13 Frases Para Vivir por aki_oishii
Resumen: Serie de historias en base a las 13 frases de Gabriel Garcia Marquez.
Pareja: Hugh / Robert House/Wilson [nº9]
El titulo no me convense, pero así quedara por mosión popular.
Cada historia tendra su propio resumen y clasificación, así que si gustan de estas parejas, espero lean, por que si no leen me deprimire y no escribire nunca jamás u__u Dedicados a ti con todo cariño
besitos a todos lo que lean y dobles besitos a los que dejen rev n___n
Categorías: Famosos - RPS Personajes: Ninguno
Géneros: Angustia, Drama, Romance, Tragedia
Advertencias: Otras
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 8 Completo: No Palabras: 11318 Lecturas: 8863 Publicado: 24/07/07 Actualizado: 15/03/09

1. 1º Por Quien Eres por aki_oishii

2. 2º Lágrimas por aki_oishii

3. 3º No Te Amo Como Quieres...Pero Realmente Lo Hago por aki_oishii

4. Con el corazon en la mano por aki_oishii

5. 5º Nunca mío por aki_oishii

6. 6º Sonrisas que ocultan mis penas por aki_oishii

7. 7º Mi Mundo En Una Persona por aki_oishii

8. Tiempo perdido por aki_oishii

1º Por Quien Eres por aki_oishii
Notas del autor:
Como es el primero debo poner que estos 13 relatos son dedicados a mi niño bello Saito, que lo quiero, lo amo y lo adoro y es lo mejor del mundo...ya dije que lo quiero, lo amo y lo adoro?


Hugh/Robert
G

Resumen: No ames solo a una persona, ama todo lo que te puede dar, todo lo que te hace sentir y todo lo que te hace ser.
1._Te Quiero No Por Quien Eres…


Sino Por Quien Soy Cuando Estoy Contigo








Miércoles por la noche y todo el electo de House M.D, sabían que no debían estar en aquel bar por que al día siguiente tenían grabaciones, pero aun así, Jesse, Jennifer, Lisa, Omar, Robert y Hugh estaban ahí charlando y riendo animadamente.


Mientras Sir Hugh Laurie les contaba como lo había pasado en Londres con su familia; Robert lo miraba un poco alicaído, pues, si bien sabía que lo que había entre ellos (que ellos sabían muy bien era mas que una simple amistad) era importante no superaba lo que podía sentir por su esposa de 18 años en comparación con la cual mantenía con el desde 3 años (justo habían comenzado el día del estreno, pero esa es otra historia), no podía competir contra ella y 3 hijos, y a pesar de ser el con quien engañaba a Jo no debía aspirar a nada mas por que nunca pero nunca le pediría dejar a esa familia, no tenia el derecho. Pidió otra jarra de cerveza sin ser muy conciente de lo que sus compañeros hablaban hasta que esta se dirigió hacía el.





- Que tal esta Gabby? – Y quien preguntaba era nada más que quien ocupaba sus pensamientos en ese instante.


- Bien – fue su escueta respuesta


- Cuando se casan? – por que le hacia eso?





Los castaños ojos se nublaron un poco y de golpe sintió el efecto de de las 4 jarras en su cuerpo. ¿Por qué? Siempre al volver de Inglaterra le daba ese trato tan seco?


Juntado todas sus habilidades histriónicas, se recostó un poco en su asiento y tras darle un largo sorbo a su cerveza respondió.





- No lo sabemos muy bien, pero si mis predicciones y planes no fallan, diría que a finales de este año o principios del otro tendrán en sus manos las invitaciones para la “Unión entre: Robert Lawrence Leonard & Gabriella Salick” – finalizo con exagerada voz de falsete y una gran sonrisa que solo su ingles amante pudo reconocer como tal


- Eso es fantástico!!- al parecer el no era el único con algunas copas de mas, pensó al ver a una tan efusiva Jen


- Así es…en fin, creo que si quiero estar presentable mañana será mejor que me vaya, ni cuenta me di de cuando empecé la 5ta jarra.





Sonrió por fin de manera sincera, acentuando en su rostro los rasgos de niño. Cuando estaba a unos pocos pasos de la mesa escucho ese acento de ensueño anunciando que el también se marchaba a descansar, Robert mas por costumbre que por que realmente lo deseara le espero, mientras su mente alcoholizada seguía vagando, esos eran sierre los peores momentos de la relación y era increíblemente frustrante, gastaba cantidades exorbitantes de dinero llamándolo a Londres y esos eternos minutos al teléfono le hacían sentir que al volver seria como siempre pero así como la ilusión llegaba se iba, pues siempre, sin excepción el hombre le daba un trato seco y demasiado ingles al volver, el cual duraba al menos dos semanas.





- Nos vamos? – la voz tranquila de su amante lo saco de sus divagaciones


- Uhm…claro


- Será mejor que yo conduzca, dame tus llaves – dijo una vez afuera del lugar


- No, tranquilo, puedo yo solo


- No discutas Bobby, no quiero que te pase algo por estar conduciendo así, vamos, dame tus llaves o te las quito…- Robert sonrío ante la sincera preocupación del otro pero aún así, no daría su brazo a torcer.


- Pero…


- Pero?...no ahí pero que valga





Con paso firme se acerco a Robert que intento retroceder, pero ya las manos en los bolsillos de su abrigo se lo impidieron y posteriormente en su pantalón no eran de mucha ayuda en tomar eso como un simple contacto entre amigos.





- Hu…Hugh


- Te extrañe – Fue apenas un susurro, pero con aquella voz ronca que desde el principio le atrajo sonó mucha mas intenso





Robert se alejo algo incomodo justo cuando el ojiazul rescataba las míticas llaves de entre su ropa.





- Arriba…directo a tu casa


- Y tu moto?


- Conozco al dueño, el será muy amable y la guardara


- Mmm…ok.





En cuanto puso sus posaderas en el asiento del copiloto y el calor del automóvil le envolvió cayó en un profundo sueño. Despertó al sentir como era depositado con cuidado sobre su mullida cama y tras lo que le pareció un eterno sueño, susurro el nombre de su amado aun con algo de pereza justo cuando abría sus ojos y veía como ese par de gigantes ojos azules le miraban amorosamente, tomo la mano que estaba cercana a el y lo atrajo haciendo que se sentara y posteriormente quedara recostado junto a el.





- Creo que nunca terminare de entenderte, puedes ser tan frío cuando te lo propones y otras tantas el hombre mas calido sobre la tierra


- No me interesa que me entiendas…solo que me quieras como soy





Hugo dejo un tierno y cuidadoso besos sobre esos labios que enloquecían a muchos y muchas como había escuchado por los pasillos del set, mientras recordaba algunos malos momentos en la relación y mas de un par de lagrimas derramadas por su causa y al mismo tiempo recuerdos felices que superaban aquellos malos momentos.


Robert pudo sentir su cuerpo reaccionar y siendo conciente que mas que nada estaba animado por el alcohol y sabiendo el efecto de olvido que este tenia en el prefirió alejarse y quedarse recostado sobre el firme pecho del británico.





- Será mejor que duermas, mañana tendrás una resaca horrible


- Te quedaras? – el tono se le antojo a ambos casi de suplica y para el castaño casi patético


- No


- Pero…


- Mira Bobby, talvez no es le momento de decirlo pero creo que llegamos a un punto critico y es hora de ponerle fin a esto – mientras se alejaba y sentaba dándole la espalda a un anonadado Robert – Tenias una vida estable antes de que me conocieras y no quiero seguir complicándola, y yo también tengo una vida, Hugh Laurie debe seguir adelante nunca podría dejarlos por mas que te ame.





Robert se arrodillo tras el y rodeo el torso con sus brazos, mientras ocultaba su rostro en sus espaldas aguantando esas ganas que surgían en el de llorara cada vez que el único hombre que entraría en su vida hablaba de esas cosas.





- Sabes que nunca te pediría algo así, tu no complicas mi vida solo la has arreglado mas de lo que te puedas imaginar, junto a ti todo se me olvida incluso quien soy, solo pienso en Hugh, siquiera en Hugh Laurie, solo Hugh, por que no te quiero por quien eres, si no, por quien soy junto a ti…te amo, no vuelvas a hablar de eso, al menos no en un largo tiempo, por que no podría vivir sin ti.


