¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas del capítulo:
Buenas, buenas, aquí tienen un nuevo capítulo de está historia que me ha hecho muy feliz al ver que ha tenido algo de aceptación y que hay personas que la leen y la siguen con mucho cariño. Ante todo disculpen la tardanza pero es que he tenido inconvenientes con la Universida dy por eso no me había podido dedicar de lleno a la historia. Espero que este capítulo sea de su agrado y comentarles que el próximo capítulo será muy subidito de tono, así que espero que me dejen reviews diciendome que les ha parecido esté capítulo. Un abrazo a todas aquellas personas que toman su tiempo para dejar un review y los que no lo hacen se les agradece por igual el hecho de que lean la historia. Un abrazo de su Venezolano amigo, chauu
LA VENGANZA

Por Dark Devil


Disclaimer:Todos los personajes pertenecen a J.K. Rowling y todos aquellos quienes han pagado derecho de autor por los mismos, por lo tanto está demás decir que no gano absolutamente ningún tipo de retribución excepto los reviews que ustedes tan amablemente dejan.
Summary:James y Lily Potter mueren en un accidente aéreo perdiendo toda su fortuna misteriosamente de forma dudosa a cargo de Lucios Malfoy quien se encarga de incriminar de fraude a Sirius Black su primo político y mejor amigo de los Potter para así evitar que descubran lo sucedido, lo que no sabe es que luego de reunirse con su padrino el heredero de los Potter se encargara de vengar la muerte de sus padres sin importar el precio que pague aunque con esto tenga que llevarse al amor de su vida por delante.
Characters: Phillipe Turner (Sirius Black), James Turner (Harry Potter), Adrián Spencer (Remus Lupin), Draco Malfoy, Lucios Malfoy, Hermione Granger, Blaise Zabini, Ronald Weasley y Pansy Parkinson.


La Cena



Eran aproximadamente las 8 de la noche y los dueños de la Mansión Turner o mejor dicho Potter se encontraban terminando de arreglarse para el evento que tendrían en unos momentos en su lujosa casa. Sirius y Remus habían pensado simplemente invitar a Malfoy Senior y Malfoy Junior para su casa a disfrutar de una relajada cena y al mismo tiempo proseguir con su ya muy adelantada venganza debido a que la conversación tenida con los señores Zabini, Weasley y Parkinson fue muy productiva por así decirlo.


FLASHBACK



- Excelente, bueno la cosa es esta, como ustedes sabrán nosotros tenemos un gran imperio comercial en Norte América, Latino América y estamos tratando de extendernos hacia Europa donde básicamente los imperios más importantes de aquí de Inglaterra serían los de ustedes tres y por supuesto el de Lucios Malfoy, ¿o me equivoco? – Dijo Sirius mirando a sus interlocutores
- En lo más mínimo Phillipe – Dijo Arthur mirando aprensivamente a Phillipe al igual que sus amigos
- Creo que ya vamos por buen camino entonces – Dijo un muy risueño Remus mirando de forma divertida a los demás – Verán a nosotros nos interesa que ustedes nos vendan las acciones del Imperio Malfoy que poseen, que sabemos que equivalen al 35% del mismo
- ¿Y para que querrían hacer eso? – Pregunto un muy serio George
- El ¿para que? Creo que nos concierne sólo a nosotros y como acordamos hace rato ustedes ya aceptaron simplemente les estamos dejando saber que fue lo que aceptaron – Dijo Sirius de forma inexpresiva y mirando retadoramente a los demás
- Calma Phillipe – Dijo Remus de forma conciliadora – No te molestes con nuestros amigos aquí presente, tienen todo el derecho de preguntar aunque cómo bien dijo Phillipe nosotros no tenemos porque contestar – Dijo Remus sin perder la compostura y con una elegancia y soltura envidiables
- Nos aseguran que el pequeño incidente con nuestros hijos, quedara en eso, un simple incidente – Pregunto Emilus muy seriamente
- No tienen porque preocuparse, será simplemente eso un incidente – Dijo Remus
- Bien dicho esto entonces creo que no hay más que decir, mañana mismo iremos con nuestros abogados para que se de la compra de acciones y está de más decir que nuestro querido Lucios no debe de saber nada de esto – Dijo Sirius seriamente, con una mirada tan fría que helaría la sangre a cualquiera
- Tenemos un trato – Dijo Arthur Weasley en representación de los demás, alargando la mano a Sirius quien la tomo y se unieron en un apretón de manos que significaba el comienzo de la caída de los Malfoy


END FLASHBACK



Hermione se miraba en el espejo de cuerpo complete que había en su habitación y la única palabra que pudo ubicar para describir su imagen era arrebatadora, estaba vestida con una vestido negro de cóctel ridículamente corto pero sin dejar de ser elegante, el mismo estaba ceñido a su escultural figura y tenía un escote provocativo donde descansaba en el medio de sus bellos pechos la cruz que siempre la acompañaba desde hacia un tiempo. Tenía unas sandalias negras que se amarraban a las piernas y tenían cristales alrededor lo que hacía que se viera extremadamente sexy y elegante. El cabello estaba secado y le caía a los lados tapándole la cara algunos mechones lo que la hacían ver más llamativa. El maquillaje era muy sencillo aunque siempre atenuando sus ojos para hacer que su mirada se viera más intensa y lograra el efecto deseado. Esa noche simplemente iba a comenzar el juego de seducción que tenían planeado y aunque no sabía quien sería su victima no podía dejar de sentirse divertida.


