Feel For You por Yami to Fujikiri
Resumen: Aragorn se decide en declarar su amor a Legolas, quien lo recive de manera muy especial!
Categorías: El señor de los anillos Personajes: Aragorn, Legolas
Géneros: Romance
Advertencias: Contenido Hetero
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 1 Completo: No Palabras: 4354 Lecturas: 1003 Publicado: 22/03/05 Actualizado: 22/03/05

1. Feel For You por Yami to Fujikiri

Feel For You por Yami to Fujikiri
Feel For You
Por Yami to Fujikiri



Disclaimer: Todos de los personajes de ESDLA (LOTR) me pertenecen... *Mirada asesina del espíritu del señor Tolkien* ok, ok... tal vez no... *Tolkien: ¬¬* ... NO me pertenecen, todo lo referente a ESDLA le pertenece a J.R.R Tolkien aunque estoy en planes de negociación con el maestro Tolkien para comprarle a Legolas *¬*
- Legolas: O_______O
- Aragorn: Ò_Ó
- Tolkien: ¬¬ Eso quisieras

NO SE OLVIDEN DE LEER LAS NOTAS DE AUTOR. es importante ¬¬
Advertencias: Slash (AxL) , Lemon, si no te gustan estos géneros, busca otra cosa que leer. La canción es de Aragorn a Legolas ^//^


< CENTER >< b >Feel For You< /CENTER >

La batalla de Minas Tirith fue frenética, envolvió en los corazones de todos aquellos que participaron en ella, el más grande y sombrío sabor de muerte; a pesar de la victoria, muchos corazones fuertes y valerosos habían caído y muchos otros, habían caído en un mundo mucho más sombrío que el de la muerte... la soledad y el dolor.
El corazón de Aragorn, el Heredero de Isildur, no se exceptuaba de lo mismo; tenía un gran peso cargando en los hombros de su alma. ¿Cuándo había él elegido ser el Rey de Gondor? Lo que más deseaba era volver a ser un montaraz común y corriente, pero sabía que eso iba a ser imposible, ya no más, cuando acabara todo eso, si acababa, tendría que tomar el trono, algo que en realidad nunca había deseado.

Gimli veía divertido al elfo que aún principio había considerado insoportable. Recordaba como en la reunión en Rivendel que el gran elfo Elrond había convocado sintió un gran pesar de orgullo al saber que tendría que viajar con un elfo presumido y arrogante, grandioso guerrero y hermosa criatura, demasiado como para no considerarlo un gran problema. Gimli trataba de recapitular una y otra vez los momentos que había pasado con su amigo, tratando de recordar en qué momento había dejado de sentir agreción contra el elfo y había sentido cariño y tierna afección por "ese elfo tonto". Lo seguía viendo, seguramente eso sería un gran motivo de burla para, al siguiente día, molestar al elfo, cuando estara más conciente. Al siguiente día partirían de inmediato a la Puerta Negra de Mordor.

Aragorn dió unos pasos acercándose a Gimli quien se seguía riendo. Al contrario del enano Aragorn se mostraba serio, aunque al ver la mirada de burla de Gimli, esbozó una pequeña sonrisa.

- No debiste dejarlo.
Su voz dura y profunda atrajo la mirada de Gimli quien inmediatamente soltó una carcajada por el comentario.
- Entiendo, tú provocaste esto, ¿No es así Gimli?
Gimli siguió riéndose, Aragorn rodó sus ojos sobre sus órbitas y de inmediato se dirigió hacia la mesa donde estaba Legolas, rodeado de algunos risueños y tratando de mantener el equilibrio.
- Oh, Aragorn, déjanos la diversión un rato más.
Aragorn volteó hacia Gimli con una mirada acusadora, mientras alcanzaba a Legolas tomándolo por un brazo y levántandolo para cargarlo y recostarlo en su espalda. Para ese instante, Legolas ya estaba entre dormido y entre alerta, como todo Elfo, pero la bebida no lo dejaba más que entre abrir los ojos durante pequeños instantes de segundos.
- Lo llevaré a acostar, por la mañana tendrás que estar alerta para sobrevivir a la corretiza que te va a poner Gimli.
El enano rugió egocéntricamente, mientras Aragorn salía de la estancia del palacio de Rohan con un Legolas cargando.
- Un enano jamás será vencido por un elfo.
Alcanzó a oír Aragorn mientras salía con Legolas.

