¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Tal y como lo había pedido Relena, Milliardo llama a Heero por la tarde para darle aún más trabajo del que ya tenía, por contradictorio que fuera Heero era el Director de Relaciones Públicas y su trabajo era importante para la empresa, más aún con una importante campaña publicitaria a puertas, a Heero no le resulta extraña la petición de su jefe por lo que no sospecha que detrás de ella se encontraba un favor hecho a su hermana. Debía de resignarse y poner empeño en su trabajo para así terminar pronto y poder ver tranquilamente a su trenzado, eso es lo único que en esos momentos realmente le importaba



Ya casi de noche Relena se prepara para salir de casa, había conseguido la dirección del lugar de citas porque tenía la intención de hacerle una visita a ese chico por el que Heero estaba completamente prendado, debía conocer de una vez por todas a ese muchacho para que dejara de ser por fin alguien sin rostro, necesitaba conocer a esa persona por la cual jamás iba a poder conquistar a Heero. Su hermano también hacía lo mismo, aprovechar que Heero trabajaría hasta tarde para visitar a Shinigami, estaba completamente seguro que Relena haría una inesperada visita a Heero en la oficina y que por eso le había pedido aquel favor de darle mucho trabajo al de ojos azul cobalto, pero la realidad es que su hermana iba a visitar a Duo, ambos iban al mismo lugar sin sospechar que el otro también lo haría



A las 8 de la noche comenzaba el turno de los tres amigos, Lady Une los explotaba casi por completo, pero los tres estaban muy agradecidos con la loca mujer porque los había apoyado desde el principio, Treize también era muy bueno con ellos, pero sobre todo lo hacía por Wufei, de quien se había enamorado casi desde el primer día de conocerlo aunque le resultara indiferente al chico de cabellos negros. Como todas las noches iniciado el turno no contaban con mucha clientela así que los tres se sientan tranquilamente en el lugar de siempre, Duo y Quatre charlaban agradablemente con unas grandes sonrisas sobre los labios, pero en cambio Wufei estaba abstraído, sumergido en pensamientos que le desagradaban bastante pero que a la vez no podía sacar de su cabeza, el rubio y el trenzado se dan cuenta cuando hay una pequeña pausa en su plática y se hacen gestos, preguntándose sin palabras que es lo que le pasa a su amigo, los dos se encogen de hombros y voltean a ver fijamente a Wufei, el se da cuenta que es observado insistentemente y voltea a verlos



¿Qué se traen? – pregunta un poco molesto, Duo que estaba a un lado del chino sonríe y estrella su mano con fuerza en uno de los hombros de su amigo, Wufei se mueve hacia delante por el golpe y se soba enseguida, mirando con el ceño fruncido a su amigo



Wufei está pensando en cochinadas – afirma divertido, Quatre también se ríe pero Wufei cierra con fuerza los ojos tratando de contenerse mientras una vena salta de su frente



¡No estoy pensando en cochinadas! – los ojos de Wufei se abren y lanza a Duo una mirada asesina, él y Quatre dejan de reírse



Está bien pues, entonces dinos ¿Qué piensas? – pregunta serio, Quatre también estaba interesado en la respuesta y le miraba fijamente al igual que Duo



Nada importante – responde relajado, llevándose ambas manos atrás de la nuca y apoyándose en el respaldo mientras observa el techo, Quatre y Duo voltean a verse de nuevo al no creer la respuesta dada por su amigo



Sabes que nos puedes contar todo ¿o no? – comenta el rubio con una gran sonrisa en el rostro, Wufei voltea a verle y sonríe ligeramente, bajando las manos de su nuca



Treize me besó ayer – Duo y Quatre se impactan por tal confesión quedándose callados por mucho tiempo, Wufei se sonroja bastante y baja la mirada completamente apenado, hasta que Duo comienza a reír por lo bajo, Wufei le mira sorprendido al igual que Quatre



Ay, tu primer beso, que tierno – Nuevamente una vena salta de la frente de Wufei, enojado le da un fuerte coscorrón a Duo, Quatre también se comienza a reír



Ouch, me dolió – se queja Duo cerrando un ojo y agarrándose la cabeza con ambas manos, mientras unas lágrimas quedan retenidas en los bordes de sus ojos



No te burles, ese idiota de Treize me las va a pagar – contesta Wufei enojado, levantándose de su asiento y dirigiéndose a otra mesa para estar solo, Quatre deja de reírse y se acerca un poco más a Duo



Ya sabes como es ¿Por qué qué te burlas? – reprocha el rubio pero con una pequeña sonrisa, Duo nuevamente se comienza a reír limpiándose las lágrimas retenidas en sus ojos



Me gusta hacerlo enojar, además se nota que después de todo Treize no le es tan indiferente ¿o sí? – pregunta Duo y Quatre sonríe ampliamente como respuesta, los amigos ríen hasta que de pronto la puerta del lugar se abre y por ella entra Trowa, al verlo llegar Quatre se pone serio, observándolo fijamente, Duo le da un codazo a Quatre pero él no le aparta la vista al chico de ojos verdes, Trowa se detiene en la recepción donde parece conversar con la recepcionista



¿Ha venido alguien a pedirlo? – pregunta Trowa a su hermana y ella sonríe pícaramente



¿Quieres que la respuesta sea No? no te preocupes hermanito, la noche es joven y él comienza a recibir visitas después de la hora de dormir – Catherine se comienza a reír divertida pero a Trowa le molesta la respuesta. Sin decirle nada más solo la mira indiferente, no era momento para ponerse a discutir con la infantil de su hermana



