¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Disculpen la tardanza pero he estado haciendo cosas de la Universidad por lo de la graduación y no he tenido tiempo de nada. Esté c`pítulo contiene un poco más de acción y de conocimiento de los personajes y de como se desarrollarán las cosas de ahora en adelante, lo deje hasta allí para que el próximo sea conciso y lo puedan disfrutar más. En el que viene habrá Lemon n.n, espero y les guste y dejen sus comentarios que de verdad son los que me animan a continuar la historia, un abrazo a todos/as los que leen, se les quiere, su Amigo Venezolano ;)
LA VENGANZA

Por Dark Devil


Disclaimer:Todos los personajes pertenecen a J.K. Rowling y todos aquellos quienes han pagado derecho de autor por los mismos, por lo tanto está demás decir que no gano absolutamente ningún tipo de retribución excepto los reviews que ustedes tan amablemente dejan.
Summary:James y Lily Potter mueren en un accidente aéreo perdiendo toda su fortuna misteriosamente de forma dudosa a cargo de Lucios Malfoy quien se encarga de incriminar de fraude a Sirius Black su primo político y mejor amigo de los Potter para así evitar que descubran lo sucedido, lo que no sabe es que luego de reunirse con su padrino el heredero de los Potter se encargara de vengar la muerte de sus padres sin importar el precio que pague aunque con esto tenga que llevarse al amor de su vida por delante.
Characters: Phillipe Turner (Sirius Black), James Turner (Harry Potter), Adrián Spencer (Remus Lupin), Draco Malfoy, Lucios Malfoy, Hermione Granger, Blaise Zabini, Ronald Weasley y Pansy Parkinson.


Hermano Mayor



Mente de Draco



Draco no podía creer su mala suerte cuando por fin creyó que iba a poder vengarse de ese par de tortolitos aparecieron de la nada esos dos chicos y le estaban arruinando un momento único, es que acaso las fuerzas superiores se empeñaban en proteger a ese estúpido “Dios de ojos verdes”, un momento, que es lo que acabo de decir, definitivamente creo que ahora es que me está haciendo efecto la pastilla que Blaise me insistió a tomar para evitar cualquier infección por mis heridas, porque es que yo no puedo pensar realmente eso que divago por mi mente ¿o si?, realmente algo en los ojos de ese chico lo atraían a sobremanera y de paso aquel beso tan sensual no lo podía quitar de su mente, era simplemente excitante pensar en el moreno besándolo, tocándolo, dejándose llevar por él. ¿Cómo demonios podía estar pensando en esas cosas en ese preciso momento cuando estaba rodeado de gente y tenía aun chico de ojos verdes mirándolo fijamente a los ojos, Dios, esos ojos verdes siento que me traen recuerdos pero no comprendo de donde o porque y ahora por estar pensando esas cosas libidinosas siento una pequeña molestia en mi pantalón, lo que me faltaba, Un momento!! ¿Es que acaso el ojiverde se acaba de morder el labio inferior?


Mente de Harry



Que oportunos son Dean y Seamus, menos mal que llegaron porque sino no se que habría ocurrido, realmente vinieron como caídos del cielo, ¿será esto obra de ustedes padres?, debe de serlo porque no creo que allá arriba quien quiera que este al mando este muy feliz con mi actitud y con las cosas que he hecho y que seguiré haciendo porque como dicen “Hierba mala nunca muere” y creo que ya es muy difícil salvar algo de mi. ¿Qué le pasa al remedo de rubio este?, porque siento que esta divagando igual que yo, en que pensara se ve ido, ¿Qué piensas ojos lindos? – Mirada sorprendida o.O – Yo no pude haber dicho eso desde cuando el hijo del hombre que me quito todo y del que me tengo que vengar hasta humillarlo llevándome con él a toda su descendencia por consiguiente al ojilindo, lo volví a decir, digo a pensar, si lo hubiera dicho creo que ya estaría en problemas aunque realmente sería muy divertido ver la expresión del rubio, definitivamente las palabras de el vejete y la frígida me dejaron mal porque pensar que ese chico tiene los ojos lindos creo que es ya demasiado. Por otro lado ese beso de ayer fue muy excitante, tenia mucho tiempo sin excitarme de esa forma con alguien y la forma en que se entrego el rubito fue excepcional, mmm provoca probarlo nuevamente – Mirada sensual mordiéndose el labio inferior – Definitivamente tengo que echarme un pase lo más rápido posible, ¿Cuánto tiempo habrá pasado desde que estamos así?, creo que es hora de ver por fin que piensa hacer el rubito.