Aragorn llegó a un pequeño estanque con un árbol a un costado, recostó a Legolas en el suave pasto que rodeaba el sitio. La luz de la Luna bañaba las aguas claras. Suficiente para un elfo. pensó. Un elfo no puede emborracharse de esa manera sin recuperarse rápidamente, con un poco de agua. Tomó un poco de agua del estanque con una vasija que había tomado de la mesa, el agua era limpia, daba un reflejo totalmente santoral. Le dió de beber a Legolas a quien incorporó sin mucha dificultad, la ligereza del elfo era sorprendente. ¿Cómo un guerrero tan excepcional puede parecer tan dócil y frágil fuera de combate?. Pensó Aragorn.
Legolas entre abrió los ojos, el efecto de aquella cerveza de malta había comenzado a pasar de su cabeza y aclarando su visión vió a Aragorn a lado suyo y a aquel explendoroso paisaje que alumbrara sus bellos ojos azules que ha muchos enemigos habían aterrado y que todos aquellos demás han encantado. Llevó sus blancas manos a su cabeza con una expresión de molestar en su rostro.

- Gimli me las pagará.
Murmuró con suave voz mientras Aragorn se reía suavemente.

- Sí, se lo advertí.
- Gracias Aragorn.
- Aunque debo admitir que fue muy divertido verte en ese estado.
La sonrisa de Aragorn no había desaparecido de su rostro, más ahora que el elfo con quien había compartido tantos años de amistad le veía disgustado y apenado por el suceso.
- ¿Te sientes mejor?
Murmuró Aragorn después de unos segundos divertidos viendo la cara de disgusto del elfo.

- Sí, los elfos no caemos en los efectos del alcohol.
Aragorn observó por unos segundos a su amigo, quien aún tenía las manos sobre su cabeza.

- ¿Estás seguro?
Legolas vió el agua frente a ellos como una buena arma para defenderse de las burlas de Aragorn pero se detuvo pensando en que el montaraz lo había salvado de una penosa noche en frente de toda esa gente.
Ambos disfrutaron de unos momentos bañados en ese hermoso aroma que tiene la noche por naturaleza, olvidándose de todo, quedándose solos con sus almas. Aragorn bajó la mirada, clavando sus ojos en el reflejo que el estanque producía. Legolas se percató del gesto de su amigo.
- ¿Te preocupa algo, Elessar?
- Frodo...
Murmuró Aragorn, era cierto, el pequeñó Hobbit y su amigo Sam podrían bien estar enfrentado grandes peligros en ese momento, mientras él disfrutaba de una tranquilidad que no merecía. Legolas coincidió en silencio con su amigo, también a él le preocupaban los medianos, aunque también le preocupaba Aragorn. Había estado dando un gran esfuerzo en batalla tras batalla, ahora el cansancio se reflejaba en su rostro y eso no podía pasar desapercibido por los ojos de un elfo como él.

- Deberías de ir a descansar.
Murmuró el elfo lo suficientemente fuerte como para que el montaraz escuchara.

- ¿Tu estás cansado?
Aragorn, quien había devuelto la mirada hacia la hermosa criatura rubia de su lado, lo miró desconsertado.

- No, sabes que los elfos no somos así, pero tú has peleado bastante, un humano como tú necesita descanso.
Dijo sin verlo a los ojos, con su mirada clavada en la cristalina agua. Aragorn no había dejado de verlo. Durante todo el viaje de la comunidad se había dado cuenta de lo hermoso que era su amigo, algo que había certificado años atrás cuando lo conoció en Mirkwood. El montaraz volvió la mirada hacia el estanque mientras tallaba sus manos entre sí. Legolas se dió cuenta de eso y de inmediato pensó que se trataba del frío, algo que un elfo no puede reconocer ya que no es afectado por este o cualquier otro elemento de la naturaleza. Iba a decir algo cuando la voz del montaraz lo interrumpió.

- Legolas, tengo un problema.
Dijo el Aragorn sin dejar de ver el fondo del estanque, atrayendo la mirada de Legolas un tanto sorprendida al oír esas palabras salir de la boca de un hombre a quien consideraba invencible.

- ¿Cuál?
- Estoy enamorado.
Dijo sin menor apuro el montaraz y aún sin ver la mirada de su amigo y sin saber lo sorprendida y desconcertada que esta estaba.

