Pociones y Sentimientos por Paula Moonlight
Historia DestacadaResumen: Luna prepara una poción de atracción para Harry, pero esta le cae accidentalmente a cierto profesor de pociones... ¡Mi primera historia! ¡Plis lean! EL EPILOGO YA ESTA PUBLICADO
Categorías: Harry Potter Personajes: Harry Potter, Remus J Lupin, Severus Snape
Géneros: Humor, Romance
Advertencias: Chan=Adulto/Menor
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 27 Completo:Palabras: 61002 Lecturas: 75319 Publicado: 31/03/05 Actualizado: 15/06/05
No era un sueño por Paula Moonlight
Muchas gracias a Kary, k Kinomoto, Ekishi, Setsuna Mud, Paris Atreides, Miss Andreina Snape, Marta, Maryam, Draconiss Snape Potter, As Black, Ali, Kim, Lady Chibineko, Azalea y Dawe por sus reviews.... Para aquellas a quienes les prometí no mencionar a Remus...lo siento...lo mencionó una vez pero nada importante...


Pociones y Sentimientos



Resumen: Luna prepara una poción de atracción para Harry, pero esta le cae accidentalmente a cierto profesor de pociones. Cap 15: Lemón y muchas ganas de matar a la autora...ToT

Autor: Paula Moonlight

Clasificación: PG-13

Pareja(s): Severus Snape/ Harry Potter Ron Weasley/ Hermione Granger

Disclaimer: Sólo la trama de esta historia me pertenece, no sus personajes… si no me creen pregúntenle a J. K. Rowling


-diálogos-
“pensamientos”
recuerdos recuerdos



Capítulo 15: No era un sueño



Severus paseaba por la playa. Apenas hace unos minutos que el sol iluminaba esa parte del mundo. Otra vez se había despertado al amanecer por un sueño sobre Harry, la primera vez había soñado con él y Harry en el piano y luego habían seguido otros similares con él y Harry en la playa, en la piscina, en el sillón frente a la chimenea, en la mesa del comedor, en la biblioteca, bajo el árbol de navidad y uno particularmente agradable que ocurría en el cuarto en que prepara sus pociones después que Harry le dijera lo sexy que era su nueva y radiante sonrisa. “Extraño que ninguno de ellos ocurriera en una cama”

No podía negar que esos sueños, aunque perturbadores, eran muy agradables, la primera y la segunda vez… ¡Pero la octava vez! Después de cada sueño era inevitable sonrojarse al ver a Potter en el desayuno y pasaban horas antes de recuperar su mascara de indiferencia. Odiaba su regreso a la adolescencia.

Pero aparte de esos incidentes, estas dos semanas no habían estado mal. Se había creado cierta amistad (que Severus prefería llamar tregua) con Potter. Al contrario de lo que decía el libro, cada día pensaba más en Potter, buscaba pasar más tiempo en su compañía, tenía más ganas de besarlo y cada día se le hacía más difícil contenerse.

“¿Por que demonios sigo pensando y soñando con él?... piensa en otra cosa Severus, hay cosas muchos más interesantes que Potter en las cuales pensar… como en conseguir Luparia para la poción de Remus… a quien Potter considera como el reemplazo de su padrino… ¡No pienses en Potter!... hay que preparar más poción para dormir sin sueños y pociones sanadoras básicas para reponer las reservas de la enfermería… aunque preparé algunas el mes pasado ya casi se habían agotado cuando me fui… bueno, no es de extrañarse si el idiota de Potter tiene una accidente todas las semanas… ¡Otra cosa! ¡PIENSA EN OTRA COSA!... 31 de diciembre… Hoy es año nuevo”

Y de pronto Severus se sentía feliz.

No porque otro miserable año se había ido.

Tampoco porque esperara que el próximo año fuera mejor.

