¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Muchas Gracias a "White_Angel, Zandaleesol y ALIMIA" por sus reviews de apoyo. En este capítulo decidi aclarar un poco la vida de Draco, así como que observaran un poco el entorno de ambos. Pueden observar como se añaden 2 figuras más que acompañaran a Harry y Sirius y que en el anterior capítulo omiti con el proposito de que salieran a relucir en este capitulo. Espero y me den sus comentarios a ver que les parecio y para el próximo capítulo que se titulara "La Llegada" ya verán l encuentro tan esperado por todos, un abrazo, envien reviews, chauu
LA VENGANZA

Por Dark Devil


Disclaimer:Todos los personajes pertenecen a J.K. Rowling y todos aquellos quienes han pagado derecho de autor por los mismos, por lo tanto está demás decir que no gano absolutamente ningún tipo de retribución excepto los reviews que ustedes tan amablemente dejan.
Summary:James y Lily Potter mueren en un accidente aéreo perdiendo toda su fortuna misteriosamente de forma dudosa a cargo de Lucios Malfoy quien se encarga de incriminar de fraude a Sirius Black su primo político y mejor amigo de los Potter para así evitar que descubran lo sucedido, lo que no sabe es que luego de reunirse con su padrino el heredero de los Potter se encargara de vengar la muerte de sus padres sin importar el precio que pague aunque con esto tenga que llevarse al amor de su vida por delante.

Pensamientos


Luego de su encuentro con aquel niño de ojos verdes y mirada penetrante Draco no supo porque había tenido esa reacción de salir corriendo, se maldecía mentalmente por su estupidez, no solo por el hecho de reaccionar como lo hizo sino porque por haber reaccionado de esa forma había perdido lo único que le quedaba de su madre y eso le pesaba mucho puesto que ese medallón había sido lo último que le había dado su madre antes de morir.

Draco Lucios Malfoy Black había sido siempre muy unido a su madre y admiraba y respetaba por sobre todas las cosas a su padre. Había sido un golpe muy duro enterarse que su madre sufría cáncer de mama una enfermedad que para aquella época no contaba con los avances tecnológicos y médicos con los que se cuentan ahora y lo que hizo que perdiera su vida a la edad de 24 años cuando el solo tenía 7 años. Este había sido un golpe muy duro para él y había hecho que su actitud se tornara en una máscara indescifrable de emociones, decidió ser igual a su padre en todo el sentido de la palabra lo que lo convirtió en un muchacho, serio, frío, calculador y sobre todo muy seguro de sí mismo o eso era lo que todos pensaban pero en el fondo hasta el mismo sabía que todo eso era simplemente una máscara, una fachada que ocultaba sus sentimientos.

Se había sorprendido por haber reaccionado con aquel niño de ojos verdes de esa forma tan cariñosa porque cuando pensaba en eso siempre recordaba la forma en que lo había acariciado y las sensaciones que había producido en él el contacto con el rostro de aquel niño, un niño que a simple vista podía ver que no era ni siquiera de su misma clase social pero que simplemente lo había captado de alguna forma extraña y no supo porque no pudo reaccionar de forma valiente. Pero como siempre dijo su padrino Severus: Piensa con la cabeza Draco y reacciona con el corazón” y en esos momentos lo que su corazón le dijo que hiciera fue eso, correr.

Draco lo había tenido todo desde muy pequeño, contaba con numerosos criados que hacían todo por él, siempre tuvo los mejores juguetes, realmente siempre tuvo todo lo que quería y eso no había cambiado mucho con el paso de los años. Sus mejores amigos siempre habían sido indudablemente Ronald Weasley hijo del Alcalde de “Las Colinas”, puesto que el conjunto residencial más importante de Londres había logrado obtener un permiso para tener un Alcalde y manejar sus asuntos directamente con el Primer Ministro como decía Ronald: “No podemos dejar que otras clases sociales decidan por nosotros”, Blaise Zabini cuyo padre era el Cónsul de Alemania en Londres y Pansy Parkinson cuya familia era una de las familias fundadoras de “Las Colinas” y de reputación intachable y quien había pasado de ser su amiga a ser su novia.

