¿Yo? ¿Enamorado de un Pirata? ¡¡No puede ser!! por fenix y dragon
Resumen: Resumen:

La vida del príncipe de Slytherin era como cualquier otra, reglas por cumplir, padres que complacer, compromisos a los cuales odias, pero tienes que cumplirlos, si… como cualquier otro príncipe.

Pero el destino le depara algo muy diferente a lo que él cree, un pirata llegara hasta su vida a enseñarle lo que realmente le hace falta, le enseñara cosas que nunca aprendería siendo un príncipe, y tal vez algo mas que solo un pirata como él puede enseñarte.


Draco un Príncipe, Harry un Pirata.

Blaise un futuro sacerdote, Ron un pirata.

Theodore un guardián, Neville un medico herbólogo.



Por: FenixyDragon y Yun_Sakka



Universo alterno VOLVEROS A LEER EL CAPITULO 8 QUE HUBO UN FALLO Y NO ESTABA ENTERO!!!!
Categorías: Harry Potter Personajes: Albus Dumbledore, Albus Severus Potter, Bellatrix Lestrange, Bill Weasley, Blaise Zabini, Cedric Diggori, Charlie Weasley, Dean Thomas, Draco Malfoy, Fleur Delacour, Fred/George Weasley, Gellert Grindelwald, Ginny Weasley, Harry Potter, Hermione Granger, James Potter, James Sirius Potter, Lily Potter, Lucius Malfoy, Luna Lovegood, Minerva MacGonnagall, Narcisa Malfoy, Neville Longbottom, Oliver Wood, Original, Pansy Parkinson, Percy Weasley, Peter Pettigrew, Regulus Black, Remus J Lupin, Ron Weasley, Scorpius Malfoy, Seamus Finnegan, Severus Snape, Sirius Black, Theodore Nott, Tom Ryddle/Voldemort, Zacharias Smith
Géneros: Romance
Advertencias: AU=Universos Alternos
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 8 Completo: No Palabras: 21900 Lecturas: 15656 Publicado: 30/04/09 Actualizado: 01/10/16
Notas de la historia:
Yun_Sakka: Todo lo que imaginaste en un solo lugar... nuestras mentes pervertidas XD... bueno, mas en la de FenixyDragon que en la mía.

FenixyDragon: Para los que dicen que los piratas no tienen morbo ¬¬

Yun_Sakka: entonces no has leído los mismo libros que yo, uuf ¿alguien mas siente calor aquí?

Fenixydragon: más de uno se derretirá aquí jajaja

Yun_Sakka: bueno, ya están advertidos, así que entren a leer y dejen un review o sino los dejamos a los tiburones.

Fenixydragon: ¡¡un pirata soy!! Bueno este fic esta echo de una idea que tuve al ver el principio de una película llamada por siempre jamás ^^ jeje por eso el principio es parecido ^^ pero solo el principio ke es la charla primera entre los reyes lo demás es todo nuestro ^^ de ese trozo me vino toda la idea jaja.

1. Capítulo 1Príncipe y pirata por fenix y dragon

2. Capítulo 2-Los tres prisioneros por fenix y dragon

3. Capítulo 3- Las piratas. por fenix y dragon

4. Capítulo 4 ¿Lo he matado? por fenix y dragon

5. Capítulo 5-Ups...^///^ por fenix y dragon

6. Capítulo 6-Llegamos. por fenix y dragon

7. Capítulo 7 : Beso por fenix y dragon

8. Capitulo 8-Compromisos por fenix y dragon

Capítulo 1Príncipe y pirata por fenix y dragon
Notas del autor:
Yun_Sakka: Todo lo que imaginaste en un solo lugar... nuestras mentes pervertidas XD... bueno, mas en la de FenixyDragon que en la mía.

FenixyDragon: Para los que dicen que los piratas no tienen morbo ¬¬

Yun_Sakka: entonces no has leído los mismo libros que yo, uuf ¿alguien mas siente calor aquí?

Fenixydragon: más de uno se derretirá aquí jajaja

Yun_Sakka: bueno, ya están advertidos, así que entren a leer y dejen un review o sino los dejamos a los tiburones.

Fenixydragon: ¡¡un pirata soy!!
¿Yo? ¿Enamorado de un Pirata? ¡¡No puede ser!!

Por: FenixyDragon y Yun_Sakka




Capitulo 1 Príncipe y pirata

-Firmé un contrato matrimonial con el rey de Hufflepuff y, por Dios, que ese chico me obedecerá o lo pagará caro -reclamaba furioso el Gran Rey de Slytherin: Lucius Malfoy, caminando con su esposa y sus guardias personales en medio de la penumbra de la noche.

-Pero él no siente amor por ella, mi señor -le reclamaba la reina Narcissa Malfoy, esposa del rey.

-No es cuestión de amor -se quejaba el rey.

-Tal vez debería serlo -le reprochó la reina, sin dejar de caminar hacia los aposentos del príncipe.

-Como futuro Rey debe aprender a aceptar su responsabilidad -seguía quejándose el rey.

-Un árbol joven no puede crecer a la sombra de un gran roble. Lucius, necesita ver la luz.

-Necesita unos azotes… -la reina suspiró cansada al oír eso último.

Los reyes y los guardias llegaron a la habitación del príncipe.

-Por Dios, Lucius ¿no puedes esperar a mañana? -le reclamaba la reina.

-Si no puedo dormir yo, él tampoco –refutó-. Draco despierta -dijo el rey de mal humor, acercándose a la cama de su hijo.

Al llegar enfrente de la cama vieron que estaba vacía. Rastrearon la habitación con la mirada y se dieron cuenta de que faltaban la escoba y que la ventana estaba abierta de par en par.

-Oh nooo… Otra vez no... -se lamentaba la reina.

El rey suspiró cansado.

-Llamad a la guardia. Que lo traigan aquí -se oyó gritar al rey por todo el castillo.

Y justo a diez metros de distancia el príncipe volaba fuera de los muros del castillo a toda prisa.

********************

El mar se mostraba imponente, sin miedo, indomable con todo aquel que quisiese controlarlo, al igual que el capitán del barco que ahora surcaba los mares de regreso a casa. Ansiaba con todas sus fuerzas volver a ver a sus padres, su tierra, esa que le vio nacer, pero raras veces visitaba desde que nació. Su padre había sido pirata, el famoso Tom Marvolo Riddle, conocido y temido por todos sus enemigos como el pirata Voldemort, azote de todos los mares. Al menos hasta que conoció a su papá, aun sonreía cuando su papá le contaba como había conocido a su padre, era realmente gracioso que el único que le hiciera frente fuera él, un conocido Merodeador de la marina quienes trataban de detenerlo, pero ahora todo eso era historia.

-Hey Harry –gritó alguien desde el mástil, llamando así la atención de su capitán.

-Capitán Harry para ti, Ronald –contestó a su vez el capitán, sonriendo a su mano derecha y mejor amigo.

-Si, lo que digas. Si no estuviera aquí se te subirían los humos a la cabeza –replicó con una risa suelta, haciendo sonreír al capitán Harry Potter.

-Algún día estarás en la plancha, querido amigo –se oyó una tercera voz que subía por las escaleras hasta el timón.

-Neville, ¿Qué te ha sacado de tu madriguera? –se mofó Ron en venganza, haciendo sonrojar un poco a su médico, aunque él era biólogo, médico, herborista y muchas cosas más.

-Calla Ron. Harry –dijo, esta vez dirigiéndose hacia su capitán–, necesito más plantas, cerca de aquí hay un lugar donde las puedo encontrar, pero es Slytherin y en ese reino tu cabeza tiene un precio muy alto por ella.

-¿Qué tan importante son esas plantas, Neville? –preguntó Harry un tanto serio. La verdad es que nunca le gustó ese reino, su tío Sirius le habían dicho de pequeño que ese reino sólo le traería perdición y quien lo sabría mejor que él, quien había viajado y seguía haciéndolo por todo el mundo.

-Mucho, en nuestro hogar ya no quedan suministros y, sobretodo, la medicina que tu padre necesita depende de esos suministros –dijo Neville con una expresión que sólo adoptaba cuando se trataba de salvar una vida humana.

-Caballeros –gritó a todo pulmón, paralizando a su tripulación, quienes voltearon a verlo–, preparen las velas, que iremos a Slytherin –todos gritaron en forma de aceptación y corrieron rápidamente a obedecer las órdenes de su capitán.

-Solo espero, compañero, que los dioses estén con nosotros –murmuró Ron ya a un lado de ellos, mientras Harry y Neville asentían mirando como cambiaban de curso hacia el reino de las serpientes.

********************

-¡¡Draco!! ¿Te has vuelto a escapar? -reclamó un chico no mayor de dieciocho años, de cabello negro y ojos pardos, a un chico con el cabello más rubio y fino que el de cualquier mujer.

-Tenía ganas de verte -se quejó el príncipe.

-Tu padre va a matarte algún día sin preocuparse de que seas su hijo -bromeó Blaise Zabini, mejor amigo de la infancia del príncipe.

Draco rió un segundo, pero luego su cara se entristeció.

-Blaise… mi padre quiere que me case con la heredera de Hufflepuff, y ni siquiera la conozco -se quejó el príncipe, sentándose en la roca que había en frente suyo.

Blaise suspiró y lo miró compasivo.

-Lo sé… todo el reino habla de ello. Draco, yo, para estas cosas, no soy muy bueno y lo sabes… por algo me metí a aprendiz de sacerdote -dijo lo último riendo.

Draco frunció el ceño.

-No entiendo tu decisión… ¿y si te enamoras alguna vez? Ahora estas a tiempo, pero cuando te conviertas en un sacerdote completo… bueno, ahora estas en celibato, pero cuando lo seas del todo te la… ya sabes… -hizo el gesto de cortar con los dedos.

********************

-Ron, ¿Dónde estamos? -preguntó Harry a su contramaestre.

-A dos nudos sur oeste y vamos a favor del viento, capitán -respondió el pelirrojo mientras manejaba el timón.

-Ah muy bien Ron, pero… ¿Qué te parece si nos dices cuánto falta para llegar en lugar de marearnos? -respondió Harry, haciendo sonreír a la tripulación.

-Oye, no es mi culpa que ustedes, bola de incultos, no sepan nada de navegación -se defendió de las risas de sus compañeros.

-Ron, nosotros sabemos navegar, pero lo que queremos saber es dónde estamos -rió Seamus, uno de los cocineros de la tripulación.

-Eso Seamus -respondieron algunos de la tripulación, quienes estaban atentos a la nueva discusión, su fuente de entretenimiento.

-¡¡Aguafiestas!! Estamos a unas cuatro horas de llegar a Slytherin, propongo que anclemos sobre los cayos rocosos, al otro lado del pueblo. Por ahí no ha de haber nadie –sugirió, mirando fijamente al capitán.

-Buena idea, ya escucharon, Seamus -el aludido dio un brinco para mirar al capitán con curiosidad- ¿deseabas algo?

-La cena esta lista -dijo Dean, el primer cocinero-. Y tú –dijo, apuntando hacia Seamus- hace más de una hora que te mandé a avisarles, de verdad eres imposible.

-Pero amorcito, él tuvo la culpa por distraerme -dijo apuntando hacia Ron.

-Ahora me engañas con un pelirrojo, ¿acaso ya no te gusto? Eres un desgraciado, todos los años que te di de mi y ahora… -se metió de vuelta a la cocina por la puerta que había salido.

-Dean, espera amor -le siguió Seamus ante la risa de todos, de verdad que esa pareja era muy graciosa.

********************

-Draco, soy un Squib, mi deber es ser un sacerdote. Todos los squibs varones tienen que ser sacerdotes y no procrear nunca, las chicas squibs deben ser monjas de la orden y no relacionarse nunca con hombres… son las leyes de este reino y… no pueden cambiarse… -habló Blaise con una sonrisa forzada.

-No lo veo justo… son normas y tradiciones injustas -se quejaba el príncipe Draco.

-Mi señor… -gritó una voz a lo lejos. Draco se levantó de la roca y se fijó en el chico que veía corriendo hacia ellos.

-Sabía que estaríais aquí -dijo el chico al llegar junto al príncipe, inclinándose en respeto.

-Theo, no hace falta que te inclines, estamos sólo nosotros tres -se quejó el príncipe.

El chico levantó la cabeza, dejando ver un cabello largo y sedoso hasta la cintura, de color castaño oscuro, unos ojos negros como la noche y un cuerpo musculoso y firme a causa de su trabajo.

-Soy vuestro guardián, mi señor, y, al estar todo el reino buscándolo, pueden vernos, mi señor. No seria muy buena idea que un simple escolta hablara tan familiarmente a su alteza -se quejaba Theodore Nott.

-Siempre tan formal querido amigo, ¿es que algún día me trataras como amigo o seguiré siendo tu rey? -preguntó con una sonrisa triste Draco.

-Draco, Theodore tiene razón, debes irte antes que te descubran –se apresuró a decir Blaise, mientras Theo asentía ante la idea.

-¿Por qué debo de irme? Este es mi reino -cuestionó ya enojado, no con sus amigos, pero si con su destino.

-Si lo es, pero tu padre aun manda sobre ti, Draco -le recordó su escolta. El rubio suspiró cansado.

-Bueno, pero antes… ¿Por qué no nos acercamos a los acantilados de venur? Tengo ganas de ver el mar como cuando éramos más pequeños ¿vamos? -preguntó Draco Blaise y Theodore no pudieron negar que también tenían ganas de ir.

-Vale, pero luego volvemos ¿si?

El príncipe asintió y los tres se dirigieron hacia los acantilados.

-Bien caballeros, Ronald, Neville, Luna y yo iremos por las hiervas; Seamus y Dean vayan al pueblo, ustedes no parecen piratas, digan que van de paso y traigan más comida; los demás asegúrense de mantener este barco entero, ¿me escucharon? -Harry sonrió ante el "si señor" de sus hombres.

-Tenemos que conseguir alga moteada -dijo Neville después de que le preguntaran que era lo que necesitaban encontrar.

-Pero eso está en el mar -dijo Ron perplejo, hacerle subir casi medio acantilado para que lo que necesitaban se encontraba bajo sus pies a varios metros abajo del océano.

-En realidad, es una planta voladora y sólo se encuentra en los riscos -todos miraron a Luna con cara de incredulidad.

-Es cierto, en parte -dijo Neville al ver como le miraban de la misma forma-. Las tormentas sacan a la superficie las semillas de las algas comunes y ya aquí, en el risco, se vuelven algas moteadas.

-Shhh, silencio -todos callaron ante la orden de su capitán.

-Son voces -dijo Ron, ganándose una mirada de muerte de todos.

-¿Qué parte de “shhh” no entiendes? Ahora guarden silencio -volvió a ordenar Harry al escuchar voces acercándose.

-Bueno, dicen que es guapa… por lo menos no será fea -oyeron que decía una voz grave.

-Eso me da igual, la cosa es que me hacen casarme con alguien que no he visto en mi vida… -se quejaba otra voz menos grave, pero irritada.

-Draco, por mucho que te quejes, conoces a tu padre. Él no cambiara de parecer por nada, sobretodo si son normas del país: los príncipes se casan con las esposas o esposos que elijen sus padres, los squibs estamos obligados a ser sacerdotes para que se aseguren de que no nazcan más niños o niñas no mágicos y los escoltas deben dar la vida por aquel al que protegen, aun en costa de su propia familia… no podemos hacer nada -terminó de decir la voz más calmada y fina de las tres.

-¿Quienes son? -murmuró Ron a sus compañeros.

-No lo sé, pero, al parecer, uno de ellos es un príncipe. Es eso o están ensayando una obra -le respondió Luna de la misma forma.

-¿Qué parte de “shhh” no captan todos ustedes? -les reprendió Harry a todos para poder seguir escuchando.

-Mmmmm… nunca hemos podido llegar más lejos de estos acantilados. Me encantaría poder tocar el mar y sentir el aire del océano, tiene que ser increíble -dijo la voz que se suponía era el príncipe.

-Cuando seas el rey podrás quitar muchas normas, Draco -dijo la voz más grave.

-La norma de mantenerse alejados del mar es más segura, Theo… ¿o no te acuerdas de que cada vez hay mas piratas? -reprochó el chico de la voz más fina.

-Blaise, ¿para qué vendrían unos piratas al reino de Slytherin si es el reino más temido por sus castigos y sus guardias? -dijo el chico llamado Theo.

-¡Hey, dejadlo ya! Hacia años que no veníamos aquí los tres juntos, no lo estropeéis con las normas idiotas del país de mi padre -se quejó el príncipe.

-¿Escuchaste eso, Harry? Debemos de irnos -Neville estaba nervioso por lo que acababa de escuchar, pero sobretodo por Harry, él era el único que corría verdadero peligro ahí.

-Shhh Nev, no me dejas escuchar -murmuró Harry para que bajara el tono de su voz, afortunadamente Nev no suele hablar muy alto o si no los descubrirían y entonces si tendrían problemas.

-¿Escucharon eso? -se escuchó decir una de las tres voces que estaban sobre ellos.