Llámalo, quiero que sea mi acompañante – la chica no abandona su amplia sonrisa y cerrándole un ojo a Trowa acata la orden poniéndose de pie para ir hacia Quatre, el rubio se comienza a poner nervioso cuando ve que la recepcionista se dirige hacia él, Catherine llega a la mesa de los chicos para darle a Quatre el recado de Trowa. En la otra mesa Wufei observa fijamente a Trowa, él se da cuenta de esa mirada asesina que le dirige el de ojos negros pero no le toma importancia, él solo esperaba el Sí por parte de Quatre



¿Entonces aceptas? – Quatre estaba indeciso, nunca antes había dudado tanto en aceptar o no a un cliente



Acepta – contesta Duo en lugar de Quatre dándole un pequeño empujón, Catherine obedece la respuesta de Duo y camina de regreso a recepción, Quatre se molesta un poco, luego se acerca a Duo para esconderse tras él



¿Por qué hiciste eso? – pregunta desde la espalda del chico, pero Duo sin contestarle solo sonríe ampliamente y se aleja de su amigo para ir a la mesa de Wufei, en el camino se cruza con Trowa que ya iba en dirección a Quatre y le cierra un ojo para desearle suerte, Trowa solo asiente y continúa caminando hasta estar frente a Quatre, quien estaba ligeramente sonrojado, hace días que no lo pedía como acompañante



¿Sigues enojado? – pregunta Duo a su amigo que estaba cruzado de brazos tratando de ignorarlo, el trenzado agarra la pequeña coleta que sujetaba el cabello de Wufei y la enrolla en su índice derecho



¿Estas enojado Wufitín? – Wufei comenzaba a perder los estribos, ahora eran dos venas las que saltaban de su cabeza, detestaba que jugaran con su nombre, Duo lo sabía perfectamente pero le gustaba mucho hacer enojar a su amigo, el de ojos negros voltea a verle frunciendo el ceño pero Duo sonreía como niño, enrollando aún la coleta de su amigo, Wufei suspira hondo y también sonríe



No Duín, no estoy enojado – responde burlonamente



Mejor cuéntame como estuvo eso de que te besó – Duo suelta el cabello de Wufei y él comienza a platicarle a Duo como estuvo el asunto del beso. Mientras en la otra mesa Trowa y Quatre seguían frente a frente pero sin hablarse, el rubio incluso se sentía apenado con el de ojos verdes, él en cambio necesitaba decirle a Quatre que lo quería, que se había enamorado de él, pero sabía que no podía decirlo en ese momento, ya que estaba prohibido que los acompañantes tuvieran una relación amorosa con sus clientes



¿Vas... a quedarte parado ahí toda la noche sin decir algo? – por fin Quatre se anima a hablar haciéndolo tímidamente, Trowa lo mira fijo a los ojos y le coloca ambas manos sobre los hombros, las mejillas de Quatre se tiñen de rojo por completo, pareciera que era la primera vez que estaba tan cerca de Trowa



No, vamos a un Hotel – responde completamente calmado, Quatre se queda sin palabras, esperaba con ansia esa proposición pero ahora que por fin la escuchaba se queda sin respuesta, aunque aquella era completamente un Sí



¿O no quieres? – cuestiona preocupado, era la primera vez que Quatre dudaba en responder



Si quiero, vamos – contesta avergonzado, Trowa sonríe un poco y suelta los hombros del chico, ambos caminan hacia la entrada, de forma cálida Trowa pasa su mano por la espalda de Quatre y salen del lugar, Wufei y Duo los habían visto salir, Quatre no había volteado siquiera hacia ellos, Wufei estaba muy molesto pero en cambio Duo estaba feliz por su amigo



Ese bastardo solo quiere acostarse con Quatre – comenta Wufei muy molesto, Duo se comienza a reír divertido pero a su amigo no le causa el mínimo de gracia y voltea a verlo rudamente, pero a Duo no le importa y sigue riendo



¿Se puede saber de que te ríes ahora? – pregunta enojado



Eres un tipo raro, de eso me río – contesta sinceramente, Wufei no entiende el comentario de su amigo y le mira fijo



Explícate – ordena cruzándose de brazos



Es que a veces parece que estas enamorado de nosotros – manifiesta concretamente, nunca lo había dicho de manera tan directa, pero desde hace tiempo lo pensaba de esa forma, Wufei no responde a ese comentario, solo se pone completamente rojo sin dejar de mirar a Duo, por fin él deja de reírse y lo mira atentamente



Sabes que no es eso ¿por qué piensas así? – estaba desconcertado por la respuesta de Duo, pero también reconocía que de seguir así entonces Duo y posiblemente Quatre lo seguirían pensando de ese modo



Ya, olvida lo que dije – dice Duo, Wufei aún lo miraba fijamente, su amigo era de muy buen ver, le caía muy bien y lo apreciaba pero de eso a estar enamorado de él era algo distinto, igual pasaba con Quatre, al rubio lo quería mucho y también le agradaba su personalidad pero nada más, la razón por la que era sobre protector con ellos es porque les quería como si de sus hermanos menores se tratara