Su padre había estado maravillado siempre de las amistades de su hijo, tan elegantes, tan serias, tan nobles, “tan puras”. Draco siempre estuvo de acuerdo con esa forma de pensar porque sus amigos aunque a veces podían ser un poco quisquillosos con lo referente a las cosas y su trato hacia sus inferiores no eran malos y siempre había podido contar con ellos para todo.

Draco no era ningún santo realmente ahora que lo pensaba él siempre se había comportado igual o peor que sus amigos, le encantaba aprovecharse de las muchachas de servicio cuando valían la pena claro esta e inclusive de alguno que otro jardinero porque “Sí” Draco Malfoy era Bisexual y se sentía muy cómodo con serlo de hecho el y sus amigos habían tenido sus fiestas locas donde terminaban más bien en una orgía por así decirlo y aunque sabía que su novia era lo que podía catalogarse como una chica fácil y de dudosa reputación había estado de acuerdo en que para ellos la sexualidad era algo que simplemente formaba parte del ser humano y se debía de explotar a más no poder.

Incluso el mismo Draco había pasado alguna que otra noche con su querido Blaise quien siempre se dejaba hacer, porque si había algo que le había dicho su padre cuando conversaron del tema de las preferencias sexuales es que “un Malfoy JAMÁS era poseído por alguien, un Malfoy SIEMPRE dominaba” y él estaba plenamente de acuerdo con su padre, por otro lado siempre que intento algo con Ronald había fallado estrepitosamente puesto que él para su desgracia era completamente heterosexual y aunque supo que experimento una vez con Blaise lo hizo porque sabia que a Blaise aunque le gustaban más las mujeres se dejaba hacer tranquilamente de un hombre también y Ronald tenía curiosidad por saber que se sentía para quedar totalmente frustrado por la mala experiencia que le resulto “según él” y decidirse por las mujeres 100%.

Asistían a la Universidad Las Colinas de Londres donde Draco estudiaba Restauración de Edificaciones puesto se sentía atraído a sobremanera por las antiguas infraestructuras que se encontraban en Londres y que databan de años de antigüedad y quería restaurarlas y evitar que hicieran alguna tienda por departamentos o alguna moderna construcción que se llevara un pedacito de historia como le gustaba catalogarlos, de hecho la mayoría de las Mansiones de Las Colinas tenían un aire renacentista algo que le fascinaba y las mismas habían sufrido modificaciones mínimas dándoles un aspecto sobrio e imponente.

Blaise y Ronald habían decidido estudiar Derecho ya que literalmente fue una obligación impuesta por sus padres para que pudieran manejar los negocios de la familia y al mismo tiempo indicarles un sentido de responsabilidad que según ellos no tenían. Pansy había decidido estudiar Artes Dramáticas puesto quería convertirse en una respetada Actriz de Obras de Teatro porque la televisión y el cine le parecían de muy baja categoría para ella.

Lo único malo de la Universidad como decía su padre era el viejo decrepito que tenían por Rector que se atrevía a otorgar Becas de Estudio a muchachos de escasos recursos para se codearan con ellos, Absurdo, simplemente Absurdo, como esos muchachos podían estar cerca de ellos, era simplemente impensable para Lucios y los demás padres que trataban a toda costa de evitar eso pero no podían hacer nada porque el viejo decrepito de Albus Dumbledore contaba con el apoyo del Primer Ministro para realizar su ayuda comunitaria y a la comunidad como el viejo decía.

Draco simplemente evitaba contacto alguno con aquellos de esos muchachos que se atrevían a siquiera mirarlo, ellos no eran nadie para mirarlo a los ojos por eso siempre tuvo una actitud altiva y miraba a todos con la mirada muy en alto dejándoles bien claro quien era él y cuando se juntaban él, Ronald, Blaise y Pansy eran los dueños y señores de la Universidad, todos les cedían el paso, nadie se atrevía a mirarlos a los ojos y mucho menos dirigirles la palabra si ellos no les daban el permiso de hacerlo, caminaban con su porte altivo, como dueños y señores que eran. Solo dejaban que algunas veces los acompañaran las conquistas de Blaise y Ronald para el momento porque él y Pansy era bien sabido por todos que eran novios, de hecho eran la pareja más bella de la Universidad, de eso no les quedaba dudas a nadie.