- Ah, si, La Estrella de la Tarde...
Murmuró casi para sí Legolas, aunque los oídos de Aragorn alcanzaron a escuchar el comentario.

- Yo... no, no es ella.
Dijo para la sorpresa de su amigo quien no pudo contener un "¿Qué?" lo suficientemente fuerte como para que todo Rohan lo escuchara. De inmediato Aragorn le puso una mano en la boca y Legolas se dió cuenta de su error. Aragorn le quitó la mano de la boca y luego volvió a ver hacia el estanque, un tanto nervioso. Legolas comenzó a repasar las posibilidades.

- Éowyn...
Propuso el elfo; había visto miradas cariñosas entre los dos, especialmente de ella a él, si no era la bella Arwen, sin duda era la valiente Éowyn. Aragorn rió para sus adentros al escuchar el nombre mencionado por el elfo.

- No...
La respuesta sorprendió a Legolas, quien de inmediato comenzó a pensar en alguien más.

- ¿Galandriel?
El elfo arqueó una ceja al mencionar el nombre de la Señora del bosque, era una elfa hermosa, sí, pero no se imaginaba a Aragorn con ella. Aunque también se dió cuenta de que no se podía imaginar a Aragorn con nadie más.
Esta vez Aragorn no pudo evitar esbozar una pequeña risita.
- No...
Mencionó divertido.

- Entonces, ¿Quién?, Elessar, dime de una buena vez.
Legolas sonaba un tanto molesto ante la risa de su amigo, sin embargo no escuchó respuesta de Aragorn, quien había cortado su risa y seguía concentrado en mirar algo aparentemente inexistente en el estanque. De nueva cuenta, empezó a frotar sus manos.

- Es que... no sé si decirlo.
Legolas se mostraba extrañado, ¿Porqué le sería tan difícil decirle algo? Se habían contado diversos secretos a lo largo de su amistad, ¿Acaso ya no le tenía confianza? El solo hecho de pensar en eso le hirió profundamente al tierno elfo.

- Aragorn...
Murmuró tiernamente haciendo voltaer hacia él a su amigo.
- ... Sabes que puedes confiar en mí.
Terminó la frase sonriendo. Aragorn vió profundo a los ojos azules del elfo; observó maravillado su sonrisa; pocas veces lo había visto sonreír. Sus manos le fallaron, algo dentro de él se impulsaba fuertemente y su cerebro ya no tuvo ningún poder sobre su cuerpo. Se inclinó lenta y delicadamente hacia el rostro de Legolas y murmuró a escazos centímetros de sus labios:
- De... tí.
Cubrió los labios de Legolas con los suyos. Legolas se estremeció, nunca se hubiera imaginado esa respuesta, ¡Mucho menos tener los labios de Aragorn sobre los suyos! El peso del cuerpo Aragorn lo obligó a rescostarse sobre el césped, las manos del montaraz sostuvieron con fuerza las muñecas del elfo, quien aún se encontraba anonadado por la situación y aún no había correspondido al beso. Aragorn pareció reaccionar repentinamente del insomnio que en un momento lo había cubrido, levantó su cuerpo unos centímetros, observó los sorprendidos ojos azúles, quiso levantarse pero no pudo, algo se lo impedía, tal vez el deseo de permanecer junto a aquel cuerpo que tanto deseaba.

- Legolas... yo... perdóname, no sé que es lo que hago.
- Tú... ¿Me amas?
Aragorn se estremeció ante la pregunta pero no tardó en contestar.
- Sí, sí, mi querido hermano, te amo más que a nadie y si no correspondes a mis sentimientos no te preocupes, pues yo no te molestaré nunca más, pero por favor, recive estas palabras como muestra de mi amor, pues te amo y te adoro, más que a nada en esta vida.


There's such a sad love deep in your eyes....



