con James Potter y su esposa Lily asesinado por  el Señor Tenebroso, Albus habló.

─Bien los llamé porque tengo noticias,  Severus nos trajo información sobre lo que parece estar  planeando Voldemort contra Harry,  parece  que le encomendó a sus Mortífagos que capturen Harry y lo lleven  a su presencia, les ha prohibido que le hagan daño.

El primero en hablar fue Sirius.

─Qué estará planeando… que tramara con mi ahijado ahora  mas que nunca no podemos perder de vista a Harry… saben  como lo quiere secuestrar.

─El Señor Tenebroso quiere que le informe  las salidas a Hogsmeade, quizá  ahí planea emboscarlo con los Mortífagos, atacando el pueblo y  a los alumnos puede  aprovechar  la confusión  para llevarse  a Potter.

─ ¿Entonces tú debes indicar los días?  ─preguntaba el licántropo

─Así es si no le llevo la información que me pidió puede empezar a sospechar de que lado esta mis lealtades le contesto  

─Me temo que si no le lleva esa información la tapadera de Severus se vendría abajo y ya no podríamos saber los planes de Tom.

─Temo que tampoco podemos dejar que Harry falte, ya que si ven que no va cuando atacan a Hogsmeade sospecharan que hay un espía en las filas de los Mortífagos y eso sería ─había dicho  el señor Weasley.

─En eso tienes razón Arthur…  parece que estamos entre la espada y la pared.

─ ¿Entonces que harán?... tampoco pueden enviar a Harry como si fuera una carnada, así nada más ─decía algo agitada la señora Weasley

─Para eso fuimos llamados… estaremos vigilando al joven Potter desde lejos, cuando visite  el pueblo sin que se note  que algo pasa, además serán acompañados  por Sirius y Remus, no será extraño ya que ellos son maestros ahora, no creo que Potter sospeche ─decía Alastor

─Es cierto, eso ayudará  a  que no sospeche Potter ─decía Severus

─Concuerdo con ustedes,  podremos proteger a Harry ante  cualquier cosa  ─comentaba Lupin 

─Yo sigo estando en desacuerdo, pero esta bien por mí, mientras Harry sea protegido ─había comentado la matriarca de los Weasley

─Esta bien… es lo que se hará, protegeremos a Harry para que Voldemort no le ponga las manos encima, si no nadie tiene más que decir…  Moony ya va a amanecer y debemos regresar para que nadie  sospeche ─dijo  Sirius levantándose de la silla

─Nosotros también nos marchamos ─dijo el señor Weasley

─Sí  debo llegar a preparar el desayuno  para los chicos ─dijo Molly imitando a su esposo

─Bien, si no hay  mas que decir,   nos vemos dentro de dos semanas, que tengan buen viaje ─los despidió el director

Los señores Weasley, Remus y Sirius regresaron a sus casas,  también se despidieron los demás miembros de la Orden, los únicos que se quedaron fueron Albus y Severus.

─Tú qué opinas Severus, qué crees que pretenda  Voldemort con  Harry, para que lo quiera, no  lo entiendo ─dijo el mago masajeándose la barba  

─Lo siento Albus, pero esta vez ni yo mismo sé, para que quiere a Potter es una información muy bien guardada.

─Pues sin importar  que pretenda debemos impedir que se acerque a él a como de lugar ─dijo serio el director

─Bueno si ya no hay mas que decir, me retiro Albus ya es tarde ─dijo Severus levantándose para  irse a descansar

─Tienes razón Severus, debes estar cansando después de estar con Tom, gracias y que descanses.

─Gracias Albus, descansa  también…  hasta luego ─dijo el hombre y luego salió del despacho

Severus se retiró, mientras Albus se quedaba pensando en que sería lo que pretendía  Tom con Harry, pero lo que fuera no era nada bueno, lo protegerían para que Tom Ryddle no se acercara a Harry. Mientras en la mansión que había comprado  Sirius llegaban  cuatro personas  y al parecer  nadie  todavía se había levantado. Molly se metió a la cocina, mientras Sirius y Remus se iban al estudio para platicar, mientras que Arthur, se quedó en el comedor para preparar  la mesa para el desayuno.

Sirius y Remus conversaban en el estudio.

─ ¿Tu que opinas Moony?...  ¿que crees que trama Voldemort contra Harry? ─preguntaba Sirius

─La verdad no lo se Padfoot, pero lo que sea no debemos dejar que se acerque a él… juramos a nuestros amigos que cuidaríamos de él.

─En eso tienes razón, pero  lo que queda de vacaciones los chicos deben disfrutarlas  de todas formas antes de que regresen a la escuela.

─Estoy de acuerdo en ello, que disfruten antes de que deban estresarse  con la escuela.

Ya más tranquilos oyeron que los demás habían despertado, salieron del estudio y se dirigieron hacia  el comedor a desayunar. Cuando entraron se encontraron a todos ya sentados.