Por otro lado Harry estaba en las mismas que su querida Herms, sólo que ya él tenía bien claro a quien iba a seducir y como lo iba a hacer, estaba más que descolocado por el beso tan apasionado que compartió con el rubito, fue simplemente una experiencia inolvidable sentir como él otro sucumbía a su boca y se dejaba llevar por completo. Harry había pasado bastante tiempo rememorando la escena y no podía evitar sentir un cosquilleo en su interior aunque eso no le gustará en lo más mínimo, puesto que su misión era destruir al rubio y hacerlo trizas, a él y a su padre por haber arruinado su vida y la de su padrino de la forma en que lo hicieron, estaba consciente de que Draco no tenía nada que ver en eso pero su sed de venganza le decía que él era el punto débil de Lucios y se iba a aprovechar de eso, además que era un nuevo reto y una forma de divertirse en ese lugar tan aburrido y tan interesante a la vez que se hacía llamar “Las Colinas”. Harry estaba vestido con un pantalón de seda negro que se amoldaba perfectamente a sus bien formadas piernas y no dejaba para nada a la imaginación sus atributos y mucho menos su perfecto trasero, tenía una camisa negra del mismo material del pantalón que también se ceñía a su cuerpo y dejaba los dos primeros botones sueltos lo que dejaba ver parte de ese bien formado torso, él cual se encontraba adornado con el medallón que encontrara hace tantos años y que se convirtiera en parte vital de su vida, para completar su indumentaria tenía unas sandalias negras de cuero y un reloj plateado. Su cabello caía delicadamente sobre su rostro, más lacio de lo normal y por así decirlo domado gracias a que Herms le había planchado el cabello para que el look fuera totalmente arrebatador y logrará sacar suspiros. Todo se estaba dando de una forma ridículamente fácil y eso era más que suficiente para hacerlo sonreír, no pudo evitar que su mente divagara y fuera hacia lo ocurrido en la fraternidad.


FLASHBACK



Luego de entrar a la Fraternidad no pudieron evitar sonreír al ver como la misma por dentro tenía el aspecto de castillo antiguo que tenía la misma universidad y que hacía que fuera aún más bella la edificación donde se encontraban con paredes de piedra y pisos de mármol y unas escaleras blancas en forma de caracol que hacían que el sitio se viera imponente y a lo alto de las escaleras pudieron observar una muchacha indudablemente oriental con el cabello negro y lacio que le llegaba por debajo de la cintura, los ojos negros como dos aceitunas y con la forma que tienen los orientales, la nariz perfilada y los labios finos y rojos, con una piel bronceada y una linda figura delgada y estilizada, nada voluptuosa como la de Hermione o Pansy pero igual muy llamativa, la misma llevaba puesto un vestido tres cuartos color negro con una detalle en la cintura blanco y unos zapatos negros. La chica se encontraba acompañada de un chico alto, de contextura delgada y de piel bronceada, cabellos castaño claro casi tirando a marrón y los ojos color miel, con facciones varoniles y labios carnosos y provocativos el cual se encontraba vestido con un pantalón azul y una franela blanca. Ambos muchachos al observarlos comenzaron a descender de las escaleras con la mirada escrutadora y tratando de lucir intimidantes pero realmente no lograban hacerlo en lo más mínimo y es que Harry y Hermione por si solos lograban captar la atención de cualquiera y sabían de antemano que nadie podría tener su elegancia, altivez y seguridad por lo que en ningún momento perdieron su seguridad y esperaron a que los chicos estuvieran frente a ellos para tener su pequeña conversación.