Los ojos de Legolas se humedecieron ante las palabras de su amigo, de su hermano, de... Aragorn obligó a su cuerpo a reaccionar y trató de levantarse pero las manos de Legolas se lo impidieron, pues había rodeado su cuello con sus brazos y lo había atraído a su cuerpo una vez más, a sus labios. Unieron sus labios una vez más, Aragorn no se esperaba esa respuesta pero no tardó en reaccionar, esta vez Legolas entreabrió su boca para dejar pasar la lengua del montaraz. Aragorn exploró la cavidad del elfo con suma satisfación, recorriendo cada lugar de la exquisita boca que tanto había deseado. El beso fue apasionado, pero dulce y tierno, Aragorn se deleitaba con el dulce sabor de la boca del hermoso elfo que yacía debajo de él. Se besaron tierna y abrazadoramente, hasta que respirar fue inevitable. Separaron sus bocas pero no así sus cuerpos.

... A kind of pale jewel, open and closed...


- Legolas...
Murmuró Aragorn pero fue interrumpido por la voz de Legolas.
- Yo... también te amo, Elessar.
La voz de Legolas fue suave y tierna. Los ojos de Aragorn no reflejaban más que dicha y a la vez sorpresa. Oyó la voz de su amado elfo continuar.

- Los elfos... entregamos nuestro corazón solamente una vez y yo... yo te lo he dado a tí, Aragorn.
Ambas miradas se encontraron, clavadas en el reflejo del otro, llenas de amor y de pasión; con esas miradas, se decían todo y cuánto más el uno al otro. Volvieron a besarse, una vez, dos veces, diez veces, incontables, sin satisfacerse, reuniendo todo el amor del mundo en sus bocas, en sus corazones. Aragorn sostuvo a Legolas por la cintuara y se levantó despacio, sin romper el beso que sostenían. Levantó al elfo por la cintura y lo cargo sin ninguna dificultad. Rompieron el beso pero no la mirada sobre el uno y el otro. Aragorn cargó a Legolas con ambos brazos, Legolas se sorprendió al principio y luego esbozó una sonrisa. El montaraz comenzó a caminar hacia la habitación que ocupaba durante esa noche en Minas Tirith. Llegó a ella con Legolas en brazos procurando no ser visto, lo recostó en la cama con suave delicadeza mientras se acostaba sobre él. Legolas se estremeció al ver las intenciones de quien minutos atrás habría llamdo su mejor amigo, quien se dió cuenta de esto y detuvo cualquier movimiento. Aragorn pudo ver el miedo en el elfo. Legolas era muy joven en términos de los elfos, a pesar de sus 2000 años, era como un adolescente, un joven que apenas está conociendo el mundo y quien había sido cuidado de todo por su gente. La joya de Mirkwood era virgen y no tenía ninguna experiencia en situaciones íntimas y Aragorn pudo leer todo eso en sus ojos.


...Within your eyes, I'll place the sky,...



- No haremos nada que tú no quieras.
Le murmuró al oído mientras separaba las manos de las caderas del elfo, quien al instante las detuvo con las suyas.

- Sí... si te quiero.
Murmuró tímidamente. Aragorn no necesitó ningún otro instintivo.


... within your eyes...



Aragorn depositó suaves veces en toda la cara y cuello del elfo; disfrutaba el dulce sabor de la piel suave y blanca de Legolas quien tímidamente acariciaba el cabello oscuro del heredero de Isildur. Las manos de Aragorn se encontraron en el pecho de Legolas; el montaraz ágilmente desabrochó la prenda típica de caza que vestia el elfo durante su viaje en "La comunidad del Anillo". La mitad de su cuerpo quedó desnuda. Aragorn no pudo evitar besar desesperadamente el pecho del elfo, quien disfrutaba cada una de las sensaciones que el humano le dejaba a cada beso; nunca había sentido nada igual, Aragorn le producía aquella sensación eterna que solo la naturaleza le podía brindar, pero era diferente; despertaba en él un gran deseo que ardía en sus entrañas.


... There's such a fooled heart, beating so fast...



Legolas imitó la acción del humano sobre él y, aunque con más dificultad, le logró quitar la prenda que le cubría el pecho y espalda. Aragorn depositó sus manos en las caderas del elfo, sin dejar de besar toda la mitad de su cuerpo, le fue quitando los pantalones con sumo cuidado, temiendo que el elfo pudiera reacionar con espanto ante tal atrevimiento. Legolas no lo detuvo, puso sus brazos alrededor de su cuello; ahora el elfo se encontraba totalmente desnudo. Aragorn se levantó unos centímetros para poder admirar tal belleza...


... In search of new dreams, a love that will last...