Sino porque tan sólo en 5 días estaría libre de esa maldita poción. “En 5 días el efecto de la poción debería acabar… los efectos de la poción deberían ser casi nulos a estas alturas… Entonces” volvió a preguntarse “¿Por qué cada día pienso más en él? Quizás por qué aquí no tengo ninguna otra distracción o acaso esa maldita Ravenclaw hizo la poción aún más potente... pudo haberle puesto más sangre Veela de la que necesitaba o demasiada lavanda.”

“¿O será que simplemente he descubierto a Harry?”

“Racionalmente siempre he sabido que por el hecho de llevar los genes de alguien no tienes que ser exactamente como él, sólo tengo que ver a mi padre y a mi mismo para darme cuenta… pero aún así, siempre que veo a Harry no puedo dejar de recordar a James Potter y el odio renace dentro de mí igual que un fénix de sus cenizas”

“Pero ahora después de casi 7 años he logrado ver más que la apariencia física de Harry con su odiado padre y conocido a la persona dentro de él y me doy cuanta de que Harry Potter y James Potter son como el agua y el aceite… realmente debió sacar muchas cosas de Evans”

Sonrió y siguió caminado por la playa, pensando en el ojiverde que aún seguía dormido.

*******************

Harry al no encontrar a Snape, desayuno solo y se fue a la playa. A su profesor le gustaba pasear por la playa en las mañanas “¿En Hogwarts pasearía por la orilla del Lago?”

Se sentó en una roca y admiró el horizonte. No pasó mucho tiempo cuando divisó a Snape a lo lejos. Su pelo ondeaba al viento y vestía ropa más cómoda, más reveladora y menos oscura que las que usaba en el colegio… parecía ser otra persona, en vez de tener el ceño fruncido su rostro era tranquilo e incluso le pareció verlo sonreír. Harry recordó lo hermoso que se veía Severus cuando sonreía, sobre todo ahora que tenía sus dientes blancos. “Y eso que no le preocupaba su apariencia”

Si antes creía que le gustaba el murciélago amargado que tenia como profesor, ahora sabía con certeza que estaba enamorado del hermoso hombre que paseaba por la playa.

Sin nadie alrededor, sin las responsabilidades de sus clases o de su trabajo como espía, Snape se veía tan tranquilo y relajado, mucho más que cuando estaba en su presencia donde intentaba poner una mascará de indiferencia para no darle ninguna pista de sus pensamientos o debilidades. Por unos segundos le dieron ganas de correr a su lado y unírsele a la caminata pero no. Mejor era observarlo a lo lejos. Eso le recordó el final de una poesía que había leído en la biblioteca

Me gustas cuando callas porque estas como ausente
Distante y dolorosa, como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa basta
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto. (1)


En ese momento Severus se dio cuanta de su presencia y mirándolo a los ojos lo saludo con la cabeza y una leve sonrisa

“Estoy alegre de que no sea cierto… estoy alegre de que estés conmigo Severus”


*******************

Amanecía… el primer amanecer de un nuevo año.

Severus se vio con un Harry desnudo en sus brazos. Era extraño, sus sueños por lo general mostraban a un Harry mucho más activo.

Pero era un sueño agradable.

Harry desnudo, sonriendo apaciblemente, dormido en sus brazos a la orilla de la playa, con el sonido de las gaviotas y las olas induciéndolo al sueño, rodeados sólo de arena, mar, cielo azul, ropa y botellas… ¿Botellas?

Severus se congeló y sus sentidos se despertaron completamente: sintió la fría arena, el calor de Potter y el dolor de cabeza. Un pequeño vistazo a su alrededor y supo porque su sueño era tan atípico.

No era un sueño.

Estaba en la playa.

Desnudo.

Y Harry dormía en sus brazos.

También desnudo

Los recuerdos inundaron su conciencia.


-… Eres tan hermoso Harry… ¿Me dejarías darte un beso? Le decía a centímetros de su boca.

Y Harry, hipnotizado por esos ojos negros, se dejó besar lenta y tiernamente, su lengua se abrió paso en esa tentadora boca y saboreando la mezcla de licores… era todo un placer sentir aquella experta boca entre la suya. Sin darse cuenta Severus fue despojándolo de su camisa.