- Asumo que ustedes deben de ser James Turner y Hermione Granger – Dijo la oriental mirándolos de arriba abajo, mirando de forma lasciva a James quien no pudo evitar sonreír seductoramente
- Exactamente, y ustedes imagino y son los jefes de la fraternidad ¿o me equivoco? – Dijo Hermione sin dejarse intimidar por las miradas que recibían y con una actitud de superioridad nata
- Si, disculpen nuestros modales, mi nombre es Cedric Diggory y ella es Cho Chang y ambos somos los jefes de la fraternidad, mucho gusto – Dijo el muchacho observando a los dos chicos que tenía delante y sonriendo
- El gusto es nuestro, imagino y se preguntaran porque quieren reunirse con ustedes unos chicos que acaban de entrar a la universidad y que indudablemente no tienen la edad requerida para codearse con los miembros más importantes de la fraternidad, ¿correcto? – Dijo Harry con voz impasible e inexpresiva
- Realmente diste en el blanco mi querido James, ¿te puedo llamar así verdad? – Dijo Cho sonriendo descaradamente al moreno de ojos verdes
- Claro, no hay ningún problema, a bellezas como tú no se les puede negar nada – Dijo Harry agarrando la mano de la oriental y depositando un suave beso en la misma logrando que la chica se sonrojara – Pero volviendo a lo que nos trajo hacia aquí como sabrán porque imagino que el Rector se los comento nosotros somos muy adinerados, podría decirse que tenemos más dinero que cualquiera de los estudiantes de esta universidad y estamos interesados en otorgar una cuantiosa suma como donación a la fraternidad por permitirnos formar parte de la misma como los jefes la casa de chicos y chicas, ya nos hemos informado que ustedes se encargan de todo el papeleo y de dar las caras en las reuniones con los entes universitarios pero que no se encargan de la iniciación y el control de los que forman parte de la ilustre fraternidad, sino que anualmente seleccionan a dos personas para que hagan eso y les rindan informes semanales, ¿estoy en lo correcto?
- Me impresionas nuevo, estás demasiado bien informado y ¿Qué te hace pensar que accederemos a la petición de unos chiquillos como ustedes? – Dijo Cedric mirando a los chicos que tenía en frente con verdadera malicia
- Eso lo puedo responder yo – Dijo Hermione luego de hacer un gesto con la mano a Harry para que no hablara y acercándose a Cedric seductoramente sin dejar en ningún momento de jugar con su crucifijo con la mano izquierda – Porque en primer lugar no somos tan chiquillos, las diferencias de edades con ustedes son a lo sumo 4 años y en segundo lugar porque la suma de dinero que pensamos ofrecer es absurdamente ridícula aparte de que nos tendrán a nosotros aquí para ayudarlos en todo – Esto último lo dijo la chica casi susurrándolo al oído del chico de ojos miel quien se estremeció notablemente
- Creo que a mi me convencieron – Dijo Cho quien seguía intercambiando miradas seductoras con James que se mordía el labio inferior haciendo que la oriental se sonrojara como una colegiala para pensamiento de Harry
- Perfecto, entonces vayamos a su oficina a tramitar la donación y a explicarles lo que queremos hacer, pero en primer lugar queremos que suspendan la fiesta de iniciación y de presentación de los nuevos jefes de casas, páutenla para mañana en la noche y encárguense de informar a todo aquel que asista que la misma será de disfraces y que al entrar les serán otorgadas unas máscaras que deberán permanecer en todo momento colocadas ocultándoles el rostro hasta que nosotros hagamos nuestra aparición – Dijo Harry
- Y absolutamente nadie, debe de saber que nosotros seremos los nuevos jefes de casa, ¿comprendido? – Dijo Hermione quien tenia el mismo jueguito que tenía Harry pero con Cedric
- No hay problema, aunque no me gusta el tono que están usando con nosotros, como si fuéramos sus sirvientes o algo por el estilo – Dijo Cedric con voz notablemente disgustada
- Digamos que simplemente pasaron a formar parte de nuestra red de admiradores – Dijo Hermione guiñando el ojo y riendo sonoramente
- Exactamente reina – Dijo Harry sonriendo abiertamente – Y bien vayamos pues – Apremio el moreno
- Sígannos – Dijo Cho quien estaba dudando un poco si hacia lo correcto pero realmente esos muchachos se veían una adquisición tremenda para la fraternidad además de ser absurdamente guapos, ofrecían una gran suma de dinero y ante todo el dinero es el motor del mundo o por lo menos así pensaba Cho


END FLASHBACK



Volviendo a Sirius y Remus ellos estaban planeando una cena sencilla solo para los muchachos y los Malfoy y cual fue su sorpresa cuando al llegar Hermione y Harry les comentaron de forma tranquila que habían invitado a Ronald Weasley, Pansy Parkinson y Blaise Zabini para que les hicieran compañía y que obviamente Draco Malfoy ya había sido notificado que él también formaba parte de la cena, eso sin contar a Seamus y Dean que se quedarían allí unos pocos días antes de volver a Norte América. Realmente estaban un poco locos esos chicos y es que tenían unos cambios de humor demasiado rápidos peor no les podían negar absolutamente nada puesto que habían sufrido mucho a lo largo de sus cortas vidas y ellos no podían negarles un poco de felicidad además que de por si estaban más que felices por lo bien que resulto la reunión con Weasley, Zabini y Parkinson. Y allí se encontraban terminando de arreglarse para sus visitas.