Legolas se sonrojó un poco, ante tal, Aragorn esbozó una sonrisa y depositó un dulce y rápido beso en sus labios, Legolas volvió a imitar a su amado, quitándole los pantalones, una vez más con mucha menos habilidad que Aragorn. El montaraz volvió a besar al elfo y lamió sus labios, sin romper el contacto de su lengua con la piel del elfo en ningún momento, bajó hasta su cuello, examinó cada uno de los lugares, y saboreó el dulce aroma que emitía su piel, siguió bajando hasta llegar a su pecho. Legolas no podía emitir gemidos, se sentía como en el mismo cielo, la lengua de Aragorn lo hacía estremecerse de placer. El montaraz beso tiernamente el vientre del elfo, para llegar a sus muslos que de inmediato empezó a acariciera sin ninguan censura. Legolas no pudo contener un gemido al sentir las fuertes manos del montaraz en su entrepierna. Aragorn empezó a acariciar el miembro del elfo de manera suave y exquisita para alguien que nunca había sentido nada de eso antes, Legolas emitía jadeos y largos gemidos...


...Within your heart, I'll place the moon...



- ¡Oh, Aragorn!
Legolas emitió un nuevo gemido cuando sintió la boca del hombre succionar en su miembro. Una oleada se satisfacción se produjo en el elfo quien no podía evitar exclamar todo el placer que el hombre le hacía sentir. De nueva cuenta, Aragorn sustituyó su boca por sus mano derecha y subió a la altura de la boca de su amado, para besarla apasionadamente y luego retirarse a succionar el pezón derecho endurezido, acto que hizo estremecerse al elfo aún más...
- ¡Aaaragonr! ¡Oh!
- ¿Está bien?
- ¡Si! ¡Si!

... within your heart...


Los gemidos de Legolas se hacían cada vez más fuertes y el sudor que bañaba a Aragorn cubría la blanca piel del elfo. Aragorn acariciaba el miembro de su amado, primero suave, luego fuertemente y besaba cada rincón de ese añorable cuerpo que tanto deseaba. Acariciaba seductoramente, con la mano que tenía libre las caderas de esa criatura tan impresionanetemente bella, el punto del clímax llegó al hermoso elfo, declarando su pasión total en la palma de la mano del hombre. Aragorn dejó las actividades de sus manos y tomó las mejillas del elfo sonrojado, agitado y lo volvió a besar. Después bajó ambas manos a sus muslos, los cuáles separó suavemente, procurando no espantar al elfo...

... As the pain sweeps through, makes no sense for you...


Legolas abrió los ojos grandes al ver la acción del mortal. Aragorn volvió a besarlo y le susurró al oído "No te preocupes, no te haré daño" Legolas respiró hondo y sujetó fuertemente la nuca de su amado. Aragorn esperó a que el elfo se relajara para pasar a cubrir un dedo con el líquido que momentos antes Legolas había dejado en su mano, pasando así a introducirlo en la abertura, preparando así al virgen Legolas. Legolas emitió un sonido de dolor, Aragorn trató de ser suave, para no hacerle daño, unos segundos después, introdujo el segundo dedo, Legolas exclamó un gemido profundo de incomodidad, y estirándo su cuerpo totalmente sintió el tercer dedo del montaraz dentro de su cuerpo.
- Tranquilo, es para que no te duela...

... Every thrill has gone, wasn't too much fun at all,...



Legolas trató de tranquilizarte, mientras dió un suspiro indicándole a Aragorn que se encontraba listo. Aragorn se inclinó entre las piernas del elfo y lo penetró. Legolas dió un grito no muy fuerte, Aragorn no pudo contener el exquisito placer que el cuerpo élfico le provocaba, lo penetró más profundamente sintiendo la membrana de la virginidad de Legolas desgarrándose, Legolas se aferró a la almohada, pero pronto todo el dolor que estaba sientiendo, se convirtió en una sensación totalmente diferente, un placer inagotable le inundaba las entrañas.


... But I'll be there for you...



Aragorn se mecía entre las caderas de su elfo Sí, mi elfo. pensaba mientras disfrutaba el sabor que le producía ese dulce cuerpo que ahora poseía. Aragorn trataba de que cada embestida fuera lenta, para no lastimar a la criatura más hermosa de la Tierra Media. Legolas disfrutaba ese movimiento sintiendo a Aragorn cada vez más adentro, sostenía sus cabellos con fuerza, sin contener el placer; gemidos de placer que ambos seres compartían. Pronto el elfo también empezó a mover las caderas al ritmo del montaraz. Mientras Aragorn se mantenía dentro de él, subió a besar aquellos labios rojizos.


