¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas de la historia:
ItaNaru *.* es un poco (are? un poco??) dramático, pero espero aun así les guste, practicamente está finalizado así que subiré los capitulos a la velocidad de la luz xp
Notas del capítulo:
aqui va uno, espero les guste aunque muchos querrán matarme por esto xp dedicado a tod@s l@s fans de esta linda parejita n_n

e

-¡SUELTAME!-gritaba asustado el noveno contenedor removiéndose con fuerza sin éxito, unas firmes sogas atadas en brazos, cuello y piernas le impedían moverse con soltura, trató de usar todas las técnicas posibles para deshacer el potente agarre al que se veía sometido sin tregua, pero estaba demasiado magullado y débil para defenderse, su agresor se hallaba en el anonimato, tan solo podía percibir pasos cortos y seguros avanzar hacia él, la venda tapando sus temerosos ojos no le dejaba distinguir a la persona que lo tenía cautivo, y pensar que si hubiese sido más prudente e inteligente podría haber salido impune, pero sus ansias por encontrar al moreno podían más que su sentido común.

 

FLASH BACK

 

-¿Hontoni?-preguntó un entusiasmado Naruto con el rostro iluminado con un deje de esperanza reflejada en sus bellos ojos cielo, los cuales brillaban con ilusión y llenos de lágrimas de alegría, después de esos tortuosos tres años esperando encontrar a su único y verdadero amor de niñez su sueño se haría realidad, podría confesarle sus sentimientos de una vez por todas y recuperar el tiempo perdido, recordó su primer beso en la academia, desde ese día todo cambio, sus sentimientos hacia su rival y admiración se volvieron más personales, solo que hasta hacía tres años no se había dado cuenta y cuando lo hizo, ya era demasiado tarde, el azabache no estaba para él.

 

-Envié a cinco ninjas de élite a una misión de rango B cuando lo descubrimos, seguimos al mismo Sasuke durante varias horas por toda la villa, él nos dijo que si querías verlo, fueses tú mismo a buscarlo a la ladea de la roca, en el acantilado, supongo que te estará esperando, por eso debes tener cuidado y avisarnos en cada momento tu posición desde el comunicador, ¿entendido?

 

-Hai…“por fin…por fin podré verte…Sasuke”

 

-Naruto…-susurró Sakura visiblemente preocupada por el rubio, quien sonrió tiernamente a la pelirrosa.

 

-Tranquila Sakura-chan…estaré bien…traeré de vuelta a Sasuke…lo prometo-dicho esto se dispuso a cumplir su objetivo, traer al Uchiha de vuelta y retornar a lo que eran antes…o lo que podían haber sido.

 

Cada vez se hallaba más cerca del sitio pautado, con la voz de Stunade alerta por el comunicador, aconsejándolo cuidarse en todo momento, por fin llegó al sitio de queda, escuchó unos pasos detrás suya, se volteó impaciente pensando en el moreno, quien apareció detrás suya, mirándolo con ese deje de superioridad y autoridad que le caracterizaban, sintió su corazón salírsele del pecho, el Uchiha menor se acercó sigilosamente al rubio, el cual no podía reaccionar, tan solo lo veía aproximarse más a él, Naruto se confió, dejando una mano del azabache acariciar su mejilla derecha y abrazarlo al instante.

 

-Te estaba esperando…Naruto-susurró el mayor estrechándolo contra su pecho.

 

-Sasuke…-susurró el menor cerrando las orbes azules y dejándose a merced del pelinegro, un dolor agudo en s espalda le hizo desvanecerse lentamente, se separó del azabache mirándolo con asombro, sintió gotas de sangre caer al piso polvoriento, ¿estaba herido? El Uchiha menor mostró su katana, la cual había usado para herir por la espalda al ojiazul-Sa…sasu…ke…-fue lo último que dijo antes de caer desplomado al suelo, escuchando por última vez las voces de Stunade y Sakura asustadas y alarmadas por los extraños ruidos producidos por la caída del menor.