- Lo siento…


- No digas nada mas, solo di que me amas…


- Te amo





Robert se inclino y capturo los delgados labios en un beso que intentaba prometer lo que el sabia un imposible amor eterno, pero mientras pudiera vivirlo, seria feliz…


2º Lágrimas por aki_oishii
Notas del autor:
Hugh/Robert
NC-17

Nunca llores sin razón, nunca derrames una lágrima sin estar seguro de algo o alguien y menos si no sabes si ese alguien no siente igual.
2._Nadie Merece Tus Lágrimas
Y Quien Las Merece, No Te Hará Llorar

Esa Tarde como miles de otras Hugh iba por los pasillos del edificio que emulaba el ficticio hospital de Princeton Plainsboro, totalmente caracterizado y jugando con el bastón que eternamente acompaña a House, su animo era bueno esa tarde, endemoniadamente bueno, la serie iba viento en popa, las ofertas de trabajo llegaban constantemente, Becca, Billy y Charlie a pesar de no tenerlo presente como desearía eran chicos de bien, con buenos rendimientos en sus estudios y ese Lunes pretendía dar un importante paso que podía ser muy bueno o irremediablemente malo.
Le había costado más de dos años casi tres darse cuenta pero a la larga lo supo o mas bien asumió, el destino le había jugado una mala pasada haciéndolo enamorar de su mejor amigo (Era claro para el que Stephen era como un hermano) Se sintió la peor persona sobre la tierra luego de darle las miles de vueltas al asunto, pero al final no pudo seguir reprimiendo su sentir y ese día hablaría, aun si no era correspondido como suponía que seria, hablaría, necesitaba decirle a Robert lo que despertaba en el, lo que movía en su interior solo con una de sus aniñadas sonrisas, lo que significaban las palabras de apoyo brindada cada vez que las necesitaba, en fin, todo lo que hacia que fuera Robert Lawrence Leonard y que había hecho que él, un hombre como cualquier otro se enamorara de el igual que un adolescente que mas de una vez se había sorprendido mirándolo algo atontado o pensando de manera nada sana en el, sonrió para si mismo recordando alguna de sus particulares y demasiado hormonales fantasías.
Por alguna razón si bien no estaba muy convencido de que el castaño de labios bonitos fuera a corresponderle también tenia el férreo convencimiento de que este no era el paradigma de un hombre totalmente heterosexual y con eso de base, si recibía un NO rotundo y talvez un puñetazo [no en la cara!] no se rendiría en su afán de conseguir lo que quería y aquello era ese corazón demasiado grande para guardarse en un solo pecho, quería compartir eso y no sentirse mas solo, no quería mas tener ese vació dentro del ni caer en esa melancolía que era tan característica y constante en su vida y persona.
Llego antes de darse cuenta ante el vestidor que mostraba en un pequeño cartel Robert Sean Leonard y lo que alcanzo a escuchar con su entrenado oído musical hizo que algo dentro de el se destrozara y un nudo se alojara en su garganta y todo el mundo lindo color de rosas que traía tras el cayó de golpe.

…Robert lloraba tras la puerta…

Toco muy despacio mientras rápidamente se replanteaba que hacer ahora pues obviamente no podía decirle lo que iba, al tocar por segunda vez un poco más fuerte dejo de escuchar los lastimeros sollozos además de no recibir respuesta alguna del otro lado.

- Robert?…Sucede algo…? – su voz claramente dejaba entrever que tenia muy claro y era por lo demás lógico que pasaba algo.
- N-no…to-todo bien – y la voz de su contraparte que eso era una total y absoluta mentira
- Ábreme Bobby

No hubo ni un tipo de respuesta y Hugh conociendo como lo hacia a su amigo, supo que ese era un has lo que quieras, movió la perilla de la puerta notando que estaba sin el seguro pasado, tras ella y sobre el sillón vio a un niño pequeño. Robert estaba en el sillón en medio del lugar con las piernas sobre el y contra su pecho su cabello alborotado y el rostro oculto en las rodillas.

- Robert...


Apenas susurro su nombre para llamar su atención, pero solo pudo observar como se refugiaba más en el mismo y levantaba ligeramente la mirada dejando ver sus ojos enrojecidos e hinchados por el llanto para volver a ocultarla denuevo.
Se acerco con cuidado y tras sentarse frente a el acaricio su espalda para reconfortarlo un poco, cuando el otro sin previo aviso se precipito a sus brazos y refugio en su pecho para retomar su llanto con mas fuerzas. Hugh demoro unos segundos en reaccionar y al final lo único que pudo hacer fue abrazarlo fuerte e intentar reconfortarlo.

- Que sucede Bobby? – pero este solo aforrándose mas a el negó con vehemencia
- Problemas con Gabby? – negó nuevamente pero con menos fuerzas
- Puedes hablar conmigo…
- Soy un traidor – respondió hipando haciendo que el de ojos azules se sintiera fatal
- Por que dices eso?…eres un gran hombre, de donde sacaste esa ridícula idea?
- Estoy traicionando a Gabby…
- Que?...estas diciendo que estas saliendo con alguien…además de Gabriella…?
- No…pero…aaaaaah soy de lo peor Hugh… - otro sollozo lastimero y un nuevo trozo del corazón del británico cayo de golpe – Estoy enamorado de alguien mas y nunca podría ser, es imposible que sucediera algo entre nosotros, me odiaría si lo supiera, es alguien inalcanzable, además estoy comprometido no puedo fallarle
- Si ella te ama entenderá y querrá tu felicidad, yo así lo querría… - la tristeza de saberse no correspondido hizo mella en el y al final decidió no decir nada, además, el pobre hombre ya era una masa de confusiones como para agregarle otra mas – y esa persona talvez no sea tan inalcanzable y por lo demás, si te enamoraste de ella…
- El…
- El? – Robert bajo la cabeza muy azorado e incomodo
- El…
- Y por eso crees que te odiara? Robert, si te enamoraste de EL es por que debe ser un hombre lo suficientemente compresivo y si no lo es y es un idiota como para hacerte llorar…no merece tus lagrimas…
- No lo soporto más…ya no…

Robert tomo el rostro de su paño de lagrimas y unió sus miradas durante largo rato, el corazón de Hugh dejo de latir al sentirse tan escrutado por esos pozos oscuros, sintió como su secreto era rebelado…

- Hugh yo…lo siento…


Era un sueño…esos labios eran un sueño fue lo único que pudo pensar antes de profundizar el beso y enredar sus largos dedos de pianista con el castaño cabello. El cuerpo de Robert se apego mas al suyo y el no pudo negarse a ese contacto que llevaba anhelando hace demasiado.
Con esfuerzo se alejo lo suficiente para romper el delicioso beso pero no perder el contacto con el otro cuerpo, no quería ser el consuelo o plato de segunda mesa, ni aprovechar la debilidad del hombre para tenerlo y que después todo resultara peor.
Otra vez Robot busco los finos labios de Hugh pero este se aparto sin permitirle el contacto, se sonrojo fuertemente y su semblante de entristeció denuevo

- Lo siento…-fue todo lo que dijo el castaño tras bajar el rostro
- No quise darte una impresión errada
- Si tu no sientes igual…yo…yo lo entiendo pero debía decírtelo
- Llorabas por mi?