Milliardo llega a Monsieur con su personalidad de Zechs, era de esperarse que iba con la sola intención de visitar a Shinigami, el chico había causado una gran impresión en él, más aún después de aquel beso que el chico trenzado le regaló, el muchacho era una completa delicia y él no iba a descansar hasta tenerlo completamente. Duo y Wufei lo ven entrar, el primero se sonroja un poco mientras que el segundo como siempre frunce el ceño en signo de desagrado, la recepcionista, por su parte como solía hacer siempre, lanza al apuesto joven una mirada provocativa y con aquella galantería que siempre caracterizaba al enmascarado se acerca a la joven y toma sutilmente su mano para regalarle un suave beso, ella sonríe por el acto y ambos mantienen miradas, Zechs suelta la mano de la chica y apoya sus manos sobre el escritorio



Es un placer recibirle joven Zechs – dice Catherine al tiempo que cruza la pierna y apoya su cabeza sobre su mano derecha, mientras con su mano izquierda pasa lentamente un par de cabellos atrás de su oreja, su sonrisa no podía ser más grande



El placer es mío por permitirme ver tu hermosa sonrisa – contesta seductoramente causando en la recepcionista una sutil risa traviesa, la actitud pomposa del caballero era digna de causarla, sobre todo por la forma tan falsa e histriónica de expresarse



Gracias aunque sé que usted ha venido por Shinigami, su gusto por los caballeros debe ser mayor al de las damas ¿o me equivoco? – manifiesta sinceramente, observando fijo al enmascarado



Se equivoca, mujeres u hombres para mí son lo mismo, mientras sean tan cautivadores como lo es Shinigami, o como lo es usted – responde con la mayor de las sinceridades, Catherine queda prendada de esa forma de pensar, se notaba que aquel hombre tenía gustos bastante amplios, eso le gustaba



Bueno, creo que en lugar de perder el tiempo en ésta conversación inútil iré con Shinigami para anunciar su petición – comenta al fin, Zechs asiente con una sonrisa y la recepcionista se pone de pie para dirigirse hacia la mesa donde estaban Wufei y Duo, el trenzado sabía perfectamente que ese tal Zechs iba por él y no le agradaba, no tenía deseos de atenderlo ese día. Catherine llega con su habitual sonrisa hasta la mesa



Sabes a que he venido ¿cierto? – pregunta cerrándole un ojo a Shinigami, él suspira hondo y niega repetidas veces con la cabeza



Lo siento Cathy, sé que recibes un porcentaje por cada acompañante que recibimos pero no tengo deseos de atenderlo, dile eso por favor – responde seriamente como pocas veces solía hablar, Catherine no se molesta por la resolución



Esta bien Duo, sabes que aquí se sigue la voluntad del acompañante – comenta con amabilidad, ambos se sonríen y la chica se aleja de la mesa, Wufei sonríe por la decisión que ha tomado Duo



Ni modo querido Zechs, Shinigami se ha negado – dice Catherine al llegar nuevamente hacia recepción, el enmascarado sonríe y dirige su mirada hacia Duo, él también lo mira y se voltea hacia otro lado, Zechs nuevamente voltea a ver a la chica, no parecía molesto por la respuesta



¿Me permitirías acercarme a la mesa? Sé que no puedo pasar si me han rechazado pero ¿me harías ese favor? – casi seguro de que si él iba y personalmente pedía que fuera su acompañante Shinigami iba a aceptar, Zechs pedía un atrevido favor a Catherine, la chica de antemano sabía que rompía las reglas al aceptar, pero no podía negarse a una petición hecha por Zechs, ese hombre realmente le agradaba, así que acepta, él sonríe triunfante y se acerca a la mesa, mientras se acercaba Wufei lo miraba feo mientras que Duo estaba nervioso, Zechs llega hasta la mesa, observando a ambos chicos de igual forma



No puedes estar aquí – dice enojado el de ojos negros, Duo lo apoya cruzándose de brazos y asintiendo con la cabeza varias veces



Lo sé, disculpen mi atrevimiento, pero quería pedirle personalmente a Shinigami que me aceptara como su cliente – se excusa amablemente, lanzándole a Duo una mirada penetrante, Duo sabía que le miraba a él y se sonroja un poco, la fuerza de atracción de ese enmascarado era bastante fuerte y él aunque tratara de negarlo también era víctima de ella



Pero él no quiere – responde Wufei mirándolo de forma dura, Zechs sonríe y atrevidamente toma la mano de Wufei, inclinándose hacia el frente le regala un sutil beso sobre ella, Wufei se molesta y se sonroja bastante, arrebatando enseguida su mano de la mano de Zechs



¿Qué haces idiota? – pregunta furioso, Zechs ríe un poco y se levanta, manteniendo su mirada sobre el chino



Sería para mí un honor si ambos me aceptaran – dice descaradamente, Wufei se pone completamente colorado mientras que Duo se ríe un poco



¡No te rías de las perversiones de éste tipo! – regaña Wufei a su amigo pero Duo no deja de reírse, Zechs sonreía y el único enojado era el gruñón de Wufei



Lo siento, es que es gracioso... y una propuesta interesante – contesta Duo sonriendo pícaramente, más por hacer enojar a su amigo que por tomarle importancia a las palabras del enmascarado



¿Tomo eso como que aceptas ser mi acompañante? – pregunta Zechs bastante interesado, Duo mira hacia Wufei y después mira hacia Zechs



No, pero tal vez mi amigo si quiera – responde nuevamente para hacer enojar a Wufei, él se molesta mucho por la respuesta de su amigo y voltea a verle asesinamente