-Maldición. Shhh… y al próximo que hable, le corto la lengua -gruñó Harry, esperando a que no les descubriesen.

-Yo también he oído algo… -se escuchó la voz del futuro sacerdote.

-Ustedes dos esperen aquí -les ordenó Theo mientras él caminaba hacia donde provenían las voces.

-Chicos, creo que viene hacia nosotros -murmuró Luna en un tono tan bajo que solo ellos pudieran oírle.

-Theo, mejor vámonos -se escuchó la voz del príncipe.

-Sólo espera, insisto que hay algo ahí… -Theo caminó hacia el risco para mirar abajo y ver cuatro figuras medio ocultas por el mismo risco- ¡¡Corran!! Blaise, protege al príncipe y llamen a la guardia.

Los cuatro piratas salieron corriendo de su escondite, Theodore sacó su varita y su espada, una en cada mano, y empezó a atacar a uno de ellos.

-¡¡Ron, cójelos!! ¡¡Nadie puede saber que hemos estado aquí!! -gritó Harry, siendo él la persona que se enfrentó a Theodore.

Ron obedeció y salió corriendo hacia el príncipe y el futuro sacerdote.

Blaise mantenía sujetado al príncipe de la mano, corriendo velozmente.

-¡¡Deteneos!! -gritaba Ron, quien casi los estaba alcanzando.

-Mierda noo… -dijo Draco al ver que se habían metido en un camino sin salida: estaban acorralados.

-Bien, aquí estáis -se oyó decir al pirata.

Blaise empujó al príncipe, apoyándolo en la pared y él poniéndose en frente de éste para protegerlo.

-No dejare que lo toques, ¡¡Bárbaro!!

-Para ser un futuro sacerdote eres muy violento, pero no te servirá de nada… al fin y al cabo no te han entrenado para esto -dijo el pelirrojo, acercándose a ellos.

En ese momento Draco se dio cuenta de que se había olvidado su espada en el castillo y que sólo con magia no lograría nada.

********************

-Eres bueno… -alabó Harry, esquivando un ataque bastante agresivo de Theodore.

Neville veía la pelea nervioso, cuando un resplandor llamó su atención… era lo que habían ido a buscar….

-¡¡Luna!! Ten este saco y recoge todas las algas de allí que puedas -la chica cogió el saco y fue corriendo a reunirlas.

-¡¡¡Por favor guerrero, no hemos venido a pelear… sólo vinimos a por unas algas medicinales!!! ¡¡No queremos problemas!! -intentaba razonar Neville, pero los chicos seguían peleando sin oír nada.

-Hey Harry, los tengo… -se oyó la voz del pelirrojo, Theodore se tensó y se despistó al girar su vista y ver como aquel pelirrojo cargaba a Draco de un hombro y a Blaise de otro.

Por culpa de su distracción, Harry aprovechó y le dio un puñetazo en el estómago y un buen puñetazo en la cara, haciendo que Theodore se desmayara.

Luna se acercaba a ellos con la bolsa llena de algas.

-¿Y ahora qué? -preguntó Nev a Harry, mirando a los tres inconscientes.

-No lo sé… -dijo Harry, pero al escuchar más voces a lo lejos-. Vamos, no hay tiempo que perder.

Harry jaló al rubio inconsciente con una facilidad asombrosa para colocarlo sobre su hombro, de modo que pudiera correr si eran perseguidos, lo mismo hicieron Ron y Nev. Luna se quedó sorprendida de que su amigo tuviera esa fuerza a pesar de ser un medico, aunque después de todo era un pirata por algo ¿no?

********************

Continuara…….
Notas finales:
Fenixydragon: ¿Qué les ha parecido?

Yun_Sakka: esperamos que bien.

Fenixydragon: Yuuunnn ¿y si no les a gustado? TT_TT

Yun_Sakka: pues aun tengo esos virus de gusano para la computadora....

Fenixydragon: Yun, no puedes enviarles virus ¬¬ sino ¿Cómo leerán más de nuestros fics?


Yun_Sakka: oh, es verdad, jeje bueno solo lean.

Fenixydragon: seguro que querrán matarnos por haber tardado tanto en subir algo....

Yun_Sakka: jeje si, pero todo lo bueno tarda, ¿no?

Fenixydragon: ^^ seeee jejejej bueno esperamos que os haya gustado nuestro nuevo proyecto pirata jejeje.
Capítulo 2-Los tres prisioneros por fenix y dragon
Notas del autor:
Gracias a Pervertida yaoista por sus correcciones ^^ eres la mejor
¿Yo? ¿Enamorado de un Pirata? ¡¡No puede ser!!

Por: FenixyDragon y Yun_Sakka


Capitulo 2

Los tres prisioneros habían sido puestos en la enfermería, la cual estaba siendo custodiada por dos piratas de confianza de Harry. Mientras que el capitán y sus allegados decidían que hacer, la Guardia Real de Slytherin estarían buscándolos y no tardarían en dar con ellos y, si supieran que tenían al príncipe, seria su fin, aun sus hombres no habían regresado de hacer todos los encargos y eso lo tenía preocupado.

En la enfermería, los tres chicos estaban tumbados en las camillas, Neville revisaba la herida del mayor de ellos.

-Harry ha sabido dónde darte… parece que sólo tienes un buen corte, pero nada serio…

-No te muevas… -dijo una voz detrás suyo, amenazándole con un cuchillo en la garganta. Draco había despertado y lo primero que vio fue que estaba metido en una habitación parecida a una enfermería.

Entonces vio a uno de los que los atacaron y, sin pensarlo, cogió un cuchillo que había a la vista y se acercó a él.

-Yo de ti me tranquilizaría un poco. No queremos haceros nada, sólo habíamos ido a por provisiones pero os cruzasteis en nuestro ca…

-¡¡Cállate!! -gritó alterado Draco, pero justo al gritar sintió un golpe en la cabeza que le hizo viajar otra vez a la inconsciencia.

-¿Nev, está bien? -preguntó un hombre piel oscura y pelo negro como el carbón.

-Si, gracias Dean -en ese momento entró el capitán del barco y vio la escena. Al rubio en el suelo.

-¿Qué ha pasado?

-Se ha despertado y me ha amenazado con el cuchillo. Él me ha ayudado -se justifico Neville al ver la cara de Harry un poco enfadada.

-Bueno, me lo llevaré a mi cuarto, mejor tenerlo vigilado. Y llevarle a Ron al sacerdote -dijo mirando a Dean-. Es mejor tenerlos separados de momento. Neville ¿podrás con el moreno? -el castaño asintió y Harry se acercó al cuerpo del rubio, levantándolo y llevándoselo de ahí, Dean hizo lo mismo con el Sacerdote.

Neville siguió con la curación del herido.

********************

En el castillo de Slytherin, el Rey estaba en su biblioteca privada atendiendo unos asuntos relacionados con cierto pirata que había osado entrar en sus tierras.

-¡Toc toc! -se escuchó que tocaban la puerta de la biblioteca.

-Pase -dijo el Rey Lucius, la puerta se abrió, dejando ver al jefe de la Guardia Real un poco agitado.

-Su majestad, ha pasado algo terrible -dijo el Jefe de la Guardia.

-¿Ahora qué pasó Daniel? -musitó cansado el Rey, Daniel era parte de su familia lejana, pero era tan, pero tan alarmista que no sabia porque le había dado el puesto de Jefe de Guardia Real… ah si, era primo segundo de su esposa y el favorito.

-Señor, el pirata Harry Potter ha sido visto en estas tierras -Lucius rodó los ojos.

-Daniel, eso ya lo sabemos -volvió a suspirar.

-Si señor, pero lo que usted no sabe es que fue visto cerca de aquí y tenia prisioneros, uno de ellos era rubio y vestía ropas reales y el único rubio, señor, que cumple esas descripciones y no esta en esta habitación es…

-Mi hijo -murmuró Lucius-. Rápido, pedazo de animal, ¿Qué haces aquí parado? Ve y averígualo. Si es mi hijo, tráeme a ese pirata y a mi hijo sano y salvo, yo seré quien me deshaga de ese esperpento que se atrevió a llevarse a mi hijo.

Una vez que el Jefe de Guardia salió corriendo a cumplir las órdenes de su rey, Lucius se quedó pensativo.

-Maldición, si Draco no regresa pronto perderemos el contrato matrimonial -dijo de mal humor.

********************

-Mmm… aaa… mi cabeza -se quejaba Draco, incorporándose poco a poco del lecho donde estaba tumbado.

-¿Quieres que te traiga hielo para la hinchazón? -le preguntó una voz al lado suyo. Giró su cabeza lentamente y se encontró a un hombre moreno de tez tostada y ojos amatistas.

Entonces lo recordó todo, se levantó rápidamente de la cama.

-Espera. No te asustes, te juro que no queremos haceros nada a tus amigos y a ti. Ha sido todo un error, déjame explicar… -pero no pudo porque un jarro iba volando hacia su cara, logró esquivarlo de puro milagro-. Oye… escucha… jodeeerrr… ¡¡mierda!! Deja de tirarme cosas… estas en mi camarote… oyeee -se quejaba el moreno, esquivando todo lo que el rubio le tiraba.

Harry se hartó y, con un ágil movimiento, atrapó al rubio de las manos. Draco empezó a forcejear con él, tanto que los dos tropezaron y Draco quedó abajo del moreno, que lo aprisionó contra el suelo.

-Tra-qui-li-za-te… -le dijo calmadamente.

-¿Cómo mierda quieres que me calme?-preguntó un alterado rubio.

-Escucha, juro que no queremos haceros nada. Todo esto a sido un error. Nosotros solo íbamos a por provisiones y no podíamos ser vistos, entonces vosotros nos visteis y no pudimos hacer nada. Tuvimos que traeros con nosotros.

Draco frunció el ceño.

********************

Neville estaba tan concentrado en hacer la curación a su paciente que no se dio cuenta de que éste recuperaba el conocimiento poco a poco.

-Muy bien, ahora sólo lo vendaremos, tendré que revisarlo cada tercer día, al menos no fue tan grave -murmuraba el médico para si mismo, sin saber que su paciente lo había escuchado todo, pero aun no tenía las fuerzas para levantarse.

-Haa… -se quejó Theo cuando Neville le estaba colocando la venda.

-Veo que ha despertado, me alegra, pero no trate de moverse, aun esté débil señor- dijo amablemente Nev con una sonrisa.

Theodore miró al joven frente a él, tendría mas o menos su edad y -a pesar de ello- se veía tan inocente, a pesar de ser un pirata, pero no se podía dejar ir por las apariencias, tenia que rescatar a Draco y a Blaise no importaba cómo.

-¿Dónde estamos? -preguntó débilmente, tan bajo que Neville tuvo que acercarse para poder oírlo lo suficiente.

-En el barco -dijo riendo al ver la cara que puso su paciente-. No te preocupes hombre, no les pasara nada. Harry es un buen hombre, los dejaremos ir tan pronto nos alejemos lo suficiente para que no nos ataquen.

-¿Qué dices? Ustedes deberían de estar preocupados, no yo aaay… -se quejó de dolor al tratar de levantarse, Nev tuvo que tomarle por los hombros y recostarse sobre él para evitar que se levantara, la herida no era profunda, pero podía abrirse si se esforzaba mucho.

-Cálmate -dijo Neville, Theo se quedó tranquilo, no por la orden, sino por la forma que lo dijo-. Te quedaras aquí hasta que estés mejor, ningún paciente mío morirá, ¿entendiste? Estarás a mi cargo y no quiero objeciones. Con permiso, no eres el único paciente aquí -dijo antes de irse con otro paciente.

Theo miró sorprendido a Neville, callarlo a él, y de esa forma, ese médico aprendería a tratar con respeto a un miembro de la Guardia de su príncipe.

********************

En el camarote de Ron la imagen era la misma, al menos a excepción de que cuentes con que había un sacerdote en su cama.

-Buenos días Padre -dijo sonriente Ron mientras se terminaba de afeitar.

-¿Quién eres? ¿Dónde estamos? ¿Qué quieren de mí? ¿Eres un demonio? -preguntó Blaise.

-Haber, haber, más despacio -sonrió Ron, ante lo cual el padre se sonrojó, haciendo que el pelirrojo soltara una carcajada.

-Haber Padre, no hablaba de eso, que mente más pervertida tiene usted -seguía riéndose Ron mientras le guiñaba un ojo.

-No soy mal pensado, sólo que son piratas, los piratas son unos neanderthals -se cruzó de brazos el sacerdote-. Además no soy Padre, soy aprendiz de sacerdote.

-Oh si, mucha diferencia ¿no? -se mofó el pirata-. Haber, mi nombre es Ron Weasley, estamos en un barco, de usted nada, y soy un ángel de piel y hueso, al menos eso dicen cuando me ven de cerca, dígame padre ¿quiere verme de cerca? -preguntó sugerentemente mientras se le acercaba.

-Aléjate -gritó Blaise lleno de vergüenza, haciendo que Ron volviera a reír fuertemente.

-Tranquilo, no le haré nada… que usted no quiera -terminó diciendo, Blaise enrojeció tanto como el color del cabello del pirata, pero entonces cayó en algo.

-Draco… Theo… ¿¡Dónde están mis amigos!? –gritó alterado, haciendo que Ron tuviera que taparse los oídos para no quedarse sordo.

********************

-Es la verdad, le doy mi palabra de pirata que los liberaremos a la primera oportunidad que tengamos -dijo Harry, tratando de convencer a su huésped/prisionero.

Draco meditó las palabras del moreno, al parecer sólo querían irse y él dijo que los dejaría en libertad ¿no? Lo mejor seria llegar a un acuerdo, pero cuando estaba a punto de aceptar, escuchó un grito muy conocido y, sin importarle nada, empujó al pirata y salió corriendo de ahí en dirección hasta donde había escuchado aquel grito.

Al salir de aquel camarote, se encontró en cubierta una multitud de ojos que se giraron a verle, el rubio nervioso -ya que nunca había visto a hombres vestidos solo con pantalones o tan morenos de piel- se quedó petrificado… eran auténticos piratas… y, por lo que se podía ver, estaban en un barco increíblemente inmenso… entonces sintió una mano en su hombro.

-Oye, escucha, no puedes ir tu solo por el barco sin antes…

-¡¡¡Aléjate de mi neanderthals, ni se te ocurra, suéltame!!! -se oyó gritar fuera, haciendo que todos los piratas, mas el príncipe, miraran en dirección de donde provenía ese grito, viendo como Ron salía de su camarote con un peso extra sobre el hombro que pataleaba y gritaba como una Banshee.

-No lo soltaré Padre hasta que me diga quien es realmente, ningún padre o sacerdote tendría esa lengua que usted tiene -Blaise se sonrojó, ¿Por qué todo lo que decía ese pirata tenia que sonar tan pervertido? “o solo eran ideas mías” se preguntó el padre aun pataleando.

-Blaise / Ron -gritaron a la vez el príncipe y el capitán del barco.

-¿Si capitán? -preguntó amablemente Ron mientras forcejeaba con su prisionero, que había logrado darle una buena patada en las costillas.

-Oh joder, mierdaaa… eso duele ¿haces el favor de estarte quieto? -se quejó Ron al sentir el dolor que esa patada le había provocado.

-Cuando me sueltes, idiota… -contraatacó Blaise.

Draco alzó una ceja al oír el vocabulario de su amigo… normalmente no se dejaba ver tal y como era… aunque no estaban en una situación muy normal que digamos.

-Ron, suéltalo -ordenó el capitán, orden que fue acatada con un Blaise cayendo al suelo, provocando un ruido seco.

-¿Blaise, estás bien? -preguntó preocupado Draco al ver a su amigo tendido en el suelo, acercándose a él para comprobar si se había hecho algo.

-¡Ron! No seas bruto -se quejó Harry.

-Harry, me ha hecho polvo las costillas… -se quejó Ron. El moreno suspiró.

-Y más que te tendría que haber hecho, idiota… -le dijo Blaise.

-Blaise, compórtate -le reprendió el príncipe, a pesar de todo, él seguía siendo un sacerdote.

-Lo siento Draco, es solo que estos neanderthals descerebrados me desesperan -dijo mirando fijamente a Ron.

-Lo siento Padrecito, pero no soy ningún descerebrado, hablo 6 idiomas, soy experto en historia y no me quejo de mi destreza para la geografía y astronomía, creo que eso me hace algo más que un simple descerebrado ¿no es así, Padre? -respondió Ron con una sonrisa de superioridad, haciendo reír a todos los piratas que estaban presentes.

-Si Ron, ¿ahora me dirás qué es lo que pasa aquí? -preguntó Harry, mirando al sacerdote y a Ron.

-Él comenzó -dijeron ambos al mismo tiempo apuntando hacia el otro, cosa de la cual hasta Draco se rió, esos dos parecían niños chiquitos, pero rápidamente borró esa sonrisa, estaban entre piratas, no entre amigos. Harry vio la sonrisa del rubio y él sonrió inconscientemente.

-Déjalo ya Blaise -dijo una voz detrás de ellos.