La felicidad inundaba a Severus mientras besaba suavemente la boca a Harry y lo libraba de la estorbosa ropa…

-mmm… mi ángel.

El tacto de su piel desnuda entre los brazos… era como un sueño, suave y cálida… su paraíso y su infierno… su perdición.




Se topó con Harry cuando salía de la cocina con una botella de Whisky y una de Champagne.

-¿Qué hará con eso profesor?

-Celebrar año nuevo ¿No es obvio?- le respondió con una mueca.

-¿Puedo acompañarlo, señor?- Severus sólo sonrió y regresó por más botellas.



Harry se apoderaba de su pezón, mientras sin prisas acariciaba su espalda enviándole ondas de placer que hace décadas que no experimentaba.

-mmmm… Harry… sigue… mmmm…-

Y Harry prosiguió mordisqueando sus pezones y su cuello.




Se reía a carcajadas, sin querer el corcho de la champaña le había dado justo en la cabeza a Potter. Cuando logró calmarse le ofreció una copa.

-Faltan 10 segundos.

-… 5, 4, 3, 2, 1… ¡Feliz año profesor!- gritó Potter entusiasmado.

-Feliz año- le respondió, esperando que realmente lo fuera.



Severus bajando lentamente los pantalones y el boxer de Harry, acariciando sus muslos.

-Eres delicioso- le decía con ojos llenos de lujuria y atrapó el pene del chico entre sus labios.

-¡Ha! ¡Severus!

Y escuchar su nombre de labios del chico fue su mayor placer…




-No debería beber tanto Señor Potter, usted no tiene tanto aguante como yo.

-¿Me lo dice alguien que no puede ponerse de pie por si solo?- Harry rió a carcajadas ante el seño fruncido de su profesor.



Su piel ardía ante cada toque y beso que daba y recibía… pero no era suficiente necesitaba más… ¡Más!



-¡Salud por el horrible año que se ha ido Harry!- Harry sonrió al pensar que su profesor lo llamaba por su nombre sólo cuando bebía -… aunque dudo que el próximo sea mejor- dijo Severus vaciando lo último que quedaba de la botella de whisky y lanzándola lejos.



En medio de toda la nube de alcohol… logró recordar que era la primera vez del Gryffindor y lo preparó cuidadosamente. Entró lentamente en la apretada carne y comenzó a moverse suavemente…

Era suyo… ¡SUYO!... cada embestida que le daba, cada gemido de Harry lo confirmaba… ¡Suyo! su ángel… su paraíso… su Harry.




Miraba fijamente a Harry… se veía tan hermoso sonriendo y con las mejillas rojas debido al alcohol. Él mismo estaba muy bebido.

-Que tanto me mira profesor- Dijo Harry y lanzó una breve carcajada sin ningún motivo.

-Eres un Ángel.- contestó sin pensarlo.

-¿Un Ángel?- pregunto Harry confuso.

-Sí. Eso es lo que me pareciste la vez que te vi desnudo… un hermoso ángel.

-Yo… yo no soy hermoso- dijo Harry sonrojado.

-Si lo eres… Eres tan hermoso Harry… ¿Me dejarías darte un beso?



Éxtasis… completo y total éxtasis, mientras escuchaba a Harry gritar su nombre.




-No… Dios… que he hecho.


*******************

Harry despertó con arena en su boca.

-¿Qué diablos?- escupió la arena de su boca e intentó sentarse. Su cabeza le dolía como nunca y también su trasero. -¿Severus?

Aguantando el dolor se sentó en la arena, aún seguía desnudo, a su lado estaba su ropa esparcida sin ningún orden junto a las botellas vacías de cerveza de mantequilla, Whisky y champagne… pero no había ningún rastro de Severus.

Una punzada en el corazón le indico que algo estaba mal…muy mal. Sin poderlas detener las lágrimas cayeron en la arena.

-¿Qué pasó Severus? ¿Por qué no estas aquí?