Él viene por ti Shinigami ¿no recuerdas? ¿Por qué no aceptas al caballero? – contesta tratando de sonreír con amabilidad forzada, ahora sí le parecía conveniente que su amigo aceptara al desagradable enmascarado



Oh no, no, no, me parece que tú te mueres por aceptarlo Nataku, lo veo en tus ojos, lo deseas ¿cierto? – se defiende en el mismo tono dirigiéndole también una mirada asesina a su amigo, pero sin dejar de sonreír



Pero tú me comentabas que morías por un poco de sexo – dice con un tono aún más forzado y más elevado, Duo acepta ese comentario como declaratoria de guerra y aprieta con fuerza los dientes



Pero tú querías una nueva experiencia sexual ¿recuerdas? Querías hacerlo con un hombre tantas veces hasta que perdieras el conocimiento – responde ya muy molesto, Wufei se queda boquiabierto con la contestación y su rostro se tiñe de rojo intenso mientras que Zechs observaba fijamente a los amigos, sorprendido



Pe... Pero tú... tú querías... querías – después del último ataque del trenzado Wufei se había quedado sin defensa y al ver Duo su triunfo sonríe ampliamente, Zechs no entiende como es que los amigos llegaron a ese punto, estaba confundido



Yo venía por Shinigami, pero no tengo inconveniente en complacer tus deseos Nataku – comenta al fin el enmascarado, los amigos voltean hacia Zechs, Duo sonríe divertido pero Wufei estaba muy ofendido



Eres un... – Wufei va a oponerse a la decisión que ha tomado Zechs, pero en ese momento de la oficina de la administración sale Treize, los ojos negros se dan cuenta de su presencia al verlo de reojo y enseguida fija su mirada hacia Zechs



Acepto – contesta por mera inercia, tanto Zechs como Duo se sorprenden, sobre todo su amigo trenzado, Wufei no gustaba de los hombres pero ahora aceptaba sin reservas, realmente no entendía esa repentina actitud hasta que también se da cuenta de la presencia de su jefe



Vaya, no esperaba que aceptaras, pero es para mí un verdadero honor – responde haciendo una cordial reverencia, Wufei sonríe volteando hacia Treize y se pone de pie, su jefe le miraba fijamente con una expresión de duda y tristeza, duda porque también estaba sorprendido de que Wufei aceptara a un hombre y tristeza por el simple hecho de hacerlo. Zechs ofrece su mano a Wufei y lo jala hacia él, el de ojos negros estaba bastante sonrojado, pero ya no había marcha atrás, había aceptado a Zechs, por su parte Duo volteaba a ver a Wufei y después a Treize en varías ocasiones, la situación no pintaba para bien



Para disgusto de Treize, su querido oriental se va del brazo con Zechs, a otra mesa, Wufei había pedido que se fueran a una mesa porque Zechs creyó completamente el cuento de la nueva experiencia sexual de Nataku contada por Shinigami y él no tenía ninguna intención de irse a un Hotel con ese pervertido. Mientras Treize se moría de celos, Duo se queda sentado completamente divertido por la situación, ahora le tocaba a él descansar, generalmente tenía más trabajo que Quatre y Wufei, aunque debía confesar que también estaba celoso, al menos de Quatre porque su amigo estaba en esos momentos con el hombre que amaba y en esos momentos era lo que necesitaba y deseaba, estar con Heero aunque se había propuesto a sí mismo evitarlo.



Mientras los pensamientos de Duo estaban sumidos en el apuesto chico de ojos azul cobalto una visita no deseada llega a Monsieur, Catherine se sorprende de ver a una nueva visitante pero sonríe ampliamente, era su deber ser amable con todos aunque no estaba acostumbrada a los clientes femeninos, la mujer, de porte educado se acerca a recepción con sonrisa amable



Buenas noches señorita – saluda mirando hacia todas partes, analizando el lugar, Duo todavía no la veía, estaba completamente perdido en sus pensamientos



Buenas noches ¿viene por algo de compañía? – pregunta de forma amable pero a la chica le ofende un poco, realmente le parecía patético que las personas buscaran compañía vacía y sin sentido con personas desconocidas



Sí, busco a un tal Shinigami, me lo han recomendado – contesta emitiendo una sonrisa amplia, necesitaba parecer convincente, Catherine no se sorprende que busquen a Shinigami aunque dudaba que Duo fuera aceptar, generalmente él aceptaba a hombres



Oh, el gran Shinigami, espere aquí – contesta sarcásticamente, Catherine se levanta y se dirige a la mesa del despistado Duo, él estaba con la cabeza agachada sobre la mesa, ese día no había mucha clientela, además era muy temprano, sus visitas comenzaban después de las 11 de la noche y apenas eran las 9, Catherine llega hasta la mesa y Duo al sentirla llegar levanta la cabeza, la chica no estaba con su amplia sonrisa de siempre aunque no le toma mucha importancia



¿Ahora quien me busca? – pregunta fastidiado, ese día no estaba de humor para nadie, bueno, solo para Heero, aunque a él tampoco lo iba aceptar



Una chica – responde indiferente, Duo también se extraña de que lo busque una chica



Que raro, aunque hace tiempo que no estoy con una ¿vale la pena? – pregunta Duo haciéndose a un lado para ver hacia la recepción porque Catherine la tapaba con su cuerpo y lo que ve le sorprende bastante hasta el grado de quedarse paralizado