- ¿Rems?
- Si, Sirius – Dijo el hombre ojos color miel puesto que no se había colocado aún los lentes de contacto que lograban ocular esos bellos ojos para evitar sospechas
- Mm quiero jugar – Dijo el de ojos azul haciendo un pucherito
- ¿Si? Y ¿mas o menos que quieres jugar? – Dijo Remus levantando una ceja
- Tu sabes muy bien que es lo que quiero – Dijo Sirius situándose atrás de Remus y soltando la toalla que cubría su esbelto y muy bien definido cuerpo para luego agarrar la virilidad del blanco y rozarla lentamente con sus dedos
- Ahhh, Sirius, pueden llegar – Dijo Remus tratando de evitar sentir las oleadas de placer que su cuerpo estaba recibiendo sólo con ese pequeño roce de su pareja
- Realmente eso no es lo que más me importa ahorita – Dijo el moreno librándose de su toalla para rozar su virilidad contra el trasero de ojimiel mientras se encargaba de devorar el cuello que se exponía allí para ser poseído por sus labios
- Ahhhh, Sirius – Decía Remus mientras el moreno comenzaba a mover enérgicamente su mano aferrada a su miembro de arriba, abajo mientras el roce de su propia virilidad con el trasero del ojimiel cobraba mayor fuerza así como su recorrido de besos y chupones por el cuello de este
- Remus, necesito estar dentro de ti – Le dijo Sirius con la voz cargada de deseo y los ojos nublados por la pasión
- Tómame!! – Fue la respuesta de Remus con lo cual Sirius lo aprisiono contra la pared, se posiciono colocando su miembro ya pulsando dolorosamente por la excitación contra la entrada de su pareja y embistiéndolo de una sola vez con lo cual logro sacar un gemido ronco de Remus – Ahhhhhhhhhh, Sriussssss, Diosssssss – Lo que hizo que se volviera loco por el placer que era estar dentro de esa cavidad tan estrecha y tan reconfortante y comenzó las embestidas de forma salvaje, necesitando poseer ese cuerpo delgado que se le ofrecía sin ningún pudor. Remus se movía al ritmo de las embestidas y gemía cada vez más fuerte posesionando las manos atrás buscando desesperadamente la cabeza de Sirius quien no se dio a rogar e inmediatamente sintió las manos dejo que lo atrajeran y comenzó a besar esa boca que lo buscaba con desespero, a invadir esa otra cavidad que se dejaba dominar por completo y se dejaba hacer mientras que las embestidas cobraban cada vez mayor fuerza y ambos cuerpos se movían armoniosamente como si fueran uno solo, moreno y blanco, delgado y musculoso, ojimiel y ojiceleste. Cuando Sirius se dio cuenta que le faltaba poco para llegar al clímax tomó la olvidada erección de su pareja y comenzó a moverla fuertemente al mismo ritmo de sus embestidas, sin dejar de besar esos labios con desespero y con la misma pasión que la primera vez que lo tomo hace años y así estuvieron en esa danza del deseo hasta que no pudieron más y se vinieron al mismo tiempo gimiendo sus nombres en el acto – Siriussssssssss – Remussssssssssss – El post coito los hizo temblar y por poco pierden el equilibrio pero Remus se apoyo en la pared y Sirius aferro la cintura de Remus, besando tiernamente su cuello y saliendo con mucha lentitud de su interior para voltearlo y darle un beso calido y que expresara todo el amor que sentía por él, beso que fue correspondido por el ojimiel con la misma calidez y la misma expresión de sentimientos.
- Es que acaso no te puedes estar tranquilo ni un segundo – Bromeo Remus
- ¿Con tu cuerpo?, imposible – Dijo Sirius sonriendo depredadoramente
- Mm, no me digas esas cosas que sabes muy bien que la revancha siempre me ha gustado, sobre todo si el que gime mientras estoy dentro eres tú – Dijo Remus seductoramente
- Por mi no hay ningún problema, mi lobo – Dijo Sirius abrazando de nuevo a su pareja
- No me tientes sabueso, que me vas a encontrar – Dicho esto se soltó del agarre y fue hacia el baño dispuesto a ducharse de nuevo, dejando a un sabueso haciendo un pucherito
- ¿Sabueso, que acaso no vienes? – Dijo Remus volteándose seductoramente y entrando al baño y el sabueso sin necesidad de darse a rogar fue inmediatamente hacia su encuentro


(CE)



Ronald se encontraba extremadamente nervioso y no lo estaba por el hecho de ir a la Mansión Turner a la cenita esa a la que lo había invitado su “Hermanita Menor”, no pudo evitar sonreír al recordar que esa chica tan temperamental iba a estar con él un buen tiempo y que aún cuando empezaron con un mal pie quizás lograrán llevársela bien, volviendo a su nerviosismo, esté era porque iba a ir con Blaise y aunque no habían dicho nada no podía dejar de pensar que eso era una salida de más que amigos pero no sabía si eso era bueno o malo, si lo excitaba o lo asustaba, sólo sabía que se sentía muy nervioso y trataba de arreglarse lo mejor posible. Se había puesto un pantalón verde militar que no le quedaba ni muy justo, ni muy ancho, una franela blanca con el símbolo de la marihuana que se ceñía a su torso enmarcando cada uno de sus abultados músculos, se coloco gel en el cabello y una puca verde que combinaba con la franela y el pantalón que había sido un regalo de Blaise para las navidades pasadas y unas gomas verde militar que combinaban con su vestimenta. Cuando se vio en el espejo quedo satisfecho con su imagen y pensó que dejaría a Blaise impactado, lo cual lo hizo volver a ponerse nervioso y a refutarse el ¿Por qué de esa actitud? Y pensándolo bien porque había buscado a Blaise y lo que le había costado hacerlo sonreír.


FLASHBACK



Luego de hablar con Draco en el cafetín Ronald no pudo evitar sentirse nuevamente mal por el comentario que le hizo a Blaise, no supo que fuerza invisible lo llevo a cometer tamaña estupidez y lo peor aún era que había tratado de localizar al moreno pero no había podido porque tenía el celular apagado así que luego de comunicarse con Pansy supo que él mismo iba camino a su casa porque había pasado el almuerzo con ella y habían visto una peli. Buscando fuerzas de su interior se dirigió a casa de su “amigo” y al llegar lo encontró acostado en la grama mirando al cielo, ya que al moreno le encantaba echarse en el jardín delantero a observar las nubes cuando el clima se encontraba así de agradable ya que la tarde se estaba yendo para dar paso a la tan esperada y adorada noche.