- Por fin Dray – recalcando este apodo - ¿Qué es lo que piensan hacer?, ya me estoy cansando de esperar una respuesta porque veo que tus guardaespaldas no hacen nada sin que se los ordenes, sabía que existían personas necesitadas de cariño pero ya esto es ridículo – Dice el moreno mirando de forma asqueada a Blaise y Ronald
- Por los momentos te salvaste Turner, pero ten por seguro que bien sea tarde o temprano tendrás que tragarte todas y cada una de tus palabras y cuando ese día llegue yo seré el que reirá y el que vea como te destrozas – Dijo Draco mirando de forma asqueada al moreno para luego de tocar a Blaise y Ronald darse media vuelta
- ¿Tanto odios nos tienes preciosura?, que vacía debe de ser tu vida si tienes tanta facilidad de tener rencor hacia personas que simplemente te están dando un poco de tu medicina – Dijo Hermione lanzándole un beso al rubio mientras se encontraba flanqueada por Dean y Seamus quienes estaban cada uno a su lado agarrándole el brazo y mirando de forma asesina al grupo que iba caminando
- Ni se te ocurra decir nada mi cielo, esa gentuza no vale la pena, ya han disfrutado por mucho tiempo nuestra compañía, mejor retirémonos antes de que nos peguen su suciedad – Dijo Pansy mirando asqueada a la morena la cual solo pudo guiñarle un ojo a la ofendida rubia
- ¿Qué ha sido todo eso chicos? – Pregunto Seamus luego de que el grupo de riquillos se retiraran – No llevan aquí ni un día y ya están armando bronca, ustedes de verdad que se pasan
- Disculpa Seam pero es que de verdad ellos son los que nos están buscando bronca a nosotros – Dice Hermione con su carita de ángel y haciendo un pucherito
- Si no supiera lo mala que puedes llegar a ser te creería eso que acabas de decir – Dijo Dean acariciando la mejilla de la morena
- Chicos, ¿Qué hacen aquí? – Pregunto Harry
- Pues fácil, vinimos a traer sus mascotas ya que fue la única forma que Remus y Sirius encontraron y como esos bichos no se llevan bien con nadie aparte de ustedes y por muy extraño que parezca nos toleran a nosotros aprovechamos, además que de todos modos era una buena forma de conocer Inglaterra – Contesto Seamus
- Comprendo, ¿Por cuánto tiempo estarán aquí? – Dijo Hermione muy feliz de ver a sus amigos
- Estaremos solo unos 2 o 3 días cuando mucho, saben que no podemos descuidar nuestros deberes y mucho menos la universidad aunque quizás estemos yendo y viniendo ya saben como son nuestros padres que no pierden motivo para sacarnos de la casa igual vinimos a saludarlos para darles la buena nueva y decirles que los esperamos en su casa para cenar puesto que según Sir.. Digo Phillipe tienen invitados a cenar unos tal Malfoy o algo así – Dijo Dean
- Bueno chicos por lo pronto ya no aguanto más necesito un pequeño pase así que con su permiso – El moreno comenzó a desenroscar la esmeralda de su anillo acercándolo a la abertura izquierda de su nariz para absorber un poco de polvo blanco que lo tranquilizara un poco, era realmente relajante hacer eso, simplemente sentía que se iba a los cielos
- Sabes que eso te hace mal Harry, no deberías de hacerlo – Dijo Seamus de forma preocupada
- Seam ahorita no estoy para idioteces si me vas a reclamar algo es mejor que te vayas a la mierda – Dijo el moreno molesto
- Paz hermano, paz, solo lo decía por hacerte un bien pero si eso es lo que quieres no hay problema, total es tu vida
- Exacto, es mi vida, en eso estamos de acuerdo los dos
- Ahora si nos disculpan tenemos que reunirnos con los Decanos de nuestras facultades por consiguiente es momento de retirarnos – Dijo un entre obstinado y extasiado Harry
- Si chicos eso es cierto, nos vemos en la noche ¿les parece? – Dijo Herms soltándose de los chicos
- Claro bella, se cuidan mucho y dejen de portarse como unos chiquillos – Dijo Seamus guiñándoles el ojo
- Si, compórtense como adultos – Dijo Dean guiñándoles un ojo al despedirse
- Creo que de ellos obtuvimos esa mala maña – Dijo Hermione aforrándose al brazo de harry y recostándose en su pecho
- Si, seguramente y así fue, vamos – Dijo Harry llevándosela consigo


(CE)



Draco a pesar de las molestias acontecidas iba notablemente relajado puesto con todo y lo ocurrido pudo observar que por primera vez el moreno y la morena no se veían tan seguros de si mismos y había sido algo mas o menos pareja la cosa, quizás sería divertido tenerlos allí ya que de verdad su vida era un poco aburrida por no tener ninguna persona capaz de hacerles frente, era simplemente muy fácil todo, simplemente tenían que sonar sus dedos y tenían a alguien dispuesto a besarles los pies con tal y estar un segundo con ellos o simplemente tener la certeza de que no les harían nada y “la zorra y la bestia” serían sin duda alguna difíciles de domar pero no imposible, hasta los leones más salvajes se han domado y esta no tendría porque ser la excepción.