*******************

-Mira Potter, no quise que pasara lo de anoche, fue culpa de la poción lo siento…. No… ¡Diablos! no pienso disculparme con ese mocoso…. Además él también tiene la culpa no hizo nada por detenerme.

Severus se paseaba delante del espejo en su cuarto, pensando en que decirle a Potter.

-Yo creo que ambos estaban tan borrachos que ninguno siquiera pensó en detenerse.

-Nadie te preguntó espejo entrometido.

“Pero el espejo tiene razón” pensó Severus “borracho como estábamos ninguno era dueño de sus actos… pero aún así no podemos negar que pasó”

“Pero aún así huiste de tus actos Severus” se dijo a si mismo “¿Será muy tarde para irlo a buscar?... tal vez aún no despierte”

“Si aún sigue dormido puedo echarle un Obliviate… él no se acuerda de nada y me ahorraría todo este problema”

“No algo así no puedo ocultárselo… ya bastante problemas tuvo por eso con Albus”

-Potter, ninguno tuvo la culpa de lo que paso. Sólo fue una mala combinación de alcohol, poción y hormonas juveniles… Olvidémonos de esto y hagamos como que no pasó.

*******************

Harry se preguntaba que había salido mal, anoche parecía ir todo tan bien, fue tan apasionado… como en un sueño y de pronto ¿Qué?... “Por supuesto soy un idiota, es obvio que Severus actuó así debido a la poción y yo olvidando ese pequeño detalle me dejé llevar por mis deseos, olvidando con quien estaba… imbécil… un completo y total idiota… eso es lo que soy ¿Como diablos me enfrento a Snape ahora?”

Harry se paró y se vistió. No podía seguir llorando, ya era un adulto y como adulto tenia que enfrentar esta situación…tenía que enfrentar a Snape.

No por nada él era un Gryffindor.

Lentamente, debido al dolor que sentía, se encaminó a la mansión. Directamente a la habitación de Severus, pero llegando a esta logro escuchar.

-… fue una mala combinación de alcohol, poción y hormonas juveniles… Olvidémonos de esto y hagamos como que no pasó.

-No pasó… ¡No pasó!- gritó Harry, abriendo con un portazo -El dolor que siento en mi trasero y los moretones que se forman en mi cuello no pasaron- dijo con una voz que mezclaba la tristeza, dolor y desilusión.

-Ha… Potter.

-Todo fue culpa del alcohol, la poción y mis hormonas ¿no?... ¡Tu y yo no tuvimos nada que ver en el asunto!... un error que nunca debió pasar… mejor olvidarlo ¿Cierto?

-…yo…

Se sentía destrozado…su corazón hecho añicos…

Amaba a Severus Snape. Hacia pocos días que había descubierto que lo que sentía hacia su profesor estaba más cerca del amor que de la atracción. Snape tenía razón, sus hormonas aliándose con el alcohol le habían ganado a la razón y por unas maravillosas horas le habían hecho creer que era correspondido.

Dolía. No sólo el hecho de no ser correspondido, sino que el hombre al que amaba lo aborrecía tanto que al despertar de seguro se había sentido asqueado y había huido de su lado, sólo para planear una tonta excusa e intentar olvidarse de que había hecho el amor con el hijo de James Potter.

El dolor y la pena se convirtieron en odio.

-No se preocupe profesor… he logrado sobrevivir a Voldemort, docenas de mortífagos e incluso Dementores… puedo sobrevivir a la idea de que he tenido sexo con usted… por mi todo esto esta olvidado.- y salió de la habitación sin mirar atrás.

-El Obliviate era sin duda una mejor opción- pensó un desolado Snape en voz alta.


Continuará... el Miércoles.



¡NO ME MATEN!... T_T... AÚN TENGO 12 CAPITULOS PARA ARREGLAR LAS COSAS ENTRE LOS DOS!...


(1) Extracto del Poema Numero XV de Pablo Neruda del libro “20 poemas de amor y una canción desesperada”

T_T SU REVIEW ES MI SUELDO T_T
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=7060