-¡Theo! -gritaron a coro, saltando encima del mayor preocupados.

-Auch… cuidado que duele… -se quejó, Blaise vio la herida en el costado y la acarició poniendo su palma encima de ella.

-¿Te duele mucho? -preguntó el futuro sacerdote.

Draco miró donde Blaise estaba tocando y lo miró preocupado.

-Tranquilos, estoy bien, tienen un buen médico -les afirmó el mayor, girando la dirección de su mirada hacia el médico del barco. Neville se sonrojó.

********************

Mientras tanto en las Islas de Gryffindor...

-Ya cálmate, tu hijo ya esta grande -se quejaba su esposo mientras el otro no paraba de caminar de un lado para otro.

-¿Qué me calme dices? No has visto la cantidad de piratas que hay hoy en día - James giró los ojos, en verdad que su marido estaba más paranoico cada día.

-Cielo, Harry es un pirata por si no te has dado cuenta, como tú lo fuiste antes de que te encontrara -dijo el de anteojos mientras se acercaba a su esposo para besarlo en la mejilla.

-Ya lo sé James, pero es sólo un niño, será la ultima vez que salga en ese barco -la risa de su esposo sacó a Tom del discurso que estaba por dar- ¿De qué te ríes? –preguntó.

-De ti, cariño, eras uno de los mejores piratas, el más temido y ¡¡mírate ahora!! Un padre preocupado por su hijo y sumamente sobre protector y celoso -dijo su marido mientras reía, cosa que no le cayó muy bien a Tom.

-Mira quien habla, ¿Quién fue el que pegó el timón al mástil, quitó todas las velas y las cortó en pedacitos, trapeó los pisos con aceite y todo para que su hijito no se fuera de casa? Menudo padre -se defendió Tom mientras le recordaba a su esposo las cosas que éste había hecho.

-Pero soy un merodeador, esta en mi sangre, además era solo un niño -Tom suspiró.

-Tenía tres años menos -y con eso abandonó la habitación, dejando sonrojado a su esposo.

********************

-¿Y nos vais a dejar en qué sitio? Porque, que yo sepa, no tenemos los papeles de viaje para poder, aunque sea, alquilar un barco o dinero para ello ¿Cómo demonios regresamos a casa? -reclamó un exasperado Theodore al capitán del barco.

-Ups... eso no lo pensé… -se disculpó Harry graciosamente sobándose la nuca.

Harry, Ron, Draco, Blaise y Theo se encontraban todos en el camarote del capitán, viendo que podían hacer para dejar a sus inquilinos en su país… cosa difícil.

-Creo que tendríamos que llevárnoslos con nosotros hasta el final del viaje y luego, en Gryffindor, los mandaríamos de vuelta de uno de los barcos de allí… -declaró Ron.

-¿¿Tú estás loco?? -preguntaron todos los presentes a Ron.

-¿Ahora qué dije?

-¿Quieres que los llevemos a Gryffindor y mandarlos de regreso? -preguntó incrédulo Harry.

Ron se encogió de hombros.

-Creo que es lo más seguro.


Continuara…
Notas finales:
Fenixydragon: ¿Os ha gustadoooo?

Yun_Sakka: ¿¿a ti que te parece??

Fenixydragon: no te pregunto a ti, pesada si no a ell@s...

Yun_Sakka: si, pero si a mi me ha gustado a ellos igual...

Fenixydragon: pasando de la señorita cascarrabias ^^ espero que os haya gustado este segundo cap de nuestra aventura de piratas, que en realidad no ha ni comenzado jajajaja lo que nos espera ^^ horas de insomnio y cansancio para mi y horas de madrugar para Yun jajaja

Yun_Sakka: sii T.T me hace madrugar y no soy cascarrabias..... Solo dije que me gustaba n.n!

Fenixydragon: es que chica, es normal que te guste lo hemos echo las dos, a nosotras nos gusta, pero a los demás no lo sabemos... y si que eres cascarrabias ^^ jajaja además ¿madrugar? si siempre te quedas dormida y me dejas esperando hay que ponerte cinco relojes para que te despiertes

Yun_Sakka: vale, vale, es que me desvelo y me cuesta despertar un poco... además no soy cascarrabias, es solo que… seré tiaaaaaaaaaaaaaa tendré un sobrinitoooooo XD

Fenixydragon: @_@ esta todo el rato así, me tiene rallada ya >_< jajaja. Bueno espero veros en el siguiente cap nos vemos un beso dew ^^

Yun_Sakka: este cap es para mi próximo sobrinito al cual convertiré en un fan del yaoi muajajajaja ..... ha y disfrútenlo XD
Capítulo 3- Las piratas. por fenix y dragon
Notas del autor:
Yun_Sakka: Debo de agradecer a Liz quien al enterarse de que no tendria internet me bombardeo con imagenes de Draco, a Fenix mi coautora quien me dio lo necesario para volver al mundo electronico =) Gracias chicas, son las mejores... bss
En el Barco Esmeralda, el capitán y los más allegados a él se encontraban en su camarote, discutiendo la idea de Ron.

-Haber, deja que les explique otra vez -dijo Ron a los demás.

-No necesitamos otra explicación, pero no creo que sea buena idea -decía Harry, no le parecía nada bien llevarlos con ellos hasta Gryffindor.

-Pero Harry, piénsalo: si los dejamos aquí, en un bote, no sobrevivirán, sobretodo ese rubio y el sacerdote.

-Estoy de acuerdo con él -dijo Neville.

-¿Tú también? -preguntó Harry a su médico, quien asintió.

-¿Alguien más está de acuerdo en llevarlos hasta Gryffindor? -preguntó el capitán a los presentes, el moreno suspiró al ver a todos levantar la mano en señal de acuerdo-. Muy bien, los llevaremos a Gryffindor, espero no arrepentirme de ello.

En ese momento alguien llamó a la puerta del camarote.

-Pasad -el moreno les hizo entrar, en la puerta se encontraban Dean y Seamus, este último cogiendo de la cintura al otro y con caras sonrientes.

-Adivina quienes han venido a visitarnos, capitán -le preguntó Dean.

Los tres invitados fruncieron el ceño… pero Ron y Harry sonrieron y salieron corriendo del camarote hacia el exterior.

Los invitados, extrañados, los siguieron y, al ver lo que había fuera, lo único que pudieron hacer fue abrir la boca como tontos… en frente de ellos se veía un barco dos veces más grande que éste, hecho de lo que parecía madera de cerezo mágico tejida con hilo de oro de unicornio… y los más sorprendente no era sólo eso, sino que por lo que se veía dentro de ese barco eran todos… mujeres… mujeres pirata.

-¡¡Hermanooo!! -escucharon que una chica pelirroja gritaba desde lo alto del mástil. Los tres invitados palidecieron al ver como la chica cogía una cuerda y se tiraba por el aire hasta llegar encima de uno de los piratas del barco en donde estaban ellos… más precisamente encima de Ron.

-Hey hermanita, has vuelto a crecer -decía un feliz Ron al atrapar a su hermana pequeña en el aire.

-Claro tonto, han pasado ya tres años –dijo mientras abrazaba a su hermano. Al pasar el rato Ginny se separó de Ron y vio al que había detrás de su hermano-. Harry –gritó emocionada Ginny al ver a su amigo de la infancia.
-Hey pequeña, creo que ya no eres la grumete que solías ser –río Harry al recordar como ambos habían iniciado su viaje juntos.
-Ho cállate –dijo la pelirroja al recordar los viejos tiempos, pero sus recuerdos quedaron de lado al ver a un trío nada conocido para ella–. Harry, ¿tienes nuevos miembros en tu tripulación?
-¿Eh? Ah ellos, no, ellos son invitados obligados por las circunstancias –dijo Harry mientras a los tres “invitados” les escurría una gota de sudor estilo anime.
-Oh, espero que nada grave, capitán –susurró la pelirroja muy cerca de Harry haciendo que éste se ruborizara un poco, nada perceptible, excepto por cierto príncipe rubio que no le quitaba la vista de encima.
-No te preocupes, mejor dime que os trae por estar aguas.
-Oh, nada en realidad, sólo veníamos de paso, nos dirigimos hacia Gryffindor –dijo como si nada la morena, llamando la atención de su hermano y de Harry.
-¿Gryffindor? Nosotros vamos para allá –dijo Ron emocionado–. Al parecer la familia se junta, Fred y George también se dirigen hacia allá, o al menos así me informaron hace algunos meses, cuando los encontré en unas islas al norte del reino de Ravenclaw.
-Oh, ¿también te los encontraste tú? A mi me lo dijeron cuando yo iba saliendo de ahí, creo que nos cruzamos caminos hermano, pero no importa, ¿cuando partirán? –preguntó Ginny a Harry.
-No lo sé, puede que pronto, eso aun no lo decidimos –dijo mientras miraba a los tres invitados.
-Nosotros partiremos mañana, pero no iremos a Gryffindor directamente, Hermione quiere ir a recoger algunas cosas que nos pidieron la ultima vez, bueno ¿y que esperamos? Ha celebrar hermano, no todos los días no vemos.
-Ron, saca el ron, hoy celebraremos –los piratas rieron por la broma de su capitán.
-Uyy si, que gracioso, como sus padres no estaba tomando el día que los bautizaron a ustedes –gruñó mientras se dirigía a la bodega a por el ron–. ¿Tú qué me ves?
-No sabia que los piratas estuvieran bautizados –fue lo único que dijo el sacerdote haciendo reír a Ron.
-No somos demonios, Padre, tal vez un poco locos, pero nunca demonios –le respondió el pelirrojo, pero Blaise aun no se iba-. ¿Desea algo más?
-Nada, con su permiso –dijo el moreno para irse, no sabia porque había seguido a ese pirata hasta la bodega donde guardaban su licor, pero había algo que lo intrigaba de ese pirata…
********************

-Por cierto… ¿Dónde están Feydra y True? -preguntó extrañado Harry al no ver a las capitanas del barco.
-Están en el camarote de Feydra junto con Perya… están programando la ruta. Feydra y True no están seguras de pasar por los acantilados alados, pero Perya dice que es el único lugar donde se encuentra la planta acuática que necesita Hermione…
Harry frunció el ceño- ¿Los acantilados alados? ¿De donde nadie ha vuelto nunca? Es bastante suicida.
-Si pero es el único lugar donde se encuentra esa planta y… la necesitamos, porque es lo único que puede curar a una de nuestras compañeras. Le picó un escorpión de la Odisea… y es lo único que podría servir… -seguía explicando Ginny. Theodore y Draco estaban atentos a todo lo que la chica pelirroja explicaba.
-¿A qué chica te refieres? -preguntó Harry preocupado.
-A Luna -Harry la miró preocupado… Luna era la mejor amiga de Ginny, se habían criado juntas.
-¿Tú estás bien? -le preguntó. Ginny asintió.
-Casi no me muevo de su lado, pero las capitanas me han obligado a descansar. Ahora iré otra vez allí…
-Conociéndolas, son capaces de coger un bote ellas solas e ir a por la planta para que ninguna de vosotras corra peligro -dijo Harry divertido.
-Si…
Draco los escuchaba hablar, pero sobretodo no apartaba la vista del moreno ni un sólo segundo… ¿Por qué tenia la sensación de haberlo visto antes?
En ese momento Ron apareció con el ron y detrás iba Blaise ayudándolo. Las chicas del barco les dijeron que se unieran a su barco, ya que ahí cabrían todos.
-¿¿Draco?? ¿¿Theo?? ¿¿Blaise?? -dijo una voz de mujer sorprendida y algo petrificada… los aludidos giraron su mirada y los dejó con la boca abierta…
-¡¡¡Pansy!!!
********************

-¿Qué hacen ustedes aquí? –preguntó sorprendida Pansy.

-Nosotros deberíamos preguntarte lo mismo –gritaron los tres a la vez, olvidándose de dónde y con quiénes estaban.

-Pensé que habías muerto –dijo débilmente el rubio antes de abrazarla.

-Wow, si que te has vuelto sentimental, Dragón –rió Pansy, devolviéndole el abrazo.

-¿Qué te pasó? –cuestionó Blaise al mirarla: sus ropas, su cabello, su forma de moverse, todo había cambiado en ella, aunque aun conservaba esa elegancia tan característica de los Malfoy.

-Me uní a las piratas –respondió como si nada.

-Pero… pero ¿estás loca? Mis tíos te han estado buscando durante todo este tiempo –le reprendió Draco.

-Cálmate primo, no es como si ellos no supieran lo que he hecho, de hecho les dejé una carta antes de irme –respondió Pansy.

-¿Primos? –intervino Harry asombrado.

-El padre de Draco y mi madre son hermanos –respondió Pansy dejando a los que estaban escuchando con la boca abierta. ¡Perfecto, más problemas! pensó Harry.

-Harry, ¿Quiénes son ellos? –preguntó Ginny, que hasta ese momento se había quedado callada observando la escena.

-¿Eh? Ah si, son unos invitados -volvió a repetir Harry, la verdad no quería que su amiga conociera la situación, o se podría poner un poco más complicada, pero eso es imposible ya.

-Oh si, claro. ¡¡¡Estás loco Harry James Potter!!! Sabes perfectamente que él es el príncipe de Slytherin, ¿¿sabes los problemas que tendrás??

-Fue un error, la verdad no les hemos hecho daño y planeábamos regresarlos -Draco se sintió un poco ofendido, hablaban de ellos como si no estuvieran, además parecía que fueran perros o juguetes.

-Será mejor que me expliques como pasó, ¡ahora! No quiero después tener que rendirles cuentas a mis capitanas sino sé toda la información –y con eso Ginny arrastró a Harry lejos de los demás para poder hablar, dejando a los invitados y a Pansy hablando más cómodamente.

Ginny llevó al moreno hasta la orilla del barco, dando así un poco de libertad a sus invitados, porque Ron y Neville siguieron a Harry.
-Draco ¿Qué ha pasado? -preguntó preocupada Pansy a su primo.
-Nada de que tengas que preocuparte, mejor dime cómo llegaste a esto y por qué -el rubio la miró, se sentía feliz al saber que su única prima estaba con vida.
-Es lo que siempre quise –respondió.
-¿Siempre quiso ser una pirata? -preguntó incrédulo Theo.
-No jaja, pero serlo me ha dado lo que siempre quise, la libertad -Draco asintió, ser un príncipe no era cosa fácil, pero no por ello él iba a huir de sus funciones. Al igual que Pansy, él era el único heredero al trono, al menos hasta que nació su primo Heracles, el hermano de Pansy.
-Pero la tenías, Heracles heredará el trono, no tenias que huir, no tenias por qué hacerlo -la voz del rubio se quebró, su prima era como su hermana, su mejor amiga. Era verdad que tenia a Theo y Blaise, pero ella era distinta, lo entendía muy bien, era especial, durante un tiempo pensó que si ella estaba a su lado podría soportar las exigencias de su padre y la carga de ser el heredero de Slytherin.
-No te lo contaron, ¿verdad Draco? -preguntó Pansy con tristeza contenida en sus ojos.