─Buenos días a todos ─dijeron al unísono Remus y Sirius

─Buenos días  ─les contestaron los demás

Se sentaron a desayunar para no pensar en lo que les había dicho Severus en la madrugada. Y las dos  semanas pasaron rápidas de vez en cuando salían para hacer compras y  divertirse,  pero siempre eran vigilados,  los únicos que no sabían nada eran Harry y sus amigos, solamente los adultos siempre estaban en guardia. Pero en esas dos semanas Sirius y Harry siempre que podían estaban  juntos, él que comprendía ese comportamiento era Remus, ya que después de lo dicho por  Albus,  Harry más  que nunca corría peligro, Sirius tenía miedo de perderlo, él lo comprendía, cuando podía los dejaba solos. Pero una noche cuando Harry estaba en  su habitación,  pensaba  en que siempre cuando  se encontraba a solas  con su padrino tenía  otro tipo de sentimientos que eran nuevos, en esos momentos a Sirius no lo veía como a un padre, sino como a un hombre.

─ ¿Pero en que demonios estoy pensando?... Sirius es mi padrino él no puede  ser otra cosa, además él me ve como hijo… no creo que sienta algo más por mí ─se decía el chico

─ ¿Harry puedo pasar? ─le hablaba su padrino desde el otro lado de la puerta

─Claro Sirius pasa…  que sucede ─dijo mientras se acomodaba en la cama

─Quiero hablar contigo… quiero que me prometas algo…  cuando estemos en Hogwarts no quiero que andes solo por ahí y que no salgas por las noches, no utilices el mapa del merodeador Harry recuerda que ahora no estás  a salvo ya que él no se detendrá en su intente de matarte.

─Pero Sirius… ─decía el chico mientras veía  muestras de preocupación en el hombre

─Por favor Harry, quiero que me lo prometas o por lo menos si no puedes dormir o tienes alguna inquietud vengas a buscarme o a Remus aunque sea sólo para hablar ─dijo como en tono de suplica

Harry al ver otra vez la mirada suplicante que le lanzaba su padrino no tuvo más remedio que ceder.

─Esta bien Sirius te lo prometo ─dijo suspirando

─ ¡Que bueno!...  eso me quita un peso de encima ─dijo Sirius mientras se llevaba una mano al pecho y dejaba salir un poco el aire

Luego  le dirigió a su ahijado una mirada traviesa y se lanzó contra él para hacerle cosquillas, Harry pedía que se detuviera.

─¡¡¡Jajaja!!!... por favor… ¡¡¡jajaja!!!... Sirius… detente… ¡¡¡jajajja!!!!... ─mientras le corrían lágrimas a causa de  la risa

Pero Sirius seguía haciéndole cosquillas sin cuartel, hasta que los dos cayeron de la cama, Sirius cayó de espaldas en el suelo y Harry encima de él, pero Harry cuando quiso levantarse resbaló y sus labios chocaron con los de su padrino, Sirius abrió los ojos con asombro, aquello fue un shock para él,  Harry se levantó rápido y ayudó a su padrino a levantarse, ninguno dijo nada se quedaron mudos por un rato hasta que el primero en reaccionar fue Sirius.

─Es…este… hmm…  tengo que irme ya es tarde y necesitas dormir  ─dijo mientras se iba hacia la puerta para salir

─Tie…tienes razón, además ya tengo sueño ─dijo Harry fingiendo un bostezo

─Tienes razón… buenas noches… que descanses Harry ─dijo Sirius mientras le daba un beso en la frente para enseguida dejar  la habitación

─Tú también Sirius… que descanses ─dijo Harry antes de que Sirius cerrara la puerta

Sirius salió de la habitación de Harry y se dirigió a la suya, mientras Harry se quedó tocándose los labios, sentir  los labios de su padrino le resultó maravilloso, fue increíble  tocar esos labios carnosos y tibios. Después  se metió en la cama para intentar dormir. Mientras tanto  Sirius en su habitación recordaba lo sucedido, todavía esta algo choqueado,  pero la sensación de tocar los labios de su ahijado le había fascinado, pero él sabía que no podía suceder nada entre ellos ya que eran  ahijado y padrino,  pero el destino les tenía  reservado algo diferente.

Al otro día  se evitaban extrañamente, hasta que Remus se dio cuenta de que algo había sucedió  entre ellos, pensó en averiguar pero  primero  hablaría con Harry a solas. Por  la tarde cuando Sirius tenía que salir a cumplir  un encargo de Albus,  los demás  habitantes de la casa también estaban ausentes, estaban solos, así tendrían la oportunidad de hablar sin que nadie los viera. Harry estaba en la biblioteca tratando de leer un libro, pero no podía concentrarse,  no dejaba de pensar en lo que había sucedido la  pasada noche  con su padrino,  Harry pensaba que quizá  Sirius estaba enojado con él por el beso, notaba que al topárselo Sirius  siempre le ponía un  pero y después huía, necesitaba hablar con él. De pronto Remus asomó la cabeza por la puerta.

─ ¿Harry podemos hablar un momento? ─preguntó Remus desde la entrada

─Claro Remus… que se te ofrece ─dijo el chico dejando el libro en la mesita

Remus entro y se sentó al lado de Harry en el sillón.