- Chicos tengo que ir a hablar con sev, será que nos vemos luego – Dijo Draco saliendo de su ensimismamiento
- Claro bello – Le dijo Blaise dándole un suave beso en el cachete que hizo que Draco temblara y logro que Ronald y Pansy se vieran notablemente afectados
- Blaise deja de tener tantas confiancitas con MI NOVIO – Dijo una iracunda Pansy
- Verdaderamente Blaise es ¿Qué acaso no puedes estar sin lanzártele encima al primer hombre que aparezca? – Dijo Ronald sin pensar muy bien lo que decía
- NO VUELVAS A DECIR ESO MÁS NUNCA RONALD WEASLEY – Dijo Draco extremadamente molesto por el comentario
- Déjalo Draco, si él piensa eso es porque no me conoce realmente, me tengo que ir chicos, nos hablamos – Dicho esto Blaise salió caminando lo más rápido posible por los pasillos
- Yo no quería, de verdad, Dios, ¿Qué he hecho? – Dijo Ronald entre susurros
- Simplemente acabas de herir a uno de los chicos más dulces que existen porque puede ser que Blaise y yo tengamos una relación un poco intima por así decirlo pero es mi mejor amigo y lo conozco bien y te puedo decir que ha estado con muy pocas personas, en fin que te puede importar a ti eso, si no haces más que revolcarte con cuanta mujer te pase por el frente – Dijo Draco soltándose de Pansy que le había agarrado el brazo y saliendo molesto de allí
- Pansy, ¿tu me crees verdad?, yo no quería no se que paso – Dijo Ronald mirando al piso
- Si, te creo Ronald y yo no soy la indicada para decirte que te sucedió eso lo tienes que descubrir tu mismo, analiza tus sentimientos y verás de lo que hablo, ven vamos a que te comas un dulce o algo así
- Gracias


(CE)



Harry y Hermione iban caminando por los pasillos buscando la oficina de la Rectora de Derecho puesto que Harry no iba a dejar que Hermione vagara sola por el campus, la iba a dejar allí y luego el mismo buscaría la de su Decano y cuando terminara la reunión regresaría a ese despacho para buscar a Hermione, no podía permitir que a la chica le pasara algo de nuevo, ellos habían jurado protegerse y defenderse y eso era lo que siempre harían. Luego de dar muchas vueltas encontraron que el Despacho de Derecho se encontraba al lado de una estatua de un león el cual tenía sus fauces abiertas con expresión señorial, atrás del león se encontraba el estandarte rojo que habían visto en el despacho del Rector y este estaba adornado con muchas estrellas doradas, era algo realmente extraño puesto que las estrellas eran de diferentes colores y parecía que se movieran.


- Bueno Herms te dejo aquí ya sabes lo que tienes que hacer ¿verdad?
- Claro rey, pan comido, te espero entonces aquí en un rato
- Esta bien, ahora a buscar el Decanato de Humanidades


Luego de decir esto el moreno se ausento y Hermione decidió tocar la puerta, espero por un momento mientras escuchaba una voz suave que la hizo pasar aunque no estaba preparada para lo que vería allí puesto al abrir la puerta simplemente la recibió un olor reconfortante y un pequeño humo se concentraba en la habitación y no era nada más que varios palillos de incienso encendidos los que hacían que el olor y el humo vagaran por la habitación. La habitación en si era normal por así decirlo aunque tenía un estandarte en grande nuevamente con la imagen del león y alrededor se encontraba una repisa con varios trofeos. Cuando pudo vislumbrar bien se encontraba en el medio de la misma una mesita pequeña con una tetera y varias tazas y 3 sillones mullidos color rojo y allí en uno de los sillones estaba una mujer que parecía un insecto o eso pensó Hermione ya que la “bicha” usaba unos lentes que no podían definirse de otro modo como “culo de botella” y que realmente hacían que los ojos verdes de la mujer se vieran más saltones de lo que eran esto aunado a su cara alargada y paliducha y al pelo amarillo enrollado en una especia de bufanda verde que hacía juego con su vestido plisado la hacía parecer un saltamontes gigante o algo así, realmente muy cómico pensó la morena.


- Disculpe, ¿usted es la Decano de la facultad de Derecho? – Pregunto la chica armándose de valor
- Querida, mi niña, tú debes de ser la señorita Granger, ¿o me equivoco? – Dijo la mujer con voz pastosa esta vez
- Si, señora no se equivoca
- No me digas señora criatura, señorita, que no vez que soy literalmente una muchacha – Dijo la mujer con decisión
- Este disculpe de verdad – Esta bicha tiene de señorita lo que tengo yo de virgen y ya eso es decir bastante pensó Hermione
- No tienes porque cielo, ven siéntate y agarra una taza de te de alelí – Dijo la mujer llamándola con el brazo
- Claro – Dijo la morena pensando cada vez más que o a esa mujer el humito le estaba quemando las neuronas o se estaba drogando con el dichoso té de alelí
- Querida Minerva me acaba de comentar que el escogido para actuar de “Hermano Mayor” será Ronald Weasley
- Si, él es un chico muy agradable y me pareció buena idea que me sirviera de guía – Dijo de forma inocente la chica
- Claro que lo será mi niña, debe de estar por llegar puesto que lo mande a buscar hace algunos minutos, por otro lado Albus me comento que tu cita con la Jefa de la Fraternidad es a las 2 de la tarde y que seas puntual porqué ellas si aprecian la puntualidad de verdad
- No se preocupe señorita, así lo seré – Dios este té es horroroso, definitivamente esta vieja quedo sin neuronas a causa del humo
- Querida niña voy a buscar tu horario y la carpeta con la información reglamentaria y las diferentes actividades en la secretaria de la facultad, espérame aquí y relájate mientras llegó, si por casualidad llega el señor Weasley dígale que me espere aquí
- Claro, señorita no hay problema – “Querida niña” ¿es que acaso se fumo una lumpia la vieja esta? o.O
- Te dejare con el trinar de los pájaros para que te relajes – Al decir esto le dio play a un pequeño compacto que se ubicaba cerca de la mesita y salió de la habitación con aire teatral
- Lo que me faltaba, una vieja loca!!!!, me voy a pegar un tiro, estúpidos pájaros que trinan, estúpida gente que los graba, estúpida gente que compra los cd’s y estúpidas viejas solteronas o locas que me obligan a escucharlos