... As the world falls down...



Pronto Aragorn alcanzó su clímax y derramó el líquido que lo simbolizaba dentro de las entrañas de aquel hermoso ser a quien tanto amaba. Legolas se estremeció al sentir ese líquido dentro de sí, mil y un de sentimientos se formaron en todo su cuerpo, no distinguió entre la realidad y de repente todo pensó que era un sueño... Sí... solo un sueño... pensó el elfo. Se desmayó por unos segundos, tal vez por las tantas emociones que experimentó en ese momento. Aragorn detuvo sus movimientos y reposó su cabeza en el pecho del elfo, mientras lentamente retiraba su miembro del cuerpo de su amado.


... Through we're strangers till now, we're choosing the path...



Aragorn volteó a ver el rostro de su amado elfo, viendo como este mantenía los ojos cerrados, lo cuál lo extraño bastante. Un elfo nunca cierra los ojos. Entonces en verdad se preocupó.
- Legolas, mi amor.
El elfo entreabrió los ojos y sonrió, ambos unieron sus labios en un beso pasional y sin igual. Aragorn se recostó a un lado del elfo a quien rodeó con sus fuertes brazos y este buscó refugio en su pecho.


... Between the stars, I'll lay my love...



- Te amo.
Le susurró al oído puntiagudo.
- ¿Qué vas a hacer con Arwen?
Aragorn lo acercó más a su pecho, Legolas sabía que ese tema tendría que salir.
- Romperé mi compromiso con ella.
Los ojos de Legolas se abrieron completamente al escuchar lo mencionado.
- ¿Lo... lo harías... por mí?
Alcanzó a articular palabra.


...between the stars...



- Por tí haría todo y más, por tí he llegado a Minas Tirith luchando y por tí triunfaré en la Puerta de Mordor mañana.
El elfo cerró sus ojos nuevamente, esta vez sintiéndose a salvo, en los brazos de su querido, a quien había entregado su inocencia momentos atrás.


... As the world falls down... Falling in love...



Y el hombre se sentía tan cálido a lado de ese cuerpo que tantas noches había deseado y que por ahora era suyo, se sentía amado, se sentía completo. Ninguna corona podría igualar lo que sentía ahora y si deseaba compartir el reino que por herencia le correspondía, solo sería con aquella criatura ahora en sus brazos. Aragorn se fundió en el rostro angelical de Legolas cuando lo oyó la hermosa voz del elfo tararear una tonada de canción y murmurar:

- ... I feel for you.





Notas de Autor:

Si, no están viendo fantasmas, estoy devuelta en las andadas xD esta vez con los fics de ESDLA. Este ha sido mi primer lemon, se nota mucho? sí, sé que fue algo suave y novato pero espero que les haya gustado, me encanta esta pareja, no se podía escapar de mis locuras, muajajaja. Dejen muchas reviews, espero que este fic pronto participe en el Fic de Oro, les agradesco mucho sus votos que hicieron a "Bajo un claro de luna" ^^ Y ahora tengo que decir algo que estoy diciendo en todo lo que actualizo sino no sé cómo jijos van a saber: Por cuestiones administrativas O.o ok, por problemas con fanfiction.net, "Detrás de una mente enferma" (La verdadera aparición del mago clow) estará publicado e su web única que hize rápidamente para su publicación, así que espero que vayan a leerlo ^^ la url está en mi perfil.

"As the world falls down" es de David Bowie, la canción, le pertenece únicamente a él, espero que les haya gustado. No la puse completa, porque si no, no cabía, al principio estaba escrita "Feel for you" de Nightwish, por eso lo último que dice Legolas es "I feel for you", la última línea de esa canción, algo que me pareció bonito y decidí dejarlo, pero pensé que ésta del señor David Bowie, se acoplaba más, si la quieren oír, está en el disco "Labyrinth" yo lo compré hace como 7 años en Mixup, el disco tiene décadas de haber salido, con suerte y rezándole a 20 santos, lo encuentran xD



DEJEN REVIEWS!!!!!!!
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=6841