 

FLASH BACK END

 

No tenía escapatoria, ahora lo sabía, todos sus intentos por liberarse habían resultado inútiles ante su captor, quien le miraba divirtiéndose con su desesperación, como le intimidaba esa sonrisa prepotente y extrañamente influyente en él, por confiarse demasiado es que se encontraba en esa situación, la fuerza bruta de su oponente era superior a la suya propia, además de haber malgastado una considerable cantidad de chakra en su lucha por traer al Uchiha menor consigo, el kyubi pareciese no querer sanar sus heridas que le dolían terriblemente, se odiaba sí mismo por ser tan débil y haberse dejado someter por ese hombre al que tanto odiaba y aborrecía, la venda que cubría su vista fue retirada con lentitud, ahí estaba ante sus asombrados ojos, Itachi Uchiha, el ninja renegado de la aldea, el causante de su sufrimiento y el del propio Sasuke, por su culpa lo había perdido, el amor no correspondido del menor perdió cualquier alberge de esperanza en la partida del azabache, cuando por fin parecía tener una solución…

 

-¿Por qué me miras así, Naruto-kun? ¿No te alegras de verme…o acaso no soy aquel a quien querías ver?

 

-¡BASTARDO! ¿¡Que le has hecho a Sasuke!? ¿¡Dónde está!?-el rubio forcejeaba con las sogas, lastimándose las muñecas y tobillos, aunque el dolor corporal no tenía comparación con el emocional.

 

-Sasuke no está aquí…está en Suna, no tuve más que adoptar su apariencia y hacerte creer que era a él a quien veías, fue simple-explicó el mayor como si fuese lo más normal del mundo.

 

-De ti me espero eso y más…eres un…

 

-No estás en situación para insultar, zorrito…

 

-¡No me toques!-advirtió el rubio sintiendo al Uchiha encima suyo, el cual sin hacer caso a los reclamos del pequeño lo alzó agarrándolo con fuerza del cabello, el rubio se quejó levemente de dolor, el moreno lo azotó contra una rugosa y mojada pared, estaban en una cueva, sin contenerse más tiempo el Uchiha mayor arrancó violentamente las ropas del rubio, lanzándolas al infinito mientras retiraba de igual forma los boxers, dejando al kitsune tal como vino al mundo, Naruto comenzaba a temblar violentamente, sentía un pánico y una angustia terrible al verse tan indefenso y acorralado por el miembro de akatsuki, quien le soltó un lametón en el cuello, el ojiazul hizo un gesto de repulsión, que fue percibido por el mayor y abofeteado por este.

 

-Si quieres que no duela demasiado procura ser más dócil zorrito…aunque, bien mirado, te ves muy excitante a la defensiva-susurró mordiendo el lóbulo de la oreja de una forma de por más lasciva, una mano acariciaba los pezones, disfrutando su tacto suave y agradable, sintiendo al pequeño revolverse con fuerza y desesperación, sentía asco, vergüenza, miedo, repulsión, ese hombre lo tocaba sin ningún pudor, Naruto no era tonto, ya era mayorcito como para saber lo que quería conseguir el mayor de él, por muy inocente que fuese la evidencia estaba a la vista, quería desaparecer, pensar que eso era una pesadilla horrible de la que pronto despertaría, pero no podía engañarse, aquello era muy real, Itachi lo iba a someter vilmente y no podía defenderse contra él, la herida de su espalda le dolía y picaba con furia, el mayor sonrió, le divertía observar la inquietud y afán del pequeño en deshacer su amarre, un dedo índice y corazón acariciaban el otro pezón, provocando espasmos en la columna vertebral del rubio, los temblores aumentaban a cada caricia proporcionada por el pelinegro, lágrimas amenazaban con derramarse de esos profundos ojos cielo, el asco que sentía al principio lo invadía con más intensidad.

 

Itachi dejó de torturar los pequeños botoncitos chocolate, para posteriormente recorrer su vientre con los labios, el rubio alzó una rodilla, golpeándolo con rabia contenida, el moreno se retiró la sangre de su labio partido, el menor corrió hacia la salida con dificultad a causa de los amarres en los tobillos, con mucho esfuerzo consiguió quitarse las de las manos, pero había perdido demasiado tiempo y el mayor lo capturó de nuevo, dándole un golpe directo que le azotó contra la áspera pared, sacando un quejido del menor, quien no se rendía y seguía tratando de pasar sin éxito, el moreno hizo un kage bushin y lo agarró por detrás, inmovilizándolo al instante y sujetando con fuerza las piernas y brazos, dejando su entrada expuesta al verdadero, quien se hincó lamiendo lujuriosamente un muslo tostado, eso aumentó el llanto del pequeño, quien cesó de moverse y se rindió a lo inevitable, el que deseaba entregarle lo más valioso que le quedaba en la vida y ese despreciable ser se lo iba a arrebatar, no se daba por vencido, quería ser solamente del Uchiha menor, e iba a serlo, nadie lo tocaría más que Sasuke, solo a él le pertenecía su cuerpo, solo suyo.