Nuevamente y aprovechando el desconcierto tomo sus labios por asalto recostándolo de a poco en el amplio sillón y quedando el recostado encima

- Solo quiero sentirte una vez…aunque sea una vez

Al no recibir nada más que azul intenso tomo un poco más de confianza para comenzar a quitar de sus ojales uno a uno los botones y repartir besos por el rostro y cuello sin afeitar, haciendo énfasis casi enfermizo en el cuello sintiendo los suaves suspiros junto a su oído.
Sin esfuerzo Hugh volteo las posiciones quedando arriba y colando sus manos bajo la camisa e iniciando un nuevo y adictivo beso donde las lenguas se enredaban una con la otra batallando por el control de la situación. Inconcientemente comenzando a frotarse contra el otro arrancando suaves gemidos y suspiros ante el deseado contacto con el otro cuerpo, Hugh deshizo el beso y de desplazo al cuello el cual comenzó a besar con tranquilidad raspando y haciendo cosquillas con su barba a medio crecer, sus manos estaban ocupadas acariciando lo que estuviera a su alcancé; una estaba ocupada acariciando los pezones ya bastante sensibles y la otra dedicada recorrer la cara interna de los muslos subiendo muy sugestivamente casi hasta llegar al bulto entre sus piernas pero pasándolo por alto y dedicada a las caricias ¿Robert?
El solo podía gemir y suspirar con algo de disgusto cada vez que esa mano se alejaba de ese lugar. La fantástica mano en sus pezones, fue reemplazada por la boca que lamía, mordía y succionaba en aquel lugar casi hasta hacer daño, mientras el otro mantenía una mano firme apretando un cojín y la otra el hombro desnudo de su compañero, abandonando los pezones continuo bajando trazando una línea imaginaria en mitad de su cuerpo hasta su ombligo en el cual jugueteo arrancando algunas risas del otro haciéndole reír a el también en un tono muy ronco denotando la excitación que corría por cada fibra de su cuerpo, se mordió los labios para juntar un poco de tranquilidad y hacer las cosas bien para no lastimar al otro. Ante la repentina falta de contacto con esa boca y esa agradable barbita a medio crecer se sentó mirando extrañado a Hugh.

- Pa - Pasa algo? – Temiendo que el otro se hubiera arrepentido


El rostro sonrojado y esos ojitos de cachorro asustado con que en esos momentos era mirado, más ese brillo de excitación aun presente solo sirvieron para reafirmar que lo que hacia en ese momento parecía lo mas correcto del mundo, aunque posiblemente no lo fuera. Sin mucho cuidado se lanzo literalmente sobre Robert iniciando un nuevo, brusco, necesitado y demandante beso, sin querer perder mas tiempo del que ya había perdido en preámbulos asió con firmeza la entrepierna del otro por sobre el pantalón masajeándola mientras recibía los gemidos que amenazaban con escapar de la boca del castaño dentro del beso, con agilidad abrió el pantalón y coló sus dedos de pianista dentro de ellos y pasando también la ropa interior llegando a lo que quería. Volvió a besar su pecho mientras su mano se mantenía en su virilidad haciendo a su antojo en ella.

- Hu…hugh…yo…aaah…si sigues así no voy a aguantar



Hugh solo le dio una sonrisa lobuna mientras retiraba la ropa que se mantenía en su lugar dejándolo totalmente desnudo y sonrojado frente al otro que se quedo mirándole fijamente. Robert bajo la mirada dejando de mirar los ojos azules un poco avergonzado con la mala suerte de dejarla caer justo en la muy despierta entrepierna del que estaba arrodillado entre sus piernas…entre sus piernas!! Se tapo el rostro con la vergüenza incrementada al mil escuchando nuevamente esa ronca risa, muy baja junto a su oído haciéndole estremecer y gemir suavecito

- Eres perfecto – susurro con ese acento que hacia que todo sonara aun mejor

Un nuevo beso mucho mas suave hizo que Robert se desinhibiera un poco, después de todo, ya estaba desnudo ¿que iba a hacer?
Sorpresivamente Hugh se vio de espaldas sobre el sillón con un cuerpo sobre el meciéndose cadenciosamente en sus caderas estimulando de una muy…muy buena manera.
Los vaqueros desaparecieron de su lugar y la ropa interior también quedando los dos en iguales condiciones y detenidos un momento sin saber que hacer, se besaron con tranquilidad, al sentarse Hugh logro hacer rozar su miembro contra el del otro que se encontraba caliente y húmedo haciéndole gemir, primer gemido realmente audible y Robert quería escuchar mas como ese. Tomo la mano de Hugh que lo miraba ahora con las pupilas muy dilatadas y los ojos oscurecidos por el deseo, lamió el dedo índice y luego lo llevo a su boca emulando una caricia en una parte mucho mas intima. Hugh no sabia que hacer, solo de estaba dejando guiar por el castaño el cual parecía saber que hacer no sabia por que, pero prefería no preguntárselo tampoco. Esa mano fue guiada hacia la parte trasera del más joven y Hugh comprendió que camino tomaría aquello y claramente no era algo que le molestaría hacer.
Introdujo el húmedo dedo en el estrecho agujero con lentitud para evitar lastimarlo y un extrañó quejido salio de los labios del hombre que no era de dolor ni placer, era…extraño. Robert se movió un poco para ensartar más aquel largo dedo, Hugh entendió la petición y tras moverlo un poco introdujo un segundo que fue recibido con bastante facilidad y más tarde un tercero.
Esos dedos de movían dentro de el, giraban, doblaban, separaba, tocaban hasta el fondo, mientras el se movía intento acoplarse a los toques y así como llegaron fueron quitados para ser reemplazado por algo mucho mas grande, duro, caliente y húmedo.

- AAAAAH!!! Dios…es…perfecto – decía entre gemidos Robert que mantenía los ojos cerrados sintiendo un delicioso dolor e intentando acomodarse a el.

Antes de que pudiera siquiera soltar el aire se vio de espaldas en el sillón, con una de sus piernas casi sobre el hombro del británico y sintiéndose vació ante el abandono casi total del otro de dentro de su cuerpo y casi gritando al sentirse embestido con vehemencia una y otra y otra vez.
De pronto no sabia de cual de los dos eran los gemidos, el rostro de Hugh mostraba un total abandono al placer que estaba recibiendo y brindando también, Llevo unos dedos a su boca y tras humedecerlos los llevo a su miembro que ya libraba algunas gotitas de liquido preorgásmico, sabiendo que el otro estaba muy absorto en lo que hacia y el tampoco quería que le restara fuerza a esa labor comenzó el mismo a masajear su miembro con una de las manos y con la otra su pechos, soltando gemidos mas altos y la respiración mas agitada y errática avisando el orgasmo que pronto se desataría en su cuerpo. Tras un par de toques mas arqueo su espalda en un ángulo casi imposible dejando ambos vientres sucios con el tan deseado éxtasis, la estreches en aquel perfecto lugar hizo que Hugh tuviera que forzar un poco las arremetidas hasta culminar el también dentro de aquella aterciopelada cavidad y dejándose caer sin mucho cuidado sobre el otro besando con cariño el cuello y mejillas.

- Gracias – susurro nuevamente con ese vergonzoso tono Robert
- No tienes por que…yo lo quería tanto como tu, creo que ambos nos hicimos un favor…pero quiero que me hagas otro – el rostro de Robert era un poema, entre turbación, vergüenza y expectación – no vuelvas a derramar una sola lagrima en mi nombre
- Que?...por que?
- Te amo y no quiero que llores por mi causa, la próxima vez que eso suceda será por que las cosas ya no pueden seguir y dejado de merecerte como corresponde…
- Siempre me merecerás por que te amo y tu también no?
- Claro que si, pero nadie que te ame bien te hace llorar, así que no lo hagas a menos que sea por algo realmente grave…te amo

Robert cerro los ojos sabiendo que no podía debatir la terquedad de su ahora amante pero también sabiendo bien que cada vez que el hombre se fuera por largas temporadas donde su familia no podría evitar llorar, al tener que fingir lo que no era, también lo haría era inevitable, pero al menos sabia que no seria por la directa culpa del hombre, sino por las circunstancias entonces…siempre lo merecería no?
3º No Te Amo Como Quieres...Pero Realmente Lo Hago por aki_oishii
Notas del autor:
Tras una iluminacion desidi actualizar estooo
no es que no lo temga hechos, lo tengo terminado hace siglos, pero soy muy vaga y perezoso para actualizar -.-
Siempre dedicado al guarro mas guarro de los guarros, por que los ecsribi para el cuando recien nos conociamos, hace como un año ya *o*.
Hugh/Robert
G
Resumen: Aunque las cosas cambien, el tiempo pase y los detalles se vayan, no apuestes por que el amor a muerto, el amor verdadero no muere y si llega a morir jamás fue verdadero.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


3._Solo Porque Alguien No Te Ame Como
Tu Quiere No Significa Que No Te Ame Con Todo Su Ser

Todo había empezado color de rosas, cariñoso, lleno de detalles, el sexo maravilloso pero de a poco aquel romanticismo del cual había hecho gala su amante había comenzado a decaer de forma alarmante.
Robert se inclino en su silla apoyando los codos en las rodillas y el rostro en las manos, observando al hombre frente a el que parecía muy concentrado en su libreto, frunciendo el ceño de vez en cuando y escribiendo algunas cosas en el a ratos. Estaba cansado, demasiado cansado de ese trato que distaba del de una pareja aun una pareja como al de ellos que era más que secreta y aun así no esperaba nunca el trato de amigos que le daba el otro con algunos besos y revolcones ocasionales.
Suspiro pasándose una mano por el rostro y desordenándose el cabello. Se quito los lentes con desgano para arrojarlos sobre la mesita de centro, a pesar de no haber recibido mas que una mirada de reojo del otro el animo era muy tenso sin ni una razón…siempre pensó que una decisión así la tomaría Hugh pero la vida cambia y las percepciones también.