Pues no está nada mal aunque no se ve que frecuente éste tipo de lugares, debe de estar muy desesperada, se ve que es de dinero así que no me sorprende... oye ¿me estas escuchando? – La mirada de Duo estaba completamente perdida en la figura de la joven, sin duda se trataba de la misma rubia que había visto con Heero y a la vez Relena le miraba fijamente, ese tenía que ser el tal Duo Maxwell, ahora comprendía porque Heero estaba embelesado con él, se trataba de un hombre bastante apuesto, sin duda era un fuerte rival



Esta bien Catherine, que venga – responde sin estar convencido del todo, estaba casi seguro de que la chica iba a ese lugar no para buscar a un acompañante, la recepcionista nota raro a Duo y después voltea hacia atrás, notando claramente que ambos se miraban fijo a los ojos, seguro que Duo conocía a esa persona



¿Seguro Duo? – pregunta seria y un poco preocupada, Duo afirma moviendo la cabeza y la chica se aleja en dirección a la recepción



¿Qué dijo? – pregunta la rubia sin dejar de mirar a Duo



Pase por favor, que tengan una buena velada – contesta sonriendo ampliamente, pero cuando la rubia comienza a caminar hacia Duo sin siquiera contestarle Catherine borra su sonrisa. La “cliente” llega hasta la mesa donde está Shinigami y se sienta tranquilamente



¿Es usted Shinigami? – pregunta aún sabiendo la respuesta, cualquier confirmación no estaba de más



Si, por favor sea clara desde el principio – sin rodeos, Duo sabía que la chica no iba precisamente por algo de compañía, ella le miraba fríamente y Duo le corresponde de la misma forma



Heero realmente tiene buen gusto – comenta con una voz triste, Duo se sorprende por esa afirmación y se siente culpable, era obvio que la chica estaba muy enamorada de Heero



¡Yo le juro que no ha habido nada entre nosotros! – Relena no se espera esa respuesta tan impulsiva por parte del trenzado, pero él necesitaba aclarar las cosas desde el principio, se sentía un poco angustiado



Pero... –



No intento quitártelo, de verdad – nuevamente Duo se apresura a esclarecer, no dejando que la chica hable al respecto, Relena no entiende de que habla Duo y solo lo mira fijamente, estaba sorprendida



Ustedes hacen una bonita pareja y yo me sentiría mal de separarles, pero es que él viene y me busca, he intentado evitarlo pero él insiste, no es mi intención arruinar su relación – realmente Duo se sentía angustiado, no quería que por él un noviazgo o un matrimonio se separara y él estaba convencido que entre la chica y Heero había algo, Relena por su parte seguía sin entender



No entiendo de que me habla – comenta confundida, Duo se calla por varios segundos, tampoco entendía porque ella no estaba en la misma frecuencia que él



Usted y él son algo ¿no? no sé exactamente qué, pero tienen una relación amorosa – Relena abre ampliamente los ojos, sorprendida por esa afirmación tan creativa, si ella y Heero tuvieran una relación amorosa ella no estaría ahí tratando por todos los medios que ellos no estuvieran juntos, al principio no le importaba porque el tal trenzado parecía ser un simple caprichito de su amigo, pero al darse cuenta que éste se había enamorado de Duo le resultaba completamente angustiante, porque aunque sabía que Heero era gay ella lo amaba



¿Tú piensas...? digo ¿Tú sabes que tenemos una relación? – en cuestión de segundos a la chica se le había ocurrido el plan perfecto, primero había tenido la intención de ir y pedirle encarecidamente a Shinigami que se alejara de Heero, ofreciéndole una buena cantidad de dinero, pero ahora tenía un plan mejor y aprovechando que Shinigami creía que ellos eran “algo” iba a conseguir estar en la misma frecuencia que Duo



Yo... – ahora estaba más apenado que nunca, esa chica lo iba a odiar y no era para menos



No me preocupo – dice secamente, Duo se sorprende de la respuesta dada por la chica y la mira fijamente, estaba sorprendido no solo por la respuesta sino por la sonrisa que le mostraba



Estoy acostumbrada a los jueguitos de Heero y no me preocupo porque pronto se cansa – nuevamente la respuesta por parte de Relena es seca pero a Duo le hace sentir una fuerte punzada en el corazón, él era para Heero un juego más, algo le decía desde hace tiempo que eso era lo que Heero buscaba en él, pero una parte quería creer en la mirada sincera que los ojos azul cobalto le ofrecían



Sin embargo, ahora que vamos a casarnos si me gustaría pedirte de favor que no lo aceptes más, de novios se lo perdono, pero un matrimonio es sagrado y aunque sé que él me ama no quiero que la gente comience a hablar – cada palabra dicha por la rubia causaba en Duo un fuerte dolor, pero la gente no vive de sueños y el suyo había terminado con aquella declaración, aunque admitía que oírla de labios del propio Heero le resultaría más convincente, pero eso no quitaba el hecho de que esas palabras le estaban matando y sus ojos no lo podían ocultar, estaba aún estático, escuchando a la chica, pero sus ojos amatistas comenzaban a llenarse de lágrimas, Relena llega a la conclusión de que ya es suficiente y se calla por fin, a pesar de todo se sentía un poco culpable



Entiendo... no le aceptaré nunca, hasta podría pedirle a Lady Une que no lo dejara entrar – contesta Duo agachando la mirada, Relena sonríe contenta mientras un par de lágrimas caen a las manos de Duo