 

-¡Rasengan!-gritó acumulando las pocas fuerzas que le quedaban suficientes para lanzar ese último y, posiblemente, único recurso para escapar.

 

-Es inútil…-el moreno lo esquivó fácilmente, Naruto bajó la cabeza, había perdido su oportunidad, Itachi lo sometió en un rápido movimiento, Naruto apretó con fuerza los ojos, no podía ver eso, no quería ver como lo mancillaban sin piedad y remordimiento, por que sabía que al pelinegro no le causaría un mínimo de arrepentimiento abusar de él, solo se dejó vencer aceptando lo que le hiciese el mayor, este sonrió triunfante, mientras mordía suavemente los labios morenitos, mientras el bushin introducía dos dedos en su entrada, sacándole un grito de dolor ahogado en los labios de Itachi, los dedos comenzaron a moverse en su interior rítmicamente, el menor gemía extasiado tratando de reprimirse con las mejillas sonrosadas a mas no poder, el bushin introdujo el tercer dedo, la incomodidad del rubio aumentó haciendo que este se removiese desesperadamente tratando de sacarlos, cosa que excitaba al mayor, que comenzó a quitarse la bata de akatsuki con extrema sensualidad y exasperante lentitud, Naruto se movía levemente de arriba abajo impulsado por el bushin, que pellizcaba los botoncitos y mordisqueaba el cuello, dejando marcas rojas en toda su extensión, marcándolo como suyo, de su propiedad.

 

Los pantalones y boxers fueron retirados junto el resto del conjunto, destapando su impresionante y palpitante erección, asustando al rubio quien incremento sus intentos por liberarse, un gemido de improviso salió incontrolable de sus labios, había olvidado a los intrusos en su zona trasera, los cuales se introdujeron más ante el movimiento frenético del menor, el bushin lo obligó a enfocar su entrada al mayor, agarrando los antebrazos del ojiazul y apoyándolos en el piso con el trasero levantado, se inquietó al escuchar los pasos impacientes del moreno, y más se horrorizó al ver su entrada oprimida por el glande de ese imponente miembro hinchado, se introdujo lentamente en su interior, el menor se quejaba con fuerza presionando hacia atrás al pelinegro, quien gimió de placer al sentir esa opresión de la estrecha cavidad del rubito en su miembro, el bushin separó las nalgas morenas dándole al pelinegro una extraordinariamente placentera visión de las dotes del pequeño contenedor, el rubio gritó dolorido por la brusca estocada del Uchiha mayor, quien se introdujo enteramente en sus entrañas, mientras un dedo acariciaba la próstata ocasionando un gran grito de placer incontrolable del menor, quien lloraba más intensamente del asco y la humillación a la que el mayor le estaba obligando a soportar.

 

-Me duele…para…saca..lo…¡sácalo!-gritaba el ojiazul ahogado en llanto.

 

-Ahh…eres…hn…estrecho…-gemía el mayor lamiendo la espalda en un acto de distracción para el pequeño, mientras el verdadero Itachi lo penetraba por nueva cuenta más suavemente los dedos curiosos del bushin acariciaban alrededor de su entrada, acariciando alrededor de donde se unía su cuerpo con el del moreno, provocándole más gemidos reprimidos de placer que no era capaz de controlar más tiempo, una rodilla del bushin frotaba su entrepierna llevándolo a la locura, el moreno lo embistió fuertemente y sin piedad, el menor se rasguñaba las uñas al arañar el suelo, el bushin alzó su cabeza rozando su miembro en los labios del menor, quien negó con la cabeza, recibió una fuerte embestida amenazante del verdadero, por lo que no tuvo más remedio que succionar el miembro que curiosamente lo invadía en ese momento, de vez en cuando la succión se veía interrumpida por un gemido del rubio, las arremetidas de Itachi eran pasionales y brutales, el bushin sacó su miembro de la boca del ojiazul al derramarse, Naruto quería que la tierra se lo tragase, no soportaba esa situación, ¿qué dirían la hokage y los demás si lo viesen en esa situación?