El ambiente del despacho se estaba volviendo pesado entre los inciensos, la “relajante música” y el tesito de alelí Hermione estaba a punto de perder la cordura, había tratado de entretenerse contando las cerámicas del piso porque o hacía eso o pateaba el radio hasta hacer añicos la música esa. Cuando pensaba que ya no aguantaría más sintió como alguien llamaba a la puerta y alguien entraba al despacho.


- Señorita Trelawney, ¿está allí? – Decía un inseguro Ronald Weasley
- Ohh por Dios, pecosito estoy tan feliz de verte – Dijo Hermione colgándose al cuello del rubio
- ¿Qué demonios?, ¿Qué haces aquí?, Suéltame de una buena vez – Dijo Ronald tratando de zafarse de la morena
- Por favor pecosito, por lo que mas quiera salgamos de aquí, siento que si estoy un minuto más aquí podría ser perjudicial para el despacho, para mi salud y el bienestar de la bicha esa que estaba aquí
- Jajajaja, eso no te lo niego, esta bien salgamos y esperemos a la y que señorita allá afuera – Dijo Ronald conduciendo aún en brazos a la morena hacia fuera
- Gracias y bueno espero y podamos hacer una tregua temporal al menos el tiempo que estemos juntos, puesto vas a ser mi “Hermano Mayor” – Dijo Hermione sonriéndole abiertamente al chico
- Mentira!!!, Oh no, me va a matar Draco y Blaise, Oh no, Oh no, un momento, ¿Por qué dije Blaise? – Ronald estaba exponiendo sus ideas libremente sin darse cuenta de la mirada fija de la morena
- Draco no te matará te lo aseguro, pronto sabrás el porque y con respecto a tu noviecito puede estar seguro que no quiero nada contigo corazón – Dijo Hermione rozando los pectorales del moreno juguetonamente con sus dedos
- Blaise no es mi novio, por Dios, si yo ni siquiera soy…
- ¿Qué es lo que no eres pecosito?
- Nada, tu eres la menos indicada con la que debería hablar de estas cosas – Dijo un muy sonrojado Ronald mientras la chica estaba divertidamente apretando una de sus tetillas
- Esta bien pecosito, no hay problema, palabra de exploradora que no te incordiare más con temas que no quieras hablar – Dijo Hermione levantando la mano izquierda y poniendo una muy seria mirada
- Whao, ¿fuiste exploradora? – Dijo Ronald mirando respetuosamente a la morena
- No!, pero verdad que me veo realista al decir la frase – Dijo Hermione con una gran sonrisa
- Serás!!!!!!! – Dijo Ronald fulminándola con la mirada
- Ya, no peleemos de verdad, hagamos una tregua mientras estemos en esta situación – Dijo la morena extendiéndole la mano – Mira que me la debes luego de la forma tan brusca en que me trataste
- Disculpa esa, pero es que de verdad puedes llegar a ser desesperante – Dijo Ronald aceptando la mano y apretando en señal de tregua
- Lo se y no has visto nada – Dijo Hermione riendo coqueta
- Al fin llego señor Weasley y veo que ya habla con la señorita Granger, bueno disculpen el retraso, aquí tiene la carpeta y el horario señorita Granger y el señor Weasley le explicara en que consistirá lo de ser “Hermano Mayor”, disculpen que me retire pero necesito ir urgentemente a hablar con Albus sobre incorporar una electiva sobre la lectura de cartas, siento que puede ser muy productiva para los abogados, con esa electiva podrían saber si los clientes dicen la verdad, algo en mi interior me lo dijo – Luego de terminar Trelawney camino teatralmente hacia perderse en los pasillos
- Dios, esa mujer tiene que estar loca o drogada y con polvo del fuerte cabe destacar – Dijo Hermione con la boca abierta
- Yo opino que las dos cosas – Dijo Ron mirando a la morena para terminar riendo con el comentario
- ¿Es qué acaso no sabe que existen detectores de mentiras?, Estúpida vieja loca
- Bien morena me toca explicarte como serán las cosas – Dijo Ronald mirándola de forma seria


(CE)



Luego de dejar a Hermione en el despacho de su Decano, Harry comenzó a vagar por los pasillos del campo puesto que no tenía ni la más mínima idea de adonde dirigirse y de paso no encontraba a nadie cerca que fuera capaz de darle algún tipo de información, será que están en clases fue lo único que pudo pensar el moreno mientras caminaba tranquilamente como si tuviera total conocimiento de adonde se dirigía porque ante todo la seguridad es lo importante para poder resaltar. Cuando creía que iba a desesperar la visión de un rubio que venía caminando con la mirada baja hacia él lo hizo parar en seco y sonreír ante la idea de que las cosas estaban más fáciles de lo que el pensaba ya que el susodicho rubio venia caminando solo y se notaba que estaba distraído por lo que Harry dio gracias a su suerte al encontrar que había un pasillo a mano izquierda que se encontraba vacío y donde podría agarrar al rubio para tener una conversación tranquila y quien quita y lograr que lo llevara ante el Decano, total igual tendría que ir cuando le informaran que seria su “Hermano Mayor”. En el momento que el rubio caminaba pasando por el pasillo donde el se había escondido lo jalo del brazo y lo pego contra la pared quedando cara a cara con un desconcertado chico con unos ojos grises endemoniadamente sexis.