- Hugh…
- Uhm? – pero este siquiera lo miraba y mucho menos le prestaba atención
- Necesito hablarte algo importante
- Te escucho
- Podrías siquiera mirarme?
- No escucho con los ojos Bobby

Robert se puso en pie y tras caminar de un lado a otro varias veces buscando como empezar, se arrodillo frente a él y tomo su barbilla haciéndole levantar la mirada de los papeles y fijar los azules ojos en el.

- Terminamos…- La expresión facial de Hugh vario de extrañeza a asombro y luego tristeza.
- Ahora tengo tu atención? – la mirada castaña era tan segura que si su voz no le traicionara con algunos quiebres habría tenido algo de miedo
- Completamente…Podrías explicarme que pasa…por que dijiste eso?
- Te amo…
- No me encaja en lo que acabo de Escu… - una mano alzada frente a el le indico que el otro quería hablar
- Te amo pero yo no puedo hacerlo por los dos, estoy cansado de hacerlo todo porque las cosas funcionen y no sentir que estas ahí…conmigo
- Pero lo estoy…
- A veces es bueno escucharlo, e dejado muchas cosas de lado y e hecho sacrificios que nunca pensé hacer por nadie pero ya no puedo mas, no puedo luchar contra aguas azules intensas que van en mi contra o dificultan demasiado el camino
- Robert no voy en tu contra ni nunca e querido hacer las cosas tan difíciles para ti o para mi, Te amo y lo que menos quiero es que sientas un vació o soledad – respondió este a la clara analogía a sus ojos
- Por que nunca lo dices?...ese no es el amor que yo conozco o acostumbro
- No se cuantas veces te has sentido “enamorado” pero creo que cuando el amor es sincero no es necesario pasar todo el día diciéndolo, el amor va mucho mas allá que eso…pero te entiendo mas de lo que crees, déjame hacer algo, no tomes esta decisión tan drástica.
- Hacer que? Creo que ya has hecho todo lo que puedes
- Solo buscas una excusa para terminar? Te pido una segunda oportunidad y te juro que nunca pediré una tercera por que no será necesario…solo entiende que mi error es por que no estoy acostumbrado, ya tenia una monotonía agradable en un matrimonio de 18 años ya, pero no quiero perderte
- Y yo no quiero sufrir mas, despertar a la mañana sin saber si hoy seré tu amante, tu amigo o pero…nada, solo un conocido – ahora su voz iba firme y segura pero sus ojitos estaban a punto de dejar caer lagrimas aun cuando se había propuesto no hacerlo – como estar seguro de ese amor si hace demasiado no lo escucho no siento como desearía?
- Solo puedo darte mi palabra, por que es verdadera, entiendo que necesites escucharlo y entiendo mi error al no decirlo cuando debo pero Te amo…Te amo…Te amo Robert, te amo demasiado y la perspectiva de seguir sin ti hace que todo se vea negro y tormentoso, nunca quise hacerte creer que no siento esto tan fuerte por ti, pero aunque no te lo diga o demuestre como quisieras no quiere decir que no lo sienta cada día mas fuerte que el anterior – cayó unos segundos esperando algún tipo de replica.
- … - pero esta no llego, solo una mirada vidriosa
- Si quiere 1000 flores el 14 de febrero las tendrás pero eso no dirá que te amo mas o menos, por que cada día te amo de una forma, talvez no como tu quisieras pero aún así con todo lo que soy y seré, pasando por sobre mis valores, principios y familia…no vuelvas a decir que no te amo, por que eso es imposible

Robert bajo el rostro avergonzado por su actitud que tras la explicación o fundamentos del hombre le parecía algo infantil, se sentó a su lado y apoyo la cabeza en su hombro buscando su mano para tomarla y apretar ligeramente. Hugh paso un brazo por su cintura atrayéndolo un poco mas hacia el haciendo que quedara apoyado en su pecho, beso sus cabellos sabiendo que había errados de una forma muy importante al suponer que Robert lo tenia claro, olvidando todos los miedos que su amor había confesado, pero si Robert no podía amar por los dos, el no podía cargar los miedos de ambos tampoco, era equivalente y justo.
Levanto la faz amada para dejar un beso delicado en los labios de el e intentar dar seguridad de un “para siempre”
Con el corazon en la mano por aki_oishii
Notas del autor:
Resumen: Pocas personas tiene el don de conocerte totalmente, de saber que pasa por tu cabeza, por que caminas abatido, saben cuando lloras aunque allas estado solo, ese es un verdadero amigo, alguien a quien le darias tu corazon sin pensarlo.

HughxRobert

G
4._Un Verdadero Amigo Es Quien
Te Toma De La Mano Y Te Toca El Corazón

Si bien su matrimonio ya no era el de antaño o más bien ya era un fracaso total por la continua e increíble distancia entre ellos y aunque fuera cruel decirlo, alguien más ya ocupaba su lugar en L.A, alguien que con una sonrisa le hacia sentir vivo o con un gracioso mohín en su infantil rostro le hacia reír…pero sobre todo y lo que mas valoraba era que además de su amante era y siempre seria su amigo…pasara lo que pasara. Pero no podía suplir a sus 3 hijos y aun teniéndolo como lo tenia, no podía evitar extrañar la rutina del matrimonio.

Muchos lo veían vagar por el lugar repasando sus líneas y notando en un deje de ausencia en sus azules ojos, presentes desde hace un buen tiempo, pero si le preguntaba quien fuera que le sucedía el contestaba educadamente que nada fuera de lo normal y le dejaran solo y nadie insistía, era obvio que el británico no hablaría de sus problemas, raramente lo hacía y todos lo sabían.

No quería agobiar a todos diciéndole que extrañaba a sus hijos, no dudaba que ya debían estar arto de escucharle decir eso, después de todo, no era el único que tenia que pasar largas temporadas lejos de los que quería y cada uno tenia sus propios problemas y demonios interiores con los que lidiar.

Respiro mas tranquilo una vez estuvo dentro de su vestuario y se pudo dejar caer en el mullido sofá que estaba en el centro del. Tomo un baso de agua intentando refrescarse un poco y quitarse la imagen de su familia de la cabeza para tratar de centrarse en las escenas que le tocaba grabar en un momento.

Alguien golpeo a la puerta y estuvo muy…pero muy tentado a ignorarlo y no abrir, pero sus modales le impidieron hacer aquello obligándole a ir a abrir. Para su suerte tras el umbral no había nadie desagradable, muy por el contrario estaba Robert.

- Hola Hugh
- Robert…adelante

Volvió a sentarse mientras le pedía que cerrara la puerta al entrar, necesitaba tranquilidad. Se dejo caer con pesadez en el mismo sofá y cerró los ojos
Estaba tan cansado…

- Cansado?
- No te imaginas cuanto
- Estamos muy atareados con esto de la cuarta temporada…las expectativas son muy altas
- Y no quiero siquiera pensar en una quinta
- Oh…yo si, ya me acostumbre a verlos todos los días…a verte todos los días
- Todo es muy complicado
- Extrañas mucho a tus hijos cierto?
- Como lo supiste...llevo un cartel o algo?

Robert negó con la cabeza y se encogió se hombros restándole importancia a la pregunta y regalándole una de ESAS sonrisas que hacían que sintiera que un gran peso se libraba de sus hombros.

- Por que no me lo comentaste? Sabes que no tengo reparo en escucharte pero es más agradable cuando lo dices por que te nace hacerlo y no por que te obligo a hacerlo.
- Todos tienen sus propios problemas y tu no eres la excepción, no tienes por que escuchar los míos…no es tu obligación
- No lo es, pero me gusta hacerlo y mas si sirve para ayudarte, siempre te lo he dicho, por sobre todo…soy tu amigo
- Gracias…
- Esta bien extrañarlos, malo seria si no lo hicieras, es tu familia y estas acostumbrado a ellos, pero velo por el lado bueno, cuando los veas serás más feliz por las ansias guardadas que tienes por verles además ten por seguro que ellos te extrañan de igual forma.

Hugh solo pudo sonreír ante las palabras de alivio que aquel tan especial hombre para el le brindaba.

Siempre se preguntaría como era posible que desde un principio siempre hubiera sabido leerle, descubrir que era lo que le pasaba. Era de aquellas personas que con una mirada a los ojos sabia que te pasaba y llegar a tu alma, que con una sonrisa alivianaba toda carga y te ayudaba a dar un respiro, a tener un alivio, dispuesto a ayudarte a llevar la carga que tuvieras sobre ti, por mas pesada que fuera

¿…Como no haberse enamorado de el…?
Notas finales:
Los milagros suceden n____n
he actualizado pas rapido de lo que creia posible y planeo seguir asi, esta semana no lo hice ma spronto por que estaba fuera de la ciudad...espero me dejen algun rev, es muy deprimente ver que el numero de lecturas aumenta y no los rev u____u
5º Nunca mío por aki_oishii
Notas del autor:
jajaja lol, me iba apasar la vida pensando que había subnido los 13 drabbles xDD soy lo peor, hoy urgando en mis archivos aquí, noté que realmente, solo llevaba 4 xDD
En fin, ahora si, el 5to y espero no retrasarme demasiado con el sexto.

Hugh x Robert
G
Ang
5._ La peor forma de extrañar a alguien, es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.


No!....NO!!
No lo podía entender, como podía estar pasándole eso a el, tenia 48 años y una familia!!
Su estomago no podía…no debía revolverse solo con el sonido de su voz, soltar estupidez risillas enamoradas con algunos de sus chistes, muchas veces malos chistes o querer morir cuando pronunciaba “Gabriella Salick” con tono tan…tan…tan enamorado…
Sin ir mas lejos en ese mismo momento hablan de nada en particular y el no podía dejar de sonreír.

- Eran un perro muy lindo la verdad
- Aha… - sonriendo como ido
- Te pasa algo Hugh?
- Ah? Qué…? No nada, lo siento es solo que estaba pensando en otra cosa
- Jajaja…entiendo, me a pasado antes en charlas aburridos
- Jajaja…no, no es eso, era un tema muy…recreativo, me gustan los perros
- No es necesario que fijas
- No lo hago, de verdad…de todas formas si lo fuera no fingiría tan mal, soy actor
- Es un muy buen punto…mmm…sabes?
- Que?
- Mi vida va viento en popa y me alegra tener un amigo como tu para compartirla – primera puñalada – JO es una mujer muy afortunada por tenerte, muchas mujeres matarían por su lugar – segunda puñalada – Y creo que me casare muy pronto, planeo proponérselo a Gabby esta semana – Tercera y fatal puñalada.

Siguió enumerando cosas de por que su vida era buena y luego cambio el tema, pero Hugh ya no escuchaba, su cerebro se había desconectado involuntariamente de todo lo que no fueran sus propios pensamientos. En ese momento la compañía de Robert le dolía demasiado, el estar sentado en la sala de su casa, hablando de todo y de nada, riendo de idioteces, tomando una copa de vino italiano…entre dos buenos amigos.
Le dolía estar sentado junto a el y saber que nunca lo podría tener como algo mas que un muy buen amigo con el que pasar el tiempo libre, por muchos factores, primero por el típico argumento muy cliché y mas bien de auto ayuda de que ambos eran hombres, pero sabia que de no ser por el segundo factor aquello no le importaría…el segundo factor era el “problema” su familia, sus hijos, su esposa por la cual sentía un especial amor que solo daban 18 años de matrimonio, aunque posiblemente solo fuera rutina y por que no podía ser infiel…no de nuevo, ya había cometido ese error y no había sido la mejor experiencia de su vida.
A fin de cuentas, con el dolor de su alma, la conciencia limpia y pudiendo escuchar el sonido de su corazón rompiéndose debía contentarse con observarle a la distancia teniendo a su lado y sabiéndolo a años luz de distancia, entendiendo que solo podía ser su amigo, ser un hombre sensato y olvidar aquello que no podría ser y esperar a otra vida en la que quizás…solo quizás podría tenerlo realmente a su lado como deseaba en ese momento en el cual lo tenia sentado junto a el pero sin poder tocarlo.
6º Sonrisas que ocultan mis penas por aki_oishii
Notas del autor:
Hugh x Robert
G

Ahora por fin, con mas constancia, el numero 6, espero les guste y dejen rev, no sean malosos :(
6._ Nunca Dejes De Sonreír, Incluso Cuando Estés Triste
Por Que Nunca Sabes Quien Se Pude Enamorar De Tu Sonrisa


- Que te hizo fijarte en mi?

- A que viene esa pregunta?

Robert se encontraba recostado en su cama, apoyado en el pecho de Hugh mirando un lejano punto de la nada y absorto en sus pensamientos mientras descansaban en compañía del otro luego de un demasiado largo y extenuante día de grabaciones, en el cual Robert no paraba de cuestionarse ese ¿Por qué? En particular, no es que no se considerara lo suficiente para llegar a gustar a un hombre ni tampoco es que se lo hubiera propuesto, no era algo – antes – algo de su preferencia, en lo absoluto. Antes de conocer a Hugh jamás se le habría pasado por la mente relacionarse de una forma tan…intima con alguien de su mismo sexo, pero es que francamente no tenia otra alternativa, Hugh era todo lo que todo lo que el había buscado durante mucho tiempo llegando a contentarse con su atractiva prometida, principalmente por ello…su atractivo, pero Laurie era otra cosa, además de endemoniadamente guapo, con sus característicos e inmensos ojos azules (a veces grises, otras casi verdes) facciones masculinas, altura, porte, elegancia aun cuando tenia que cojear casi todo el día…su todo…su humor satírico y burlesco en publico (muchas veces riéndose de el mismo) contrastando con lo meditabundo y abstraído que muchas veces lo hacia caer en una melancolía.
Era perfecto, alguna vez, antes de asumir las cosas como realmente eran, le había comentado a este mismo hombre, que si el fuera mujer, posiblemente seria su mujer perfecta y este solo había respondido con una risa cristalina.
Por todo eso y muchas otras cosas, ante su perfección británico no encontraba en la suya nada muy extravagante ni mucho menos, es mas, la consideraba casi insignificante junto a la del, pero realmente se lo atribuía al enamoramiento del que era “preso” hace un tiempo.

- Primero responde tu lo mismo…que te hizo fijarte en mi?

- Que no? – Hugh sonrió y negó con la cabeza divertido

- Creo que me atribuyes muchas cualidades Bobby

- Eres guapo, elegante, int…

- Claro que soy elegante…son británico, es un requisito

- Jajaja claro…eso también, tu modestia, humor muy especial y podría seguir así toda la noche

- Esas son cosas que uno descubre con el tiempo, algo tiene que haber llamado tu atención en un primer momento

- Uhm…no lo diré, es muy obvio y poco original – explico sonrojándose un poco

- Mis ojos? – Robert asintió – Esta bien, cada uno ve en la mirada de una persona cosas diferentes, algo habrás visto en la mía además de color azul.

- Soledad…

- Fue una mala época, lo importante es lo que vez ahora…que vez ahora?

- Perfección…que te hizo fijarte en mi?

- Tu sonrisa

- Mi sonrisa? Que tiene mi sonrisa?

- Es perfecta…siempre te esfuerzas por ofrecer una de ellas aun cuando estas de mal humor…o triste…como cuando te conocí

- Esa también fue una mala época para mi

- Robert…?

- Si?

- Gracias por todo, sacarme esa tristeza que ya era presente desde hace mucho tiempo, dejarme conocerte, enamorarte, secuestrarte…violarte – eso ultimo lo dijo entre risas – y sobre todo, gracias por sonreír aun cuando talvez no era una sonrisa 100% sincera, por que gracias a ella, llamaste mi atención mas rápido y nos ahorraste mucho mas tiempo de soledad

- Gracias a ti por fijarte en mis falsas sonrisas y enamorarte de ellas, al menos de algo sirvió fingir…para llegar a ser feliz.
7º Mi Mundo En Una Persona por aki_oishii
Notas del autor:
RPS: Hugh Laurie x Robert Sean Leonard
PG
Ningun tipo d advertencia mas que mucho drama xD
espero les guste y si todabia hay gente que lo lee por ahí, que deje coment, tiene como mil lecturas y solo 8 comentarios u.u
7._ Puedes Ser solamente una persona para el mundo, pero
Para una persona tú eres el mundo

Hay estaba el, Robert Sean Leonard, dentro de su auto mirando el muro frente a el de un barrio muy solitario con la mente en blanco y el rastro de las lagrimas aun en sus mejilla, las luces se mantenían intermitentes, del motor del auto salía humo y el para brisas estaba totalmente trizado, un ligero toque y caería, pero a el, no le importaba, no sabia que había pasado, en un segundo había pasado de estar entre los brazos de su amado británico a estar gritándose mutuamente…si, Hugh Laurie había perdido los estribos al igual que el y era increíble lo que la gente podía decir cuando estaba enojado y peor aun, era que sabia que su amante había sido totalmente sincero y le había dicho muchas verdades sobre lo que pensaba acerca de el y que simplemente no le había dicho por que era un hombre muy noble y no quería lastimarle, pero al final igual lo había hecho, lo que mas dolía es que lo había hecho con la intención de lastimar.

Le dolía la pierna, estaba algo aprisionada con la abollada parte delantera del auto que estaba muy maltrecha pero aun así podría salir del malogrado vehiculo, abrió la puerta y casi se arrastro hasta la pared contraria dándose cuenta recién de la magnitud de la colisión que había tenido contra el muro.

Como había terminado chocando de esa manera…? Simple descontrol por los nervios, el enojo, la tristeza, querer hacer sentir culpable a Hugh por lo que podría haberle pasado? Se lo merecía…

Que había pasado exactamente? aun no se lo explicaba

Recostó su magullado cuerpo contra el muro y cerro los ojos tratando de recordar paso a paso todo lo que había sucedido y entender por que realmente ahora estaba bajo el cielo nocturno de LA que amenazaba con comenzar a dejar caer una lluvia.


Esa Tarde habían terminado de grabar temprano, lo cual era realmente bueno para todos, el nivel de agotamiento en sus cuerpos ya había alcanzado limites alarmantes y pedían a gritos un respiro. Luego de ir a tomar algo con los demás ellos se marcharon “cada uno por su cuenta” para después irse los dos a un relajo mas…personal en la casa del mayor.

Todo comenzó como siempre, charlaron, se besaron, siguieron charlando, se besaron y abrazaron, bromearon, se besaron y besaron y besaron pasando de estar vestidos en el sofá a rápidamente estar desnudos en la habitación gimiendo como si no hubiera un mañana, ignorando donde empezaba uno y terminaba el otro, al final cayendo en un relajo post-coito muy deseado, o sea hasta ese momento todo estaba mas que bien
Pero luego de eso, las cosas tomaron un rumbo indeseado.

- Te dije que tenia que salir de la ciudad por el fin de semana?

- De pasada – respondió acariciando con despreocupación la espalda con los ojos cerrados totalmente relajado – supongo que es importante no?

- Mas que importante es una obligación – aclaro con tono de desgane y amodorrado

- Obligación?

- Si… - respondió escuetamente

- Algo que quieres decirme…como por ejemplo con quien saldrás de LA? No creo que lo hagas solo

- Gabby[1] – susurro…

- Perdón? No te oí – si lo había hecho pero quería reafirmar que no había sido una trampa de su subconsciente

- Gabriella…quiere ver no se que cosa, no se donde…

- Mmm

- Estas molesto?

- No…como se te ocurre – sarcasmo, el mejor de las artes – Estoy rebosante de felicidad

- No seas sarcástico, si estas molesto puedes decírmelo y hablarlo

- No quiero hablarlo, no hay nada que hablar, mi amante se ira a quizás donde con una muy linda chica, la cual por lo demás es su prometida…

- No pasara nada que yo no quiera que pase

- Muy alentador…

- Que insinúas?

- Que conociendo lo impaciente que puedes ser en cuanto te subas al auto comenzaras tus jueguitos, después de todo hace mucho no la vez y entiendo que a veces necesites a una chica – acoto totalmente calmado pero con frialdad mientras se incorporaba y buscaba su ropa alrededor del cuarto

- No digas idioteces – negó rotundamente con la cabeza – no te haría algo así, no necesito nada mas que tu para estar bien y lo sabes…te lo e demostrado de todas las formas posible

- Aha – asintió con la cabeza

- Si vas a insultarme te pediría que me miraras si…


Pero un bulto de ropa cayó sobre el haciéndole callar y ver como el británico salía del cuarto sin darse vuelta a mirarlo ni mucho menos. Se vistió con desgano sintiéndose algo sucio y pegajoso pero sabiendo que tenía cosas más importantes que atender; algunos minutos después salio siguiendo el camino que había tomado el otro hombre, viéndolo sentado con el ceño marcadamente fruncido muy concentrado en sus pensamientos.


- Vamos Hugh no es para tanto, además solo serán 3 días

- No…no es para tanto, solo tendré que pasarme 3 agradables días pensado que estas lejos, con Gabby, haciendo…cosas, mientras yo estoy aquí imaginando lo peor

- No confías en mi? Es eso?

- No, no confió en ti, no confió en ella…siquiera confió que esto sea algo con futuro y el “amor” verdadero

- O sea esto solo a sido una distracción? Tu amor eterno no a sido mas que una mentira para librar tenciones de trabajo con algo de sexo?

- No seas ridículo…

- Eso es lo que me estas dando a entender y de todas formas no tienes derecho a quejarte de que me vaya 3 malditos días con Gabby, yo nunca me e quejado de ser “el otro” ni de tener que pasar 1 o 2 meses sin ti por las vacaciones, sabiendo que no eres un santo cuando estas con Jo ni mucho menos te mantienes célibe

- Tu aceptaste eso, sabias a lo que te arriesgabas…yo, confió en mi amor por ti, no confió en el tuyo y no es por celos, sabes que no soy celoso…solo, no confío

- Tu sabias que yo estaba comprometido también…deberías confiar, nunca te e dado razones para no hacerlo, si alguien flirtea conmigo me hago el desentendí, si llegan regalos los comparto con todos, precisamente por eso, por que no me interesan esas cosas teniéndote a ti…

- Y a Gabriella…!!

- Estas empeñado en trasformar esto en una tragedia griega cierto? Estas aburrido y quieres discutir, frustrado y quieres descargarte…? Que te pasa…cual es tu problema? No es mi culpa y no podía decir que no, ella nunca me a dicho que no a algo…

- Sabes cual es mi problema…mi problema eres tu, lidiar contigo cuando no quiero ni verte doblar una esquina, mentir por ti cuando no siento la motivación de hacerlo, tener que escuchar a todos hablar de la magnifica pareja que haces con tu “perfecta” prometida…mi problema es todo esto y ya que me diste el pie para hacerlo, es mejor que te vayas con ESA y me dejes en paz, después de todo, tu y yo sabemos que cuando House se acabe todo quedara hasta hay, no iras a verme a mi casa a Londres ni yo a verte a tu linda casa ni seré padrino de tus hijos, no quiero…una vez que acabe House no quiero verte mas…al parecer, después de todo, si eras una distracción

- Yo… - los ojos estaban cristalinos y se mordía el labio haciendo un esfuerzo increíble por no llorar, pero esa absoluta frialdad en las facciones del otro no le ayudaban mucho en su esfuerzo y peor aun la sinceridad de sus ojos – Si eso es lo que quieres talvez ya no tengas que verme nunca mas…Adiós señor Laurie


Robert dio un paso hacia el, pero este retrocedió mirándole con una ceja alzada y evidente molestia; de pronto, todo lo que había dicho lo azoto como un huracán, había dicho cosas que no sabia que pensaba y otras que eran una absoluto mentira, amaba a su colega como no lo había hecho nunca pero era endemoniadamente posesivo, siquiera celoso, posesivo a rematar. Un extraño brillo en los castaños ojos le hizo ponerse alerta pero este se volteo antes de que le pudiera decir nada, tomo su brazo para detenerlo pero Robert no se volteo solo se detuvo.


- Algo mas que decir? Alguna otra opinión personal sobre mi, que siempre he sido un estorbo?...ahórratelo, ya escuche suficiente, no quiero mas, ya hiciste una herida lo bastante grande…mejor me voy, es claro que ya no quieres que vuelva a pisar este lugar nunca mas, lamento haberte molestado estos 3 años, no era mi intención.


Tras decir eso se soltó sin mucho trabajo del agarre y salio sin darse vuelta, caminando con la mirada alta hasta llegar a su auto donde se dejo caer en el asiento del conductor y tras apoyarse en el manubrio soltó todas las lagrimas contenidas mientras su otrora amante le soltaba sus crueles pensamientos
“Mi problema eres tu […] no quiero verte mas […]” simplemente no podía creer que Hugh le había dicho eso, de haber sabido que el hombre pensaba eso de el o si decirle sobre su salida con Gabby provocaría aquello habría pensado otra forma de plantearlo o simplemente cancelarlo.

No sabía que camino estaba tomando, pero si sabia que estaba teniendo una actitud muy temeraria en las luces rojas, contra algunos autos y otras tantas señales de transito pero tenia que hacer algo, viro en una calle, hizo un extraño zigzag y de pronto el “airbag” de su auto lo golpeo y el cinturón de seguridad dio un fuerte tiro que le lastimo un poco el hombro…se había estrellado a casi 100 Km./HR contra un puro y aun estaba vivo y además de una relativamente fuerte molestia en la pierna izquierda todo parecía doler lo normal.


Abrió los ojos al sentir la lluvia que caía fuerte sobre el justo para terminar la ilación de sus recuerdos más dolido que antes al recordar, se quedo sentado bajo la lluvia sin mucha importancia, servia para relajar su agarrotado cuerpo. Mas recuerdos vinieron a él de esa relación que era perfecta, pero como siempre el destino le había mostrado que la perfección era imposible. Su móvil comenzó a vibrar dentro del bolsillo de su pantalón y le sorprendió que el aparato estuviera casi intacto, miro la pantalla y leyó en el “Lisa” debatió entre responder o no y al final corto lo llamada, se estaba bien hay, solo y pudiendo pensar y revolcarse en su miseria recordando. La mujer insistió un par de veces mas y el obro de igual forma hasta que al final apago el aparato. pensó para el tratando de darse ánimos pero sabia que era real, real y doloroso, intento ponerse en pie pero su pierna dolorida lo traiciono y lo hizo volver a caer….mejor se quedaba hay, luego de unos minutos desistió, el frió le estaba calando los huesos, volvió a encender el teléfono y marco el primer numero que se le vino a la mente, del otro lado de la línea atendieron rápidamente.

- Robert…maldición! Donde estas?! Lisa a estado llamándote como loca – hay estaba su acento, desesperado y preocupado

- Estoy en – intento ubicar un cartel que le diera el nombre de la calle, pero no lo encontró – no se donde estoy…pero…se…se que te amo y que lamento mucho lo que paso y haberte cansado con mi forma de ser, si me pasa algo, debes saber eso, que ante todo te amo

- Que estas diciendo Robert…pasa algo?

- Cualquier cosa podría pasar

- Dime donde estas…

- Espera – nuevamente se puso de pie y cojeando un poco alcanzo una esquina que le dijera donde estaba – estoy en Alexander Hamilton con John Quincy Adams[2]

- Eso es lejísimos que haces allá?

- No se…solo llegue

- Te paso algo? Robert dime algo mas que no se, estoy preocupado

- Si no te molesta puedes venir a recogerme

- Y tu auto?

- Choque y esta destrozado

- Chocaste?!!!! – Robert alejo un poco el teléfono ante la replica de su reciente ex pareja – voy para allá no te muevas del lugar si...

- Aha

No tuvo que esperar mucho rato Hugh llego rápidamente y en cuanto lo vio casi se lanzo a abrazarlo, pero este retrocedió un poco, no quería mas problemas, antes de que pudiera moverse mas Hugh lo estrecho con fuerza contra su cuerpo y Robert no pudo decir que no, lo amaba aunque hubiera pasado aquel horrible suceso.
Hugh vio el auto miro al hombre que abrazaba y como madre preocupada comenzó a preguntarle donde le dolía, pero además del dolor la pierna y unos pequeños cortes en las manos y uno en el labio estaba prácticamente intacto, un milagro se atrevió a pensar.

- Debería golpearte por eso – señalando el lugar de la colisión – pero estoy demasiado preocupado y sintiéndome demasiado culpable para hacer eso

- Culpable? Solo dijiste lo que pensabas

- No hable yo, estaba enojado y la gente enojada dice estupideces, pero antes de que te fueras vi un brillo en tus ojos, me recordó a alguien que conozco que a hecho algunas estupideces estando triste y me preocupe, solo pensar en…eso, maldición Robert eres mi mundo, mi vida gira en torno a ti, desde hace mucho y ya no puedo imaginar mi vida diaria sin ti al lado, Eres mi Wilson, mi Pinky, mi Sancho panza, mi Julieta…lo que quieras…mi Bobby…

- Tu pareja?

- Mi pareja…se que será difícil y fui muy cruel, pero por favor hablemos lo que sucedió y luego olvida lo que te dije y te lo repito, junto con mis hijos eres mi mundo y el único mundo en el que quiero vivir…

Robert se abrazo mas fuerte al otro y apenas rozo sus labios en un gesto totalmente cariñoso, sabia que seria difícil olvidar aquello, pero, no mentiría el hace mucho que vivía por y para Hugh, este también era su mundo…un mundo feliz.

_________________________________________________________


[1] A pesar de habrla nombrado ya enun par de caps anteriores me parece, ahora hago la aclaración, Gabby o Gabrielle Selick es la novia de Robert, equitadora profecional (nada guapa en mi opinión de fan envidiosa)

[2] Calles inexistentes, solo son personajes de la guerra confederada xD
Notas finales:
Den un par de pasos mas abajo y dejen su comentario :) me harán muyy feliz =D
Tiempo perdido por aki_oishii
Notas del autor:
RPS Hugh Laurie x Robert Sean Leonard
G
Algo de angst

disfruten, aunque las 1271 personas que han leido no dejen coment y yo llore (chantaje emocional xD)
8._ No Pases El Tiempo Con
Quien No Esta Dispuesto A Pasarlo Contigo


Robert y Hugh caminaban uno junto al otro en completo silencio, el primero muy cabizbajo y metido en sus pensamientos, el segundo preguntándose que le pasaba al otro, había estado algo…ido, mas puntualmente desde que había recibido una llamada a eso de las 9:30 – 10ºº
Sabía que el castaño había esta planeando una salida en plan romántico con su novia y al escuchar eso algo se revolvió en su estomago, pero por su saludad mental prefirió ignorar, aun no estaba listo para asumir algo como eso.

