Viejos amores y nuevas emociones por phae
Resumen: ¿Qué pasaría si después de muchos años, regresa tu primer amor a tu vida?, aquel amor con el cual no pudiste concretar mucho pero que marco toda tu existencia.
Esta es la historia de dos mujeres que luchan por encontrarse a sí mismas, es la historia de una amistad o algo más, que se perdió en el tiempo y en los convencionalismos de una sociedad intolerante y sumida en un falso doble estándar, pero que sin embargo, en algún momento de la vida junto con la madurez y la aceptación de quien es uno mismo, puede que se genere una pequeña oportunidad para retomar en rumbo extraviado.
Qué me perdonen las personas que están involucradas en esta historia, los hechos no son 100% reales, pero los personajes y cada historia, están inspirados en personas que conocí y experiencias vividas, mucho de realidad hay en este relato.
Categorías: Biografica, Originales, Filosofica Personajes: Ninguno
Géneros: Ninguno
Advertencias: FemSlash/Yuri
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 1 Completo: No Palabras: 1107 Lecturas: 347 Publicado: 18/09/12 Actualizado: 18/09/12

1. Capítulo 1 Una llamada inesperada por phae

Capítulo 1 Una llamada inesperada por phae
- Un día más, que bueno, cada día que pase de esta semana, será un alivio- pensaba sola en mi oficina y a pesar que era recién lunes, no dejaba de pensar en el fin de semana y de que al fin me iría de vacaciones, un crucero por las islas del sur no está nada de mal.
Sólo tengo que aguantar 4 días más, ya que el odioso lunes esta que muere. Llegando a casa me acuesto temprano y …..
El estridente sonido del altavoz del teléfono una vez más.
-Srta. Irina, llaman por la otra línea- sonó la también estridente voz de mi secretaria.
- ¿De parte de quién?- pregunte sin ánimos de nada.
- Lo siento, no se identifico-
-Está bien, pase la llamada, pero para la próxima pregunte- dije insidiosa. “Cuantas veces le tengo que repetir a esta tonta lo mismo, para eso está ella, ahora quizás que mierda me quieren vender”-
-Hola, con Irina-
-Sí, con ella-
-Irina Kuzcov-
-Sí, la misma-
-Tú no sabes con quien estás hablando-
- No, de verdad que no-dije con algo de frustración.
- Soy Pam, Pamela Castañon, ¿te acuerdas de mí?-
“Pam, como no te voy a recordar, mi mejor amiga de la universidad” –pensé por un fugaz instante y luego respondí- Pam, que sorpresa y que alegría- le dije.
-Sí, este fin de semana buscando información en internet, di con la página web de esta empresa y vi tu nombre, prometí que el lunes te llamaría, dime ¿Cómo has estado?-
- Bien, y tú-
- Bien también, siempre me he acordado de ti, volví del extranjero hace un par de años y estoy instalada en Rancagua-
- Vaya, quien lo pensaría, tantos años sin saber de ti, qué bueno que llamaste, cuéntame, sigues felizmente casada-
- Siiii….., aquí estoy-
- Y tu hijo- “arrastro las letras, si todavía algo sé de ella, es que no sonó muy convencida, ya le preguntaré detalles más adelante, opte por cambiar el tema”.
- Está bien, y ya es todo un adolescente-
- En serio, que guay, vienes alguna vez a la capital-
- Claro, los fines de semana, y cada vez que pasó por la autopista, cerca de tu casa, me acuerdo de ti, pero nunca me he atrevido a llegar hasta allá-
- Si, en realidad hace años que no vivo allí, pero ya que vienes a Santiago, podríamos juntarnos –Dije un tanto tímida.
- Sí, me encantaría, supongo que tenemos muchas cosas que contarnos, más que mal son 15 años sin vernos.-
- Eso es cierto, tenemos mucho que hablar, yo también me he acordado mucho de ti-
- Oye, es super de tu parte que no me hallas olvidado-
- No podría olvidar a mi mejor amiga de la universidad- al fin admití.
- Te parece que cuando vaya a Santiago, te llame y nos juntamos-
- Mira, yo estoy que salgo de viaje, déjame tu número de celular, y nos estamos comunicando- “no iba a perder la oportunidad esta vez de reencontrarme contigo”.
- Ya, además, te puedo escribir esta noche al correo que sale en la página web, así nos podemos comunicar por mail también, ¿te parece?-
- Me parece excelente-
Intercambiamos números de celular, le comente que no me había casado y que no tenía pareja en este momento, “vaya novedad” tiene que haber pensado ella que nunca me conoció un novio ni nada por el estilo, pero también le dije que había tenido una muy importante relación, pero que eso se había acabado, entre otras cosas, conversando con ella, el tiempo paso tan rápido y bueno tanto ella como yo teníamos que hacer, así que nos despedimos momentáneamente.

Guauuuu….suspire profundamente, no lo puedo creer, pensé que jamás te volvería a ver, maldije el crucero, justo ahora, pero bueno, Irina, me dije a mi misma, mira el lado positivo de las cosas, te servirá para prepararte para el encuentro con ella.

El resto del día fue una vorágine de sensaciones, alegría, añoranzas, bellos recuerdos de juventud, antiguas tristezas que hoy parecen tan dulces, todo absolutamente todo volvía a mí, después de tantos años, fue como rejuvenecer de un golpe.

Trate de dormir temprano, pero no podía conciliar el sueño, pensando si realmente Pam cumpliría con lo prometido.

El martes por la mañana, me dirigí al trabajo, al llegar lo primero que hice fue revisar mis correos en el computador.
-Aja, aquí está-

“Querida amiga:

Tanto tiempo sin comunicarnos y lo de hoy me parece un sueño, tantas cosas que nos tienen que haber pasado a las dos, así que apenas podamos nos juntamos a conversar largo y tendido, con un buen café, siempre me he acordado mucho de ti, pero de puro miedosa no me atreví a buscarte, estuve tanto tiempo y tan lejos, pero bueno, ahora que nos pudimos comunicar eso va a cambiar, que bueno que te vas de vacaciones, sácate hartas fotos y después me las muestras.


Un besote grande y cuídate mucho.

Nos vemos pronto.....”

“Nos vemos pronto”, su última frase quedo retenida en mi mente, si Pam, me voy a reencontrar contigo, a mi también esto me parece un sueño.

Le respondí su correo inmediatamente, le comente que vivía sola y que si ella era la que iba a venir a Santiago sería bueno y cómodo para ambas juntarnos en mi departamento (por dentro esboce una sonrisa casi malévola, pero juro que jamás le haría daño a Pam), un lugar tranquilo para platicar y después podríamos hacer lo que quisiéramos, incluso salir a bailar, obvio, te ofrecí lo que más te gusta hacer para asegurarme que te intereses en venir, si mi querida Pam te conozco, estoy dispuesta a volver a jugar contigo, el mismo juego que me tuvo a tu lado durante seis años que duró nuestra carrera, pero está vez mi linda amiguita, yo pongo las reglas y te invito a jugar en mi territorio.

A la vuelta de mi viaje, te espero en casa, esta vez no tardes en venir.
Notas finales:
Uy, me ha costado publicar esto, me duele publicar por que siento que puedo ofender a alguien que quiero demasiado o por otro lado, si en realidad quieren que siga adelante favor dejen sus comentarios para saber la verdad, por que tengo miedo.
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=40877