- ¿Qué se supone que estas haciendo idiota? – Dijo Draco quien pasó del susto a la sorpresa para terminar con un estado de enfado por el abuso del estúpido ese, ¿es que no se cansaba de molestarlo?
- Shhh – Fue la respuesta de Harry para acto seguido acercar su rostro al del rubio y besar suavemente sus labios en un beso lleno de ternura que hizo que el rubio temblara y un escalofrió le recorriera todo el cuerpo, todo paso de forma excesivamente rápida pero luego de ese beso tan tierno el moreno comenzó a profundizar mientras el rubio había colocado sus manos en la espalda del chico y comenzaba a acariciarla dejando que las manos del moreno se posaran e su rostro y luego comenzaran a acariciar su sedoso cabello platinado, cuando necesitaron el aire para respirar y se corto el beso el moreno habló – Me gustas más cuando estas calladito como ahora, te ves lindo, como un ángel – Dijo Harry sin pararse a pensar que le decía eso al hijo de su enemigo y de quien se tenía que vengar también, en ese momento solo sabía que quería tener al rubio para sí
- Se puede saber ¿Quién te dio permiso para que me agarraras y luego me besaras? – Dijo Draco sin ponerse a pensar que sus manos aún se encontraban acariciando la espalda del moreno de forma inconsciente
- Yo no te obligue a nada rubito y si nos ponemos a analizar la situación el que me esta acariciando la espalda en estos momentos eres tu – Dijo harry divertido ante la cara del rubio que iba adquiriendo una bella tonalidad roja y había soltado su espalda colocando los brazos rígidos alrededor de su cuerpo
- ¿Por qué te ensañas en molestarme? ¿Qué te he hecho? – Pregunto Draco bajando las defensas por un momento y mirando a los ojos al moreno
- Nada, realmente no me has hecho nada, pero tu actitud de prepotencia no me parece la adecuada y necesitas que alguien te baje de esa nube o es que crees que no se todo lo que hacen ustedes aquí, es básicamente lo que hacíamos Herms y yo en nuestro país aunque déjame decirte que ustedes son mas buenacitos por así decirlo _ Dijo Harry sonriéndole al rubio mientras le acariciaba la mejilla
- Siento que hay algo que no me dices, pero espero y sepas que esto aunque ya esta más que dicho significa la guerra, no te haré las cosas nada fáciles – Dijo Draco sin apartar la mirada del moreno y mucho menos impedirle el roce
- Lo se, pero si te dijera que hiciéramos una tregua que solo tiene validez en los momentos donde interactúes como mi “Hermano Mayor”, ¿aceptarías?
- ¿Qué? ¿Cómo así? ¿De que hablas?
- Fácil mi rubito, que tu acabas de ser asignado por el vejete, digo el Rector como mi “Hermano Mayor”, estaba buscando casualmente el despacho del Decano de Humanidades para que me de todas las cosas referentes a horario y reglamentación y donde me tendría que encontrar contigo para que comenzaras con el dichoso programa ese que no tengo ni la menor idea de que se trata, pero estoy divagando lo que quiero decir es que como estaremos algún tiempo juntos sería lo más sano que en esos momentos hiciéramos una tregua – Dijo Harry mientras delineaba con sus dedos los labios rojos del rubio y veía como el otro chico temblaba con el contacto
- Esta bien, si no hay nada que pueda hacer para impedirlo hagamos una tregua que solo tendrá efecto mientras estemos haciendo algo relativo al estúpido programa que el vejete chiflado ese inicio el año pasado
- Jajaja, cuidado con ese vocabulario rubito, mira que no me gustan los chicos que se viven quejando – Le dijo Harry mientras lo pegaba más a la pared haciendo que sus cuerpos entraran en contacto y susurrándole al oído – Después no te daré tu regalito
- Ja..mes por favor, que nos pue..den ver y además una cosa es una tregua y otra muy diferente es que haya algo más allá, esto no se puede volver a – En ese momento no pudo continuar porque Harry había comenzado a besar sus labios con necesidad, adentrando su lengua en lo más recóndito de la boca del rubio y logrando un dominio completo del beso sin apartar los ojos del rubio quien los había cerrado y se dejaba hacer
- Está bien rubito – Dijo Harry separando sus labios de los del rubio y alejando los cuerpos quedando cerca de Draco pero sin que fuera una posición comprometedora
- Bien, visto que ya hemos aclarado los puntos creo que es mejor que me acompañes a ver a Sev, él es mi padrino y es el Decano de la Facultad de Humanidades, así que vamos – Dijo el rubio mientras comenzaba a caminar y se maldecía mentalmente por haber vuelto a ser neutralizado por el moreno, es que cuando empieza con esos besos es imposible de detener, es demasiado excitante y su mirada es clase aparte, me podría perder horas y horas en esas esmeraldas y sería feliz