El silencio que mantenía Robert se hizo insoportable le preocupaba verlo tan triste, en general podía ser gruñón o risueño, mas comúnmente gruñón – Rió por lo bajo al pensar eso – pero era muy poco usual verlo triste y mas aun tan triste como ahora.


- Robert pasa algo…?

- No, nada que no allá pasado antes

- No resulto los preparativos de la…cita? – otra vez esa desagradable calor en el estomago

- No, eso salio a pedir de boca, pero Gabby me dijo que no

- Que no?...ella debe estar loca, casi moviste cielo, mar y tierra para lograr que resultara – Robert bajo la vista y se encogió de hombros, mientras Hugh pasaba un brazo por sobre su hombro y desordenaba su suave cabello con cariño

- No se que le pasa, a veces siento que ya no le importo y no quiere pasar tiempo conmigo – inconcientemente Robert se acerco mas al calor y seguridad que el otro le brindaba.

- Talvez le molesta que estés lejos y es su forma de reprochártelo – Hugh si fue conciente de ese acercamiento y ese desagradable calor en su estomago se convirtieron en mariposas que revoloteaban con fuerza

- Pero por que? Eso es muy infantil…talvez ya no me ame

- No se si no te ame, pero talvez los sentimientos cambiaron – aquella mano en su hombro ahora acariciaba la espalda con delicadeza, por suerte el pasillo estaba completamente vacío.

- Los míos no…no mucho al menos…además tu estas mucho mas lejos de Jo y no veo que ella se comporte así contigo o que tus sentimientos hayan cambiado

- No lo creas… - Sentencio mirándolo muy fijamente haciendo que Robert se sonrojara un poco y alza una ceja interrogante – vamos a tomar algo hoy luego de grabar?


Pregunto para salir al paso de la mirada escrutadora del otro, este medito un poco y luego asintió con la primera sonrisa sincera del día, Robert se soltó del abrazo y tomo otro camino, dejando un extraño sentimiento de vació en el y expectación en el de ojos azules.

El día paso increíblemente rápido y para cuando los otros 2 se volvieron a encontrar fuera de horario de grabaciones, los ojos cafés de nuevo mostraban esa congoja de la mañana; Hugh cerro los ojos buscando como darle ánimos aun sin saber completamente que pasaba.


- Donde quieres ir Bobby?

- No se…cualquier lugar estará bien…

- Quieres ir a cenar, a un bar o no se, di algo, elige, hoy la noche es tuya

- Podemos ir a comer y luego a un bar?

- Claro…lo que quieras, no me gusta verte triste y si eso sirve, ok…mi moto o tu auto?

- Me dan miedo las motos, pero…que sea en ella

- Jajaja ok…

Hugh le entrego el casco que llevaba de reserva y subió esperando que el otro hiciera lo mismo, demoro unos segundos en hacerlo optando finalmente por sentarse tras el otro, Hugh tomo sus manos y las hizo cruzar por su cintura.

- Afírmate con fuerza – dijo mirando hacia al lado dejando sus rostros a centímetros solo separados por los cascos


En cuanto la moto se puso en marcha Robert se aseguro al otro cuerpo talvez con mucha convicciones quedando sus cuerpos sin nada de especio entre ellos y sin estar muy seguros por que ambos se sentían muy bien así.

Llegaron sin mayores contratiempos a un restaurante tranquilo y donde era común ver a “estrellas”. Tomaron asiento en un lugar apartado donde se podían asegurar de no ser victimas de miradas indiscretas, ordenaron comida liviana, nada muy elaborado y una botella de buen vino: Viejos vinos para beber, viejos leños para quemar, viejos libros para leer, viejos amigos para confiar.


- Por que estas triste ahora Bobby? No has cambiado ese semblante desde que salimos

- Espera que beba un poco mas y talvez te lo diré – Hugh rió y alzo su copa para brindar

- Por nosotros

- Nosotros? Que romántico quedo eso Hugh

- Solo un poco…si quieres brindamos de otra forma por lo mismo

- No, romántico queda bien – respondió con una linda sonrisa alzando también su copa y haciéndola chocar con la otra, con ese característico “tiiiin” de las copas de cristal – Por nosotros.


La cena fue bastante calma, charlaron de cosas desde lo inútil hasta lo metafísico pero cada vez que el británico tocaba el tema de su tristeza Robert cambia el tema raudamente. Luego de casi una hora la botella quedó vacía hasta la última gota, cortesía de Robert Sean Leonard, el cual intentaba pedir otra botella, siendo evitado por el otro.

- Mejor nos vamos…no querías que fuéramos a un bar?

- No me importa donde vayamos mientras sea contigo – susurro con un tono alcoholizado que le hizo un poco de gracias.

- Mejor nos marchamos antes de que empieces a decir o hacer cosas de las que te arrepientas – respondió Hugh llamando al mesero que los había atendido toda la velada para que le pasara la cuenta.


Tras pagar salieron, Robert trastabillo un poco, al ponerse en pie, pero rápidamente logro estabilidad para caminar si bien a ratos con un poco de zigzagueo con bastante dignidad y disimulando casi totalmente el estado de embriaguez.


- Te debo…la mitad de…de la cuenta – acoto Robert apoyado en la moto, con el cabello algo desordenado y el rostro rosadito por la borrachera

- No es necesario yo invitaba, la próxima tu lo harás…ahora – miro evaluando a Robert pensando si podría mantenerse arriba de la moto – arriba…podrás?

- Claro, claro


Hugh subió poniéndose el casco y luego palmoteo el asiento trasero para que Robert le siguiera en la acción, este así lo hizo, apoyo su cabeza en su hombro y sus brazos cruzaron por su cintura.

- Me gustas – susurro en su oído haciendo que Hugh quedara de piedra


Tras reponerse de la impresión, puso en marcha la moto, tomo rumbo a un bar que conocía y poder hablar sobre lo que el hombre había dicho.


- Ponte el casco – le dijo antes de echar a andar.


El lugar donde llegaron resulto ser muy agradable y el dueño conocía al actor así que no puso muchos reparos al brindarles el privado del exclusivo bar. Subieron unas escaleras tras la barra y accedieron a un cuarto no muy grande y confortable, donde había un par de sofás y un minibar.
Robert se dejo caer con la vista perdida en la pared del fondo mientras Hugh buscaba unas botellas del minibar ya mencionado.

- Creo que terminare con Gabby, romperé el compromiso – por fin hablaba sobre el tema

- Por…por lo que me dijiste al salir

- No, es solo que quiero gastar mas de mi tiempo en alguien que no lo quiere ni lo valorar

- Suena sensato, pero estas seguro? – cuestiono mientras le acercaba un vaso de lo que parecía ser whisky

- Si, seguro, al salir estaba triste por que me llamo diciéndome que no estaría disponible en un par de meses así que no hiciera planes de nosotros juntos por que seria imposible que los concretara, que tenia cosas mas importantes que hacer, además el alcohol libro un poco de tinieblas de mi mente y me dejo darme cuenta de que solo hay una persona que en este ultimo tiempo siempre a estado hay para mi…

- Si?

- Aha – Robert se puso de pie con algo de coquetería.


Se acerco a el y cruzo sus brazos por su cuello quedando a cm. de distancia, Hugh podía sentir el olor a licor en la respiración cercana a el, pero no le molestaba, el mismo ya tenia algo de olor a alcohol. Los labios del castaño buscaron los suyos y este no se negó, la mejor forma de aceptar algo es probándolo, sentir que te gusta y que no puedes dejarlo ir.
El beso se intensifico cuando el británico decidió tomar las riendas del contacto, una de las manos del mas joven se colaron por la camisa del otro y las de este corrieron el corto camino de la cintura al trasero, acercándolo mas a el y dejando que sus cuerpo se sintieran en cada fibra, se dirigieron al sofá y tras estar besándose sobre el decidieron poner un punto de tope al acto.


- Si ella no quiere tu tiempo, simplemente no lo vale y no lo merece

Robert cerró los ojos y asintió, sintiendo que después de todo, si tendrían con quien compartir esos momentos de soledad que a veces se les hacían insoportables.
Al final talvez no perdería el dinero que había invertido en su plan de escapar de la civilización y mejor aún, tendría con quien compartirlo.
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=25385