Escalofrios. por Karth Sunligth
Resumen: Tom, kaulitz, 20 años, un estuante de la universidad de Hamburgo se adueña de una mansion sin saber lo que le espera alla dentro.

Bill Kaulitz vivia en la mansion Eberhardt, murio a los 17 años pero su espirito sigue en aquella mansion retenida por Elliot.

Elliot, ente que retiene el alma de Bill consigo y que ara todo por obtener el alma de Tom, Bill lograra salvar su alma de aquel? podra vivir en paz despues de 560 años..
Categorías: SlashXperience Personajes: Ninguno
Géneros: Misterio
Advertencias: Incesto/Twincest
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 2 Completo: No Palabras: 3411 Lecturas: 991 Publicado: 25/01/12 Actualizado: 01/02/12

1. Capítulo 1 por Karth Sunligth

2. Capítulo 2 por Karth Sunligth

Capítulo 1 por Karth Sunligth
Tom se encontraba en su auto BMW gris parado a la orilla de la calle sentando mirando el mapa de distintos ángulos pues no encontraba la calle quería.
Esa mañana decidido subió al carro ya que iría a buscar casas en venta, había encontrado una zona de casas en venta y animado salió de casa a las 8:00 am y ahora en la nada se encontraba y no pasaba ningún otro auto para preguntar. Fastidiado decidió ir derecho y en media hora estaba frente a una linda mansión y muerto por la curiosidad se estaciono en el jardín de dicha casa y fue hacia la puerta, toco varias veces y sin obtener respuesta dio la vuelta a la parte de atrás; la casa era de un tono grisáceo de dos pisos, ventanales grandes que se imaginaba que desde allá arriba se vería una vista hermosa, una linda terraza y un jardín grande con arboles de ramas secas y caídas y una fuente para aves que ya no tenia agua, pues se había secado.
El trenzado caminaba lentamente por en medio del jardín viendo cada parte de este, no había ninguna flor solamente arboles grandes, gruesos y algo viejos, llego a l puerta trasera de la casa y acercándose un poco trato de abrirla sin conseguir que esta se abriera.
Fue de nuevo a la entrada principal y vio que en la esquina de esta había un buzón de cartas algo viejo pero bien paradito color blanco, sonrió de nuevo al mirar la casa pero la sonrisa desapareció al escuchar Lets Go de Samy Deluxe el sonido de su celular; Contesto y era el Señor Uriel el que le enseñaría las casa.

:Llamada telefónica:
-Buenas tardes me comunico con el señor Tom Kaulitz del señor Uriel?-se escucho del otro lado del telefono
-Si, muy buenas tardes, soy Tom Kaulitz-contesto reconociendo la voz del otro lado
-Señor Kaulitz el señor de la casa informo que usted no ha llegado aun y quería saber cual era la causa de su ausencia
- Me e perdido y en el mapa no encontraba el camino correcto-dijo mirando hacia el auto
-Muy bien, me podría decir en que lugar esta?-dijo serio
-Uhm no se exactamente pero –miro a su alrededor- estoy frente a una mansión grisácea de dos pisos, un jardín inmenso con arboles grandes, gruesos y secos-dijo mirando la casa frente a el
-El Señor Uriel hizo un sonido de entender donde se encontraba Tom- Señor Kaulitz no se encuentra tan lejos de donde estoy, en media hora iré por usted
- Entiendo, pero que are en todo ese tiempo? –bufo
- Le recomiendo que se quede en su auto o se decida por alguna casa que le hemos mostrado días anteriores-contesto malhumorado
-Creo que eso are o veré la mansión en la que me encuentro-dijo mirando los ventanales de dicha mansión
- no, mejor quédese en el auto- interrumpió-
- pero… esta bien-dijo confuso
-ok, entonces nos vemos en media hora- dijo cortando la llamada-

Tom guaro el móvil en su bolsillo derecho mirando fijamente la casa, le parecía muy curiosa y lúgubre y hacer caso al Señor Uriel siguió caminando en el jardín, era muy bello a pesar estar muy solo y descuidado con algunas hojas de arboles secos tiradas en el piso. Sintió que tal vez esa era la casa que el necesitaba aun que viviera solo y una mansión seria mucho para el algo de esta le llamaba la atención.
Al poco rato observo que ya habían pasado 25 minutos de los cuales no había dejado de observar el jardín y decidió regresar a esperar al señor Uriel y decirle que quería esta casa.
Entro al BMW y poniendo la radio en cual estación serró los ojos a esperar a que el otro llegara.

Escucho que alguien toco de la ventanilla del auto y abrió rápido los ojos observando que el encargado de las casa estaba parado hay. Abrió la puerta y después de un cordial saludo el vendedor se metió al carro y a los pocos minutos llegaron a la zona de casas en venta y viendo una por una a Tom no le gustaba ninguna; todas eran iguales, del mismo color, tamaño y eso le aburría. El quería una casa bonita, diferente, que le gustara y de inmediato a su mente llego la mansión, Tom se lo dijo a Uriel y el desanimado y nervioso acepto la respuesta del trenzado.

Tom salió de la ultima casa con el encargado tras de él.
-Seguro que no quieres una casa de estas? Son muy lindas – insistió de nuevo
-No quiero ninguna, estoy interesado en la mansión
-pero es una casa grande para que viva usted solo
- De eso ya me las arreglare- dijo metiéndose al auto y arrancando el motor.
-Como quiera señor Kaulitz, yo lo comunicare con el dueño de la mansión-dijo mirándolo por la ventanilla del auto
Y después de eso Tom arranco hacia su departamento.
Dos semanas pasaron para que el dueño de la mansión se comunicara con el trensado y al quedar en verse al día siguiente en la misma mansión cortaron la llamada.

Al día siguiente Tom y el señor Charly se apretaron la mano serrando el trato, la mansión ahora era de el.

Esa noche el trenzado ya dormiría en la mansión, una extraña sensación le hizo tomar esa decisión pero es que algo tenia esa casa que le daba un sentimiento un tanto rato.

Cuando Charly se fue el entro a la mansión y comenzó a ver cada habitación de aquella casa, dentro de ella habían varias habitaciones, una cocina con comedor, sala y chimenea, frente a la puerta principal estaban las escaleras de caracol que daban a los cuartos de arriba, se dirigió hacia ellas y comenzó a ver lo que había dentro de aquel cuarto, unas habitaciones tenían cama, mesa de noche y baño incluido, otras estaban totalmente vacías y otras mas estaban cerradas, a pesar de la curiosidad por esas puertas que no abrían se fue a dormir pues eso de estar caminando por toda la mansión fue bastante cansado cansado.

Entro a la primera habitación que vio desde un principio con baño incluido, cama, ropero y unas cosas más. Se recostó cerrando los ojos y así quedarse dormido.

Estaba la puerta entreabierta y dentro de aquella habitación se encontraba un jovencito de ropas obscuras y pegadas sin contar que estas estaban sucias y viejas, tenia el cabello enmarañado totalmente negro, una figura delgada y piel tan blanca que en la obscuridad era lo único que se podía apreciar, sentado apoyándose en sus rodillas con la cabeza cabizbajo susurrando algo solo audible para el mismo, entro un hombre al lugar asiendo que el chico se asustara y se parara de donde estaba, ambos se miraron a los ojos, el joven lo miraba con un poco de susto y el hombre con una mirada dominante soltando una risita maligna, el chico agacho su cabeza frustrado y se dejo caer al piso.

-as visto quien a llegado pequeño Bill? –le dijo indiferente
-si, lo e notado- dijo con voz cansada
-sabes que significa? –dijo acercándose solo unos pasos a el
-lo…lo se-tartamudeo sin cambiar la mirada del piso
- quiero que su alma me pertenezca y tu te encargaras de eso-dijo demandante
Bill no dijo nada, pues cuando se negaba a una petición él le hacia pagar de una manera muy cruel. Cerró los ojos apretándolos recordando la ultima vez que lo había desobedecido.
Bill se quedo hay sentado en la misma posición mientras el hombre se daba la vuelta pero antes de salir por la puerta desapareció bajo la atenta mirada de Bill.

Era mitad de la noche en que Tom despertó agitado moviendo su cabeza a todos lados sin ver nada ya que no había ninguna luz prendida, sintió un miedo extraño y busco rápidamente el enchufe de la luz con las manos y sin encontrarlo sus nervios aumentaron, la puerta de la habitación se abrió lentamente asiendo un ruidito algo molesto, tras la puerta algo brillante apareció, el trenzado se asusto y apretó las sabanas quería desaparecer de hay y estar a salvo en su anterior apartamento pero eso no sucedería, la puerta choco con la pared y Tom dio un pequeño salto sin dejar de mirar la puerta, en ese instante una figura extraña asomo su pie a la habitación asiendo que Tom se asustara mas de lo que ya estaba, el objeto no identificado que yacía en la puerta dejo de moverse y se quedo quieto, el trenzado seguía paralizado con escalofríos sudando frio, no sabia que pasaría, notando que aquel extraño ser no se movía respiro un poco pero a los pocos segundos se movió asiendo al trenzado saltar, iba a mostrar su cara con el reflejo de el foco del pasillo, Tom solo esperaba en el momento en que aquella cosa se mostraría, solo apretaba mas las sabanas mostrándose asustado.

Abrió los ojos dándose cuenta que había sido una simple pesadilla respiro varias veces algo asustado y sudoroso, al prender el foco vio que todo estaba igual que antes de dormir, aun que tardo mucho tiempo para conseguir el sueño al fin logro vencerse por el cansancio.
Notas finales:
Les gusto? :3 Digánmelo en un comentario.
Pregunten, Opinen, critiquen, siguieran :B
'Los comentarios son el único sueldo de un escritor"
Capítulo 2 por Karth Sunligth
Notas del autor:
Hola qui vengo con otro capitulo :D
espero que lo disfruten y comenten c:
Abrió los ojos dándose cuenta que había sido una simple pesadilla respiro varias veces algo asustado y sudoroso, al prender el foco vio que todo estaba igual que antes de dormir, aun que tardo mucho tiempo para conseguir el sueño al fin logro vencerse por el cansancio.

En el primer piso de la mansión se escucho una risita causante de escalofríos y tras esa voz se escucho un sollozo escalofriante.


A la mañana siguiente Tom se despertó recordando la pesadilla y todo el día estuvo mirando a todos lados con un nerviosismo extraño, no sabia por que actuaba con miedo sabiendo que solo se había tratado de una pesadilla, sin ganas de nada ese día fue a su antiguo hogar a recoger cualquier; su material de trabajo y el dinero que tenia guardado bajo el estante y su ropa sucia sin contar los objetos que apreciaba.

A las 3 horas después de elegir lo que llevaría decidió cerrar el apartamento para siempre pues ya llevaba con el todo lo que le importaba, al llegar a la mansión un extraño escalofrió se presento en todo su cuerpo asiendo que se tensara pero sin hacer caso fue metiendo de apoco las cosas, primero saco un poco de ropa tres tallas mas grandes que su talla original y pantalones igual de grandes, con penas podía cargar su ropa. Subió hacia las escaleras cansándose un poco, cuando llego a la segunda planta se paro en frente de las habitación sin saber cual seria la suya pero sin elegir mucho entro a la primera la cual era donde había dormido, dejo la ropa en la cama y bajo de nuevo yendo hacia su auto a sacar lo demás, al terminar de hacer 4 viajes se quedo arriba a acomodar lo que esta hay, la ropa en el ropero, sus recuerdos y fotografías en la mesa de noche y en cajones que encontró y las cosas de trabajo en otra mesita que se encontraba alado de la puerta de aquella habitación.

Cansado se echo a la cama ahogando un suspiro, esto de vivir en una casa era medio extraño y eso que ya había vivido solo en un departamento desde hace 2 años pues creía que esto era parte de la madures, con sus 22 años se sentía feliz pues vivía solo y era uno de los mejores en el trabajo y aun que no tenia novia por el momento estaba feliz con su nueva casa, fueron solo unos minutos en los cuales se quedo dormido en esa posición con los codos detrás de su cabeza.

Despertó e inconscientemente miro el reloj eran las 9:30 y dando un bostezo se sentó en la cama mirando a su alrededor con sueño toda vía, Al oír su estomago grujir decidió preparar algo de cenar.

Al entrar a la cocina busco comida en la alacena que había acomodado, saco una bolsa de pan, jamón, lechuga, jitomate y queso para prepararse un sándwich, partía el jitomate con un cuchillo pero en ese instante sintió algo extraño a su alrededor, sin hacer caso dejo el cuchillo en la mesa para ir por otro jitomate pero se impacto viendo que en el mango del cuchillo había un liquido rojizo, el mismo que se encontraba saliendo de su mano con la que había sostenido el cuchillo para cortar el jitomate, salió de la cocina hacia su recamara buscando el bolso donde tenia cosas para heridas. Encontró alcohol y algodón y lo foro a su mano sintiendo un ardor que lo obligo a apretar los ojos de dolor con un quejido bajo. Termino de desinfectar su mano con algodón y vio que la herida era onda, puso en su mano una venda blanca y con una mueca en la cara bajo a la cocina para terminar con el sándwich.
Lo que el trenzado no noto es que cuando él estaba en la cocina una extraña luz salió de su habitación perdiéndose en el pasillo de la planta que se encontraban en la mansión.


Bill entro al sótano de la mansión al mismo tiempo que desaparecía ese brillo peculiar de el, detrás apareció el mismo hombre de la otro noche, lo miro enojado y antes de que el dijera algo el hombre alzo su mano ocasionando que aun que no hubiera ningún roce Bill saliera empujado hacia el otro extremo de la habitación.

-que te he dicho con desobedecer mis mandatos! –exploto el hombre
-Yo..Yo lo siento Eliot- dijo el otro con susto en sus palabras
-no lo sientas, no me llames a si, cuantas veces te he dicho lo mismo!, cuantas veces me as desobedecido! Acuérdate Bill si no me haces caso nunca podrás irte de aquí-le grito furioso
Bill al escuchar eso abrió los ojos de par en par, lo que mas deseaba es ser libre como antes, bajo la mirada asustado y con sus ojos nublados hablo.
-lo siento no volverá a pasar
-no se si confiar, ya te había ordenado antes que te aparecieras e hicieras en el las peores pesadillas y que hiciste? –dijo acercándose a el - Ni siquiera te acercaste y ahora que estaba a punto de tomar de su sangre, le ayudas-bufo- así nunca serás libre! Si no me obedeces nunca saldrás de aquí- lo manipulo
-si te ayudo con el yo seré libre? –dijo en voz baja
-pero claro, solo as lo que pido
Bill simplemente asintió a lo que el hombre sonrió y desapareció frente a el.
A el no le quedaba de otra, lo que mas quería era ser libre, estar como algún día lo imagino, y con esos pensamientos su cuerpo delgado y blanco desapareció de aquella habitación.



Termino el sándwich de un bocado sentado en la sala de estar frente al televisión mirando distintos canales sin ponerle atención a uno en especifico sin dejar de pensar en la rara escena que había pasado hace apenas varios minutos, no sabia como se había cortado con un cuchillo y menos como una muy profunda sin sentir dolor alguno pero se quedo con la curiosidad pues no había respuesta coherente que respondiera aquello.
Con esos pensamientos subió a la habitación y se durmió mas tranquilo.
Eran las 10:30 cuando se despertó y sin ganas se levando de la cama, era Miércoles la semana que viene tendría que comenzar de nuevo el trabajo después de unas vacaciones merecidas, al terminar de arreglar cosas de su nueva habitación bajo a preparar su desayuno, era cansado subir y bajar pero aun así esa casa le gustaba.

Abrió el refri mirando varios segundos, no había nada interesante que comer, hizo una mueca con la boca y decidió que mas al rato iría al súper mercado mientras se conformaría con un sándwich.
Al terminar con su almuerzo prendió su ordenador poniendo atención en los trabajos pendientes de la empresa a la que trabajaba, el hacia las animaciones e imágenes para los productos diseñados por la empresa que eran objetos para los autos, pero tanto afán hacia los carros por parte de Tom.

Ya habían pasado dos horas y Tom seguía en la misma recargando su mano a su quijada pensando en que cosa aria para adelantar su trabajo, tenia que ordenar unos archivos de imágenes con las fotos de dichos autos para los cuales estos se manejaban.
Miro el reloj, eran las 4:00 pm una buna hora para hacer las comprar. Fue directo a la cocina para hacer un listado de lo que tena que comprar para la semana o quizá para el mes.
Abrió el refri, la bolsa de comida, la alacena y solo había pan y jamón, con eso no sobreviviría, ni una bolsa de golosina así que decidido salió de la mansión y se paro en seco, no sabia donde quedaba un súper mercado por esa zona, bufo ya que ni amigos tenía para pedir algún apoyo. Se metió a la casa de nuevo; no iría hasta la tienda de donde estaba su apartamento a si que pensó y decidió llamar a Uriel, el sabría algo o eso él pensaba.


-Buenas tardes- empezó a decir Tom
-Bunas tardes, ¿Quién es?
-Tom, Tom Kaulitz..
-Si, si ya recuerdo! –hablo mas cómodo- y a que debo su llamada?
-Pues, bueno.. para decirle que me encuentro en la casa
- Oh tan pronto?
-Si ya ve –dijo riendo un poco
-Y le gusta?
-Que si me gusta? –dijo al no entender
-Que si te gusto la casa, como es y eso! –dijo explicándose
- Uhm ya, pues si, cuando llegue vi alrededor de la mansión y eso- dijo sin darle importancia
-Bueno y viste las habitación que tenían cerradura?
- Tú como sabes? Sabes por que están serradas?
-No, bueno si se, pero era por que yo ya había estado en la casa
-Ya había estado?
-Si bueno.. Una larga historia
-Bueno-dijo dudoso- sabe donde hay un súper mercado cerca de aquí?
-Uhm solo en el pueblo de alado por donde llegaste antes de las casas en venta
-Ya recuerdo
-Si bueno, es el único lugar donde hay tiendas así

Pronto colgaron pues Tom solo quería saber donde había un súper mercado, al dejar el móvil en su bolsillo. Se dirigió a su auto, prendió el motor y puso el radio con volumen considerado.
Llego al estacionamiento de la tienda y al estacionar y apagar el motor fue a la entrada principal haciendo un gesto de desaprobación al ver a las personas hay dentro, el se engentaba fácilmente y con eso delante de el entro a la tienda solo para ir por comida, agua y caramelos.

Estaba en la fila para pagar mirando que estaba a 11 personas de irse, miro de nuevo el carrito del súper mercado; Pan, tostadas, agua, cerveza, skittles, comida enlatada y otras cosas que había visto por hay.
Notas finales:
Les gusto? :3 Digánmelo en un comentario.
Pregunten, Opinen, critiquen, siguieran :B
'Los comentarios son el único sueldo de un escritor"
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=39250