Siempre se les podía encontrar debajo del árbol que se encontraba en el medio del campus sentado y hablando placidamente mientras alguno de los demás estudiantes a los que les dirigían la palabra se acercaban a ellos para ayudarlos con sus deberes, tratar de conseguir una cita o simplemente ver si deseaban algo.

Draco simplemente lo tenía todo: era extremadamente guapo porque a sus 21 años era alto, con un cuerpo delgado pero muy bien definido con músculos donde tienen que haber, el cabello largo que le cubre parte del rostro, los ojos grises más bellos que nunca y su porte de galán de telenovela como solían bromear los muchachos, tenía muchísimo dinero, más del que podría llegar a gastar, unos amigos invaluables, la novia más bella que alguien pudiera pedir, un padre que lo quería y cuidaba de él y aun así se sentía vació, le faltaba algo y le oprimía el pecho cada vez que pensaba que sería ese algo por lo que simplemente lo guardaba en el rincón más recóndito de su cerebro y se dedicaba a hacer cualquier otra cosa.

Esa mañana estaba muy fastidiado porque su padre le había dicho claramente que no iba a ir a clases porque llegaban los compradores de la Mansión Gemela a la suya y tenía que acompañarlo a recibirlos, lo único que le alegraba es que no había sido el único que había tenido que acatar la orden puesto que los padres de Blaise, Ronald y Pansy les habían dicho lo mismo a los muchachos y se encontraban en estos momentos en el despacho con Lucios tomando un vaso de whiskey mientras ellos se encontraban en la piscina disfrutando del sol matutino.

(CE)

Harry iba en la limosina con Sirius, Remus y Hermione. Remus y Hermione se habían vuelto parte integral de su vida cuando se habían ido a vivir en América y allí los habían ayudado en todo y les habían dado su cariño y apoyo incondicional. Hermione se había vuelto su novia inmediatamente cuando se conocieron y aunque tenían una relación de pareja muy furtiva también eran muy abiertos y sabían que entre ellos no había amor sino más bien un gran cariño pero se sentía bien poder tener alguien con quien desahogarse y con quien estar siempre. Él desde siempre supo que le gustaban más los hombres que las mujeres y no era raro realmente que eso pasara puesto que su propio padrino llevaba una relación duradera con Remus quien resulto ser también un amigo de sus padres y que se había ido a vivir a América luego de lo sucedido y se alegro mucho cuando Sirius y él habían llegado a buscarlo el día que salieron de casa de sus tíos.

Hermione Granger por otra parte era la única heredera de los Granger puesto sus padres habían muerto en las montañas esquiando y se identifico inmediatamente con harry cuando lo conoció en el colegio e inmediatamente se hicieron amigos, confidentes y luego pasaron a ser novios. Ellos estudiaban en una institución privada donde prácticamente eran los reyes del lugar, todo el mundo los quería y los respetaba y quería ser como ellos. Claro esta que ninguno de ellos sabía que sus reyes como los habían titulado tenían la costumbre de drogarse gracias a unos dispositivos que Hermione no pudo evitar realizar luego de ver una película llamada “Crueles Intenciones” así que ella llevaba un crucifijo muy parecido al de la protagonista de la película mientras que Harry decidió usar un anillo que cumpliera la misma función, esconder la droga y guardar apariencias, tampoco sabían que les encantaba jugar con los demás puesto les parecía divertido, para ellos dos todo era un juego donde ellos eran “el rey y la reina” y los demás eran los peones. Había sido hilarante ver como durante años hicieron lo mismo y nadie nunca sospecho ni un poquito de ellos, siempre tan perfectos, dispuestos a ayudar a todo el que necesitara ayuda bien sea con sus estudios, con problemas sentimentales o incluso con dinero sin siquiera sospechar que ellos utilizarían esa información en su contra. Hermione y él eran extremadamente inteligentes y tenían las mejores notas aunque cuando por alguna casualidad no podían estudiar para algún examen o estaban muy drogados para pensar bien acudían a algo que se les daba muy bien y era extorsionar a profesores e incluso divertirse sexualmente con ellos.