- Mm, ¿Blaise? – Dijo Ronald sentándose al lado del chico quien se tenso visiblemente al sentir la voz y el cuerpo del otro tan cerca de él
- ¿Qué quieres Ronald?, Si vienes a ver a cuantos hombres me he tirado hoy ya perdí la cuenta realmente – Dijo Blaise con cinismo y sonriendo de medio lado aunque sus ojos se podían ver brillantes, ¿acaso había dolor en ellos?, pensó Ron perdiéndose en esas orbes de color verde agua
- Perdóname, no quise decir eso, de verdad no se que me paso, por favor perdóname – Dijo Ronald dejando que las lagrimas salieran libremente de sus bellos ojos azules
- ¿De verdad crees eso? – Pregunto Blaise ignorando las palabras de Ronald y dejando que las lágrimas empañaran su bello rostro - ¿De verdad crees que soy así?
- No, Blaise, no creo eso, Diablos!! No se que me pasa, estoy muy confundido hace unas pocas horas estaba completamente seguro de mi sexualidad y ahora no se porque me sentí furioso cuando te vi flirtear de esa forma con Draco y luego dije eso y me sentí demasiado mal cuando te vi salir corriendo, no entiendo nada – Dijo Ronald permitiéndose recostar al lado de Blaise colocando su cabeza en el pecho del moreno
- Yo tampoco se porque me puse así por lo que me dijiste, estoy muy confundido también Ronald – Dijo Blaise ya más calmado y acariciando el cabello rojo de su “amigo”
- Me llamarás loco pero yo quiero averiguarlo, mejor dicho necesito averiguarlo – Dijo Ron incorporándose para quedar sentado y atrayendo a Blaise para que hiciera lo mismo – Hoy hay una cena en la Mansión Turner y estamos invitados, no me preguntes nada, luego te cuento, pero dime algo, ¿te gustaría ir conmigo? – Dijo Ronald sonrojándose repentinamente
- Esta bien no preguntare nada por los momentos – Enfatizo mucho esa última frase – Y claro que me gustaría ir contigo – Dijo Blaise sonrojándose también
- Perfecto, entonces esta listo a las 8 en punto que pasare por ti a esa hora – Dijo Ronald y sin pensar que hacia atrajo a Blaise y le dio un beso suave, donde solo rozaron sus labios y al culminarlo sonrió abiertamente, se levanto y salio corriendo a su carro no sin antes gritarle a un embobado Blaise por los efectos de ese beso inesperado que a las 8 estaría allí buscándolo


END FLASHBACK



Cuando se dio cuenta del reloj no pudo evitar sonreír, Ronald debía de estar a punto de llegar por él y eso era lo que más feliz lo hacia, ese beso lo había dejado descolocado pero al mismo tiempo le había dado una paz y una felicidad inesperadas para él y en esos momentos se encontraba echándose su perfume Arman Night y observando como le quedaba a la perfección la ropa escogida que constaba de un jean azul a la cadera con bordados de símbolos de la paz en diversos colores que se ajustaba muy bien a sus piernas y una franela roja con el símbolo de la paz en blanco que se pegaba a su cuerpo y dejaba ver su delgado pero torneado torso, con unas gomas rojas con blanco y una esclava de oro que decía su nombre regalo de Pansy en su cumpleaños. Estaba muy informal pero el era así, le gustaba la ropa cómoda y no por eso dejaba de verse bien, además irían a una cena en una casa y no creía que hubiera mucho problema, solo esperaba gustarle a Ronald, en ese momento escucho su celular repicar y al agarrar y ver que era Ronald sonrió y le dijo que ya iba saliendo.


(CE)



Si Draco tenía algún tipo de nerviosismo no lo demostraba en lo absoluto, se encontraba impasible observando críticamente su reflejo en el espejo, analizando concienzudamente su imagen. Esa noche llevaba unos pantalones de vestir grises con una camisa manga larga blanca que en ese momento tenía las mangas arremangadas alrededor de sus bíceps que aunque no eran muy prominentes eran igual de apetecibles, había dejado los primeros botones abiertos para dejar que su níveo pecho quedará a la vista, la imagen se completaba con una cadena de oro blanco que desembocaba en una placa con una “D” grabada en oro amarillo y unos zapatos de vestir negros de patente. Malfoy Junior se veía imponente como lo debía ser un Malfoy. Draco no podía evitar pensar en el idiota de James Turner y en como lo ponía a millón cuando lo tenía cerca y lo hacía perder los estribos y lo hacía arder en deseos de tirárselo salvajemente y hacerlo pedir y rogar por más, luego de estos pensamientos no pudo evitar esbozar una sonrisa de medio lado y es que ese era el efecto que él tenía en todos sus amantes tanto hombres como mujeres pero no pudo evitar disminuir esa sonrisa con pensar que nunca antes había tenido tantos deseos por alguien y mucho menos se había dejado dominar de aquella forma, porque cada vez que James Turner lo besaba el se aferraba a él como si se le fuera la vida si no lo hacía y eso no era una señal que le gustara mucho al rubio. Saco esos pensamientos de su cabeza y recordó que tenía que ir a buscar a Pansy y que ya estaba sobre la hora, porque como bien sabía la chica era muy puntual y que lo agarren confesado si no llegaba a tiempo, no quería ser victima de la furia de su novia. Salió de su habitación dispuesto a dirigirse al garaje cuando su padre le dijo que no iba a salir manejando que ambos irían a buscar a la señorita Parkinson y Lugo se dirigirían a la Mansión Turner ya que tenían que llegar juntos por lo que los iba a conducir el chofer en la limosina familiar, hizo una mueca y se dirigió con su padre a la limosina donde se mantuvieron en total silencio en todo el camino.


Pansy llevaba ya 5 minutos esperando y estaba notablemente furiosa y es que Draco bien sabía que a ella no le gustaba esperar en caso tal ella era la que tenía que hacer esperar a alguien pero nunca lo hacía puesto que entre sus principios la puntualidad ocupaba el sitial de honor. La chica iba vestida con un vestido celeste que adornaba su esbelta figura y resaltaba su rubia cabellera haciéndola ver extremadamente bella, el vestido era tres cuartos y estaba adornado con un bello prendedor de diamantes en forma de “P” que había pertenecido a su madre y se lo había regalado en su cumpleaños numero 15 y del que no se desprendía casi nunca puesto que había representado el recuerdo de una época feliz para la rubia. Para terminar su conjunto llevaba unas sandalias celestes abiertas y una cinta del mismo color en el cabello dándole una imagen de pureza e ingenuidad que distaban mucho de la realidad pero que a la rubia le encantaba como se acoplaba perfectamente a su físico y es que parecía una actriz de los años 50. Cuando Draco le había dicho para asistir a esa reunión se había negado rotundamente pero después se lo pensó mejor y es que ella no iba a quedar como una cobarde ante aquellos idiotas, en ese momento la corneta la saco de sus divagaciones y salió al encuentro de Dray y su Padre que estaban esperándola en la limosina Malfoy donde entró esbozando la elegancia característica que la acompañaba siempre y se dirigieron hacia su destino La Mansión Turner, aquella a la que nunca habían entrado, ni Draco ni ella porque Lucios no se los había permitido nunca.


(CE)



Harry y Hermione se encontraban abajo sentados en la piscina junto a Seamus y Dean quienes se encontraban vestidos con una camisa blanca y un pantalón negro lo que hizo que tanto Harry como Hermione bromearan con ellos preguntándoles ¿Dónde va a ser el toque?, con lo que se ganaron miradas asesinas del chico de ébano y el rubio. Habían convencido a Sirius y Remus que era mejor que ellos 2 cenaran adentro con Malfoy Senior y ellos atendieran a los otros invitados en la piscina, al principio habían tenido sus dudas pero luego de ver que no se traían nada malo entre manos accedieron a la idea y dispusieron que la servidumbre acomodara todo por lo que en ese momento la piscina estaba bordeada con antorchas y había una mesa larga llena de diversas botellas de alcohol y algunos pasapalos exquisitamente seleccionados para la ocasión, eso sin contar con que contaban con uno de los mejores Dj de la zona, el famoso Neville Longboton quien ya se encontraba detrás de su cabina amenizando a los 4 chicos que ya se encontraban allí y dentro de la piscina habían infinidad de velas flotando de varios colores lo que le daba un aspecto de belleza increíble. Estaban los 4 chicos conversando tranquilamente mientras escuchaban música electrónica cuando vislumbraron como llegaban sus primeros 2 invitados, Blaise Zabini y Ronald Weasley estaban entrando por el portón de la Mansión Turner.


- Que comience la fiesta – Dijo Hermione acercándose hacia los muchachos que ya habían salido del carro y se dirigían hacia donde ellos se encontraban
- Herms, espera un poco, no empieces todavía con la diversión – Le dijo Harry guiñándole un ojo
- Despreocúpate rey – Dijo ella llegando por fin a donde se encontraban el pelirrojo y el moreno - Pecosito que bueno que viniste – Dijo Herms colgándose del cuello del pelirrojo que no pudo evitar ponerse rojo puesto que la chica estaba presionando sus pechos contra su torso y estaba vestida de manera muy sensual
- Cuidado con las babas, Ronald – Dijo Blaise en un tono helado que hizo que Ronald volviera a la realidad y se pateara mentalmente por haber hecho el ridículo frente a su ¿amigo, cita, acompañante? , realmente no lo sabía a ciencia cierta
- Mm noto celos acaso – Dijo la chica separándose del pelirrojo para ir al encuentro del moreno a quien le coloco la cabeza entre los hombros – No te preocupes cielo que también me alegra que vinieras – Esto último lo dijo plantando un suave beso en el cuello del chico el cual sintió un escalofrío recorrer su cuerpo
- Tu tampoco la pasas nada mal Blaise – Dijo Ronald notablemente molesto por ver como el chico perdía la compostura con la chica
- Vamos, dejen de pelear que me van a hacer sonrojar – Dijo Hermione separándose del cuello de Blaise y agarrando a ambos chicos de la mano – Vengan que allá están James y los chicos esperando
- Muy buenas noches – Dijo James levantándose de la silla y acercándose a su novia – ¿Me tengo que preocupar reina? – Esto lo dijo mirando como la chica traía a ambos chicos de la mano
- En lo más mínimo rey, estos dos vienen juntitos – Dijo ella sonriendo divertida y viendo como los chicos se ponían rojos
- ¿Eso es cierto? - Dijo James acercándose hacía los chicos y colocándose en el medio de ambos agarrándolos por la cintura – Mm siempre he querido probar a un pelirrojo – Esto lo dijo susurrándoselo en el oído a Ronald quien sintió de repente que algo en su entrepierna cobraba vida – Aunque poder mirarme en unos ojos verdes mientras me fundo con la otra persona, también me ha llamado la atención en el pasado – Dijo ahora mirando fijamente a Blaise que se mordió el labio inferior
- Cuidado rey, que si sigues así vas a hacer que se olviden que vinieron juntos y terminen peleándose para ver a cual te llevas a tu habitación – Dijo Hermione muy divertida con la escena
- Eso es cierto mi reina – Dijo Harry soltando a los chicos quienes suspiraron aliviados y trataron de mantener la compostura – Está de más decirles que ellos son Seamus Finigan y Dean Thomas y que ambos son amigos nuestros de Norte América
- Mucho gusto – Dijeron Blaise y Ronald al unísono, hablando por primera vez desde que los habían acorralado el par de pervertidos esos
- Creo que van llegando nuevos invitados – Dijo Hermione sin perder su sonrisa y agarrando la mano de James para ir a recibir a los recién llegados dejando a Blaise y Ronald en una amena conversación con Seamus y Dean