Gracias... entonces me voy – dice Relena antes de ponerse de pie, Duo levanta la cabeza topando su mirada con la de la chica, estaba llorando y no le importaba mostrarse así frente a ella, Relena no soporta la mirada de Duo y desvía la propia



Casi al fondo estaba la mesa que compartían Zechs y Wufei, ambos eran observados desde la ventana de la oficina de administración por Treize, estaba a reventar de celos, Wufei incluso se dejaba besar, se notaba un poco lo forzado de sus besos y su mala actuación, de hecho sospechaba que lo hacía con la única y simple razón de molestarlo, pero aún así no podía evitar sentirse completamente furioso, incluso tenía ardientes deseos de salir y apartarlos, pero Lady Une lo ayudaba a controlarse. En la mesa Zechs estaba lo bastante concentrado como para darse cuenta de la aparición de su hermana en el lugar, tenía a Wufei abrazado por la cintura deleitándose con esa tersa piel blanca, degustando con sutiles besos cada zona de su cuello y al final terminaba por atrapar sus labios, Wufei hacía un gran esfuerzo por no empujarlo e irse corriendo porque sabía que Treize los estaba viendo y en eso se basaba su plan, en hacerle entender que no quería nada con él aunque para eso había tenido que escoger a un hombre de acompañante, lo cual le resultaba bastante difícil



Me encantas – expresa completamente extasiado, susurrando en el oído del chico de ojos negros, las mejillas de Wufei estaban rojas y de forma lenta coloca sus manos en el pecho del enmascarado para evitar tanto contacto, era vergonzoso aceptar que no le estaba resultando del todo desagradable porque era una persona sumamente orgullosa, Zechs en cambio estaba bastante animado, a quien deseaba con todas sus fuerzas era a Shinigami, pero si él no había querido no le importaba estar con Wufei, después de todo desde el principio le había llamado la atención, tal vez porque hace mucho que no estaba con alguien de origen oriental o tal vez al ver la indiferencia del muchacho, realmente era una persona fácil de cautivar



Espérate – dice agitado cuando Zechs deja sus labios, el enmascarado se aleja un poco pero aún le observa fijamente, Wufei empuja el cuerpo de Zechs con las manos en su pecho y desvía la mirada



Ahora vengo – Zechs suelta la cintura del chico y Wufei se pone de pie rápidamente, dirigiéndose con la misma prisa en dirección al baño, el rubio sonríe, inclina su cabeza hacia atrás y con su mano derecha se pasa el largo cabello hacia atrás, quitándolo de su cara. Cuando se gira un poco en dirección a la barra para pedir que le lleven una bebida se topa con la sorpresa de ver a Relena de pie frente a la mesa de Shinigami, ambos se miraban fijamente a los ojos y podía notar claramente que las mejillas del trenzado estaban mojadas



¿Qué es lo que quieres? – pregunta la chica después de pasar por un incómodo silencio para ambos, Duo cierra los ojos y se seca las lágrimas con la mano, después vuelve a abrirlos y la continúa mirando



Solo quiero saber tu nombre – contesta serio, ella suspira aliviada, por momentos había creído que tal vez ese chico le iba a pedir una confirmación por parte de Heero



Relena Peacecraft – responde orgullosa de su apellido, él vuelve a bajar la mirada



“Era obvio ¿no? ¿Qué ventaja tengo sobre una chica bonita y de buena familia? Que tonto he sido, creer que sentía algo por mí, soy un idiota” – piensa Duo mientras empuña con fuerza sus manos sobre la mesa, Relena al ver que ya no hay retroalimentación da media vuelta y comienza a caminar hacia la recepción para pagar, Duo no puede más y nuevamente deja caer su rostro sobre la mesa, comenzando a llorar, Catherine recibe el dinero por parte de la mujer y al verla salir del local se apresura a ir donde está Duo



¿Qué te dijo esa vieja? – pregunta preocupada, a pesar de que había entrado a trabajar a ese lugar para clausurarlo le había tomado cariño a muchos de los acompañantes, sobre todo a Shinigami y sus amigos. Duo continúa llorando sin hacerle caso



Te puedes ir a casa, yo doy la cara por ti ante Lady – comenta la chica, Duo eleva un poco la cabeza y trata de sonreír por la amabilidad de Catherine pero no puede y continúa llorando, volviéndose a agachar, Zechs mira desde su mesa lo que sucede en la de Shinigami y se pone de pie para ir a ver que pasa, pero en ese momento sale Wufei del baño y se dirige a su mesa



¿A dónde vas? – pregunta al ver a su cliente de pie dándole la espalda



Shinigami está llorando – sin pensárselo un solo segundo Wufei corre en dirección a su amigo, Zechs también va hacia la otra mesa pero de forma tranquila



¿Qué tienes Duo? ¿Qué te pasa? – pregunta muy preocupado, nunca había visto llorar a su amigo de esa forma



“Conque se llama Duo” – Zechs llega por completo a donde está Duo y se coloca a su otro lado, depositando su mano sobre el hombro del chico mientras Wufei también por un lado intenta acercarse más, pero Duo estira su mano y lo empuja



¡Déjenme en paz, no les importa! – Duo se pone de pie rápidamente y sale corriendo del lugar, si estuviera solo Wufei si le contaría pero ni a Catherine ni a Zechs les tenía la confianza, además necesitaba estar solo esa noche, tenía mucho en que pensar. Los tres miran en dirección a la puerta, Wufei y Catherine se miran mientras que Zechs se queda pensando, no podía entender que pudo haberle dicho su hermana para hacerlo llorar de esa forma, pero no se quedaría con la duda