─Harry… ¿puedo saber por qué Sirius y tú se evitan? ─preguntó  mirándolo seriamente

 Harry se puso pálido, y  para Remus no pasó inadvertido eso.

 ─Harry ¿te pasa algo de pronto te pusiste  pálido  ─preguntó el hombre preocupado

─Es que… creo que cometí un error ─dijo el chico en un susurro

Remus  tenía buen oído debido a su condición de licántropo de otro modo no hubiese escuchado. Harry se puso a llorar y Remus lo acunó en un fuerte abrazo, le dio palmaditas en la espalda para que se tranquilizara y poder hablar con más calma.

─ ¿Qué te pasa Harry?... esta mañana te veo algo deprimid, creo anoche sucedió algo… qué  te dijo Sirius… algo  que te lastimara, por que si es así  le diré  unas cuantas verdades ─dijo Remus con tono serio

─No, es eso Remus… lo que pasa es que y… y…yo tartamudeó el ojiverde

─Vamos…  Harry deja de tartamudear…  que no te entiendo ─dijo apartándolo suavemente de su pecho

─Lo que pasa es que ayer por accidente besé a Sirius

 El rostro de Harry se tornó de un color rojo intenso.

Remus comprendió todo, no en balde Moony era el más listo de los Merodeadores no pudo evitar una sonrisa.

─Harry…  ¿sientes algo por Padfoot? ─preguntó levantando la barbilla del chico.

Harry enrojeció más  y trató de bajar  la mirada,  pero Moony lo tenía bien sujeto.

─Desde que paso  algún tiempo a solas con mi padrino he comenzado  a sentir  atracción por él, pero yo sé que  esta mal, es mi padrino, pero no puedo dejar de pensar  en el momento en que lo besé, me gusto, sentí un calorcito en el  corazón y no he  podido  dejar de pensar en él… ¿crees que estoy mal Moony? ─preguntó finalmente mirándolo a los ojos.

─Pues no se que decirte Harry, pero  será mejor que hablaras con él, para saber si siente lo mismo que tú ─dijo Remus

─Pero  él me evita todo el tiempo ¿como puedo hablar con él? ─dijo el chico con un mohín

─Dejámelo a mí… yo te ayudaré para que hables con él, le pondremos una trampa, cuando llegue será  noche, si me pregunta por ti le diré que estás dormido, pero estarás escondido en el estudio esperándolo… le diré que necesito hablar con él y sellaré  el estudio para que no pueda salir y puedas hablar con él… ¿que te parece?

─ ¿Harías eso por mí? ─preguntó mientras le brillaban los ojos

─ ¡Claro!...  eres como mi cachorro Harry…  y te ayudaré  para que puedas hablar con él ─dijo Remus abrazándolo

─Pero… no estas molesto de que sienta  algo por  mi padrino ─preguntó Harry

─Claro que no Harry, si es Padfoot al que quieres  yo te apoyaré ─dijo Remus  

─Gracias Moony de verdad necesitaba hablar con alguien ─dijo  mientras lo abrazaba con más fuerza  

─Anda… vamos a almorzar y planeamos que vamos hacer con Padfoot ─dijo soltándolo para luego levantarse ambos

─Ok… vamos ─dijo Harry sonriéndole, el antiguo Harry estaba de regreso.

Cuando llegó Sirius eran como las tres de la mañana, ya todos los de las casa estaban dormidos, pero Sirius vio que Remus lo esperaba levantado.

─ ¿Qué haces levantado Moony?... ya deberías estar descansando,  es muy tarde ─dijo Sirius mientras se acercaba a  Lupin

─Lo que pasa es que necesito hablar contigo ─dijo Remus mientras se levantaba  de su asiento

Sirius preguntó si Harry y los demás ya estaban dormidos.

─Sí,  ya están todos dormidos, vamos al estudio para hablar y ahí estaremos más cómodos ─dijo Remus caminando delante de su amigo.

─Esta bien Moony…debe ser algo urgente como para que estés despierto a estas horas ─decía Sirius mientras caminaba tras él

 Remus abrió la puerta del estudio, dejó pasar primero a Sirius, cuando el primero ya estaba dentro Remus cerró la puerta y le puso un hechizo.

─ ¡Remus!... pero…  ¿que pasa?... no estoy para bromas… tengo sueño y quiero descansar ─gritaba y golpeaba la puerta

─Lo siento Padfoot, pero no saldrás hasta que hables con Harry ─decía desde afuera de la habitación

Sirius al oír el nombre de Harry se puso pálido, al  parecer lo habían encerrado con la persona que estaba evitando desde la mañana,  sacó su varita, pero una voz lo hizo mirar  tras él.

─No lo intentes padrino… no podrás abrir la puerta… Remus y yo la sellamos con un potente hechizo y no se abrirá hasta mañana…   necesitamos hablar.

 

Continuará…

 

 

Notas finales:
Hola espero que les haya gustado y a ti tambien amiga para Begopotter, nos vemos por aqui de nuevo y que haya llenando tus expectativas y dejen un comentario cuidense besos bye Feliz Cumpleaños bego y queremos rebanada de pastel
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios