Rey de corazones por Melanie_Lupin_Black
Resumen: Joey es el joven principe fertil de su reino, un reino pasifico que vive en paz y feliz, asta que en su camino se crusa el rey Seto.

Yugi hermoso primo de Joey jamas siquiera imagino el destino que le esperaba junto a Yami jefe del ejercito de Seto.

Ryu un simple joyero nunca imagino que seria el pago a un ladron, como el temido Bakura.

Malik solo tenia que cuidar de su prisionero Marik, sus ordenes jamas fueron enamorarse de este aunque justo eso paso.

Categorías: Yu-Gi-Oh Personajes: Joey Wheeler, Maximillian Pegasus, Mokuba, Ryou Bakura, Seto Kaiba, Tristan Taylor, Yugi Motou
Géneros: Angustia, Drama, Romance, Suspense
Advertencias: AU=Universos Alternos, Mpreg=Embarazo Masculino, Violencia
Desafíos: Ninguno
Series: Ninguno
Capítulos: 6 Completo: No Palabras: 5530 Lecturas: 8308 Publicado: 15/03/07 Actualizado: 26/09/07
Capítulo 2: Despertares por Melanie_Lupin_Black
Capítulo 2: Despertares




Cuando Yugi despertó y recordó lo pasado, corrió hasta llegar al palacio y dar la voz de alarma. Pero ya habían pasado cerca de siete horas y no había rastro de Joey y sus captores.



Yugi se sentía terriblemente culpable y no se dejó atender por ningún médico hasta que su tío lo obligó.



- Lo siento tanto tío.



Se disculpó Yugi compungido, mirando con ojos culpables a su tío. El rey se acercó y lo besó en la frente.



- No fue tu culpa Yugi, debemos de agradecer que al menos tú estés con bien. Calma, que a tu primo lo encontraremos cuésteme lo que me cueste.



Aseguró el buen hombre y salió de la habitación para dejar a Yugi descansar. Yugi se recostó en la cama y comenzó a jugar distraídamente con el dije que tenía al cuello.



No fue hasta un rato después que, mientras pensaba, se dio cuenta de que jugaba con el colgante en su cuello.



- ¿Qué es esto?



Preguntó sentándose en la cama y quitándoselo, pues no recordaba haber llevado ningún adorno al cuello antes.



- ¿Qué es esto? - Dijo mirándola y analizándola con curiosidad - Esto no es mío. Será acaso de... Tengo que ir con Ryu.



Yugi saltó de su cama y se vestía a toda prisa. Al salir de su habitación se encontró con Malik y Duke, sus guardias personales.



- Vengan, tenemos que ir con Ryu.



- ¿El hijo del joyero?



Preguntó Malik.



- Sí, con el mismo.



Dijo Yugi.



****



Joey despertó confundido.



- ¿Dónde estoy?



Preguntó incorporándose. Miró a su alrededor con curiosidad. Era una elegante habitación, decorada con un gusto exquisito, grande y hermosa.



- Nani? Esta no es mi casa.



Dijo Joey confundido.



En eso la puerta se abrió y Joey vio a un muchachito vestido elegantemente con una túnica de color arena. Su cabello era rubio cenizo y sus ojos violetas.



- Hola ¿Quién eres? ¿Dónde estoy?



El muchacho lo miró como un cervatillo asustado.



- Soy Marik, el hijo de la nana del rey. Y está en Andalar. - Dijo el muchacho mirándolo con curiosidad.



- ¿Andalar? ¿Qué hago yo aquí? ¿Cómo llegué aquí? ¿Quién soy?



- Perdone, ¿usted no recuerda nada?



Preguntó Marik confundido. El rubio de ojos mieles negó confundido.



- No.



- Pero si no tiene ningún golpe. - Dijo Marik alarmado. - Iré por el médico y por el rey.



***



- ¿Qué le sucede a mi ángel?



Preguntó Seto al médico.



- Temo que tiene un bloqueo mental, mi señor.



- Pero ¿por qué? No se dio ningún golpe, que yo recuerde.



- A veces cuando recibimos una emoción fuerte, nuestra mente bloquea las cosas.



- ¿Cuánto tiempo estará así?



- Imposible saberlo. Puede que sean horas o días, o tal vez semanas.



Dijo el galeno de cabellos plata.



- Gracias, doctor Pegasus.



Maximillian Pegasus asintió.



- Iré a revisar al príncipe Mokuba.



Se despidió el galeno con una reverencia.



Seto entró a la habitación del rubio que lo observó con curiosidad y recelo. Marik estaba al lado del rubio cepillándole los cabellos.



Seto le hizo una seña a Marik y con una reverencia este salió de la habitación.



- ¿Quién eres?



Le preguntó el rubio.



- ¿Recuerdas tú quién eres?



- No. Pero creo que me llamo Joey. - Dijo el rubio frunciendo el entrecejo.



- ¿Por qué lo crees?



- Recuerdo a un niño muy hermoso y tierno de cabellos tricolor y ojos violeta que me llamaba así.



Sonrió Joey. Seto supuso que sería el serafín de Yami de quien hablaba el rubio.



- Bien, Joey, yo soy Seto, rey de Andalar y tú eres mi huésped.



- Su majestad ¿por qué no recuerdo nada?



- Según mi médico porque recibiste una fuerte sorpresa.



- ¿De dónde soy? ¿Tengo familia?



- Eres de Batilan y no, no tienes familia, yo soy tu única familia... soy tu prometido.



- Mi... mi prometido.



Repitió Joey confuso, mirándolo a los ojos, y Seto asintió inclinándose sobre él y atrapando sus labios.



Joey por la impresión abrió la boca, fue un beso apasionado pero a la vez tierno. A Joey le encantó pero a su cuerpo y a su mente no le era familiar esa sensación, supuso que sería por su amnesia temporal.



***



- ¿Estás seguro Ryu?



- Sí, duque Yugi. Apuesto a que esto es una pieza hecha por Shaid, es el mejor joyero de Andalar.



- Así que de Andalar es esa joya - Murmuró Yugi para sí.



- ¿Por qué la pregunta duque?



Yugi miró a sus guardianes personales.



- Digamos que tenemos que ir a Andalar.



- Pero...



- Y ni una palabra a mi tío, el rey.



- Y tú - Dijo señalando a Ruy - Tampoco dirás nada.



- Pero...



- Es más, para asegurarme de que no abras la boca vendrás conmigo.



Dijo Yugi con firmeza.



***



Yami estaba en su propio palacio, no tan grande como el palacio real, pero igual de majestuoso y elegante.



Quedaba a poco tiempo del palacio real donde estaba Seto y su ángel. Y Yami se preguntó si ya su serafín habría descubierto de quién era el medallón.



- Pronto, muy pronto serás mío, serafín.



Se prometió Yami con una sonrisa maliciosa.



- ¿Serafín? ¿De quién hablas?



Preguntó alguien a sus espaldas. Yami se volteó y miró con una ceja arqueada al hombre recostado en el marco de la puerta del balcón.



- Bakura.



Lo saludó.



- Yami. - Le devolvió el saludo el albino. - Tristan me dijo que querías hablar conmigo.



- Sí, así es Bakura.



Asintió Yami indicándole con una mano que lo siguiera adentro.



Continuará...



No se preocupen, Joey recuperará la memoria antes de la boda, pero la pregunta es ¿será muy tarde o será a tiempo?
Esta historia está almacenada en http://www.slasheaven.com/viewstory.php?sid=24289