Perdóname – dice Zechs a Wufei una vez que ha dejado de pensar en su hermana



¿Por qué? – pregunta incierto, no entendía de que hablaba ese tipo



Por tener que irme, ha sido para mi un deleite tenerte de acompañante – expresa sinceramente mientras se acerca lento hacia el de ojos negros, Wufei cierra los ojos y pone cara de hastío cuando Zechs le agarra otra vez la mano y la besa, pareciera que no tenía otra forma de saludar o despedirse, Catherine en medio de la preocupación por Duo sonríe ampliamente, Zechs suelta a Wufei y se despide de la chica de la misma manera y después se va



Asco, asco, asco – expresa desesperadamente, limpiándose la mano contra la ropa y después tallándose los labios, Catherine se ríe por el acto pero Wufei estaba enojado



Catherine ¿Me cubres? Necesito estar con una mujer – Wufei sonaba realmente sincero y desesperado pero a la recepcionista le resultaba muy gracioso



Si ve, mientras recuperes tu estado anímico está bien – responde divertida y Wufei sale rápido del lugar, realmente necesitaba estar con una mujer después de lo sucedido con Zechs



Cielos, con tanto rollo se me olvidó cobrarle a Zechs – dice la chica fingiendo preocupación, llevándose ambas manos a las mejillas pero después se comienza a reír, desde la aparición de Heero en ese lugar por primera vez cosas muy divertidas estaban sucediendo



En un prestigioso Hotel de la ciudad Quatre dormía plácidamente sobre la cómoda cama estilo King size de la habitación, las sábanas de seda color rojo cubrían zonas importantes mientras que su demás piel estaba deliciosamente al descubierto, Trowa le observaba detenidamente desde un cómodo y amplio sillón en una de las esquinas de la habitación, los revueltos cabellos rubios caían sobre la frente del joven, pegándose a su piel por el sudor. El sonido de su respirar suave y pausado relajaba al joven de mirada esmeralda, quien se deleitaba con la hermosa imagen frente a él, su cuerpo solo estaba cubierto por la ropa interior y su cabello como siempre insistía en cegarle la vista de uno de sus hermosos ojos. Un aire caprichoso logra colarse a través de la ventana moviendo de forma sutil las cortinas, mismas que logran llegar hasta la cama, acariciando lentamente el cuerpo de Quatre, el rubio siente el frío viento y en sueños se queja, moviéndose un poco da media vuelta, quedando con el pecho contra el colchón y dejándose ver al desnudo por completo, tranquilamente Trowa se levanta del mueble, se acerca a la ventana para cerrarla y después se sienta en la cama junto al cuerpo desnudo de su acompañante, agarra las sábanas de seda y lo cubre hasta la espalda baja



“Eres hermoso por donde te vea, no hay una sola imperfección en tu cuerpo y en tu alma” – con espíritu de poeta Trowa acariciaba la espalda de Quatre mientras pensaba en lo bello que era, sus manos se pasean lenta y suavemente por toda la blanca piel y con la misma delicadeza se inclina hacia él para comenzar a darle pequeños pero entregados besos en la nuca, bajando a la espalda, deleitándose con el sabor que la hermosa piel le brindaba



¿Te entretienes? – Trowa se detiene al escuchar la voz de Quatre y se levanta, observándolo fijamente, no se había dado cuenta en que momento se había despertado pero no le molestaba, al contrario, su intención era desde el principio despertarle de forma inapropiada



Lo siento – responde Trowa después de un poco de silencio, Quatre sonríe y se gira quedando nuevamente desnudo frente a Trowa, quien permanecía sereno, observándolo fijamente a los ojos, el rubio se sienta correspondiendo la mirada



No te disculpes, me gusta lo que hacías – repone inclinándose al frente, dándole un beso a su cliente en la nariz, bajando sus labios hasta tocar los de Trowa depositando en ellos un rápido pero cálido beso, después se aleja y se sienta al borde de la cama para ponerse de pie e ir por su ropa



Sé que no eres buen conversador y mi trabajo terminó así que me retiro – a pesar de la frialdad con la que sonaban sus palabras realmente no tenía deseos de irse, quería quedarse al lado de su amado Trowa toda la noche, pero si Lady se daba cuenta de su larga ausencia su trabajo estaba en peligro y con él la estabilidad económica de su familia. Cerca de la cama estaba gran parte de la ropa del rubio así que solo se estira un poco para agarrarla y subirla a la cama para poder ponérsela, pero cuando agarra los calcetines para colocárselos después de haberse puesto la ropa interior siente los brazos de Trowa que le rodean el pecho y el cálido aliento de su cliente sobre el cuello, haciéndolo paralizarse



“Te amo” – piensa, incapaz de poder decirlo Trowa solo atina a abrazar fuertemente ese cuerpo que tanto le fascinaba, también tenía deseos de tenerlo consigo toda la noche, pero también sabía que el rubio podía perder su empleo, Quatre sonríe tiernamente por la calidez y sinceridad del abrazo y le corresponde con las manos sobre sus brazos



Sabes que puedes ir a Monsieur cuando quieras, pero no puedo quedarme más tiempo, sin querer me he quedado dormido y... – sus palabras selladas por el calor de un beso le hacen sonrojar, Trowa podía ser reservado con la mayoría de las personas pero con él era amoroso y expresivo, no con ademanes pero sí con acciones, un segundo a su lado equivalía a toda una existencia vivida lejos de él, dolía admitir que se había enamorado, por vanidad o por orgullo pero dolía