Caminaron sin decir nada uno al lado del otro como si fueran viejos amigos que se conocen de toda la visa y dirigiéndose miradas furtivas a cada rato con lo cual más de una vez tropezaron las miradas y ambos voltearon inmediatamente tratando de ignorar lo sucedido y poniéndose rojos que en el caso de Draco era mucho más notable que en el de Harry. Cuando llegaron a una puerta que estaba adoselada por el estandarte verde con la serpiente y unas letras plateadas que decían Humanidades, asumió que ese era el despacho del Decano, cual fue la sorpresa del moreno cuando al abrirla se observaban unas escaleras que llevaban indudablemente a un sitio tétrico que tendría que haber sido en otra época una mazmorra puesto que no tenía otra explicación lógica, Draco se movía allí como si fuera lo más normal del mundo estar en algo tan tétrico que si no fuera por los fluorescentes que estaban a cada lado sería sumamente oscuro. Al finalizar las escaleras cruzaron a la izquierda y Harry quedo impresionado por lo extenso que se veía el camino, definitivamente aquello era un piso inferior y allí se encontraban algunas aulas de clase, la radio de la Universidad puesto que vio las cabinas, la sala de cine, el estudio de televisión y la sala de revelado, era simplemente magnifico como todo estaba tan bien organizado y con un gusto impecable ya que las puertas tenían todas grabado en letras plateadas el nombre del lugar y a cada lado habían cuadros que denotaban el renacentismo, el cubismo y el surrealismo y que dejaron a Harry impresionado puesto que él adoraba el arte y la comunicación, de allí que deseara estudiar comunicación social, cuando se disponía a preguntar a Draco hacia donde estaba el despacho del dichoso Decano observo que enfrente había una estatua de mármol negra que representaba una cobra real con la lengua afuera y el cuerpo erguido en clara señal de ataque y atrás de esta se encontraba el ya famoso estandarte de la Facultad de Humanidades, al observar la puerta que se encontraba al lado de la estatua comprobó que en la placa decía Decano de Humanidades – Severus Snape. Draco ni siquiera se molesto en tocar y abrió la puerta caminado con un porte aristocrático que ya había observado con anterioridad en el rubio y el antes de que la puerta se cerrara se dispuso a entrar con él.


- Padrino – Dijo Draco acercándose a un hombre que tenía puesto un pantalón negro y una camisa negra de seda con el cabello color negro recogido en una coleta y sandalias negras de cuero. El hombre en cuestión era muy guapo, tenia la piel de un blanco perlado y los ojos eran negros como la noche, su porte era altivo y relajado a la vez y sus dientes eran perfectos, o así lo pensó Harry luego de que el hombre sonrió y abrazo al rubio
- Draco, mi muchacho, tenias tiempo sin venir a verme, ya estaba preocupado, incluso iba a mandar a buscar por ti para saludarte y al mismo tiempo informarte una decisión del Rector – Al nombrar al susodicho hizo una mueca de asco
- Me imagino que es lo del programa “Hermano Mayor”, ya me lo acaba de informar el Señor Turner, ese vejestorio cada vez está más chocho, no veo la hora de que le de un infarto aunque creo que lo prefiero a él a la vieja copetuda de la McGonagal
- Ahijado no vuelvas a decir esas cosas, ¿Cómo se te ocurre tan siquiera pensar en que el fósil de McGonagal llegue a ser Rectora? Uyyyy – El hombre se agarra los brazos haciendo ademán de asco
- Jajajaja, tienes razón Sev, perdona, por cierto este es el famoso James Turner mi preciado la hermanito menor – Esto lo dijo con una mueca de asco
- Mucho Gusto, señor, James Turner – Dijo Harry acercándose al Decano y sonriendo de forma galante
- Mucho Gusto, muchacho y lo de señor está de más, eso esta bien para la cuerda de ancianos que están en tras instancias pero a mi me dices Severus o Profe, como tu quieras, además con esa sonrisa tan preciosa, como iba a ser de otra manera – Dijo Severus sonriendo al chico y guiñándole un ojo lo que hizo que el aludido se pusiera rojo y que cierto rubio tuviera intenciones de asesinar a cierto hombre vestido de negro que se hacía llamar su padrino
- Bueno Sev como siempre fue un placer venir a verte pero ay me tengo que retirar a ver si como algo, te dejo con el Señor Turner para que le expliques lo de los horarios y esas cosas – Dijo Dirigiéndose a Severus – Y tú, búscame cuando salgas estaré en el cafetín así te explicare en que consiste lo del programa, aunque es algo muy fácil realmente – Dijo dirigiéndose a Harry
- Espérame afuera, solo tardare unos 5 minutos, así me lo cuentas en el camino y luego me llevas a buscar a Herms porque de verdad que si no me pierdo aquí abajo – Dijo harry con una mirada suplicante hacia Draco
- Ok, estaré afuera, apura – Se dirigió a su padrino y lo abrazo para dirigirse luego a la puerta y salir
- Muy bien señor Turner lo referente a los horarios y las reglas está en una carpeta que esta allí en el escritorio, vaya y tómela es la carpeta negra con letras plateadas allí tiene todo lo que debe saber y debo decirle que tiene una reunión a las 2 de la tarde con el Jefe de la Fraternidad Masculina por lo que le debo decir que sea puntual por recomendaciones del Rector, él me dijo que usted sabía a que se refería
- Gracias, Severus – Dijo Harry sonriendo seductoramente – Lo tendré en cuenta y espero y nos veamos pronto – Dijo esto apretando suavemente la mano del galante Decano y sonriéndole de forma descarada para luego salir del despacho en búsqueda de cierto rubito que si sus instintos no fallaban estaba celoso