Efectivamente acababan de llegar los Malfoy y la señorita Parkinson quienes se encontraban bajando de la limosina y se veían con aire aristocrático y elegante. Hermione y Harry llegaron hasta su encuentro manteniendo si se quiere un porte de superioridad más imponente que el de los 3 rubios.


- Buenas Noches señor Malfoy que gusto recibirlo en nuestra casa – Dijo James sonriendo y extendiendo la mano hacia al rubio mayor
- El gusto es mió – Dijo un muy sonriente Lucios Malfoy – Y si me permite dejem decirle a la señorita que es la chica más bella que mis ojos han visto – Dijo soltando la mano de Harry para agarrar la de Hermione y besarla
- Muchísimas gracias señor Malfoy, mire que me va a hacer sonrojar, pase tranquilamente que adentro deben de estar Phillipe y Adrián esperándolo, los jóvenes nos quedaremos afuera para dejarlos conversar a gusto
- Excelente entonces – Dijo mirando a la bella chica que estaba vestida negro y se volteo para decirle al rubio casi en un susurro – No quiero problemas – Luego de decir esto se dirigió hacia la entrada de la Mansión Turner para reunirse con sus propietarios
- ¿No nos piensan saludar? – Pregunto James arqueando una ceja
- Rey, creo que siguen sin saber lo que son buenos modales – Dijo Hermione suspirando teatralmente
- Por favor no vayan a comenzar – Dijo Pansy saliendo del trance en el que estaba y es que ambos chicos estaban simplemente apetecibles, oh por Dios, acababa de pensar ¿ambos?, ósea incluyo a la castaña, no eso no podía ser cierto
- Es verdad, no estamos para comentarios malintencionados – Dijo Draco quien se encontraba embobado por la belleza del moreno que tenía delante de sus ojos, era simplemente perfecto, no había otra palabra que lo describiera, esos ojos esmeralda que acompañaban esa mirada intensa, ese cuerpo de Dios que se escondía tras esas ropas negras y esa sonrisa tan bella que adornaba su rostro, estaba simplemente perdido en él
- Bien reina como ya viste, los chicos están un poco sensibles hoy así que lo mejor será que los acompañemos adentro – Dijo James ofreciendo su mano a la rubia quien luego de dudar la agarro y camino con el chico moreno, dejando que Draco hiciera lo mismo con la chica y entrarán los 4 hacía las inmediaciones de la piscina donde se encontraban ya Blaise y Ronald y al parecer conversaban muy animadamente con los otros muchachos que recordaban eran amigos de los morenos
- Pansy, Draco como ya saben ellos son Seamus y Dean, nuestros amigos – Dijo Hermione haciendo las presentaciones
- Mucho gusto dijeron Draco y Pansy a la vez
- El gusto es nuestro – Dijo Seamus besando la mano de la rubia la que se sonrojo inmediatamente
- Lo mismo opino – Dijo Dean apretando la mano de Draco y sonriéndole abiertamente
- Si ya están todos, creo que podríamos empezar la cena – Dijo Draco tratando de acabar rápido con esa reunión
- ¿Quién te hace pensar que estamos todos rubito? – Dijo James susurrándole al oído a Draco quien no supo en que momento se le había acercado tanto
- James, rey, creo que ya acaba de llegar nuestra última invitada – Dijo Hermione agarrando a Pansy de la mano y haciendo que se sentara al lado de Blaise y Ronald y sumiéndose todos en la conversación que tenían estos con Seamus y Dean
- Bueno rubito, siéntete como en casa, que tengo que recibir a la última invitada – Dijo James caminando hacia la entrada para recibir a la última invitada de la lista aunque no por eso sería mal recibida


A todos les pareció que el moreno había tardado una eternidad, bueno a todos no, realmente eso era lo que opinaba Draco quien aunque estaba al lado de Pansy apretando su mano no podía dejar de voltear a cada rato para ver si ya volvía el moreno, ¿Por qué demonios se tardaba tanto?, era lo único que podía pensar lo que hacia que solo participara en la conversación con monosílabos. Cuando ya comenzaba a perder la paciencia vio que el moreno se dirigía con una chica que venia con un vestido blanco corto que dejaba ver sus blancas y bellas piernas al descubierto y con un cabello rojo lacio y perfectamente amarrado en una coleta de medio lado que le daba la imagen de ser una modelo, la chica llevaba sandalias blancas y joyas muy sencillas pero que hacían que la chica se viera más bella aun. Hermione al ver a la chica no pudo evitar sonreír abiertamente y es que aquello había sido una obra de arte.