Realmente ninguno de los dos supo como habían llegado a eso pero quizás se debiera a todo el rencor que guardaban en su interior y la soledad que les representaba no tener padres porque aunque tenían a Sirius y Remus porque Hermione fue prácticamente adoptada por ellos cuando se hizo la única compañía de Harry era difícil no contar con sus padres y más sabiendo que un accidente se los había quitado. Quizás si ellos estuvieran aquí las cosas serían diferentes solían pensar siempre pero eso era inútil pensarlo puesto que no era así, se habían ido para siempre y nada los haría volver.

Nunca les hicieron realmente ningún daño grave a nadie pero tampoco evitaron que eso sucediera y en sus conciencias descansaban muchas injusticias que la vida les haría pagar en algún momento pero mientras tanto tenían un solo objetivo y ese era destruir a toda costa a “Los Malfoy” y a quienes se atravesaran en su camino.

- Harry… Digo James
- Si Herms, ¿que sucede?
- Hace rato que te estoy observando y te ves muy pensativo, ¿estas pensando en lo que nos espera?
- Si Herms eso mismo es lo que pienso ahorita. Pero realmente creo que no debería de decir que pienso en lo que nos espera, realmente pienso en lo que les espera a ellos
- Eso es cierto mi rey – Contesto la chica recostando su cabeza en el pecho del moreno
- Pues es así mi reina, ahora bien creo que hace unos minutos que no recibo ningún tratamiento especial de mi noviecita – Dijo con voz grave y sensual
- Pues eso se puede arreglar – He inmediatamente deslizo la mano dentro del pantalón del moreno agarrando su sexo y apretándolo con una caricia suave mientras recorría con su lengua el cuello de un jadeante Harry
- Chicos por favor que estamos aquí – Contesto Sirius con un deje de diversión en su voz
- Como si nunca nos hubieras visto en acción – Contesto una muy divertida Hermione sin dejar de hacer su trabajo
- Vamos chicos igual ya estamos a punto de llegar y creo que James – Dijo recalcando el nombre – no dará la mejor impresión si su pantalón se encuentra manchado – Repuso Remus tranquilamente sonriendo tranquilamente al ver como Hermione retiraba la mano de Harry quien hacia un pucherito
- Tan bien que se sentía, pero bueno tienen razón
- Eso te pasa por colocarte un pantalón blanco mi rey, pero realmente te queda mortal y esa franelilla verde esta demasiado provocativa combina con tus ojos y deja ver ese cuerpecito que te gastas – Contesto Hermione con los ojos nublados por el deseo
- Es cierto Harry, es que acaso ¿piensas conquistar a alguien? – Repuso Sirius mirándolo fijamente
- Puede ser que quiera ver cual es la resistencia de Malfoy Jr. – Dijo Harry con una sonrisa maliciosa
- Mm eso se escucha muy interesante mí rey – Dijo Herms guiñándole un ojo – y ¿a mi no me tienes a nadie? – Convirtiendo su cara en un pucherito mientras se apretaba en contra del pecho del moreno
- Claro mi reina, tienes para escoger, ya me he encargado de revisar el expediente que nos facilito el detective con toda la información de la familia Malfoy y sus amigos y hay un pelirrojo al que quizás con tus encantos podamos manipular a nuestro antojo.
- Bueno mientras este igual de rico que tu no hay problema
A veces pienso en que hicimos mal para que se volvieran de esta forma – Dijo Remus
- Hey – Dijo Harry pegándole una patada en la espinilla a Remus – Si somos igualitos a ustedes
- Eso es verdad Rems – Dijo Sirius recostándose en Remus y guiñándole un ojo a Harry
- Señores estamos entrando a la Villa de las Colinas – Se escucho decir por un sistema de parlantes que estaba en la limosina.
- Este es el momento de la verdad, a comenzar con la actuación – Dijo Harry sonriendo maliciosamente a lo que se juntaron los otros 3 mientras la limosina tenía acceso a su nuevo hogar.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 39 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 59 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 158 Comentarios