Georg piensa en universos paralelos por noelia1810
Resumen: Georg no sabe con exactitud cuándo fue que la curiosidad se convirtió en morbo, pero la sensación le golpea fuertemente cada vez que le mira, todo el tiempo que le mira. [BillxGeorg][Tokio Hotel]
Categorías: Famosos - RPS Personajes: Ninguno
Géneros: Angustia
Advertencias: AU=Universos Alternos
Desafíos: Ninguno
Series: Universos paralelos
Capítulos: 1 Completo:Palabras: 555 Lecturas: 161 Publicado: 20/04/14 Actualizado: 20/04/14
Notas de la historia:
Escribí esto hace un mes y todo fue muy fácil y relajado. Espero que quien lo lea también lo encuentre así.

1. Georg piensa en universos paralelos por noelia1810

Georg piensa en universos paralelos por noelia1810
Notas del autor:
Disclaimer: No me pagaron por escribir esto y no me consta que algo de lo que se narra haya sucedido en la vida real.
Georg le ve por primera vez en un club. Está en el escenario, improvisando en el teclado mientras canta junto a un chico de rastas.

Georg trata de acercarse al escenario y lo logra con relativa facilidad. Primero le observa con curiosidad, repasa con la mirada su rostro y se sorprende de encontrar rasgos afeminados, de ver sus ojos delineados y sus labios rosados y brillantes. El cabello largo y negro cae suave y lacio sobre sus hombros y a Georg le parece curioso y extraño. Solo eso. Sin embargo, no deja de verlo, no despega su mirada de él ni cuando el solo de guitarra empieza a sonar y el chico pierde protagonismo.

Tampoco deja de asistir todos los viernes al mismo club. Se ha convertido casi en un ritual: Entra al club, pide una cerveza y se acerca lo más que puede al improvisado escenario, luego, no despega su vista de él en toda la noche.

Primero es interés, luego es más que eso. No sabe con exactitud cuándo fue que la curiosidad se convirtió en morbo, pero la sensación le golpea fuertemente cada vez que le mira, todo el tiempo que le mira. La situación se vuelve sexual cuando se da cuenta que el chico de cabello largo es capaz de excitarlo con su sola presencia. Georg no se molesta en tratar de evitarlo, encantado y perdido en todas las emociones que el cantante logra desencadenar en él.

Averigua su nombre y desde ese momento, el morbo se convierte en fascinación. Georg admite que Bill le gusta y le resta importancia a que sea un hombre. También le resta importancia a lo sentimentalmente relacionado que parece estar con su compañero de rastas.

La primera vez que cruzan sus miradas Georg se sabe enamorado. Bill detiene su mirada en él por más tiempo del que Georg puede sostenerla y entonces le sonríe con malicia, conocedor de los estragos que ha causado. Georg también sonríe y siente que dentro de él todo es un caos. Las sensaciones le adormecen y el sabor de la cerveza se vuelve más amargo en su boca.

La segunda vez que sus miradas se cruzan, Georg cree entrever un chispazo de reconocimiento en los ojos de Bill. Le sonríe y el gesto es devuelto, pero en seguida la mirada del cantante se aleja y revolotea entre las cincuenta personas detrás de él.

Georg se conforma con que sea un platónico y se dedica a idealizar a Bill, a perderse en su rostro mientras el alcohol inunda su ser y le adormece el cuerpo. La sensación es agradable y se vuelve propenso a soñar con él. Ya no es solo los viernes, ahora Bill aparece en su sueños muy a menudo, todas las noches está allí, cantando una y otra vez, sonriendo con una extraña mezcla de lujuria e inocencia, deslizándose sobre el escenario y bailando para el chico de rastas que Georg se encarga de borrar y reemplazarlo por él mismo.

Georg piensa en universos paralelos. En uno de ellos, Bill también se enamora de él. En el universo que le corresponde, en el que le toca vivir, nunca llegan a cruzar una palabra.
Notas finales:
Escribe un comentario. Es gratis y me hace feliz.
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=43971