FLASHBACK



Hermione y Harry se encontraban en una tienda del Centro Comercial las Colinas esperando a que una chica pelirroja saliera del probador a ver como le había quedado el vestido que Hermione había escogido para ella y es que la chica aunque un poco inocente les había caído bien a los muchachos y luego de salir de la reunión con los jefes de fraternidad habían decidido localizarla para invitarla a la cena de la noche y cuando la chica les dijo que era la primera vez que la invitaban a algún evento social ya que como había comentado con anterioridad todos le tenían miedo a su hermano y nadie se le acercaba y por esa razón no tenía ningún vestido apto para la ocasión por lo que ambos muchachos habían sido jalados por una castaña loca que cuando escuchaba las palabras “vestido y no tenía” en una misma oración se volvía literalmente loca y sacaba a relucir su lado de compradora compulsiva y allí se encontraban en una tienda súper exclusiva que Herms había visto y donde había visto un vestido que según ella era perfecto para la chica, puesto que la pelirroja había visto un horroroso vestido rosado que había tratado de comprar por lo que estuvo a punto de recibir una cachetada de la morena, quien no podía concebir que a alguien le gustara ese vestido tan horrible y con ese color tan chillón.


- Ginny, si no sales inmediatamente de allí voy a entrar y te sacare por los pelos – Decía una muy psicótica Hermione
- Definitivamente cuando compras te vuelves otra, me das miedo – Dijo Harry estremeciéndose con la mirada asesina de Hermione
- Bien tu lo has querido allá voy – Dijo Hermione gritando y corriendo adentro del vestidor como si se dirigiera a una batalla campal y recibiendo miradas aterradas de las vendedoras de la tienda que cuando trataron de acercarse a aconsejar a Ginny salieron corriendo ante la mirada de posesa que tenia la morena y se habían ido a refugiar detrás del mostrador de la tienda
- Ahhhhhh – Se escucho el grito de Ginny
- Pobre Ginny – Dijo Harry suspirando mientras esperaba ver como se resolvía la situación y es que él ya se había acostumbrado a que Hermione perdía la razón cuando de hacer compras se trataba
- Estate quieta, que sino te voy a dar un puntapié – Se escucho la voz de Hermione como si estuviera poseída por un demonio, pasaron unos minutos donde no se escucho absolutamente nada y Harry y las vendedoras ya pensaban lo peor, ósea que la morena en un arranque de locura había matado a la pelirroja, cuando en ese momento salió una Hermione muy feliz dando paso a una Ginny que tenía todo el pelo revuelto como si la hubieran arrastrado de el, tenía la cara roja y una lagrima solitaria salía de su ojo derecho, pero tenía un bello vestido blanco que la hacía lucir como un ángel
- Verdad que se ve bellísima – Dijo Hermione con la vos normal de nuevo
- Bella es poco – Dijo Harry quien pensó que si no fuera porque parecía que a la pelirroja la habían arrastrado por 10 cuadras se vería extremadamente bella
- Bien creo que este es el vestido, ahora nos toca buscar los zapatos y las joyas, ¿entendiste? – Le dijo Hermione mirando a Ginny de forma asesina
- Claro – Dijo la otra con una mirada de terror y corriendo al vestidor a sacarse el vestido y ponerse de nuevo su ropa
Me das miedo – Le dijo Harry removiéndose incomodo en su asiento cuando sintió a la chica sentada al lado de él
Deberías de tenerlo porque luego de ella vienes tu – Dijo Hermione con una mirada que si no fuera porque es imposible Harry creería que los ojos los tenía rojos y había llamas alrededor de ella


END FLASHBACK



Hermione miraba soñadoramente su obra, mientras que Ginny estaba un poco incomoda y a la vez aterrada por la Mirada de la loca de vestido negro y es que luego de esa sesión de compras había pensado en recomendarle un buen psicólogo. Por otro lado tener a James guiándola resultaba muy cómodo y a la vez sentía que tenia su comprensión puesto que el también había vivido en carne propia la locura de la desquiciada esa. Y ahora venía la prueba de fuego que era la reacción de su hermano quien se había volteado como los demás ya hora tenía una expresión que no auguraba nada bueno.


- Bueno aquí esta nuestra ultima invitada, nuestra amiga la señorita Ginny Weasley – Dijo Harry disfrutando la expresión en el rostro de Ronald
- ¿Qué significa esto? – Bramo Ronald levantándose y encarando a su hermana y Harry seguido de Blaise que le había agarrado la mano temeroso por el arranque de ira del pelirrojo
- Significa que hay alguien que no te teme y que ha decidido otorgarme su amistad, Ronald – Dijo Ginny sacando fuerzas de no sabía donde porque las piernas le temblaban pero en su voz había temple
- Calma, no queremos que haya ningún enfrentamiento entre hermanos, disculpa Ronald, pero conocimos a tu hermana y nos cayo muy bien y por eso decidimos invitarla – Dijo Harry utilizando un tono conciliador
- Vamos Ronald, no arruines la noche, que a pesar de todo la estamos pasando muy bien – Dijo blaise buscando la cordura en el pelirrojo
- Siendo así no hay ningún problema – Dijo Ronald quien tenía en la cabeza que tendría una conversación con su hermanita luego de la cena
- Muy bien sentémonos todos y que comience formalmente la cena – Dijo James guiando a Ginny hacía un puesto al lado de Dean y sentándose él entre Draco y Hermione, apenas acababa de empezar la diversión, fue el pensamiento de James mientras la muchacha de servicio se disponía a servirles tragos a todos.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 39 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 59 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 158 Comentarios