En el camarote de las capitanas...
-¿Segura True?
-No tenemos otra salida Feydra, si queremos llegar antes de que sea demasiado tarde debemos pasar por los acantilados, es nuestra única esperanza -dijo decidida True.
-¿Pero recuerdas qué es lo que hay ahí, verdad? -preguntó Feydra preocupada por su amiga.
-Lo sé, pero estas tú ahora, y sé que no me dejaras atrás -ambas sonrieron. Pronto tendrían que partir, pero por hoy dejarían que su tripulación se divirtiera.
En la cubierta del barco de las piratas, se encontraban todos los chicos del Barco Esmeralda, conversando con ellas… entre ellos se encontraban los tres invitados del barco… hablando con la joya negra del barco de las mujeres.
-¿Te llaman la joya negra? -preguntó alucinado Blaise, Pansy asintió.
-Si, aunque no sé por qué me llaman así… Hermione dice que es por como combato ¡¡Ah si, os tengo que presentar a Hermione!! -gritó emocionada Pansy.
-¿Hermione? ¿Quién es? -preguntó Draco; los chicos también preguntaban con la mirada.
La morena sonrió algo maliciosa y dijo:
-Mi prometida…
-Creo que me va a dar algo -dijo Draco, haciéndose el desmayado.
-Hey, no es para tanto -se quejó Pansy.
-¿No es para tanto? Pero si decías que lo último que querías era casarte.
-Eso fue antes de conocerla, Dragón. Ella es simplemente perfecta, además sino la ato a mí, alguien más lo hará y no podré soportarlo.
-Si que has cambiado -murmuró Draco. Blaise y Theo miraban la escena algo nostálgicos, no había sido más que un par de años atrás en donde los cuatro eran felices.
-La verdad… es que unos rufianes me secuestraron y me llevaron en su barco, pero las piratas de este barco lo abordaron y las conocí. Hey, no lo creeréis, pero las chicas de aquí son todas de países distintos… hay de Gryffindor, Slytherin, Hufflepuff, Ravenclaw y más… y no hay sólo una capitana, sino dos -dijo sonriente-¿Y sabéis quienes son? Todo el mundo cree que son hombres, pero las conocen en todos sitios… hasta tú, Theo, nos hablaste de ellas… creyendo que eran hombres… a las dos las llaman el Dúo Dopla.
Los tres se quedaron alucinados.
********************

-Así que eso es lo que pasó. Feydra y True te echaran la bronca, Harry.
El mencionado asintió resignado- Lo sé Ginny, pero no podemos hacerle nada, lo hecho, hecho esta.
-Entonces vamos a divertirnos, además tengo ganas de ver a Neville, hace mucho que no lo veo -los dos se unieron al barco de las piratas.
Harry se acercó a donde estaban los invitados…
Draco hizo callar a sus amigos al ver que el moreno y su amiga pelirroja se acercaban, no le agradaba esa pelirroja, no sabia por qué, pero no le agradaba nada. Pansy miró a su primo, esa cara que tenia en ese momento era la que solía poner cuando quería algo, miró a donde estaba mirando su primo para ver al capitán del barco y a su amiga Ginny acercarse, al parecer su Dragón pronto tendría un domador y esperaba -por su bien- que el domador se diera cuenta antes de que el Dragón lo domara a él.
-Hey hola Pansy… -saludó Harry a la morena.
-Hola Potter, Hermione me ha dicho que quiere daros algo a ti y a Ron -le anunció la morena, Harry asintió.
-El principito esta aquí…. Hey Harry, veo que me hiciste caso y te cortaste el pelo.
-Si… es bueno que nos hicieras caso.
Al oír esas voces tan conocidas para él, Harry se dio la vuelta, encontrándose con True y Feydra detrás suyo, mirándolo divertidas.
Este sonrió y se tiró encima, haciendo que los tres quedaran en el suelo.
-Yo también os he echado de menos -dijo riendo el moreno.
-Nosotros también pequeño, nosotras también -rió Feydra.
-Yo igual, pero eso no significa que me quiera morir asfixiada. Bájate Harry, ya no eres un niño -gruñó True al verse aplastada casi totalmente por el peso de Harry cuando su amiga empujó al moreno a un lado.
-Lo siento -se disculpó Harry al levantarse, al igual que Feydra, dejando a True aun tirada en el piso.
-La próxima vez trata de caer sobre Feydra, por favor -gruñó True mientras se levantaba haciendo reír a los otros dos.
Draco miraba esa escena incrédulo, lo que había oído sobre los piratas… no era para nada parecido a lo que demostraban ser éstos.
-Hey chicas, me alegro de verlas -la voz de Ron se hizo escuchar detrás justo de Blaise Zabini, haciendo que éste se erizara.
True se acercó a Ron y le dijo:
-Y a mi me encanta volver a ver ese pelo pelirrojo. Ninguno de tus hermanos lo tiene tan intenso -Ron frunció el ceño.
-¿Sólo has echado de menos mi pelo?
-¿Qué otra cosa más podría echar de menos de ti?
Blaise sonrió y, llamando la atención de sus dos compañeros, les dijo:
-Esa me cae bien.
Ron cambió su mirada de True, que le sonreía maliciosa a Blaise.
-Hey padre, cuidado con lo que dices…
Feydra miró los intercambios de mirada que se hacían los dos y sonrió interiormente.
-Veo que te estas volviendo un pervertido, creo que debes de dejar de juntarte con los gemelos, son mala influencia para ti -soltó Feydra haciendo reír a True y a Harry mientras que Ron fruncía el ceño. Él no había entendido la broma, pero por lo de los gemelos sabia que se refería a sus hermanos.
-¿Y bien? Que esperamos, a celebrar mientras podamos -gritó True riendo aun, todos los piratas de ambos barcos comenzaron a beber y a celebrar, después de tanto tiempo sin verse.
-Harry, puedo hablar contigo... -la voz de Feydra le dio escalofríos al moreno, True sólo los miraba mientras bebía un poco de vino.
-Si, vamos -dijo el moreno. True suspiró, en verdad que su amiga era de dar miedo a veces, sobretodo cuando sus amigos peligraban. "Lo mejor será quedarme en la fiesta" pensó.
-True, tu también vienes -dijo dirigiéndole una mirada que no aceptaba un no por respuesta.
-Aquí me vienen los regaños, aunque no sé por qué presiento que a mi me van a tocar también -murmuro para si entrando al estudio.
Feydra llevó a Harry y a su compañera a su camarote, abrió la puerta y, haciendo que entraran los dos. Dentro, ella les siguió, cerrando la puerta de un golpe, haciendo botara los dos.
-Harry James Potter Riddle… ¿Qué hace aquí el Príncipe del Reino de las Serpientes?
Harry tragó saliva…
********************
-Hey padre, ¿me acompañas a por más bebidas? Yo solo no puedo con tantas -le dijo Ron a Blaise. Éste lo miró extrañado, pero su educación fue mayor que él y asintió.
Ron llevó a Blaise a través de la barandilla que unía ambos barcos, el Barco Esmeralda estaba casi desierto a causa que todos estaban en el Loki, al ser éste más grande.
-Supongo que con dos cajas tendremos suficientes, no queremos que se emborrachen -rió el pelirrojo mientras bajaban a la bodega, seguido del sacerdote.
Blaise miraba la espalda del pelirrojo, sus brazos, sus piernas, se podría decir que era más musculoso que Theo, pero con un aire más sensual… noo, ¿Qué estas pensando Blaise? Reacciona, él es un pirata, la persona que los secuestró.
-Padre… ¿padre? -le llamó Ron al ver que el moreno se había quedado en las escaleras-. Piensa ayudarme o sólo quedarse viendo, porque estas cajas no se subirán por si mismas.
-Hay veces en que lo odio -murmuró para si mientras bajaba a la bodega.
Ron se encontraba agachado mientras buscaba unas cajas de vino, cuando las encontró, llamó al padre para que le ayudara a cargarlas.
-Tome esta, tenga cuidado por donde camina, aquí abajo hay muchas cosas con las cuales podría caerse…
Demasiado tarde, Blaise se había enredado el pie en una soga. Al tratar de liberarse, jaló la soya, haciendo que la tapa de un barril que estaba sobre ellos se cayera, bañando de ron al pelirrojo, el cual solo pudo cerrar los ojos antes de que el licor cayera sobre él.
-Ups -dijo Blaise al ver lo que había ocasionado y temiendo por la ira del pelirrojo.
Ron se miró, su camisa blanca y sus pantalones se habían rociado con el ron, pero de ello la camisa era irreparable, se había convertido de blanco a rojo violeta en unos segundos. Miró al padre, el cual se encontraba en una esquina, sonrió al verle asustado.
-Ven -murmuró Ron, pensando que el padre estaba asustado, pero él pensó que se debía al desastre que había causado.
Al ver que el padre no se acercaba, decidió acercarse y, mientras se acercaba, las facciones del moreno se hacían más claras, sus ojos cerrados, sus mejillas sonrojadas, su cuerpo temblando y en su mejilla había algunas gotas del ron que acababa de derramar.
-No tenga miedo padre, no pasó nada, no lo vamos a castigar por ello -murmuró Ron, acortando la distancia entre ellos, sus cuerpos estaban separados sólo por centímetros, pero el pelirrojo lo hizo inconscientemente, la escasa luz y la imagen que el moreno proyectaba, hacían que su cuerpo y su mente no concordaran, su mente le decía que lo dejara en paz, él era un hombre de creencias y de fe y él solo un pirata, pero su cuerpo exigía que cortara toda distancia entre ellos dos.
-No tengo miedo de que me castiguen, le tengo miedo a usted -murmuró Blaise abrazándose a si mismo al sentir la cercanía del pelirrojo, en una forma de proteger su espacio y evitar que se acercase más, no sabia que pasaba a su cuerpo, en el monasterio no le habían explicado de ello.
-¿Por qué me teme, padre? -le respondió de igual forma, acercándose un poco más, los brazos del moreno chocaron con el pecho del pelirrojo, haciendo que Blaise comenzara a temblar-. Dígame porque me teme, padre… -murmuró cerca de su oído. Las manos de Ron estaban una a cada lado de la cabeza del sacerdote, haciendo que éste cerrara los ojos con más fuerza, como esperando que todo fuera un sueño.
-Aléjate, por favor -suplicó Blaise, su cuerpo estaba caliente, y a medida que sentía a Ron mas cerca de él, su cuerpo se calentaba cada vez más, sus piernas estaban a punto de dejar de sostenerle si seguía así.
-No quiero, dime que tengo que hacer para que dejes de temerme -Ron había llegado demasiado lejos, su cerebro ya no le respondía, ahora su cuerpo estaba al mando… con delicadeza, junto su cuerpo al del sacerdote, haciendo que éste soltara una exclamación ahogada, la mejilla del pelirrojo se acopló a la del moreno, dejando que su aliento llegase al oído de Blaise antes de murmurar-, para quererme -comenzando a besar su oído, bajando por el cuello, quedándose ahí para chuparlo y besarlo dulcemente y sensualmente.
-No, esto esta mal -se quejó Blaise al sentirse atrapado por un par de manos en sus caderas mientras su cuello seguía siendo devorado por un par de labios ansiosos. El moreno trató de zafarse, pero no podía, sus brazos seguían cruzados sobre su pecho y con el pelirrojo pegado a su cuerpo le era imposible.
Ron seguía absorto en las sensaciones que el moreno le daba, su cuerpo, su suave piel, los pequeños suspiros que soltaba cuando chupaba un poco fuerte, para después pasar su lengua por ese lugar le eran hermosos.
Cuando el moreno sintió que una de las manos en su cadera abandonaba y bajaba hacia su entrepierna supo que tenía que liberarse ya. Reunió todas sus fuerzas y empujó al pelirrojo lejos de si, Ron fue empujado, su cerebro pareció reaccionar un poco, pero al ver al moreno en el estado en que estaba, con esos labios rojos a causa de sus besos, el cuello lleno con pequeñas marcas y la túnica medio abierta volvió a caer en trance.

Continuara…
Notas finales:
PY: ¡¡¡Wooo!!! ¿Y es así como lo dejan? ¬¬ más les vale que se apresuren con el cap 4, ¡¡¡porque estoy esta de lujo!!! ^^ Aquí les deja un mensajito la beta de estos malvad@s escritores ¬¬ ¡¡¡besos!!!
Capítulo 4 ¿Lo he matado? por fenix y dragon
Notas del autor:
aki os dejamos un nuevo cap de nuestros piratas favoritos^^
Capitulo 4 - ¿Lo he matado?

Blaise tenia que hacer algo y rápido, lo único que se le ocurrió fue gritar para tratar de llamar a alguien que viniera a ayudarlo, pero tuvo que recordar que el barco estaba casi vacio así que opto por coger una de las botellas que estaban detrás de él y romperla en la cabeza del pelirrojo con todas sus fuerzas, Ron cayó al piso en un charco de liquido rojizo, Blaise soltó lo que quedó de la botella.

- Lo he matado - ahogó un grito en su garganta, había matado a un hombre, un pirata eso sí, pero aún así era un hombre creado por Dios, ahora era un pecador.

Salió corriendo de la bodega en dirección al barco de las piratas, sus amigos lo escucharon gritando antes de que llegase a ellos.

- Draco, Draco, lo he matado lo he matado -se lanzó Blaise llorando sobre su amigo.

- ¿Qué pasa Blaise? - preguntó Draco, que no entendía muy bien, Harry también se acercó a ellos.

- A ese pirata, Ron, creo que lo he matado - Harry miró a Blaise y luego fue corriendo hacia la bodega donde se suponía tenían que traer el vino.

- ¿Ahora qué has hecho Ron? - se preguntó mientras bajaba las escaleras de la bodega para encontrarse a su amigo tirado en el suelo, al principio pensó que se encontraba muerto y temió por ello, pero cuando capto el olor a ron supo lo que había sucedido y respiró, había estado sosteniendo el aire desde que entró.

El capitán tomó a su amigo cargándolo en sus hombros, tan fácilmente como si fuera un niño sacándolo de la bodega, afuera ya los esperaban sus hombres mas cercanos, pero Harry les ignoró llevando a su amigo a la enfermería, adentro ya lo estaba esperando Neville con todo lo necesario para atenderlo.

- Déjenme, ya lo revisaré yo – dijo Nev al ver tanta gente adentro de la enfermería.

El capitán estuvo renuente a irse, pero sabía que si él no ponía el ejemplo, los demás hombres no saldrían y serían un estorbo para Nev. Así que salió dejando a Ron en la enfermería, la verdad es que no era nada grave, pero el golpe que tenía en la cabeza justo al lado de la sien izquierda le dejaría una marca y puede que un poco desorientado por un par de días.

El moreno giro la cabeza al escuchar a una mujer llamarlo, giró la vista encontrándose con Ginny quien parecía preocupada por su hermano.

- ¿Está bien? – pregunto la pelirroja mientras daba una ojeada a puerta donde era la enfermería.

- No te preocupes, solo es un golpe según pude ver – Ginny miro a Blaise entrecerrando los ojos peligrosamente, pero antes de que la hermana de su amigo fuera a donde el sacerdote el moreno le tomó por el brazo obligándola a quedarse donde estaba.

- Déjame Harry – siseo.

- El no tuvo la culpa – dijo el moreno – Ron bebió algo de alcohol sin querer, el sacerdote solo se defendió, tu sabes mejor que nadie como el alcohol le afecta a Ron.

La pelirroja lo medito y le dio la razón a Harry, si su hermano había bebido algo de alcohol compadecía al padre, desde que habían sido pequeños Ron nunca había soportado nada de alcohol, le hacia ser otra persona muy diferente a la que era.

Había transcurrido alrededor de media hora en la cual el llanto de Blaise no había cesado, seguía repitiendo “lo he matado, lo he matado” aun y cuando sus amigos y el mismo Harry le había explicado que solo era un golpe y que pronto estaría bien, pero el sacerdote aun seguía un poco trastornado, tanto por el golpe como por las sensaciones que tuvo con el pelirrojo.

Draco y Theodore intentaban calmarle.

- Blaise tranquilo solo ha sido un golpe...no le has hecho nada. -le tranquilizaba Draco mirándolo fijamente a los ojos.

Theodore cogió a Blaise en brazos y se dirigió al camarote que le habían dado a los tres cerrando la puerta de mal humor.

Draco se quedo apoyado en la cornisa del barco admirando el mar…cuanto había deseado poder admirarlo de esta manera, era precioso.

- Siento que tu amigo haya pasado por esto…cuando Ron se despierte le obligare a disculparse...-Harry se apoyo a su lado en la cornisa.

- Bien…ya he escuchado que fue por el ron que le cayó encima...que no lo aguantaba no se a podido evitar…y Blaise también lo entenderá, además esta mas preocupado por que el no tenga nada que por lo que le ha pasado…-El rubio seguía mirando el mar hipnotizado, el moreno giró su mirada del mar y la dirigió directamente hacia el rubio…y lo que vio solo se podía describir de una manera…mágico…el cabello rubio volaba libre por la brisa y esa piel blanca y fina resplandecía gracias a la Luna…

- ¿Te encuentras bien? – pregunto después de un rato de silencio.


- ¿Tengo que contestar a eso? – pregunto el príncipe aun sin quitar la vista del mar, interiormente estaba deseoso de poder recorrerlo, ver lo que había mas allá del horizonte.


- Si, sería más fácil que tener que adivinar lo que le sucede “su majestad” – dijo Harry haciendo una pequeña reverencia al momento de pronunciar su majestad.


- Haber, me secuestraron, golpearon, me retienen contra mi voluntad, ¡ah! si se me olvidaba, un amigo mío está al borde de la histeria por creer que mató a uno de los tuyos, ¿en verdad crees que me veo bien? – pregunto bastante acalorado mirándolo a los ojos, esos ojos verde esmeralda que le traían recuerdos, los cuales estaban envueltos en una espesa bruma.


- Te ves bien ciertamente – Draco se sonrojo por la forma en la que lo dijo después de recorrer su cuerpo con la mirada.

- Hum – el príncipe giró la vista volviéndola hacia el mar, aunque la presencia del pirata estaba poniéndolo muy nervioso, podía sentir su calor corporal junto a él, muy muy cerca.


- Y también hueles bien – el rubio se puso rígido al sentir un cosquilleo detrás de su cuello que iba subiendo hacia la parte de atrás de su cabeza.


Harry no pudo evitarlo, el olor de aquel hombre le hacia sentir algo extraño, sin ser consiente de ello se fue acercando hasta que estuvo tan cerca que hundió su nariz en el cabello rubio, olía a… a algo familiar, demasiado, le despertaba algo cálido en su pecho, un recuerdo de su niñez que yacía olvidado incluso para él mismo.


- Gra… gracias – balbuceó automáticamente, cuando no puedes decir algo coherente mejor aférrate a lo que te enseñaron, y para Draco Malfoy eran los modales, ese gracias fue por el cumplido que el pirata le había hecho, pero cuando escucho decirlo se sintió un estúpido porque el pirata rio, y esa risa era por su estúpido gracias.