Draco se encontraba recostado en la estatua de la serpiente con un cigarrillo en la mano y los ojos cerrados, se veía realmente bello con ese aire de joven rebelde mezclado con el toque de elegancia y gusto que tenía, no había reparado en que el rubio estaba vestido con unos pantalones blancos pegados al cuerpo, una franela negra con letras que decían “I’m you’re Good” y unos zapatos deportivos negros. Salio de sus pensamientos cuando vio que el rubio apagaba el cigarro y se dirigía hacia él.


- Salgamos de esto lo antes posible puesto que el concepto de la tregua aun no es muy claro para mi y tengo que internalizarlo, lo del programa consiste en que yo seré tu guía en la Universidad y estaré contigo enseñándote el campus y explicándote las normas básicas así como seré tu compañero en algunas actividades que se realizan mientras se inicia cada periodo y te acompañare toda la primera semana de clases puesto que nosotros empezamos una semana después que los nuevos, lo que quiere decir que a partir de mañana estaré contigo todo el tiempo que pases en la Universidad – Dijo Draco sin mirar a Harry
- Esta bien, comprendí, te daré tiempo para que aceptes aunque creo que serán solo unas pocas horas porque en la noche nos veremos en mi casa, porque según me informo mi padre ustedes irán a cenar imagino que para hablar de su penosa actuación en contra de dos indefensos muchachos como Herms y yo – Dijo Harry sonriendo de medio lado
- Guárdate tus comentarios y salgamos de una buena vez de aquí, en la noche nos pondremos de acuerdo sobre la tregua aunque igual no puedo estar mucho tiempo porque tengo otras ocupaciones
- Como tu digas rubito – Dijo Harry sonriendo y siguiendo al rubio que ya había comenzado a caminar a través de los pasillos


(CE)



Luego de que Ronald dijera ese comentario cargado de ironía Blaise se sintió muy mal y decidió ir a la biblioteca donde sabía que nadie lo molestaría y podía llorar y reflexionar tranquilamente. No entendía el porque se había puesto de aquella forma, si Ronald era simplemente su amigo porque le dolía de esa manera que le hubiera dicho eso. Total si el pensaba eso era su problema, porque Blaise estaba claro que sólo había estado con 5 hombres entre los cuales estaba Draco y el propio Ronald aquella vez que quiso experimentar y no supo hacer las cosas y todo fue una experiencia nada agradable. Estaba sentado en una mesa pequeña para dos personas que se encontraba situada en el medio de la Biblioteca la misma que era de un tamaño impresionante y donde habían miles de libros sobre cualquier tema que se les pudiera ocurrir cuando sintió una mano en su hombro, al voltearse estaba Pansy mirándolo de forma escrutadora.


- Sabes que no lo dijo de forma consciente, ¿verdad?
- Pansy, yo, discúlpame, de verdad, tratare de evitar todo contacto con Dray si eso te molesta tanto – Dijo Blaise agarrando las manos de la rubia y dejando salir las lagrimas libremente
- Ya Blaise, sabes muy bien que eso no me importa realmente, Dray y yo tenemos una relación muy extraña y tu eres uno de mis mejores amigos y te adoro y bueno por lo visto creo que pronto tú serás el que decida alejarse de Dray, de eso estoy casi segura – Dijo la rubia acariciando el cuello del moreno
- ¿Qué quieres decir? – Pregunto el moreno mirando a los ojos a la rubia
- Yo me entiendo, por los momentos, déjate de boberías y deja de llorar, recuerda muy bien que a ninguno de nosotros se nos puede ver débil, así que ahora mismo vuelves a colocar tu rostro impasible y me vas a acompañar a la casa para almorzar y ver unas películas y de paso me llevas – Dijo la rubia sonriendo y guiñándole un ojo al moreno
- Claro, déjame llamar al chofer – Dicho esto ambos salieron de la biblioteca como si nunca hubieran compartido una conversación tan reveladora y con aquella mirada de superioridad que hacia que los demás se apartaran de su camino apenas los veían acercarse


(CE)



Hermione se encontraba sentada en una banca que se encontraba cerca del Despacho de la “bicha solterona” como ya había decidido apodarla junto al “pecosito”, apodo que dicho sin el tono burlón con el que lo había usado con anterioridad sonaba muy dulce por lo cual a Ronald no le ofendía y estaba aunque no lo pareciera muy cómodo en la compañía de la chica quien había adoptado muy bien todo lo de la tregua y era extremadamente civilizada con él y lo estaba haciendo pasar un rato muy agradable comentando las diferencias entre Norte América e Inglaterra y como se adaptaba a su nueva vida. Llevaban ya bastante rato allí y Hermione estaba preocupada porque les quedaban 20 minutos para llegar a su cita con los jefes de fraternidad porque asumió que lo más factible era que los atendieran juntos por lo que estaba esperando que Harry apareciera pronto y en ese momento como si algún poder superior la hubiera escuchado apareció el moreno seguido de “Malfoy”, la morena estaba asombrada pero no dijo nada puesto que en ese momento pensó en como lo de la tregua había salido tan natural aunque realmente formaba parte de sus planes, pero no le comentaría eso aún a Harry.