Quédate un poco más – dice Trowa al abandonar los labios de Quatre, él se queda callado por un largo momento y con sus manos sobre los brazos de Trowa los abre para que le suelten y poderse girar hacia él



¿Qué ofreces a cambio? – interroga de forma pícara, su intención no era decirle que no pero gustaba de hacer ese tipo de preguntas



Solo ofrezco la garantía de que no te arrepentirás – responde tranquilo mirándole fijamente a los ojos, Quatre sonríe al escuchar la respuesta y con efusividad se lanza a sus brazos, haciéndolo caer acostado sobre la cama y el rubio encima de él



Espero que no mientas – responde antes de que ambos se pierdan en la profundidad de un beso, porque la noche aún era joven



“Eres muy mala Relena, eres una arpía, si Heero se entera te va a odiar” – preocupada Relena llega hasta su casa y tranquilamente abre la puerta, pero para su sorpresa alguien le esperaba a la entrada de la casa sentado en las escaleras frente al recibidor, era su hermano Milliardo que había llegado antes que ella gracias a su potente automóvil, nada comparado con el de su hermana y peor aún, que era conducido por su lame botas personal, un viejecito simpático de nombre Peigan. Relena ve a Milliardo sentado y nota en él una mirada de reproche, seguro la regañaría por haber salido tan noche



Hola hermanito – dice sonriendo nerviosa al llegar hasta el hombre de largos cabellos, pero él solo la mira duramente



¿Qué hacías en ese lugar? – pregunta directo y sin rodeos, Relena se sorprende por la pregunta y retrocede un paso llevándose el puño derecho hasta su pecho



¿De que... me hablas? – fingiendo demencia la chica no deja de intimidarse por la mirada fría de su hermano, pero aun así no pensaba ceder



No finjas, te vi entrar a un lugar llamado Monsieur – reprocha de forma firme, Relena no tiene más remedio que decir la verdad, no podía mentir si él la había visto entrar, así que baja la mano de su pecho y endurece la mirada lanzada a su hermano



Debía ir, porque si no lo hacía pierdo a Heero para siempre – confiesa sinceramente, Milliardo se sorprende un poco aunque ya anteriormente había visto al chico en ese lugar



Explícate – ordena con énfasis, poniéndose de pie



Se hace llamar Shinigami y Heero está enamorado de él – revela bajando su mirada hasta toparla con el suelo, esa noticia si sorprende a Milliardo porque no estaba enterado de que su empleado estuviera enamorado de Duo, pero ahora iba comprendiendo un poco más, ahora comprendía los rechazos del trenzado y su declaratoria de que ya poseía dueño, seguro que se trataba de Heero, por eso la sorpresa de Duo al ver llegar al de ojos azul cobalto después de haberlo besado a él, ahora hilaba todo



Es perfecto – Relena levanta rápidamente su mirada al escuchar a su hermano y lo mira confusa ¿qué era perfecto? Eso si que no lo entendía



¿De qué hablas Milliardo? – pregunta cruzándose de brazos, su hermano estaba volviéndose loco o algo por el estilo



Yo te apoyaré, te ayudaré a conseguir a Heero y yo... yo obtendré por fin a Shinigami – resuelve de forma rápida y simple aunque a Relena aún no le cae el 20 ¿cómo es que de buenas a primeras su hermano aceptaba que ella estuviera enamorada de Heero y que quisiera conquistarlo? o peor aún ¿cómo es que su hermano conocía a Shinigami y quería obtenerlo? Su cabeza como siempre era un nido



Hermano explícame por favor eso de Shinigami ¿cómo lo conoces? – pregunta bajando los brazos y enarcando sus cejas, Milliardo se acerca a ella y le coloca ambas manos sobre los hombros mientras ambos se miran a los ojos



Eso no importa hermanita, lo que importa es que debemos unir fuerzas – expone de forma alegre pero ella aún dudaba



¿No entiendes? Hice algo malo y me siento mal ¿cómo podría hacer eso que me pides? – dice con tono elevado de voz, golpeando los brazos de Milliardo con sus manos, haciendo que su hermano baje las suyas de sus hombros y la suelte



¿Qué hiciste? – pregunta bastante interesado, seguro por eso lloraba Shinigami



Le dije a Shinigami que Heero y yo estábamos prometidos en matrimonio y que él solo era uno de sus juguetes – responde con voz tenue, a Milliardo le parece que su hermana ha hecho lo correcto ya que si Duo fue capaz de llorar por un comentario así seguro quería decir que él también correspondía los sentimientos de Heero y ese era un punto en su contra



Que bien que lo hicieras, así yo seré su paño de lágrimas – comenta sonriendo ampliamente, Relena observa fijamente a su hermano y a pesar de conocerlo muy bien nunca lo había visto tan interesado en alguien, solo esperaba que no terminara igual de obsesionado por él como lo estaba Heero



Necesito descansar, buenas noches – la rubia da la espalda a su hermano y se retira a su habitación, sentía mucho cansancio por el día tan ajetreado que había tenido, en la mañana mucho trabajo en la oficina y por la noche un sucio plan trazado para evitar que Heero y Duo unieran de alguna forma sus vidas.
Notas finales:
Continúa en Capítulo 9. Lejos de ti



Gracias por leer ñ.ñ
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 37 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 49 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 123 Comentarios