***************
Theodore estaba sentado en una de las camas del camarote observando a su amigo Blaise dormido, descansando…había tenido que hechizarlo para dormirlo aunque los guardias tuvieran prohibido hacer magia…ya que solo podían utilizarla en combates…reglas del país de Slytherin…

En ese momento alguien toco suavemente la puerta y entró tímidamente en su interior.

- Siento molestar…pero al verlo tan alterado antes he pensado que esta infusión para los nervios le irá bien…que se la tome cuando despierte. - Recomendaba Neville, Theodore asintió y se le quedo mirando….al dejar la copa encima de la mesa Neville se dio la vuelta su cara estaba tan roja como un tomate.

- E…me gustaría ver tu herida…no ahora ya es muy tarde pero mañana antes de nada ven a mi camarote…quiero ver que siga bien…-dijo por último el castaño sin dar la vuelta y saliendo del camarote….Theodore estuvo viendo el mismo punto donde había estado el castaño un buen rato.
******************
- Mi señor…la guardia sigue rastreando los mares, aún no ha habido rastro de los piratas señor…-El guardia del rey Lucius miro al rey con preocupación…al reflejarse en su rostro un aura de tristeza….

- Luci…

- Bien Severus…puedes retirarte.-ordenó el Rey de golpe interrumpiendo a su guardia y viendo como los consejeros del reino entraban en el salón.

El guardián del rey Severus Snape se inclinó con respeto y salió del gran salon del trono.

El rey no despego la vista de su guardián hasta que este no salió por la puerta.
*******************
- Eres hermoso - suspiró Harry con su nariz aun recorriendo los rubios cabellos.

Draco se alejó rápidamente de él, había algo en ese pirata que lo hacía volverse un completo estúpido y eso no le agradaba nada, sobretodo eso, era considerado acoso, además que tenia su cabello que le parecía tan agradable, bueno, si es verdad que tenia un cabello hermoso, siempre se lo decían, pero que se lo dijera Harry el pirata era muy extraño y aún más extraño que él se sintiera feliz por ello.

- ¿Qué pretendes? - preguntó Draco un tanto desconfiado mientras mantenía su distancia.

- ¿A qué te refieres? - contestó Harry sin saber a qué se refería.

- ¿Te encuentras bien? ¿Hueles bien? ¿Eres hermoso? o es mi imaginación o estas tratando de seducirme y déjame decirte que si es el caso no lo conseguirás no estas a mi altura y nunca lo estarás, con permiso - pidió Draco para dirigirse a su camarote con el corazón acelerado, la verdad es que no sabía si el moreno lo estaba seduciendo pero él lo creía así, y por alguna razón sintió algo cálido en su pecho y sus mejillas se sonrojaron levemente al pensar que así podría ser, pero desechó la idea rápidamente, el era un pirata y él de la realeza, además solo los habían secuestrado para poder escapar, malditos piratas pensó mientras entraba al camerino encontrándose a sus dos amigos dentro de el.

Harry no se movió del sitio donde estaba se había quedado sorprendido al oír las palabras del príncipe…
*******************
- Lucius…creo que es hora de que le digas la verdad…-dijo la reina viendo dulcemente al rey.
Lucius Malfoy giro la vista hacia la ventana pensativo…- No es momento Narcisa…Severus nunca me perdonaría…además todo se acabó el día en que…Draco nació.
La reina miró tristemente al rey.
- Lo importante ahora es encontrar a Draco y a sus amigos….-dijo por último el rey antes de salir por la puerta con su mascara de frialdad de siempre.
****************
En el camarote de las piratas...

- Feydra tenemos que irnos - dijo True mirando el cielo.

- ¿Ahora qué pasa? - dijo algo irritada, siempre que su amiga decía algo como aquello era porque tendrían algún contratiempo.

- Mira al cielo y dímelo tú, eres mejor que yo en esto - dijo señalando la ventana por donde miraba el cielo y dejándole el lugar a su amiga.

- Déjame ver - Feydra miro al cielo entrecerrando los ojos, algo se avecinaba y no era de cuerdos quedarse en ese lugar - avisa a todos, partiremos de inmediato, trae a Harry aquí - ordenó a su amiga quien salió disparada en busca del moreno - solo espero que los dioses nos acompañen.

True salió corriendo, pero al ver a los demás se detuvo, camino normalmente buscando al moreno hasta que lo localizó en el otro barco, miró la cuerda y negó para sí misma, no quería saltar y regresar, así que opto por lo más fácil.

- ¡¡¡¡¡¡¡¡HARRY!!!!!!!! - gritó a todo pulmón, pero el moreno no parecía escucharle, estaba en su propio mundo mirando al horizonte - esta bien, no te quejes si te sale duro el golpe - murmuro para sí mientras tomaba una escoba y la partía en dos para tomar un extremo del palo y se lo lanzó pegándole en la espalda, Harry giró con cara de que el que le dio el golpe las pagaría, pero al ver a la pirata se relajo. True le hizo señas para que viniera con ella y así lo hizo.

- Ya estamos aquí - dijo True al entrar seguida de Harry.

- ¿Estabas recorriendo el mundo? - pregunto Feydra con ironía por su tardanza.

- No, pero casi, aquí el pequeñín no me hacía caso, tuve que llamar su atención.

- ha, True, para la otra no me tires cosas, tienes un brazo muy fuerte - se quejó Harry.

- True, Harry, déjense de niñerías, hay algo que tengo que hablar contigo - dijo poniendo un dedo en el pecho del moreno.

- ¿Qué pasa? - preguntó este.

- Se acerca una tormenta Harry, tienen que irse de aquí, diríjanse al norte, si desean sigan su paso rumbo a Gryffindor, es lo más seguro - dijo Feydra.

El silencio que reinó el cuarto fue monumental, Harry sabía que si Feydra decía que una tormenta se acercaba tenían que irse, porque ella nunca bromeaba, y lo mas seguro es que no fuera una simple tormenta.

- ¿Es un tifón? - preguntó Harry después de meditarlo.

- No lo sabemos, pero es mejor irse, por como sopla el viento es mejor prevenir - opinó True, todos asintieron poniéndose de acuerdo para partir.

- Supongo que la idea de Ron no es tan mala después de todo - murmuró Harry mientras salía a dar el aviso, partían inmediatamente.

Continuará………….
Notas finales:
espero ke al resuvirlo este un pokitin mejor de ortografia^^
Capítulo 5-Ups...^///^ por fenix y dragon
Notas del autor:
bueno aki ay otro cpa espero ke os guste^^
Capitulo 5…Ups...^///^


Los hombres y mujeres de ambos barcos corrían de un lado para otro preparando lo más rápido posible todo para la partida de Odín y Esmeralda, las piratas tomarían la ruta al sur para ir en busca de las plantas medicinales mientras que Harry y sus piratas irían hacia el norte como lo tenían previsto antes de la tormenta.

- ¿Qué paso Draco? – preguntó Theo al ver entrar al príncipe en el camarote apresuradamente.

- No es nada Theo, mejor dime como está Blaise – pidió el príncipe.

- Bien, no ha despertado, pero creo que cuando lo haga seguirá igual de traumatizado, el nunca le había levantado la mano a ningún hombre y ahora cree que mato a uno, no puedo ni imaginar como ha de estar sintiéndose Draco – susurró el guardia mientras pasaba una mano sobre los cabellos del sacerdote

- Tranquilo, él es mucho más fuerte de lo que aparenta – le animó Draco, pero unos pasos y algunos gritos llamaron su atención hacia fuera - ¿Qué estará pasando?

- Quédate aquí, déjame ver que es lo que ocurre – Theo se dirigió a la puerta y en cuanto la abrió miro a las piratas y a los piratas apurados de un lado a otro del barco, al parecer se preparaban para zarpar.

Pasó un chico por delante de su puerta y Theo rápidamente le preguntó:
-¿Por qué tanta prisa?-el chico lo miro y algo temeroso le respondió.
-Se acerca un tifón hay que zarpar rápidamente y encontrar un sitio más seguro… os recomiendo no salir de vuestro camarote…-dijo por último yéndose corriendo hacia la vela.

Theo se adentro nuevamente en el camarote, el rubio le miró esperando una explicación.

- Se acerca un tifón y al parecer zarparemos lo antes posible, nos ha recomendado no salir del camarote -dijo, Draco frunció el cejo.

- ¿No salir? ¿Qué se creen esos? - mustió indignado.
El rubio decidido a no acatar ordenes se levanto de la cama y abrió la puerta del camarote…siendo recibido por una ola de agua que lo mojo entero…mecánicamente cerro la puerta y se dio la vuelta, viendo la cara de Theodore que hacia esfuerzos por no reír…
-Ni... se... te... ocurra... reírte.-dijo el rubio empapado de arriba abajo….Theodore no pudo evitarlo y estalló a carcajadas.
************
-¿Te encuentras mejor?-preguntó Harry Potter el capitán del barco a su mejor amigo Ronald Weasley…
Éste, tendido en la cama, asintió…-tendré que pedirle perdón al sacerdote…-el moreno asintió suspirando.
- Ni que lo digas, el pobre estaba traumatizado pensando que te había matado, pero Ronald - dijo Harry pronunciando su nombre completo, causando escalofríos al pelirrojo - ¿que fue lo que hiciste?

- No se de que hablas - dijo tratando de no mirarlo - recuerdo muy poco, tú sabes como me pongo con el alcohol.

- Por eso mismo te lo estoy preguntando, si le has hecho algo tendrás que responder a tus actos, sabes perfectamente que nos regimos por el código de honor de los Gryffindors.

Ron se quedo helado ¿responder a tus actos?, trato de hacer memoria, pero lo que recordaba le daba mala espina, sobretodo la parte en donde tenia al padre acorralado contra la pared, que los dioses lo ayudaran, tendría que ir a hablar con el padre en cuanto Nev le dejara salir de la enfermería.

- Aún soy demasiado joven para casarme - murmuró sacando una sonrisa del moreno.

- Solo espero por el bien del sacerdote que no tengas que hacerlo, pero el ya nos lo dirá, ahora relájate, tienes que descansar.
- ¿Y crees que con lo que me acabas de decir podré hacerlo? Eres cruel amigo, muy cruel - se lamento Ron sacando una carcajada de Harry.
***********
El mar estaba cada vez mas enfebrecido…dentro del camarote del capitán éste estaba concentrado en el mapa que tenia enfrente suyo viendo el recorrido que tendrían que dar…pero entonces unos golpes fuertes en la puerta lo hicieron sobresaltar extrañado por que alguien hubiera ido a verle a esas horas de la noche y con el tifón comenzando se levanto apresurado y abrió la puerta encontrándose con…
- ¿Draco? - preguntó sorprendido - ¿Qué haces aquí? No deben salir del camarote, la tormenta pronto caerá sobre nosotros
- En ese caso no creo que deba de volver, una ola podría arrastrarme y usted no querría eso... ¿verdad capitán? - preguntó con voz sugerente dejando descolocado al moreno.
Éste le dejo paso, el rubio entró al camarote del capitán y mirando a éste fijamente dijo:
-¿Te importa que me quite esta ropa? Es que está empapada- el moreno abrió mucho los ojos al ver como el rubio se quitaba poco a poco la camisa dejando al descubierto su bien formado torso…piel blanca pero bien definida…
- Espera, el... el baño esta allá atrás - dijo señalando una pequeña puerta al fondo del camarote, el rubio sonrió yendo hacia él empapando el suelo por donde pisaba. Harry suspiro cuando lo vio desaparecer tras la puerta. Que rayos, porque no podía quitarle la vista de encima.

- Harry - llamo la voz del príncipe, el moreno giro encontrándose con un rubio completamente desnudo frente a él, el moreno se ahogo con su propia saliva.

Harry no pudo hablar ya que el rubio se acerco a él y lo hizo callar muy convincentemente…el beso era intenso y profundo, el rubio devoraba la boca del moreno y éste se dejaba hacer dócilmente…Draco empujo al capitán encima de la cama dejándolo tendido en ella y lentamente él fue colocándose encima de él a horcajadas…
- Y dime capitán - movió sus caderas sobre las de él - ¿me tomaras... - movió sus caderas nuevamente sacando un gemido de parte de el moreno- ... o deseas que yo te tome a ti? - otro movimiento de caderas por parte del rubio y el tono de voz con el que le había estado hablando fueron suficientes para que Harry tomase el control, giro su cuerpo dejando al rubio debajo mientras lo miraba de una forma depredadora, llena de deseo.
Estaba muy excitado, decidido separo su trasero…iba a enterrarse de una dentro de ese esplendido y blanco culo cuando…cuando…se despertó…

Harry James Marvolo Potter Riddle abrió los ojos al oír como alguien tocaba con demasiada fuerza la puerta de su camarote….

- Oh ¡¡joder!!-se lamentó viendo la erección que tenía entre las piernas y queriendo entre matar y agradecer a la persona que lo despertó de tan maravilloso sueño.
- Troglodita - llamó una voz desde la puerta. Maldita sea, y luego tenía que ser él, de entre todos él.

- Ya voy, y soy capitán o Harry - gritó mientras se ponía la capa de capitán tratando de cubrir su erección, cuando vio que todo estaba en orden dentro de la capa abrió la puerta dejando pasar al rubio de su ¿pesadilla?
-Blaise ha despertado y quiere ver a tu…amigo-dijo distraído viendo el camarote…la vez que estuvo allí no se paro a ver como estaba decorado el camarote del capitán…y la verdad tenía buen gusto.
-Puede irlo a ver, anoche se despertó... ummm… ¿Quieres algo más?
- ¿Eh? - preguntó Draco volviendo la atención al moreno - Oh no, gracias.

- Me llamo Harry - dijo el moreno cuando el rubio estaba apunto de salir de su camarote - No troglodita, ni cabeza hueca, Harry y si no puedes llamarme por mi nombre Capitán estaría bien.

Draco azoto la puerta dejando al moreno con una sonrisita, no sabia porque pero los desplantes de ese rubio se le hacían divertidos.
**************
Blaise entró dentro de la enfermería... viendo el cuerpo tendido de Ron… éste estaba despierto y al escuchar la puerta abrirse fijo su mirada en la persona que había entrado y se tenso un poco.

- Ehhh buenos días - dijo inseguro Blaise al ver que no apartaba la mirada de él.

- Buen día padre - murmuró levemente el pelirrojo, revisándolo de arriba a abajo.

El silencio que se hizo después de eso fue eterno, ninguno pronunciaba palabra, solo se miraban, al menos el pirata miraba al padre porque éste había encontrado muy interesante las tablas de piso.

- ¿Necesitaba algo padre? - preguntó el pelirrojo.

- No, yo solo pasaba por aquí y....

- ¿Y...?

- Y nada, me perdí, con su permiso - Blaise giro sobre sus pies dirigiéndose rápidamente hacia la puerta pero la mano en su muñeca lo detuvo.

- ¿Qué es lo que realmente quiere padre? - preguntó Ron sentado en la cama. Cuando el padre se había dado la vuelta su cuerpo actúo por su propia cuenta, además... aún debía pedirle disculpas por lo ocurrido.

- Nada, me he perdido, con su permiso - dijo Blaise alejando el contacto de la mano del pirata, como si quemara, se estaba poniendo nervioso, necesitaba salir de ahí.

- Padre, yo, rayos, lamento haberle hecho cualquier cosa que le hice ayer, no estaba, no era yo mismo, no soy bueno con el alcohol, ni siquiera al olerlo, si hay algo que deba hacer para remediarlo dígamelo y lo haré.... incluso pagarle con mi propia vida...

Blaise se sonrojo al oír aquello…
-Tan poco es para tanto…además yo tanbien me pase te pegue muy fuerte…-se lamento el sacerdote.
-Si no me hubieras pegado no se que hubiera sido capaz de hacerle, yo no había bebido nada anoche pero cuando se me callo el ron encima sin querer tragué…y eso me volvió loco…solo no me….
-Bien... yo no estoy enfadado…solo es que es la primera vez que alguien intenta…ehhh…ya sabes... eso conmigo... al fin y al cavo los squibs lo tenemos prohibido…
El pelirrojo abrió enormemente sus ojos.

- ¡No tienen sexo! - gritó Ron más que preguntó avergonzando aún más al sacerdote.

- Ehhh, no, no podemos, los que nacemos squibs tenemos prohibido tener relaciones afectivas, todos los sacerdotes o monjas son squibs por decreto real, nuestros antepasados así lo han hecho.

- Pero... ¿por qué? - preguntó el pelirrojo intrigado.

- Porque creen que si no nos casamos y tenemos hijos abra menos squibs y la sangre limpia prevalecerá con la magia.
-Eso es una tontería… ¿os prohíben enamoraros?
El sacerdote asintió.
-Soy sacerdote pero soy distinto a los demás porque soy el elegido para ser el padre real…de momento soy el sacerdote real con el tiempo y cuando Draco llegue a ser rey me tocara ser su mano derecha, yo fui criado para esto, por eso me dejan salir del santuario no como a los demás al ser corrientes desde que nacen hasta que mueren están en el monasterio sin salir nunca… ¿no es lo mismo en vuestro reino?-preguntó extrañado el moreno.

- ¡NO!, en nuestro reino no importa si eres muggle, squib o mago todos tienen los mismos derechos, nuestros sacerdotes son porque así lo quisieron. Maldición, yo sabia que los Slytherin eran unas serpientes rastreras pero hasta tal grado... ups, perdón - se disculpó al recordar que él también era un habitante de Slytherin.

- ¿De verdad es así? - preguntó Blaise con esperanza, mientras se imaginaba como habría sido vivir ahí.

- Si, nuestro pueblo ama a nuestros reyes, aunque ellos no se consideran así, son más como gobernantes elegidos, porque todo el pueblo los ama.

- ¿Escogen a sus gobernantes? - preguntó impactado.

- ¿Qué? No que va, ellos son los reyes por derecho, pero al rey se le ocurrió hacer la votación porque su esposo no estaba muy seguro que lo aceptaran, al final todo el pueblo voto por ellos y eso no tenían que hacerlo, el voto era libre y secreto.

- Wow, no es como me lo imaginaba.

- ¿Y como te lo imaginabas?

- Pues en Slytherin nos cuentan que Gryffindor es un país de bárbaros incultos y cavernícolas sucios que no saben leer, y que lo único bueno que saben hacer es pelear con espada.

- Jajajaja, pues la espada es una de nuestras especialidades, jajajaja, por lo demás no es nada por el estilo, somos cultos, incluso los piratas como nosotros recibimos educación de niños y tenemos modales, que no los utilicemos es otra cosa, pero eso si, tenemos honor. Además Harry no es solamente un pirata…tanbien es el príncipe de Gryffindor.
El moreno abrió mucho los ojos.
-¡¿Que?!

************************
-Bien, todo esta bien, sanas muy rápido- felicitó Neville a Theodore terminando de cambiarle las vendas… éste estaba tendido sobre la camilla de la enfermería quietecito y sin decir nada- Mmmm… sabes puedes hablar…no hace falta que estés callado… -dijo el castaño viendo la espalda musculosa del guardián y mordiéndose un labio al verla…
-Yo... no estoy acostumbrado a esto… digo normalmente o me curo yo mis heridas o los médicos de la corte, que te obligan a estar callados y quietos…porque si no te dejan sin curar.
- Ya veo.....- murmuró sin dejar de ver su espalda, en ella había varias cicatrices repartidas por sobre los músculos, Nev paso saliva cuando sus dedos recorrieron la mas grande que bajaba desde el hombro hasta la espalda media.
El moreno cerró los ojos dejándose acariciar... nunca nadie había sido tan delicado con él... ni sus propios padres… nunca nadie le había tocado de esa manera.
-Tengo una poción que quizás haga desaparecer alguna de estas cicatrices… Aquí no tengo para cicatrices fuertes pero si para las más leves... ¿tienes…tienes más cicatrices en el cuerpo?
El moreno se dio la vuelta y se levanto dejando ver su pecho con alguna cicatriz por él…
-Tengo alguna más en la cadera y en las piernas…
- Puedo... puedo revisarlas, digo si tú quieres - dijo Neville un tanto nervioso.
El guardia sabia que no debía hacerlo... que enseñar su cuerpo a alguien sin autorización estaba prohibido… que desear que ese chico lo tocara estaba aún más prohibido… pero no podía evitarlo…
Sus manos comenzaron a desabrochar sus pantalones, aun con los ojos cerrados se los quito, dejando ver unas piernas firmes y musculosas. Neville tuvo que hacer esfuerzos sobre humanos para no sonrojarse ni quedarse viendo embobado esas musculosas piernas que junto con lo demás hacían que cualquier santo cometiera un pecado.

-¿Theo estás ya...? ¡¡Oh mierda!! Perdón-gritó Draco cerrando la puerta de golpe. Theodore empalideció y apresuradamente se volvió a subir los pantalones y cogiendo su camisa se la puso rápidamente…
-Espera... tus heridas- le dijo Neville.
-Yo…yo…lo siento no…será mejor que me valla gracias- dijo el moreno saliendo rápido de allí, dejando al castaño confuso y algo decepcionado…

*******************************
Draco salió disparado hacia su camarote, nunca había visto a su amigo semidesnudo y eso lo había descolocado, él nunca se desnudaba ante nadie ni siquiera frente a los médicos, y ahora estaba... bueno casi con ese medico... biólogo o lo que fuera.

- Hey tú cuidado - gritó alguien detrás de él, Draco giró tan rápido como pudo pero se enredo en una cuerda que estaba frente a él haciéndolo caer de bruces en el suelo - te dije que cuidado.

- Otra vez tú - masculló el rubio.

- Hey, no fue mi culpa, ven quiero mostrarte algo antes de que te encierres en tu fortaleza - y sin esperar respuesta el moreno le tomo de la mano levantándolo del suelo y guiándolo hasta el mástil – sube.

-¿Disculpa? - preguntó Draco anonadado.

- ¿Tienes miedo a las alturas?

- No.

- ¿Entonces que esperas?
Draco se subió encima del mástil aún mirando al moreno sin dar la cara al frente.
-¿Qué? ¿Ahora qué quieres que haga? ¿Qué extienda los brazos y grite “soy el rey del mundo”?- preguntó sarcástico extendiendo los brazos, el moreno rió y negó con la cabeza pero trepo el trozo que le quedaba para llegar arriba.
-No…-dijo tranquilamente e hizo que se diera la vuelta quedando su pecho apoyado en la espalda del rubio-eso…
El rubio se quedo mudo, a pocos kilómetros de distancia se podía ver un banco de delfines saltando y chapoteando en el agua. Delfines de muchísimos colores diferentes un montón de ellos…eran delfines arco iris delfines mágicos que cambiaban de color según su estado de animo…eran muy raros de ver, él solo había visto en ilustraciones…él mismo llevaba un colgante de un delfín en el cuello escondido por su camisa…
-Es…es precioso.
-Los que ves de color rosa esta en cinta…….y los que hay de color rojo oscuro están en celo…-le dijo el moreno susurrándole al oído…el rubio giro poco a poco la cara hacia el moreno y sus ojos conectaron…los dos acercaron poco a poco sus labios dándose al final un tierno beso que duro solo dos segundo.
-Gracias- dijo Draco agradecido volviendo a dirigir su mirada a los delfines…Harry seguía apoyado en Draco mirando el espectáculo que brindaban los delfines que empezaban a cantar su canto.

Pero lo que el príncipe y el capitán no sabían era que dos personas habían sido espectadores de ese acto uno sorprendido y la otra furiosa…
*************
-¿Príncipe?-dijo Blaise sin poderlo creer.

-Era de tu reino... James y Tom se conocieron una noche... nuestro rey de más joven era un auténtico busca problemas... se escapaba algunas veces de palacio haciendo que los guardias le buscaran pero esa noche no se escapo porque el lo quisiera nuestro rey tenia un hermano gemelo se llamaba Jack... él quería ser rey como fuera lugar y mando a matar a nuestro rey... que aún eran príncipes como podrás imaginar... James logro escapar y se topo con el piratas más famoso de los cuatro reinos... esto lo sé por Harry pero él no sabe tampoco nada más... sus padres no cuentan mucho su historia, dicen que es su cuento y de nadie mas...- dijo lo último divertido.


- ¿De mi reino?, pero ningún Slytherin se casaría con un Gryffindor- dijo Blaise un poco escandalizado.

- Uy, gracias por lo que nos toca - dijo Ron con una mano en su pecho simulando dolor.

- No me malinterpretes, no es que sean horribles, al menos no tanto como pensamos, es solo que no podemos mezclarnos con sangres sucias.

- Déjame adivinar, otra ley de su reino.

- Por lo general las leyes son buenas, no hay guerras y además estamos acostumbrados a cumplirlas.

- Cuando lleguemos a Gryffindor te daré un recorrido, puedes tomarlo como una disculpa - dijo al ver que el sacerdote iba a objetar - así veras cuan diferente y maravilloso es, no hay discriminación ni absurdas leyes, todo esta hecho para el bien de sus habitantes.
Notas finales:
Fenixydragon: Hola, Chic@s espero que ayais disfrutado de este capitulo ^^ ay algo que tenemos que explicaros ya que os preguntareis porque ultimamente tardamos tanto en ¿actualizar? pues bien eso tiene una explicacion , verdad ¿yun?
Yun_Sakka: avientamelo a mi he? ¬¬ ..... pues si >.._<
Desgraciadamemente es culpa mia, tengo mucho con la escula y actividades extra y no puedo vajar mis notas por mi beca, se que algunos diran que si pueden pero yo no T.T….V.V!sorry….^W^pero les prometo que dentro de dos semanas volvere a escribir…

fenixydragon:¬¬ no solo es cosa tuya, yo tanbien tengo culpa ya que de momento mi trabajo no em deja tiempo para nada, tengo un horario muy malo y no me da tiempo a nada…esto sera por poco tiempo mas^^ y aparte de eso al tener yun y yo horarios distintos ya que ella es de mexico y yo de españa..no coincidimos si no es muyyy tarde…asi que lo tenemso un poco mal para encontrarnos tanbien …
Yun_sakka: bueno ambas jejee
Fenixydragon: solo deciros que no es que ayamos habandonado ninguno de nuestros proyectos tanto conjuntos como nuestros propios^^ solo es que no tenemos tiempo^^ pero dentro de un par de meses podremos actualizar mucho mas seguido^^ no es que en este tiempo no vallamo a actualizar^^ eso dependera de cuando ella y yo coincidamos^^..jejej y habisamos que tenemos un moemnto de proyectos en mente para cuando tengamos el tiempo suficiente para ello^^

Yun_sakka: sip, tan pronto tengamos tiempo volveremos al ataque y preparence jejeje muajajaja

Fenixydragon: si y sobretodo preparense porke unas servidoras tienen un alibreta llena de proyectos deseando salir del horno jaja

Yun:sakka: sep, tan pero tan secreta que ni nosotras sabemos.

Fenixydragon:¬¬ pos seras tu porque yo tengo la libreta al lado diciendo que ya no caben mas ideas dentro¬¬

Yun:sakka: ¬¬ era un decir…se k me extrañas >._<


Yun_Sakka: seeee yo tambien y a ustedes.... jejeje bueno.... creo que es hora de despedirnos por ahora

Fenixydragon: pues sip^^ esperamos que no se molesten por esto ..y que lo entiendan^^
Capítulo 6-Llegamos. por fenix y dragon
Notas del autor:
LEETLO POR FAVOR.

Hola a Tod@s ^^ me temo que tengo una mala noticia que deciros -.- a causa de unos asuntos Yun no va a poder escribir durante una larga temporada -.- se que a muchas esto les pondrá tristes yo estoy T_T pero yun pensando en tod@s vosotras que os gustan nuestros fics conjuntos me dijo...que mirara de encontrar a otra persona para que me ayudara con estas historias que eran nuestras en un principio...al final e tenido que aceptar eso ya que no puedo dejaros tanto tiempo sin actualizar estas historias así que una amiga que aparte es una de mis betas será la que escriba junto a mi esas historias, la escritora es Ann muchos la conoceréis como Magann en Slasheaven ya que comparte cuenta con una amiga su único Fic publicado de es ¡¡Por tu culpa!! es un Harry/Draco ^^ En Amor_Yaoi es conocida como Pervertida Yaoista.

Se que a muchas esta decisión no les agradara mucho ya que os gustaba mucho como lo hacia Yun_Sakka pero a sido una decisión para que Vosotr@s podáis seguir leyendo estos proyectos ^^ espero poder anunciar pronto su regreso.

Ay dos fics nuestros sin terminar en su cuenta Yun me dijo que si quería borrarlos de su cuenta y subirla a la mía que lo hiciera, pero no voy a hacer eso ^^ Yun me permite actualizar en su cuenta así que como a esos dos fics les queda casi nada por terminar los actualizare en su cuenta ^^ sin ningún cambio, ya que en su momento se decidió subirlos a su cuenta no voy a cambiar esa decisión ^^ son tanto suyos como míos^^

A partir de ahora los fics compartidos con yun también serán compartidos con Ann nada se va a cambiar solo espero que recibáis a Ann tan bien como siempre nos habéis tratado a nosotras ^^ un abrazo muy fuerte.


PS: este capitulo es el ultimo hecho con Yun_Sakka ^^ es corto ya que no lo pudimos terminar pero he pensado que es mejor subir este que fue el ultimo que hicimos^^ para luego ya subir el que agá junto con Ann ^^ espero lo disfrutéis muchos besoooooos.
Draco cerró la puerta de su camarote con mucho cuidado, dentro de él se encontraba su amigo Theo profundamente dormido, al menos eso pensó el rubio.

-No tienes que caminar de puntillas -habló Theo, sobresaltando al Príncipe.

-Aaaaahhhhhh Theodore, no me asustes de esa manera -exclamó el rubio, con una mano en el corazón.

-¿Dónde estabas, Draco? -preguntó el guardia, girado su cuerpo para quedar frente a él.

-Tomando un poco de aire –respondió, girando la cabeza, ocultando su rostro levemente sonrojado.

-Ya… ¿estabas tú solo? -preguntó Theodore seriamente, el rubio asintió con la cabeza y se dio la vuelta, dirigiéndose hacia su cama.

-Que curioso, porque me pareció verte muy entretenido con el capitán de este barco hace un rato -el rubio se quedó petrificado.

Draco cerró los ojos, suspirando, iba a girarse y enfrentar a su amigo frente a frente, pero como Slytherin y, aun más, como Príncipe de ellos su mente le dio una alternativa de escape.

-Y creo que no era yo el único entretenido con un miembro de este barco, ¿no es así, Theo? -dijo Draco, girando su cabeza un poco para poder ver la reacción de su amigo.

Theodore abrió la boca y la cerró, sonrojándose sólo, pero solo un poco, apenas perceptible para un buen observador como lo era el rubio, quien lo notó.

-De eso no estamos hablando -se quejó Theo.

-Si no deseas ser interrogado, no interrogues, amigo mío.

El guardián, lo único que pudo hacer fue callar… cinco minutos.

-Draco, ¿sabes…? Me siento extraño con… quiero decir, me siento extraño cuando estoy al lado de ese herbólogo… yo nunca había sentido esto en mi vida… no sé… que me pasa.

El rubio abrió los ojos a más no poder, ¿Theodore le estaba confesando amor por aquel médico?

En ese momento alguien tocó a la puerta, pidiendo permiso para entrar.

-Adelante -dijo Draco, pensando que sería Blaise.

Pero no fue él quien entró por esa puerta, un hombre joven y bastante agradable a la vista, de cabello rubio y ojos verdes, entró en su camarote un poco nervioso.

-Disculpen mi atrevimiento por presentarme a estas horas de la noche, pero el capitán acaba de informarnos que llegaremos a Gryffindor mañana por la mañana, y ruega que estén listos para el alba. Si me disculpan -el pirata joven se retiró, dejando al Príncipe, y al guardián de éste, un poco sorprendido por los modales del pirata.

-¿Mañana? ¿Pero no decían que tardaríamos más en llegar? ¿Cómo es posible? -se preguntó el Príncipe.

Theodore negó con la cabeza -No tengo ni idea, pero lo voy a preguntar. Quédate aquí y duerme.


********************


Harry manejaba el timón del barco; sus piratas y él siempre se turnaban por las noches para también poder navegar mejor… y ésta le tocaba a él, pero su mente no estaba muy puesta en el timón, sino en un Príncipe rubio e increíble que debía dormir a pocos pasos de donde él se encontraba. Podía recordar aquel pequeño roce…, nunca antes había estado tan nervioso, nunca había sentido algo así…

-¿Harry, estás bien? -preguntó una voz a su lado, el moreno dio un pequeño bote al oír la voz, la persona que le había llamado dejó escapar una pequeña risa.

Neville lo miraba divertido, Harry se ruborizó al haber sido pillado de esa manera.

-Yo… ¿Qué quieres Neville? -preguntó digno.

-Nada, solo… no podía dormir. La verdad es que tengo ganas de llegar a casa, ver a mi abuela… descansar un poco.

-Si, yo también quiero llegar a casa y ver a mis padres… hace seis meses que no vamos a Gryffindor. Tu… ¿tu abuela seguirá queriendo casarte con aquel duque? -Neville bajó la mirada, recordando el motivo por el cual había discutido con ella antes de irse de su país.

-Seguramente si… su obsesión es verme casado con alguien fuerte, que sepa protegerme, pero… ese hombre no, Harry, no me gusta… yo quiero casarme con alguien que quiera, no con un hombre que he visto una vez.

Harry asintió, compresivo.

-¿Desde cuándo lleva pretendiéndote ese hombre?

Neville habló algo triste -Desde hace un año ya… y si cuando lleguemos mañana a nuestro país sigue mi abuela con esa idea en la cabeza no podré hacer nada…

-¿Por qué no le dices a tu abuela que has encontrado a alguien en tu viaje? ¿Alguien fuerte y que sepa protegerte?

Neville lo miró sorprendido -Conoces a mi abuela, Harry, sabes que no se creerá nada sin verlo antes.

-Quizás yo pueda ayudar -dijo una voz desde abajo de las escaleras que conducían al timón… Harry y Neville se asomaron y Neville enrojeció al ver al guardián del Príncipe Draco.

-¿Usted? –preguntó, entre escéptico y sorprendido por la cara que puso su amigo cuando vio entrar a Theodore.

-Puedo serles de ayuda si ustedes nos ayudan a nosotros, un trato que nos beneficiará a todos -la decepción de Neville no pasó desapercibida por Harry, quien pronto ideó un plan.

-¿Y de qué trato hablamos? -preguntó el moreno.

Neville sólo pudo abrir los ojos mientras esos dos se ponían a idear un plan tan loco y desquiciado para engañar a su abuela que estaba seguro que el único perjudicado sería él.

-Muy bien señor Nott, tenemos un trato -dijo Harry, estrechándole la mano al guardia.

-Bueno, antes de irme, me gustaría saber porque… vamos a llegar antes a su reino -dijo Theodore, ya preguntando lo que había ido a preguntar.

-Es por una brecha mágica, son poco frecuentes, pero parece que se ha abierto una y, gracias a ella, podremos llegar antes…


********************


En el castillo de Gryffindor, los Reyes estaban discutiendo los planes de la celebración anual del Reino que se celebraba desde hacia siglos.

-James, te he dicho que no hagas eso -gruñó el Rey a su esposo, quien sólo reía disimuladamente.

-Amor, ¿Que no haga qué cosa? -preguntó con carita inocente el de anteojos mientras se acercaba a su Rey.

-James Potter, será mejor que te dejes de juegos, sabes mejor que nadie que no tenemos tiempo para eso -el de anteojos solo amplió su sonrisa mientras se acercaba a su esposo lentamente.

-Pero Tom… -dijo, haciendo un pequeño puchero que consiguió bajar algunas de las defensas de su Rey- no estoy jugando, mi amor -susurró cerca de su oído mientras deslizaba sus manos por el pecho desnudo de Tom.

-James -jadeó al sentir el peso de su esposo depositarse sobre sus piernas y los labios de éste en su cuello-, ¿entonces qué es?

-Shhh -lo calló James antes de besarlo, ambos Reyes estaban tan concentrados en lo que estaban haciendo en ese momento que no notaron que la puerta se abría, dejando a un montón de caras sorprendidas y una muy, pero muy avergonzada….

-¡¡Papá!! -gritó Harry, haciendo que todos los presentes estallaran en risas por lo avergonzado que se encontraba su capitán en ese momento.

-¡Pequeño! -dijo sorprendido James al ver a su hijo frente a él, pero entonces reaccionó y, al tratar de levantarse de las piernas de su esposo, casi cae del trono en donde se encontraban haciendo "cositas".

-Harry ¿Qué son esos modales? Avisa antes de entrar -gruñó su otro padre mientras se levantaba a ayudar a su esposo.

-¿Modales? Y lo dice la persona que se pone a hacer… Merlín, no quiero saber que estaban haciendo.

-Se llama tener sexo -aportó Draco, pero rápidamente se arrepintió al ser ahora el centro de atención.

-Tú me eres conocido, ¿eres hijo de Lovegood? ¿No? ¿De Creevee? Tus rasgos me suenan, pero… ¿tú que opinas, cariño? -dijo Tom a su esposo.

-Si, tienes razón, pero no, no es hijo de ninguno de nuestros conocidos y eso que conocemos a casi todos los habitantes de Gryffindor -dijo James, Harry miró nerviosamente a Draco antes de aclararse la garganta para llamar la atención de sus padres.

-Papá, él es Draco, es mi invitado -James y Tom miraban a Harry y a Draco sucesivamente-, y sus dos amigos Blaise y Theodore, los tres se quedaran hasta que podamos regresarlos de nuevo a su hogar.

-¿Y de dónde son? -preguntó siempre tan directo Tom, algo en ese muchacho era extrañamente familiar.

-De Slytherin -dijo el moreno de ojos verdes, quien tragó duro ante la mirada de sus padres de "tenemos que hablar y muy seriamente", y eso era algo que a sus dieciocho años aun temía.

-Claro… Ehh… Ron, llévatelos a dar una vuelta por el castillo. Chicos, podéis ir a vuestras casa -la tripulación se despidió y fue cada una por su lado; Neville se quedó allí al ver que Harry le indicaba con la mirada que fuera con ellos, éste asintió y Harry cerró las puertas del Gran Salón, echándole una última mirada al rubio Príncipe, que también se dio la vuelta y se miraron fijamente. Harry cerró la puerta.

-Dime que no es quien creo que es -exigió Tom, acercándose a su hijo, hecho una furia hacia él.

-No querrás que te mienta -se defendió su hijo.

-Harry, cariño, ¿es el Príncipe de Slytherin? ¿Qué hace aquí? -intentaba calmar a su marido, poniéndole una mano en su hombro y hacer hablar a su hijo, mirándolo fijamente.

El menor suspiró, agotado y resignado.

-Fue un accidente…


********************


-El Rey Tom parecía enfadado -dijo por fin Neville cuando estuvieron más alejados del Gran Salón.

-No es algo que no esperáramos ya -admitió Ron; los tres Slytherin los escuchaban atentamente.
Notas finales:
¿Comentarios?
Capítulo 7 : Beso por fenix y dragon
Notas del autor:
Bueno pos aquí un nuevo capi much@s diréis ya era hora ^^ pero no cantéis victoria jajaja este fic esta echo con Yun en los diminutos espacios de tiempo que tenemos ...espero que os guste^^ y yun estará dando sal titos en este momento con ansias de saber si os a gustado o no^^
Capitulo 7: Beso



-Papá, él es Draco, es mi invitado -James y Tom miraban a Harry y a Draco sucesivamente-, y sus dos amigos Blaise y Theodore, los tres se quedaran hasta que podamos regresarlos de nuevo a su hogar.


-¿Y de dónde son? -preguntó siempre tan directo Tom, algo en ese muchacho era extrañamente familiar.


-De Slytherin -dijo el moreno de ojos verdes, quien tragó duro ante la mirada de sus padres de "tenemos que hablar y muy seriamente", y eso era algo que a sus dieciocho años aun temía.


-Claro… Ehh… Ron, llévatelos a dar una vuelta por el castillo. Chicos, podéis ir a vuestras casa -la tripulación se despidió y fue cada una por su lado; Neville se quedó allí al ver que Harry le indicaba con la mirada que fuera con ellos, éste asintió y Harry cerró las puertas del Gran Salón, echándole una última mirada al rubio Príncipe, que también se dio la vuelta y se miraron fijamente. Harry cerró la puerta.


-Dime que no es quien creo que es -exigió Tom, acercándose a su hijo, hecho una furia hacia él.


-No querrás que te mienta -se defendió su hijo.


-Harry, cariño, ¿es el Príncipe de Slytherin? ¿Qué hace aquí? -intentaba calmar a su marido, poniéndole una mano en su hombro y hacer hablar a su hijo, mirándolo fijamente.


El menor suspiró, agotado y resignado.


-Fue un accidente…




********************



-El Rey Tom parecía enfadado -dijo por fin Neville cuando estuvieron más alejados del Gran Salón.


-No es algo que no esperáramos ya -admitió Ron; los tres Slytherin los escuchaban atentamente.

- ¿Y porque estaría enfadado su rey? - pregunto Blaise a los Gryffindors

-Por ustedes - respondió simplemente Neville riendo un poco ante sus caras - no lo tomen mal, es solo que el no quería volver a tener tratos con las serpientes, al menos no pronto-se explico Neville viendo la cara de los tres Slytherin.

Draco frunció el ceño ante aquello...

-¿El era un Slytherin no? –pregunto Theodore al fin que había permanecido callado asta el momento.

Neville se sonrojo al escuchar la voz del moreno guardián.

-Si... pero no tiene muy buenos recuerdos por lo que se cuenta, los únicos que saben la verdadera historia son Harry y el rey James y el mismo rey Tom... Harry nunca ha querido contárnosla del todo...

-Porque mejor no vamos a los jardines, estoy seguro que les encantaran - dijo Ron sonriendo a su compañero, si de algo estaban seguros es que los jardines del palacio Gryffindor eran la envidia de los reinos

- ¿Que tienen los jardines de especial? - pregunto Draco prefiriendo regresar a donde Harry

-Ya lo veras

**************************

-¿¿Qué tu que??-Grito Tom viendo a su hijo alucinado.

Harry permaneció quietecito con su cara agachada mirando al suelo.

James suspiro cansado...

-Lo mejor será enviar un mensaje al rey de Slytherin contándole lo sucedido... tienen que estar volviéndose locos.-opino James señalando con una mano a uno de los guardias.

El guardia asintió y salió por la puerta principal.


***********************


-¡Por Merlín!-exclamo Blaise al ver aquel paisaje ante sus ojos.

-Es.... hermoso - suspiro Draco al ver la fuente ante sus ojos - pero ¿Que hace un Dragón en tierra de gatos? - dijo señalando la fuente principal

-Es un capricho de mi padre - se escucho la voz del moreno tras ellos - un recuerdo de su tierra

-De Slytherin - dijo Draco

-De Slytherin - confirmo Harry mirando al príncipe serpiente.

Draco y el se quedaron mirando el uno al otro como hipnotizados hasta que Ron carraspeo divertido al ver la escenita.

Harry y Draco lo miraron un poco avergonzados.

-¿Que te han dicho Harry?-pregunto Ron

El ojiverde suspiro. -Básicamente que estoy castigado un mes sin navegar... que enviaran un mensaje al reino de Slytherin avisando del asunto... mi padre James me a dicho que e crecido... mi padre Tom me a dicho que como lie alguna mas de nuevo no me dejara volver a navegar... lo de siempre...-termino de decir...-Bueno lo de enviarle el mensaje a Slytherin es nuevo. -admitió el moreno príncipe.

- No es buena idea - todos giraron a ver al príncipe Draco

- ¿Que cosa? - pregunto Theodore

-Avisar a mis padres, estoy seguro que el no lo tomara tan bien como tus padres - dijo pensativo el rubio

-Bueno, tome como se lo tome el mensaje esta siendo enviado ahora… así que nada se puede hacer ya.-le dijo el moreno.

Draco se llevo una mano a la frente con cansancio...-mi padre va a matarme a mi antes que a nadie...

Ron levanto una ceja

-Querrás decir a nosotros...


-No... Me matara a mi primero por irme a un sitio que tenia prohibido y llevarme a mi guardián y a mi futuro sacerdote conmigo... los del monasterio no estarán muy contentos con Blaise por esto...-callo entonces Draco, miro de pronto a Blaise.

Este suspiro.-Seguramente me harán algunas pruebas para ver si sigo siendo igual de puro.-dijo eso ultimo con sarcasmo.

Theodore no dijo nada pero estaba seguro de que a él le caería una paliza por no haber protegido bien al príncipe.

-Entonces quédense aquí - soltó el moreno sorprendiendo a todos

-¿Que?

-Si, si te quedas aquí les protegeremos, tu padre no podrá hacerte nada sin antes pasar por mi - Harry se sonrojo al darse cuenta de lo que había dicho - Emmm digo es lo mínimo que les debo por haberlos traído hasta aquí.... porque ahora somos amigos - dijo extendiendo una mano hacía Draco

-Si, amigos - dijo este estrechándola, pero por alguna razón estaba seguro que no durarían mucho siendo amigos.

Ron se mordió el labio inferior y miro a Blaise un poco indeciso... pero al final bufo y agarro la mano del futuro sacerdote y lo arrastro por uno de los pasillos.

-Eh -se quejo este...

-Dentro de un rato os lo devuelvo.-les informo el pelirrojo despareciendo con el moreno mas bajo por una de las esquinas.

Neville miro fijamente a Theodore y con algo de vergüenza lo llamo.

-Creo que estaría bien que revisara tus vendajes...ven conmigo.-y los dos también se fueron dejando allí solos a los dos príncipes.


******************************************


Ron se llevo al sacerdote en dirección desconocida, al menos para el sacerdote.


-¿Hacia donde me lleva? – pregunto el sacerdote al pirata pelirrojo que no le soltaba la muñeca donde lo tenia sujeto


-A un lugar – respondió Ron sin dejar de caminar y sin soltarle a pesar de que el sacerdote no dejaba de tratar de liberar su brazo.


Caminaron por varios minutos atravesando los pasillos y jardines del palacio hasta que por fin parecían llegar a su destino, cuando el pelirrojo se detuvo sin avisar causando que Blaise se tropezara levemente logrando recuperar su equilibrio en un instante.


-Hemos llegado – anuncio Ron mientras con su brazo libre señalaba un edificio de más de tres pisos – a la abadía de Gryffindor


El sacerdote se quedo observando tan hermoso edificio, paredes blancas y brillantes como si fuesen de mármol, esculturas a ambos lados del camino hacia la entrada de la abadía, y los detalles arquitectónicos, era perfecta, debía de haberles tomado muchos años en lograr construir algo y hacerlo así de perfecto.


-Tomo cerca de 50 años construirla, fue mandada a hacer por los abuelos de Harry cuando la antigua fue destruida – informo Ron leyéndole el pensamiento


-Es hermosa – dijo el joven sacerdote sacando una sonrisa de Ron


-Yo fui bautizado en esa abadía, a pesar de ser un bárbaro yo amo este lugar – el sacerdote se sonrojo


-¿Cómo fue destruida la anterior? - dijo el sacerdote cambiando un poco el tema causándole algo de gracia al pirata


-Vamos adentro y te lo mostrare – dijo Ron mientras comenzaba a caminar hacia la abadía siendo seguido muy de cerca por el Slytherin.


**********************************


Harry no dejaba de ver a su joven acompañante, ese sueño aun seguía en su mente y por alguna razón el no quería dejarlo ir aunque sabia que debería.


-¿Disculpa? – dijo el moreno cuando se dio cuenta de que el rubio le había preguntado algo


-Te preguntaba que porque un dragón y no una serpiente – volvió a preguntar, pero al ver que el ojiverde no le había prestado atención alguna – te he preguntado que porque un dragón y no una serpiente si tu padre proviene del reino de las serpientes.


-Mi padre no tubo una buena infancia en Slytherin, fue huérfano al nacer y lo mandaron a un orfanato de allí… no le trataron muy bien, los niños se reían de él y le pegaban… supongo que eso hizo que se volviera fuerte ya que tenia que aprender a defenderse…


Cuando cumplió los diez años se fugo del orfanato y se perdió por los bosques de Indun… y allí encontró una manada de Dragones de hielo… mi padre estaba hambriento, llevaba tres días sin comer ni beber... y la manada le ayudo… creo que para él el reino de Slytherin nunca fue un hogar asta que no encontró a esa manada… para él Slytherin es eso…

Draco lo miro sorprendido.

-Es increíble…

-Si…-asintió en un susurro Harry mirando la cara del rubio.

Yo…Harry, sabes que estoy Prometido.-dijo al fin el rubio sin poder evitar decirlo estranguladamente.

Harry giro su mirada hacia un lado resignado.

-Lo se pero… eso no me impiden sentir lo que siento por ti…-susurro y acerco su mano hacia una de las mejillas del rubio y la acaricio suavemente.

Draco sentía que el corazón iba a salírsele del pecho.

Estaban tan cerca, Draco cerró sus ojos y elimino el espacio que los separaba en un beso.


***************************************

Ron vio con asombro junto con Blaise el beso que se daban sus príncipes.

-Esto no es bueno-susurro Blaise con cara triste sabiendo que su príncipe se besaba con el príncipe de Gryffindor.

Ron lo miro.

-¿Porque no es bueno?

-Porque en este momento me gustaría estar haciendo lo mismo que ellos pero contigo.





Continuara………….
Capitulo 8-Compromisos por fenix y dragon
Notas del autor:
perdonadme!! hubo un fallo al subir el capi XDXD reeleroslo ay mas contenido que en el otro espero que os gustee
Capitulo 8-

Estaban tan cerca, Draco cerró sus ojos y elimino el espacio que los separaba en un beso.


***************************************

Ron vio con asombro junto con Blaise el beso que se daban sus príncipes.

-Esto no es bueno-susurro Blaise con cara triste sabiendo que su príncipe se besaba con el príncipe de Gryffindor.

Ron lo miro.

-¿Porque no es bueno?

-Porque en este momento me gustaría estar haciendo lo mismo que ellos pero contigo.

Ron parpadeo un par de veces antes de que la información le llegara completa a su cerebro y poder procesarla correctamente, porque al menos el creía que lo que su sacerdote había dicho era que quería besarlo, además… ¡espera! ¿Su sacerdote?, hoo definitivo no beber agua marina nunca mas, pero el no había bebido nada de eso, al menos, si eso debe ser, fue el ron que tomo, eso y la cercanía de Blaise lo afectaban, porque el estaba seguro que el sacerdote nunca se le acercaría por la forma en que lo trato estando borracho, al menos que….

- jajajaja muy buena para un sacerdote enserio jajaja – seguía riéndose Ron para perplejidad del moreno.

No podía creerlo, el le dice algo que deseaba desde el fondo de su corazón y el simplemente se ríe, debía suponerlo, el no era mas que un simple aprendiz de sacerdote, demasiada poca cosa para un hombre como el.

- por poco me la creo, si que sabes hacer bromas – Blaise suspiró, de alguna forma el pelirrojo pensó que había sido una broma, entonces tal vez era mejor así, una señal de los dioses para que no abandonara su vocación, y el que había estado a punto de desertar, pero que tonto había sido.

- si verdad – dijo, pero algo en su interior dolía, Ron por su parte deseo que no hubiese sido una broma, tal vez el hubiera sido el primero en besarlo, en probar sus labios, rápidamente desechó ese pensamiento, no podía permitir que sus hormonas dañaran mas a ese ser tan hermoso, él lo cuidaría incluso de si mismo.

(Yun_Sakka: Ho, si tan solo los dos supieran lo que sienten entre si…. ¿K? ¿Pensaron k seria tan fácil?)

(Fenixydragon: sip creo que se pensaban que al fin la cosa avanzaría entre estos dos jajaja paciencia que las cosas van a su ritmo ¬¬ jeje o bueno al ritmo que nosotras queramos^^)

*******************************************
Draco se separo de aquel beso y comprendiendo lo que había echo negó con la cabeza.

-NO…mierda esto no puede estar pasando...Maldita sea.-se quejó el rubio sin devolverle la mirada al moreno.

Harry lo miró y sintió su corazón dolido.

-Yo Harry…mi padre no aceptaría un no para el compromiso y si esto sigue así yo…además casi no nos conocemos…-intentó explicarse el rubio al ver la mirada del ojiverde.

******************************************

-Puedes desnudarte ay detrás y luego extiéndete aquí encima.-le pidió señalando la camilla un rojo Neville a un Theodore Nott silencioso.

Theo camino hacia el biombo, mientras el herbolario suspiraba, el era un Gryffindor y los Gryffindor eran valientes, pero porque sentía que su cuerpo temblara ante el, con tan solo mirarlo o sentir su presencia en el mismo cuarto sentía que su cuerpo, mas específicamente sus piernas se volvían de gelatina.

Theodore llego detrás del Biombo y con algo de nerviosismo que nunca antes había sentido empezó a quitarse la camisa blanca que llevaba con los dedos un poco temblando después de eso fueron los zapatos y los pantalones quedándose en ropa interior con su cabello largo recogido para que no molestara salió nervioso del biombo mostrándose esta vez sin interrupciones a un Neville cardiaco en aquellos momentos ya que había visto gracias a las sombras de aquel biombo la escena del guardia desvistiéndose.

-Tum…Túmbate aquí de frente.-dijo entre tartamudeo Neville, Theodore le obedeció y se tumbo de lado dejando ver el costado donde estaba la herida, Neville saco su varita y le echo un hechizo haciendo desaparecer las vendas.



Recorrió la herida con sus manos causando un estremecimiento al moreno quien permanecía inmóvil dejando que el medico lo revisara.

- tus heridas ya están mejorando dentro de poco estarás como nuevo, pero aun así no deberías de hacer mucho esfuerzo podría abrirse nuevamente y tardarías el doble, deja ponerte algo para el escozor, de seguro ha de picar – dijo Neville entrando en fase “medica” olvidándose por un momento de su nerviosismo.

El moreno le veía atentamente, algo en ese hombre le parecía especial, bueno para ser sinceros todo de el le parecía especial, su mirada tierna y dulce, sus manos tan hábiles al momento de tratarlo, su calidez, esa que irradiaba cada vez que lo tocaba, o su boca, esos labios que ansiaba profanar con los suyos. Estaba tan metido en sus pensamientos que no se dio cuenta de que le hablaban asta que lo tuvo a unos centímetros de su rostro.

- ¿Estás bien? – preguntó un poco preocupado Neville, le había estado hablando pero este no había respondido

- Ahora si – susurró antes de unir sus labios con los suyos.

Theodore juntó sus labios, lento casi temiendo de que esa ilusión desapareciera, pero entonces todo se sintió real, demasiado real, despertó de su propia ensoñación dándose cuenta de que en realidad estaba besando a su doctor, trato de separarse y disculparse, no quería dañar a ese Gryffindor tonto, pero al parecer ese tonto Gryffindor quería mas de ese contacto porque poso ambas manos sobre el rostro del moreno profundizando el beso.


************************************

-Mi señor ha llegado una lechuza del reino de Gryffindor es sobre su hijo Majestad. –avisó uno de los guardas acernadase al rey y sus guardias.

Lucius cogió rápidamente la carta y la abrió, empezó a leerla y cada vez su ceño se fruncía más y más. Levanto su mirada y anuncio.

-Preparad mi barco viajamos a Gryffindor.-sentenció el rey Rubio.

Severus fijó su mirada en el guardia que le había entregado la carta al rey y este se fue inclinándose.

-Mi señor…creo que lo más conveniente seria que usted se quedara aquí.-aconsejó Severus, Lucius lo miró fulminante.

-Pienso ir a buscar a mi hijo.-remarcó Lucius, Severus no dijo nada más.

***********************************

Al quedarse sin aire los dos chicos se separaron dejando ver el rubor en la cara de Neville. Este no estaba acostumbrado a ese tipo de cosas, no es que fuera un mojigato pero tampoco había encontrado a la persona adecuada. Sin embargo, el inocente médico no podía apartar su mirada del guardián. Sentía como si su estómago tuviera ciento de mariposas revoloteando por él, pero no sabía que significaba.

Nott tampoco apartaba su mirada de ese hermoso rostro sonrojado, aunque una parte de su anatomía comenzaba a reaccionar a la cercanía de otro cuerpo. No importaba si era otro hombre, nunca había tenido un contacto tan íntimo con nadie. Sin pensar en las consecuencias que sus acciones pudieran acarrear, tomó al menor por la cintura y volvió a besarlo, acariciando distraídamente su cuerpo con la mano libre.

-Neville, ¿por qué no has ido…? –ambos muchachos se quedaron rígidos, una mujer mayor, no estaba seguro de que edad, había abierto la puerta sin tan siquiera llamar antes, increpándole a su nieto por no haber ido a verla inmediatamente. La mujer estaba sorprendida por la situación, ¿quién era ese joven que tocaba a su nieto de esa forma tan descarada? Neville ya tenía un prometido…

-A-abuela… yo… estaba… -las palabras no querían abandonar su garganta, no esperaba que precisamente apareciera cuando estaban… sus mejillas se sonrojaron y se escondió en el pecho del guardián Slytherin. Theo lo abrazó suavemente y miró a la mujer que se hacía llamar su abuela. ¿Era la qué quería prometerlo sin su consentimiento?

-Señora, un placer conocerla, soy Theodore Nott –a pesar de no gustarle lo que esa mujer quería hacer, la educación estaba primero y no iba a dejar mal a su príncipe y amigo, mucho menos al pequeño castaño acurrucado en sus brazos.

-Placer ni que ¿leches?, suelte a mi nieto en estos momentos es un hombre comprometido por el amor a ¡Merlín!-dijo escandalizada la mujer.

Neville sintió su cuerpo arder de furia….

-Yo no pedí ese compromiso.-recriminó el castaño separándose de Theodore y acercándose a su abuela, enfadado.

-Tu deber es comprometerte con Lord Selent jovencito, es un hombre de familia noble y buen nombre, y es un orgullo para el apellido Longbottom que te haya elegido de futuro marido.

Neville apretó fuertemente sus puños, Theodore no sabía que decir…aparte de sentirse bastante furioso, de ese tal Lord Selent.

-Abuela…este hombre de aquí me gusta…-dijo de repente Neville.-Me atrae y es un hombre increíble….eso no es una escusa porque no se ni si quiera lo que él siente por mi pero…desde el principio este compromiso…no pienso casarme con Lord Selent abuela…te pongas como te pongas.


****************************************


Lucius cepilló por ultima vez su cabello y dejó el cepillo encima del tocador, se levantó del taburete y se acercó a la redonda ventana que contenía su compartimento, un mar oscuro y silencioso se dejó vislumbrar, la luna iluminaba la cama de la habitación del barco real, que lo conducía al reino de Gryffindor, su pijama de seda negro junto con un batín del mismo material y color hacia que su piel estuviera fresca en ese calor abrasante del verano.

Unos suaves toques a la puerta le hicieron voltear.

-¡Adelante!

Severus Snape su guardia personal se hizo ver detrás de este inclinado ante él.

-Mi rey, hemos descubierto un puente mágico que nos conducirá en un par de días hacia Gryffindor, hemos tenido suerte señor.

El rubio asintió con la cabeza, su mente estaba en otro lugar en ese momento. En realidad, en otro tiempo, cuando aún estaba con el moreno frente a él. Un leve suspiro surgió de sus finos labios, ¿sería capaz de decirle algún día la verdad?

-¿Algo más? Voy a descansar ya –su mirada volvió a perderse en el mar. Era tan difícil mantenerse alejado de él. Pero era necesario, al menos así lo creía él.

El rey de Slytherin se giró, observando el lugar que había ocupado su amado momentos antes y que ahora se encontraba vacío. Con la mirada perdida en la puerta de su camarote, empezó a recordar el momento en que lo conoció.

------ Flash Back------

Acababa de celebrar su quinto cumpleaños, la fiesta había sido increíble y había recibido muchos regalos. Su padre, el rey Abraxas, había invitado a nobles y dignatarios de los distintos reinos, los cuales habían llevado a sus hijos para que jugaran entre ellos y, con algo de suerte, forjar alguna alianza que pudiera ser beneficiosa en un futuro.

Al caer la noche, Lucius ya había abierto todos sus regalos. Todos los invitados le rodeaban y se sentía importante, Pero aún le faltaba un regalo más…El regalo que se les daba a todos los príncipes de Slytherin al cumplir los cinco años: su propio guardián, estaba impaciente por conocer al que seria su guardián durante todos los años que había por venir, entonces el silencio se hizo en la sala, su padre, Abraxas, asintió a su hijo y miró hacia las puertas.

-Que entre el que será el guardián del príncipe Lucius Abraxas Malfoy Black.-Las puertas se abrieron, revelando a un niño moreno de ojos negros que, aparentemente, tenía su misma edad. Fácilmente el chico podía sacarle unos cuantos centímetros y su cuerpo no parecía tan frágil como el suyo propio.

-Lucius, él es Severus Snape, el será tu guardián y protector.

En cuantos sus ojos se encontraron, el pequeño Severus supo que aquel rubio al que debía proteger le causaría problemas. No sabía que tan acertada iba a ser su predicción.

-Alteza –hizo una inclinación, tal y como se le había enseñado que debería hacer ante el que sería su protegido –juro protegerle con mi propia vida de ser necesario –unas palabras tan solemnes dichas en boca de un niño tan pequeño impresionó a aquellos que no estaban acostumbrados a ese tipo de actos.

Los grises ojos del príncipe relampaguearon con travesura, al fin iba a tener alguien con quien divertirse en sus ratos libres, cuando no estuviera demasiado ocupado con las clases de etiqueta, esgrima, equitación, matemáticas y demás cosas que su padre deseaba que aprendiera y que, según sus propias palabras, le formarían para que llegara a ser un gran rey el día de mañana.

-Tomo tu palabra, que de ahora en adelante ese sea tu único cometido –sabía bien como debía contestar, simplemente que no sería lo único que iba a tener que hacer, en su infantil mente ya tenía maquinado lo que iba a pedirle al morocho que hiciera por él, iba a divertirse enormemente junto a su guardián.

------ Flash Back End------


James Potter observaba a su hijo comer sin ganas y enviándole miraditas de cachorrito al príncipe de Slytherin, la cena esa noche estaba siendo más entretenida de lo normal, los tres invitados comían en silencio y su hijo junto con su guardián Ron Weasley, no paraban de mirar a éstos.


-Y bueno Draco querido ¿tengo entendido que pronto vas a casarte?-preguntó James, intentando poner un poco más de conversación en esa cena.


Draco dejó de mirar su plato y miró al rey de Gryffindor, el rey consorte Tom miró a su marido con su ceja alzada ante tal pregunta. Harry dejó de jugar con la comida y miró interesado al rubio. Que coñe, todos miraron a Draco.


-Bueno…sí, estoy comprometido con la princesa del reino de Hufflepuff.-respondió el rubio incómodo.


-¿Matrimonio concertado?- preguntó James, el rubio asintió con la cabeza.


-Harry ¿te he contado alguna vez que yo estaba comprometido desde que tenía diez años, con la condesa Evans? Nuestros padres eran amigos y querían unir nuestras familias en matrimonio cuando ambos cumpliéramos los diecisiete.-Harry miró a su padre, James, sorprendido.

-No lo sabía.

Tom sonrió.-Si, bueno, aunque al final no lo lograron.


James le devolvió la sonrisa.-Si, escaparme aquella noche de los guardias, y meterme en aquella taberna fue lo mejor que podría haber echo nunca.


Los ojos de su hijo pareciera que se le fueran a salir de las órbitas, no se esperaba algo así de su padre. Ron y el resto de comensales casi se atragantan con sus comidas, pero algunos lo disimularon mejor que otros.


-¿Escapaste de los guardias? –el ojiverde aún no salía de su asombro, sabía que su padre había sido osado y algo desobediente, pero no lo había sospechado hasta tal punto. En esos momentos, su James había engrosado su reputación ante su hijo, el cual le veía como a un héroe.

Los Slytherin prefirieron no meterse, no era algo que tuviera que ver con ellos. El rubio, sin embargo, imaginó por unos momentos que hacía lo mismo que el padre del moreno y se escapaba para estar con la persona de la que se había enamorado.

-¿Cómo consiguió convencer a su padre para que anulara el compromiso? –Ron estaba realmente intrigado en saber eso, por lo que le había contado su propio padre, el rey Charlus no había sido precisamente permisivo con su hijo.


James vaciló un poco a la hora de si contarles o no.-Bueno…Nuestra historia es un poco…larga y la decisión de mi padre vino de sucesos que pasaron en ese entonces, pero al final mi padre aceptó a Tom de buena gana y nos dio su bendición.-No les contó nada más, simplemente les dejo saber el final feliz.


Harry miró extrañado a sus padres, pero lo dejó pasar, ya les preguntaría más adelante.


Draco volvió a mirar su plato indeciso. Draco amaba a su padre, podía parecer severo y mandón pero había sido un muy buen padre, sabía que Lucius le quería aunque le obligara a casarse con alguien que no conocía, estaba seguro que su padre tendría sus razones, pero….miró sutilmente al ojiverde enfrente suyo. Merlín, se había enamorado de ese príncipe pirata.



Uno de los guardias entró por la puerta del gran comedor de palacio y se acercó hacia James susurrándole algo al oído, James asintió.-Bien caballeros, el rey de Slytherin está aquí, lo mejor será presentarnos.


Draco palideció.



****************************************

Acababan de avisarle del arribo a tierras de Gryffindor. Pronto tendría nuevamente a su hijo con él y las cosas volverían a ser como debían. Estaba por salir de su camarote cuando llamaron a la puerta. Al dar paso, unos ojos negros se enfrentaron a los suyos como muchas otras veces había sucedido.

-Mi señor, el rey James y su esposo os esperan para daros la bienvenida –sabía cual iba a ser la pregunta que el rubio haría en cuanto tuviera a ambos hombres delante. El príncipe y sus guardianes no se hallaban en el muelle junto al resto de la comitiva.
-¿Draco está con ellos? –una negativa por parte del moreno lo hizo suponer que tardaría más de lo esperado en tener a su hijo consigo.


Severus se quedo en silencio viendo la cara del Rey su rey merlín los años eran tan generosos con el rubio.

-Bien, vamos a bajar, haz que bajen mis pertenencias, sin mas Severus asintió y por ultimo izo una pequeña inclinación de cabeza y salió por la puerta.


**********************************************

-Creía que querrías salir a recibir a tu padre Draco.-le hablo Theodore Nott junto a Blaise Zabini los tres estaban sentados en los jardines del palacio una gran fuente con la estatua de un león echando agua por la boca en el centro de este.


Draco bufo.-No quiero decepcionar a mi padre…Pero no puedo…


-Estas enamorado del príncipe de Gryffindor, Y no puedes casarte con una a la que ni conoces-termino Blaise por él, Draco enrojeció.


-No creo que pase nada Draco sigue siendo de la realeza quizás tu padre no se moleste.-opino Theodore.


Draco no estaba tan seguro de eso, aparte, ¿el Gryffindor lo querría a él.?

************************************************

-Bienvenido Lucius Abraxas Malfoy Rey de Slytherin.-saludo James Potter rey de Gryffindor al rubio enfrente suyo.
Notas finales:
os a gustado?? queréis mas? pos ya sabéis dame de comer comentarioos
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=31209