- Bueno pecosito, por hoy creo que la tregua ha quedado cerrada, por los momentos te invito a comer en la Mansión Turner, tengo entendido que Phillipe y Adrián invitaron a los Malfoy así que irás en calidad de invitado, lleva a tu novio y la peliteñida, será divertido verlos de nuevo a todos aunque claro está, está vez manténganse tranquilos y dejen de atacarnos – Le dijo la chica sonriendo y lanzando un beso al pelirrojo que se notaba claramente que quería refutar y salió con paso decidido hacía Harry y el rubio
- Serás!!!!!! – Grito el pelirrojo ganándose con esto que la chica volteara y le hiciera una inclinación agarrándose la minifalda lo que hizo que el pelirrojo sonriera


Harry por su lado cuando llegó no pudo evitar asombrarse por ver a Herms sonreír y estar aparentemente tan tranquila con el salvaje ese, pero bueno realmente no podría hacer nada por los momentos, tendría que hablar bien con ella porque al parecer lo de la tregua le había funcionado mucho mejor de lo que a él mismo le funciono con Malfoy. Hablando de cierto rubio se encontraba libido de rabia al observar a su amigo hablando con la zorra y mucho más cuando vio como la chica se levantaba y le lanzaba un beso sonriendo coquetamente, tendría que poner a Ronald en su sitio aunque él no tenía moral para hacerlo puesto que se había Besado con James y porque negarlo, le había gustado muchísimo y luego cuando su padrino coqueteo tan abiertamente con el chico se había molestado bastante, en eso salió de sus pensamientos al observar a la chica llegar frente a ellos.


- Hola mi cielo, ¿se puede saber que haces con el remedo de rubio? – Pregunto la chica con la voz de quien quiere y no quiere la cosa y agarrándose del brazo de Harry
- Mira, zorra de quinta, si no te pongo en tu lugar es porque eres mujer, pero no me busques porque me vas a encontrar – Siseo el rubio con toda la rabia contenida
- Mm, ya veo que no puedo confiar mucho en tus gustos mi cielo, porque si no me equivoco ese tiene los labios demasiado rojos al igual que tú, pero bueno peores cosas has probado – Dijo la chica observando con alegría como el rubio se volvía rojo carmesí y se quedaba en blanco
- Mi cielo, creo que es mejor que nos vayamos a la cita que tenemos pendiente que se nos hace tarde, Adiós rubito, te me pones sexy en la noche – Dijo James guiñándole el ojo al rubio y jalando a Hermione quien estaba seguro que iba a hacer algún comentario mordaz en contra del rubio que aún seguía sin poder articular palabra y no se podía dar el lujo de llegar tarde a la cita que tenían


El rubio se quedó un buen rato allí sin saber que hacer ante los comentarios de la chica y luego la respuesta y la despedida del moreno, que raro era todo, de verdad no comprendía bien a esos chicos nuevos, estaban medio tostados o algo así, simplemente no entendía sus cambios de humor y su forma de hacer las cosas y eso realmente le daba miedo puesto que no sabía como luchar ante alguien que es impredecible y esos dos estaban resultando ser toda una cajita de sorpresas, cuando por fin se recupero camino hacia su amigo Ronald quien se lo llevo a rastras al cafetín pues tenía demasiado tiempo sin probar bocado que en el pelirrojo eran 30 minutos y de paso le quería contar lo acontecido con la morena al mismo tiempo que quería que Draco le contara lo que había pasado con James.


(CE)



Hermione y Harry se dirigían caminando hacía la Jefatura de las Fraternidades misma que era una casa circular de 2 plantas que tenía en el centro a lo alto el escudo de la Universidad y se podía observar como del lado derecho del escudo se encontraba Fénix y del lado izquierdo había una sirena lo que era una clara representación de lo masculino y lo femenino, ambos sonrieron ante la obra, era realmente algo impresionante esa Universidad, la mayoría de las cosas parecían mitológicas y mágicas, realmente en Inglaterra tenían una gran cantidad de sitios de gran historial histórico y alarmante belleza, puesto que la casa era color blanco y el techo era como de cúpula y era de color ladrillo lo cual contrastaba perfectamente con el blanco y con los colores de la estatua ya que el fénix era dorado con rojo y la sirena era azul y verde, realmente era una obra arquitectónica. Inmediatamente decidieron que ya había sido mucho de observar y era hora de entrar para continuar con su plan y si todo era como pensaban pondrían mañana en la noche en marcha la próxima fase, aunque esa misma noche tendrían algo extra con la cena en la Mansión Turner, con estos pensamientos ambos entraron a la jefatura de la fraternidad con su misma pose altiva y segura.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 39 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 59 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 158 Comentarios