 

El moreno se cansó de la postura y decidió cambiar de posición, hizo una señal a bushin y este lo acorraló contra pared, Itachi lo penetró de espaldas, el rubio solo gimió levemente, sintiendo su mejilla fría ante el tacto de la textura con su piel, comenzó a embestirlo con furia, mientras el bushin se puso en frente suya, agarrando firmemente ambas colinas de su trasero, haciendo a sus miembros rozar, no podía más, quería venirse de una maldita vez y que todo aquello acabase, el moreno gemía con fuerza mientras bombeaba fieramente al pequeño kitsune, intensificando el contacto de este con el bushin, siguió así hasta el cansancio, descansando cinco minutos a cada trece estocadas cada una lenta y profunda, Naruto no podía más, sus piernas temblaban y deseaba desplomarse, pero el bushin sostenía las caderas obligándolo a mantenerse en pie, una embestida dolorosamente brutal ocasionó el derrame del pequeño y del pelinegro al mismo tiempo, Itachi se desplomó sobre él, el rubio cerró los ojos, estaba agotado, lo único que quería era dormirse y olvidar la realidad, sin importarle el peso del Uchiha sobre su cuerpo, pero este seguía bombeándolo sin descanso.

 

-No vas…a dormir…esta noche-susurró en su oído retomando el ritmo feroz de las arremetidas, mientras el pequeño shockeado se dejaba hacer, no tenía fuerzas, ¿para que iba a negarse? Ya lo poseía, era suyo, había conseguido lo que quería, no tenía sentido oponerse a sus caprichos, el mayor siguió bombeándolo enérgicamente durante lo que quedaba del día y toda la noche, descansando de vez en cuando para retomar aire, el rubio soltaba suspiros imperceptibles, el sueño lo iba apresando, sintió como era volteado de frente y era bombeado con salvajismo, pero no se quejó, no merecía la pena, se dejó besuquear y mancillar por el mayor todo el tiempo que este quiso, los labios del moreno apresaban los suyos de tanto en tanto, el pequeño ojiazul correspondía débilmente, moviendo los labios con suavidad, no pensaba negarle ese gusto al mayor, ya que había conseguido satisfacerse a su costa, siguió besándolo sin dejar de bombearlo potencialmente, el cuello, la oreja, la clavícula, cada porción de piel a su alcance la devoraba con placer, mientras soltaba los amarres del menor, quien derribo los brazos cansados, sintió la lengua del moreno delinear sus labios pidiendo por entrar, el ojiazul abrió la boca con suavidad, dándole el permiso, no pensaba negarle nada esa noche, dejaba que le mordiese, lamiese y embistiese a su gusto.

 

Rozó con sus dedos los labios del rubito, el cual los lamió obedeciendo la indirecta, estos fueron retirados de sus labios e infiltrados en su maltratada entrada, moviéndose juguetonamente no para dilatarla, solamente por placer, mientras recorría el tostado rostro con los labios, los dedos invasores en su entrada lo embestían a su gusto, el rubio no podía a penas gemir de lo agotado que estaba, siguió así por mucho más tiempo, Naruto obedecía sus peticiones, a veces pedía un beso, una caricia, Itachi lo invadía de nuevo con su masculinidad, pidiendo al menor que enroscara las piernas a su cintura, este hizo caso con dificultad a causa del cansancio, así siguió el resto de la noche, siendo bombeado con fuerza y sin descanso, mientras sus ojos se dejaban vencer por el sueño, sin importarle que el mayor siguiese embistiéndole, sintió su pecho ser oprimido por la cabeza del mayor, entendiendo que había acabado todo, una última y solitaria lágrima escapó de sus ojitos mojados, había perdido lo único que creía tener seguro en su vida, su pureza.


Notas finales:
gomen una penosa violacion, me dolió a mi mas que a naru u.u les prometo lemon romántico para compensar i_i
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios